bubok.es utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y a recordar sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Ver política de privacidad. OK
Buscar en Bubok

Foro para escritores de Bubok

Para participar en los foros de Bubok es imprescindible aceptar y seguir unas normas de conducta básicas. Puedes consultar estas normas aquí
X
1 2 3
R2-D2
Mensajes: 3.188
Fecha de ingreso: 26 de Diciembre de 2008

Comentarios previos oníricos y paradójicos (XVII edición bisemanala de narraciones Bubok)

14 de Septiembre de 2009 a las 22:14
Sorprendido estoy de que no haya aparecido el primero de los relatos.

Jdgreenfield ha dimitido o nos quiere engañar posteando el último día.
DanielTurambar
Mensajes: 5.100
Fecha de ingreso: 14 de Mayo de 2008
  • CITAR
  • 14 de Septiembre de 2009 a las 22:33
O le has dejado sin palabras con el tema.

Por cierto que llevo toda latarde con Dream a little dream of me en la cabeza.
bizarro
Mensajes: 5.103
Fecha de ingreso: 12 de Diciembre de 2008
  • CITAR
  • 14 de Septiembre de 2009 a las 22:42
¿Qué tal si me explicas el tema a mí, R2D2? Por ser yo, vamos...
R2-D2
Mensajes: 3.188
Fecha de ingreso: 26 de Diciembre de 2008
  • CITAR
  • 15 de Septiembre de 2009 a las 9:21

sueño.

(Del lat. somnus).

...

2. m. Acto de representarse en la fantasía de alguien, mientras duerme, sucesos o imágenes.

3. m. Estos mismos sucesos o imágenes que se representan.


paradojo, ja.

(Del lat. paradoxus, y este del gr. παράδοξος).

3. f. Aserción inverosímil o absurda, que se presenta con apariencias de verdadera.



Estas son las únicas acepciones admitidas del DRAE para este certamen.

Dad alas a vuestra imaginación.

Aquí, un texto de menos de 1400 palabras: 

Mi relato será fiel a la realidad o, en todo caso, a mi recuerdo personal de la realidad, lo cual es lo mismo. Los hechos ocurrieron hace muy poco, pero sé que el hábito literario es asimismo el hábito de intercalar rasgos circunstanciales y de acentuar los énfasis. Quiero narrar mi encuentro con Ulrica (no supe su apellido y tal vez no lo sabré nunca) en la ciudad de York. La crónica abarcará una noche y una mañana.

Nada me costaría referir que la vi por primera vez junto a las Cinco Hermanas de York, esos vitrales puros de toda imagen que respetaron los iconoclastas de Cromwell, pero el hecho es que nos conocimos en la salita del Northern Inn, que está del otro lado de las murallas. Eramos pocos y ella estaba de espaldas. Alguien le ofreció una copa y rehusó.

-Soy feminista -dijo-. No quiero remedar a los hombres. Me desagradan su tabaco y su alcohol.

La frase quería ser ingeniosa y adiviné que no era la primera vez que la pronunciaba. Supe después que no era característica de ella, pero lo que decimos no siempre se parece a nosotros.

Refirió que había llegado tarde al museo, pero que la dejaron entrar cuando supieron que era noruega.

Uno de los presentes comentó:

-No es la primera vez que los noruegos entran en York.

-Así es -dijo ella-. Inglaterra fue nuestra y la perdimos, si alguien puede tener algo o algo puede perderse.

Fue entonces cuando la miré. Una línea de William Blake habla de muchachas de suave plata o furioso oro, pero en Ulrica estaban el oro y la suavidad. Era ligera y alta, de rasgos afilados y de ojos grises. Menos que su rostro me impresióno su aire de tranquilo misterio. Sonreía fácilmente y la sonrisa parecía alejarla. Vestía de negro, lo cual es raro en tierras del Norte, que tratan de alegrar con colores lo apagado del ámbito. Hablaba un inglés nítido y preciso y acentuaba levemente las erres. No soy observador; esas cosas las descrubrí poco a poco.

Nos presentaron. Le dije que era profesor en la Universidad de los Andes en Bogotá. Aclaré que era colombiano.

Me preguntó de un modo pensativo:

-¿Qué es ser colombiano?

-No sé -le respondí-. Es un acto de fe.

-Como ser noruega -asintió.

Nada más puedo recordar de lo que se dijo esa noche. Al día siguiente bajé temprano al comedor. Por los cristales vi que había nevado; los páramos se perdían en la mañana. No había nadie más. Ulrica me invitó a su mesa. Me dijo que le gustaba salir a caminar sola.

Recordé una broma de Schopenhauer y contesté:

-A mí también. Podemos salir los dos.

Nos alejamos de la casa, sobre la nieve joven.

No había un alma en los campos. Le propusé que fuéramos a Thorgate, que queda río abajo, a unas millas. Sé que ya estaba enamorado de Ulrica; no hubiera deseado a mi lado ninguna otra persona.

Oí de pronto el lejano aullido de un lobo. No he oído nunca aullar a un lobo, pero sé que era un lobo. Ulrica no se inmutó.

Al rato dijo como si pensara en voz alta:

-Las pocas y pobres espadas que vi ayer en York Minster me han conmovido más que las grandes naves del museo de Oslo.

Nuestros caminos se cruzaban. Ulrica, esa tarde, proseguiría el viaje hacia Londres; yo, hacia Edimburgo.

-En Oxford Street -me dijo- repetiré los pasos de Quincey, que buscaba a su Anna perdida entre las muchedumbres de Londres.

-De Quincey -respondí- dejó de buscarla.

Yo, a lo largo del tiempo, sigo buscándola.

-Tal vez -dijo en voz baja- la has encontrado.

Comprendí que una cosa inesperada no me estaba prohibida y le besé la boca y los ojos.

Me apartó con suave firmeza y luego declaró:

-Seré tuya en la posada de Thorgate. Te pido mientras tanto, que no me toques. Es mejor que así sea.

Para un hombre célibe entrado en años, el ofrecido amor es un don que ya no se espera. El milagro tiene derecho a imponer condiciones. Pensé en mis mocedades de Popayán y en una muchacha de Tezas, clara y esbelta como Ulrica que me había negado su amor.

No incurrí en el error de preguntarle si me quería. Comprendí que no era el primero y que no sería el último. Esa aventura, acaso la postrera para mí, sería una de tantas para esa resplandeciente y resuelta discípula de Ibsen.

Tomados de la mano seguimos.

-Todo esto es como un sueño -dije- y yo nunca sueño.

-Como aquel rey -replicó Ulrica- que no soñó hasta que un hechicero lo hizo dormir en una pocilga.

Agregó después.

-Oye bien. Un pájaro está por cantar.

Al poco rato oímos el canto.

-En estas tierras -dije-, piensan que quien está por morir prevé el futuro.

-Y yo estoy por morir -dijo ella.

La miré atónito.

-Cortemos por el bosque -la urgí-. Arribaremos más pronto a Thorgate.

-El bosque es peligroso -replicó.

Seguimos pos lor páramos.

-Yo querría que este momento durara siempre -murmuré.

-Siempre es una palabra que no está permitida a los hombres -afirmó Ulrica y, para aminorar el énfasis, me pidió que le repitiera mi nombre, que no había oído bien.

-Javier Otálora- le dije.

Quiso repetirlo y no pudo. Yo fracasé, parejamente, con el nombre de Ulrikke.

-Te llamaré Sigurd- declaró con una sonrisa.

Si soy Sigurd -le repliqué- tu serás Brynhild.

Había demorado el paso.

-¿Conoces la saga?- le pregunté.

-Por supuesto -me dijo-. La trágica historia que los alemanes echaron a perder con sus tardíos Nibelungos.

No quise discutir y le respondí:

-Brynhild, caminas como si quisieras que entre los dos hubiera una espada en el lecho.

Estábamos de golpe ante la posada. No me sorprendió que se llamara, como la otra, el Northern Inn.

Desde lo alto de la escalinata, Ulrica me gritó:

-¿Oíste el lobo? Ya no quedan lobos en Inglaterra. Apresúrate.

Al subir al piso alto, noté que las paredes estaban empapeladas a la manera de William Morris, de un rojo muy profundo, con entrelazados frutos y pájaros. Ulrica entró primero. El aposento oscuro era bajo, con un techo a dos aguas. El esperado lecho se duplicaba en un vago cristal y la bruñida caoba me recordó el espejo de la Escritura. Ulrica ya se había desvestido. Me llamó por mi verdadero nombre, Javier. Sentí que la nieve arreciaba. Ya no quedaba muebles ni espejos. No había una espada entre los dos. Como la arena se iba al tiempo. Secular en la sombra fluyó el amor y poseí por primera y última vez la imagen de Ulrica.

 

tioantonio
tioantonio
Mensajes: 669
Fecha de ingreso: 20 de Julio de 2008
  • CITAR
  • 15 de Septiembre de 2009 a las 9:43
¿Te extraña que no aparezca? En el otro hilo, le reprochaste que no se tomara el concurso en serio. A mi me da igual, si me gusta lo puntuaré y si no, pués no. Este último le dí un puntito por su máquina del café ;)
R2-D2
Mensajes: 3.188
Fecha de ingreso: 26 de Diciembre de 2008
  • CITAR
  • 15 de Septiembre de 2009 a las 11:53

Más aclaraciones (dudas recibidas por la línea dos):

No he dicho "sueños paradójicos", ni "paradojas oníricas". Vale cualquier cosa que trastoque la realidad, que nos haga creer, COMO LECTORES, que se ha abierto un agujero debajo de nuestros pies, que el norte era el sur, que el trigo era agua, que el cielo era el mar, el pasado era el futuro, y mi padre mi propio hijo.

Malo es aclarar demasiado.

Y no me seais talibanes de mente estrecha. Vale TODO lo que honestamente uno escriba con esta inspiración: Sueños, Paradojas.

tioantonio
tioantonio
Mensajes: 669
Fecha de ingreso: 20 de Julio de 2008
  • CITAR
  • 15 de Septiembre de 2009 a las 11:59
Entonces ¿Podría servir un relato al estilo de Alicia en el país de las maravillas?
R2-D2
Mensajes: 3.188
Fecha de ingreso: 26 de Diciembre de 2008
  • CITAR
  • 15 de Septiembre de 2009 a las 15:52
Jajaja. Claro. Si mal no recuerdo, al final Alicia se despierta y se va a merendar, porque tenía mucha hambre.

Pero si puedes encontrar algo más sutil... Por ejemplo, que cuando vuelve para casa le sale al paso la Reina de Corazones.

(Creo que he destrozado la mitad de los relatos que se iban a presentar al concurso)
pelagio
Mensajes: 3.420
Fecha de ingreso: 5 de Mayo de 2009
  • CITAR
  • 15 de Septiembre de 2009 a las 19:22
Martes y todavía no hay ni un relato; je, je, je, todo el mundo agazapado, esperando el momento para saltar desde detrás de la mata.
R2-D2
Mensajes: 3.188
Fecha de ingreso: 26 de Diciembre de 2008
  • CITAR
  • 15 de Septiembre de 2009 a las 23:21
Ya hay uno. ¿Os habeis enterado?
tioantonio
tioantonio
Mensajes: 669
Fecha de ingreso: 20 de Julio de 2008
  • CITAR
  • 15 de Septiembre de 2009 a las 23:36
Ya lo ví ésta tarde. Curiosamente el título es el nombre de la abuela del hada de mi libro.
R2-D2
Mensajes: 3.188
Fecha de ingreso: 26 de Diciembre de 2008
  • CITAR
  • 16 de Septiembre de 2009 a las 7:48
Plagio, plagio. Espera a averiguar la autoria del relato, y le montas el pollo, como el fotógrafo ese a la Coixet (¡qué estupenda publicidad para los dos, la peli y el fotógrafo!)
tioantonio
tioantonio
Mensajes: 669
Fecha de ingreso: 20 de Julio de 2008
  • CITAR
  • 16 de Septiembre de 2009 a las 8:16
¿Plagio? Nada de eso. Es que ese nombrecito, antes extraño para mí, ahora me lo empiezo a encontrar con frecuencia....por cierto, nadie se ha descargado mi libro desde hace una semana.  
R2-D2
Mensajes: 3.188
Fecha de ingreso: 26 de Diciembre de 2008
  • CITAR
  • 16 de Septiembre de 2009 a las 22:21
Ya sé que los gaditanos teneis mucha gracia -hice la mili en San Roque-, pero ¿no has pensado que tu nick no es muy fotogénico para esto de la literatura?
tioantonio
tioantonio
Mensajes: 669
Fecha de ingreso: 20 de Julio de 2008
  • CITAR
  • 16 de Septiembre de 2009 a las 23:55
Anda mira, no había visto éste mensaje hasta ahora. No se si lo de fotogéncio te refieres a mi cara o al seudónimo. Da igual, no he venido a Bubok a buscar pareja ;)

Mi nick...estaba en duda si ponerme Star_Gordo como el protagonista de mi relato de ficción que estoy editando, o el de tio_antonio que es el que uso en otras webs y me llamo así.

Lo que me pregunto es porqué has escogido un nick y una foto de lo más común. 

bizarro
Mensajes: 5.103
Fecha de ingreso: 12 de Diciembre de 2008
  • CITAR
  • 16 de Septiembre de 2009 a las 23:57
hombre, paisano!
pelagio
Mensajes: 3.420
Fecha de ingreso: 5 de Mayo de 2009
  • CITAR
  • 17 de Septiembre de 2009 a las 0:03
cita de R2_D2 Ya sé que los gaditanos teneis mucha gracia -hice la mili en San Roque-, pero ¿no has pensado que tu nick no es muy fotogénico para esto de la literatura?
En el "Pavia" o en el Grupo SAM
pelagio
Mensajes: 3.420
Fecha de ingreso: 5 de Mayo de 2009
  • CITAR
  • 17 de Septiembre de 2009 a las 0:04
¡Viva Cai y su comarca!
R2-D2
Mensajes: 3.188
Fecha de ingreso: 26 de Diciembre de 2008
  • CITAR
  • 17 de Septiembre de 2009 a las 8:04
En el Pavía, con un coronel que era una caricatura de Franco: pequeñito, con una barriguita, y su bigotito.

Mi batallón qacuartelaba en San Roque, un pueblo precioso.

Luego supe que ahí había nacido Castilla del Pino, el gaditano que más me ha influido.
pelagio
Mensajes: 3.420
Fecha de ingreso: 5 de Mayo de 2009
  • CITAR
  • 17 de Septiembre de 2009 a las 8:46
cita de R2_D2 En el Pavía, con un coronel que era una caricatura de Franco: pequeñito, con una barriguita, y su bigotito.

Mi batallón qacuartelaba en San Roque, un pueblo precioso.

Luego supe que ahí había nacido Castilla del Pino, el gaditano que más me ha influido.
Tienes razón bonito pueblo y con una historia de novela. Nada más que ver su lema "San Roque, donde reside la de Gibraltar"
R2-D2
Mensajes: 3.188
Fecha de ingreso: 26 de Diciembre de 2008
  • CITAR
  • 17 de Septiembre de 2009 a las 10:49
Aviso para el autor de "Pereza".

Los fallos de posteo de bubok todos los hemos sufrido. Le pediría que editara el texto y arreglara el formato. O que me dejara hacerlo a mi, como MdeC y experto sufridor de estos fallos.

Espero aviso por la linea dos.
1 2 3

La simplicidad del primer millón

La simplicidad del primer millón
A lo largo de 46 capítulos, Aitor Zárate nos descubre lo alejado o cerca que estamos de conocer como funciona el mundo del dinero. Nos propone ganar nuestro "Primer Millón" y nos muestra tanto las claves para conseguirlo, como soluciones para no caer en las trampas que "El Sistema" pone en nuestro camino. La Simplicidad del Primer [...] Ver libro

Autor: aitorzarate

   

¿Quieres que te informemos de cómo publicar tu obra? Déjanos tu teléfono y te llamamos sin compromiso.

Introduce el nombre

Introduce el teléfono

Introduce el E-mail

Introduce un email válido

Escoge el estado del manuscrito

Gracias por contactar con Bubok, su mensaje ha sido enviado con éxito. Una persona de nuestro departamento de asesoría al cliente se pondrá en contacto contigo a la mayor brevedad.
Enviar
Interacciones medicamentosas de los relajantes musculares
Interacciones medicamentosas de los relajantes musculares
Los relajantes neuromusculares son un grupo de fármacos ampliamente utilizados por los anestesiólogos y médicos de [...] Ver libro
6 libros comprados
desde MURCIA