bubok.es utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y a recordar sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Ver política de privacidad. OK
Buscar en Bubok

Foro para escritores de Bubok

Para participar en los foros de Bubok es imprescindible aceptar y seguir unas normas de conducta básicas. Puedes consultar estas normas aquí
X
1 2
R2-D2
Mensajes: 3.188
Fecha de ingreso: 26 de Diciembre de 2008

Natascha_Kampusch

17 de Septiembre de 2009 a las 13:19

A teenager who was held captive for eight years in Austria has insisted her abductor was not a "sex beast".Natascha Kampusch, 18, was grabbed off the street and bundled into a van by Wolfgang Priklopil, 44, in 1998.

180

Natascha Kampusch

She told reporters: "Wolfi was no sex beast and neither was I. We had a tender relationship."

"But still I always knew that he had done something bad."

Natascha escaped from Priklopil's lair in Strasshof, near Vienna, Austria, shortly before he threw himself under a train.

The girl also revealed how her captor claimed her parents had refused to pay a £500,000 ransom for her release.

She said: "He told me that he was continuously calling my parents. He told me that neither were ever picking up, because I was obviously not so important to them."

He also had said the basement where she was held had been wired up to explode if she tried to escape.

Natascha was abducted while walking to school, moments after arguing with mother Brigitta Sirny over refusing to wear glasses.

Priklopil had been staring at her from a white van.

She said: "I knew I should have gone over to the other side of the street, but for some reason I didn't. I wasn't really concentrating because I had argued with my mum.

"The man climbed out and was suddenly beside me. He grabbed my arm and threw me into the van before shutting the doors and speeding off."

R2-D2
Mensajes: 3.188
Fecha de ingreso: 26 de Diciembre de 2008
  • CITAR
  • 17 de Septiembre de 2009 a las 13:25
A defiant 10-year-old Natascha Kampusch slammed the door on her mother on the day that she was kidnapped after a blistering row full of chilling omens.
Frau Kampusch spoke today of the day that she was kidnapped and presented it as the prelude to a kind of Greek tragedy. From the moment she woke up there were portents that something terrible was about to happen.
The strained relationship with her mother Brigitta Sirny has raised speculation about deeper family troubles that may have been exploited by Natascha’s kidnapper during her eight years of captivity in a windowless basement.
"It was a bad day," she said in a further instalment of her interview with the Austrian tabloid Krone Zeitung. "On the evening before I had a fight with my mother because my father brought me home too late and did not accompany me to the apartment door."

Her father Ludwig Koch had taken her to Hungary on a short holiday and had brought her back on March 1, 1998. Relations between her parents were so frayed that Herr Koch had no wish to meet Frau Sirny.
The family lived in a run-down council estate in the north of Vienna; the street gang hung out near their apartment. Frau Kampusch said her mother told her: "God knows what could have happened to you. Someone could have grabbed you." Then she hesitated before developing her thoughts with the interviewer. "And then the next day, while in her care, that really happened. My mother always used to say: ‘Never leave the house after an argument without saying goodbye’."
She said she had put on 10 kilos in the previous few months because of tension in the family and was furious with her mother. According to some reports her mother slapped her that morning when she overslept. In Natascha’s version today, she seemed to take at least some of the blame for the row.
"I thought, ‘I don’t agree with my mother right now’, and to spite her I slammed the door. Because nothing was going to happen to me anyway - that’s pretty heavy when you are kidnapped just half an hour later and you are cowering in the back of a van."
There was one more portent of disaster. A voice inside her told her to cross the road when she saw a man lurking next to a white van. She did not follow her intuition. It was her kidnapper Wolfgang Prikalopil.
She was not to see her parents again for eight and a half years. Although she has tried to reassure them of her continuing love, Frau Kampusch has chosen not to have a lengthy reunion with her divorced parents.
R2-D2
Mensajes: 3.188
Fecha de ingreso: 26 de Diciembre de 2008
  • CITAR
  • 17 de Septiembre de 2009 a las 13:32

Un diario austríaco reveló que la chica que estuvo 8 años secuestrada tuvo la posibilidad de huir por el jardín de la casa donde estuvo cautiva pero, atemorizada, no se animó a abandonar el lugar

La joven Natascha Kampusch reveló que en una oportunidad tuvo la posibilidad de escapar de la casa donde estuvo cautiva pero que no tuvo valentía para huir y regresó a la residencia de su captor.

En el periódico Kronen Zeitung, la joven secuestrada relató: “Una vez salí corriendo por la puerta del jardín”.

La chica declaró al periódico que “fue como en el caso de esa gente que no puede abandonar su casa, aunque la puerta esté abierta. A mí me entró vértigo, no pude ver nada más y volví de la forma tan desapercibida como fue posible para que él no se diera cuenta de nada".

En el reportaje, la joven sostuvo que mientras estuvo raptada pensó muchas veces en lo que ocurriría si a su captor hubiese sufrido un accidento o un ataque cardíaco que le hubiese impedido regresar a la casa.
“ No hubiese salido nunca más”, aseguró según consigna la agencia DPA.

La adolescente de 18 años fue secuestrada el 2 de marzo de 1998 por Wolfgang Priklopil en Strasshof, en los alrededores de Viena y escapó el 23 de agosto pasado.

Tras huir Natascha, su secuestrador se suicidó y fue enterrado el viernes pasado en un cementerio al sur de la capital austriaca


R2-D2
Mensajes: 3.188
Fecha de ingreso: 26 de Diciembre de 2008
  • CITAR
  • 18 de Septiembre de 2009 a las 7:47
 
Lo que oculta Natascha Natascha Kampusch, la joven austriaca que pasó ocho años secuestrada por un pervertido, no dijo toda la verdad sobre su encierro ni sobre el hombre que la raptó. Tres años después de su reaparición, una nueva investigación judicial quiere arrojar luz sobre el caso

LOLA GALÁN 13/09/2009

Natascha Kampusch vive recluida otra vez. Cumplidos los 21 años, la adolescente que conmocionó al mundo con su reaparición un día de agosto de 2006, tras un secuestro de ocho años, apenas sale a la calle. Su prisión actual no es un agujero sin luz natural, sino un cómodo piso del centro de Viena. Entre esas cuatro paredes vive sola, entregada a sus dos nuevas pasiones: los cactus y la fotografía. La chica de melena rubia y brillantes ojos azules que encandiló a las masas con su inteligencia y la fluidez de su estremecedor relato, la que llegó a tener programa propio en la televisión local, la que hace apenas un año buscaba vías de acceso a la familia real española para respaldar una naciente fundación caritativa, vive en un ostracismo voluntario.
 
El 'zulo' donde supuestamente permaneció recluida no estaba listo cuando la secuestró Priklopil

El nuevo fiscal del caso se propone examinar todas las evidencias, e interrogar de nuevo a la joven si es necesario

Natascha tuvo acceso a libros, periódicos y revistas, y hasta pasó unas vacaciones en la nieve con su raptor

Natascha ha comprado la casa donde estuvo encerrada y el coche de su secuestrador. "Es parte de mi vida", dice

No sale sola a la calle porque los transeúntes la reconocen y no siempre tienen cosas amables que decirle. Muchos le reprochan que se haya hecho rica con su drama, que hace tiempo dejó de conmoverles. "Vivo como un ermitaño, tengo ataques de ansiedad", declaró el mes pasado al diario alemán Süddeutsche Zeitung.

Sus intentos de pasar página, de llevar una vida privada, ahora que su estrellato televisivo queda atrás, chocan de frente contra una realidad: el caso Kampusch, cerrado policialmente en 2007, sigue en realidad abierto. La historia de su secuestro y de su audaz fuga, después de un calvario de ocho años, encerrada en el sótano de la casa de Wolfgang Priklopil, un pervertido de 44 años que se suicidó al comprobar que su víctima había huido, vuelve a cruzarse en su camino todos los días.

Como ocurre siempre en los casos hipermediáticos, la versión oficial de los hechos que ella misma ofreció a los pocos días de liberarse, no convenció a todo el mundo. Hasta el relato de su fuga, su carrera enloquecida hacia la casa de una vecina, aprovechando una distracción de Priklopil, encontró réplica. Presuntos testigos contaron haberla visto descender de un coche, a las afueras de Viena, antes de dirigirse a una comisaría.

Los periodistas se lanzaron a una investigación paralela y encontraron enseguida cabos sueltos y lapsus sorprendentes en el relato de Kampusch sobre su vida con "el monstruo". La revista alemana Stern averiguó que Natascha y su captor pasaron, incluso, unas vacaciones juntos en los Alpes, y una ex vecina de la madre, Anneliese Glaser, ha declarado a un semanario que Brigitta Sirny-Kampusch conocía a Priklopil antes del secuestro de la niña.

Las dudas sobre Natascha, el constante escrutinio de sus actos, procedían hasta ahora de los medios de comunicación, siempre hambrientos de escándalos, pero la situación está cambiando. Quien se dispone ahora a hurgar en cada detalle de su relato es un equipo de la oficina de investigación federal a las órdenes del fiscal de la ciudad de Graz, Thomas Muehlbacher, encargado por el Ministerio del Interior austriaco de la titánica tarea de resolver todas las dudas del caso.

"Lo primero que tenemos que hacer es repasar a fondo la evidencia acumulada sobre el caso y, a partir de ahí, interrogar a las personas necesarias. Veremos si Kampusch es una de ellas", explica evasivo Muehlbacher en un correo electrónico. El fiscal está dispuesto a hacer encajar cada pieza del rompecabezas en que se ha ido convirtiendo el caso Kampusch.

¿Qué ha ocurrido en estos tres años para que la angelical Natascha y su versión de los hechos hayan quedado en entredicho? "Natascha Kampusch no contó todo lo que sabe. Y la policía, quizás porque era una víctima, por temor a su estado mental, no la interrogó adecuadamente, ni le puso delante las contradicciones de su relato", explica en conversación telefónica desde su despacho, en la sede de la presidencia de la República austriaca, Ludwig Adamovich, ex presidente del Constitucional que dirige desde febrero del año pasado una comisión parlamentaria que ha reclamado la reapertura del caso.

Adamovich tiene una lista de preguntas sin respuesta que sería necesario plantearle a Natascha. "El zulo donde dijo vivir recluida no estaba listo cuando la secuestró Priklopil. Es ilógico que hubiera preparado meticulosamente el secuestro, como se dice, y no tuviera listo el escondite. Además, la tesis de que este hombre actuó solo es cada vez menos plausible". Por no hablar del misterio de las relaciones entre Natascha y su raptor. Se sabe que Priklopil le compraba libros -Natascha estaba al corriente del éxito de la saga de Harry Potter nada más salir de su cautiverio-, y ella tenía acceso a los diarios, a la radio y la televisión, y hasta hacían viajes juntos.

La propia Natascha, en su primer contacto con la prensa tras su fuga, en una carta leída por su psiquiatra, Max Friedrich, declaraba refiriéndose a Priklopil: "Fue parte de mi vida. Por eso, de alguna manera, me entristece su muerte. Es cierto que mi juventud es diferente de la de otros, pero, en principio, no tengo la sensación de haberme perdido nada". Y añadía, "su madre y yo pensamos en él". Nada extraordinario para los psiquiatras, porque Natascha era una víctima clara del síndrome de Estocolmo. Después de todo, su captor había sido durante ocho años cruciales la única figura humana de su vida. Pero quizás había algo más. Natascha, que no tuvo ninguna prisa en reunirse con sus padres tras ocho años de cautiverio, lloró amargamente al enterarse del final de Priklopil y quiso identificar su cadáver. Una actitud que hace creíble el testimonio de Ernst Holzapfelt, amigo y socio en los negocios de construcción de Priklopil, quien aseguró a la policía que éste fue a su casa con Natascha un mes antes de la fuga de la chica. "Me la presentó como una amiga, aunque no me dijo su nombre. Ella me saludó con naturalidad, parecía contenta".

¿Era Wolfgang Priklopil, técnico electrónico, ex empleado de la multinacional Siemens, uno de esos pervertidos que actúa solo, o mantenía contactos con las redes de pederastia de Viena, como ha insinuado el propio ex magistrado Adamovich? "Nosotros no tenemos certezas, ni conclusiones que ofrecer, sólo suposiciones, hipótesis. Lo único realmente importante a efectos judiciales es probar si ese hombre actuó solo o no", responde Adamovich.

La pregunta que plantea este ex magistrado podía haberse resuelto el 2 de marzo de 1998, cuando Natascha, que entonces tenía 10 años, fue secuestrada en la calle, cerca de su domicilio, en un suburbio de Viena. Una compañera de 12 años, que caminaba detrás de ella y vio lo que ocurría, declaró que dos hombres se llevaron a la pequeña en una furgoneta Mercedes blanca. La policía interrogó a los dueños de los 800.000 vehículos de este tipo matriculados en el país, entre ellos a Priklopil, pero no se molestó en entrar en la casa unifamiliar de Strasshof, a unos 25 kilómetros al norte de Viena, donde tenía a la niña. Cuando Natascha logró por fin fugarse, y quedó clara la culpabilidad de Priklopil, el ex responsable de la policía federal (BK), Herwig Haidinger, acusó a los políticos de haber presionado a los investigadores para cerrar a toda prisa el caso, aun a costa de enterrar pruebas concluyentes contra Priklopil. Y, quizás, contra su misterioso cómplice.

Tanto en el momento del secuestro como en el de la reaparición de Natascha, ocho años después, se desató una oleada de especulaciones que ligaban el caso con redes de pederastia en Viena. En octubre de 2006, la prensa habló de la supuesta existencia de vídeos y grabaciones sadomasoquistas realizadas por Priklopil con la niña como protagonista. La policía se incautó de varios ordenadores en casa de Ernst Holzapfelt, el ex socio de Priklopil, pero la pista no dio paso a ninguna revelación. Entre otras razones porque la cuestión del sadomasoquismo no fue considerada importante.

Tampoco pareció relevante averiguar lo que hizo Priklopil en las últimas horas de su vida. Las ocho horas que mediaron entre la fuga de Natascha y el momento en que se arrojó a un tren de cercanías, en una estación de Viena. Tuvo tiempo de expurgar sus archivos, y limpiar la casa de pruebas. Pero ¿qué pruebas exactamente? No parece posible averiguarlo, sobre todo porque, muerto Priklopil, sólo queda el testimonio de una Natascha que nunca ha sido explícita en las descripciones de su vida en la casita de Strasshof.

Lo que ha contado una y mil veces, no deja de parecer una reconstrucción, un relato pensado para satisfacer las expectativas de la audiencia. Natascha ha negado de forma tajante que hubiera nadie más implicado en el secuestro, y no oculta su fastidio por la nueva investigación abierta que, según el equipo de asesores que la acompaña, "pretende convertir a la víctima en sospechosa". Cada vez son más los que, como el magistrado Adamovich, creen que su versión omite demasiados detalles. Quizás por miedo a represalias de terceras personas como sostiene Johann Rzeszut, otro de los miembros de la comisión que preside Ludwig Adamovich. O por simple deseo de mantener sólo para ella los detalles más íntimos de su cautiverio.

¿Ha sido ésa la razón que le ha llevado a bloquear uno tras otro los accesos a su pasado? Hace unos meses compró la casita de Strasshof, donde vivió encerrada ocho años y los vecinos la han visto algún fin de semana arreglando el jardín. "Es parte de mi vida", ha dicho por toda explicación. También se ha quedado el coche de Priklopil, parte en cierto modo de su vida, porque en él hicieron viajes juntos, aunque no piensa utilizarlo. Una conducta enigmática que choca con la frialdad de Natascha hacía su familia.

Sus padres, Ludwig Koch y Brigitta Sirny-Kampusch, separados desde antes del secuestro, y en no muy buenos términos, apenas tienen sitio en su vida. La madre se vio obligada a recurrir a los tribunales el año pasado, cuando un ex juez la acusó de maltratar a su hija, e incluso de estar implicada en su secuestro. Brigitta, de 59 años, sólo reconoce que las relaciones con Natascha no eran fáciles, y que el día del secuestro la había abofeteado por una mala contestación. Brigitta ha escrito un libro sobre sus años sin Natascha y ha participado en un docudrama sobre el secuestro, realizado por la televisión austriaca. Madre e hija aparecen en él cocinando juntas, charlando y bromeando, pero no consiguen transmitir la menor veracidad.

De alguna manera, el caso de Josef Fritzl, destapado en abril del año pasado, que volvió a sacudir los cimientos de la sociedad austriaca, puede haber influido en la determinación de las autoridades del país por conocer ahora toda la verdad de Natascha Kampusch.

Si el caso de Fritzl, el monstruo de Amstetten, el hombre que mantuvo secuestrada a su hija durante 24 años, y tuvo siete hijos con ella, fue posible, no hay aberración humana que no pueda vivir en el subsuelo de esta sociedad. "Casos así ocurren en todas partes, no son una especialidad austriaca", puntualiza Adamovich. Y el fiscal de Graz advierte que considerará un éxito su trabajo no sólo si conduce a nuevos cargos contra posibles culpables, sino si echa por tierra "teorías extrañas".

R2-D2
Mensajes: 3.188
Fecha de ingreso: 26 de Diciembre de 2008
  • CITAR
  • 18 de Septiembre de 2009 a las 7:48

(lo de siempre)

bizarro
Mensajes: 5.103
Fecha de ingreso: 12 de Diciembre de 2008
  • CITAR
  • 18 de Septiembre de 2009 a las 22:50

Sinopsis para una historia.

Una chica ha sido esclavizada por su padre durante quince años hasta quedar completamente subyugada.

Con el tiempo va recibiendo más libertad, hasta llegar a ir a la compra, el cine, pero siempre volviendo a los grilletes y a su encierro. Nadie que comienza a conocerla puede sospechar que, realmente, no es dueña de su vida.

La joven ve algo en una de sus salidas que le hace desear la libertad. La desea con tanta fuerza que, cuando llega a su casa, se pone los grilletes, se toma el tarro de píldoras que ha comprado y espera la muerte durmiendo en su sótano.

R2-D2
Mensajes: 3.188
Fecha de ingreso: 26 de Diciembre de 2008
  • CITAR
  • 20 de Septiembre de 2009 a las 20:48
Otra sinopsis, ésta sin incesto.

Natascha es una adolescente en plena crisis "hormonal". Una mañana tiene una pelotera con su madre, y sale bufando de casa. En el camino, ve la misma furgoneta que el día anterior le hizo cambiar de acera, pero por el otro coté camina una compi de la gela (clase) a la que tiene tirria, así que no se apea de su camino. Está tan enfadada que se metería en la boca del lobo y lo sacaría a patadas.

La raptan. Su cabreo dentro de la furgoneta es monumental, de órdago. Su secuestrador trata de calmarla diciéndole que no le va a pasar nada, que van a pedir un rescate a su familia. En el tira y afloja con su secuestrador, ella parece tan enfadada con su familia como con el propio secuestrador. El secuestrador empieza a jugar la baza de que su familia la ha abandonado. Ella no le cree, pero finge creerlo, y despotrica contra su familia. Entre los dos se instaura un modus vivendi: él no puede liberarla, porque se descubriría su delito, y ella "acepta" a regañadientes la justificación de su secuestrador. Para compensarla por su pérdida de libertad, su secuestrador -el millonario Priklopil - le proporciona todos los caprichos, menos la libertad: videoconsolas, helados, comics, palomitas, dormir a pierna suelta y haraganear sin límites. Ninguna libertad, pero ninguno de los límites que los padres ponen a sus hijos adolescentes.

Salir a la calle, pasear, es la mayor aspiración de Natascha. Por lo demás, su vida junto a Priklopil es enteramente satisfactoria. Incluso, en las demandas "hormonales". Natascha desarrolla respecto a Priklopil la tiranía de una nínfula respecto a su secuestrador.. Y su secuestrador tiene mucho dinero.....

Cuando han pasado unos años y Natascha ya es lo bastante mayor para poder aparecer en público junto a Priklopil, empiezan a salir fuera de casa. Con las limitaciones de que ella no tiene una identidad, y de que él está paranoico perdido de su seguridad. Priklopil llega a adquirir documentación falsa para que ella pueda salir y viajar. ´Documentación que usa y destruye, etc...

La tensión entre ellos, sin embargo, está larvada. Por un lado, Natascha no tiene una identidad, ni medios de vida al margen de Priklopil. Está atada y encadenada a él. Por otro lado, él está "colgado" total y completamente de ella, de su muñeca, de su nínfula.

En la relación entre los dos, él especula y "se pone de su parte" calculando las consecuencias de lo que puede pasar. En un ejercicio de exhibicionismo, y al mismo tiempo de identificación de él con ella, él le va descubriendo los posibles escenarios de una huida suya.

Un día, Natascha decide dar el golpe. Huye, sabiendo que él se autodestruirá y que ella será la beneficiaria del escándalo y de las compensaciones económicas. Y así ocurre. Priklopil se suicida, ella consigue la libertad y una pequeña fortuna para vivir toda su vida haraganeando. Su sueño de adolescente, hecho realidad.
DanielTurambar
Mensajes: 5.100
Fecha de ingreso: 14 de Mayo de 2008
  • CITAR
  • 20 de Septiembre de 2009 a las 20:52
cita de bizarro

Sinopsis para una historia.

Una chica ha sido esclavizada por su padre durante quince años hasta quedar completamente subyugada.

Con el tiempo va recibiendo más libertad, hasta llegar a ir a la compra, el cine, pero siempre volviendo a los grilletes y a su encierro. Nadie que comienza a conocerla puede sospechar que, realmente, no es dueña de su vida.

La joven ve algo en una de sus salidas que le hace desear la libertad. La desea con tanta fuerza que, cuando llega a su casa, se pone los grilletes, se toma el tarro de píldoras que ha comprado y espera la muerte durmiendo en su sótano.

Hum, en cierto modo se parece a mi Dulcina de no sé qué certamen.
R2-D2
Mensajes: 3.188
Fecha de ingreso: 26 de Diciembre de 2008
  • CITAR
  • 21 de Septiembre de 2009 a las 8:49
Hombre, ahora resulta que cuatro meses después y gracias a la sinopsis de Bizarro, voy a saber de qué trataba aquel relato. ¿Incesto? ¿Suicidio? ¿Había tambien secuestro?
gloriapaniagua
Mensajes: 882
Fecha de ingreso: 16 de Abril de 2008
  • CITAR
  • 21 de Septiembre de 2009 a las 12:24
R2, sigo despistada con este taller de relatos. La sinopsis que has enviado está dentro del relato que tengo ya escrito, pero sólo es uno, no el primero de una serie de capítulos sobre la vida de esta chica. No sé si subirlo al post, ni cuándo, ni dónde, ni si debo poner mi nombre o no. En fin, acláranos más cosas.
R2-D2
Mensajes: 3.188
Fecha de ingreso: 26 de Diciembre de 2008
  • CITAR
  • 21 de Septiembre de 2009 a las 12:40
Es que yo no lo tengo claro, Gloria.
gloriapaniagua
Mensajes: 882
Fecha de ingreso: 16 de Abril de 2008
  • CITAR
  • 21 de Septiembre de 2009 a las 13:00

Entonces, ¿qué hacemos, R2?

¿Será concurso? Si es así, no debe haber nombres.

Si es taller y divertimento, sí deben figurar los nombres, creo. Yo me inclino por taller divertimento, ¿vosotros?

Deberían subirse a un único post titulado  Relatos sobre Natascha Kampusch, o algo similar, ¿no?

Veo que quedan aún muchos hilos sueltos...

R2-D2
Mensajes: 3.188
Fecha de ingreso: 26 de Diciembre de 2008
  • CITAR
  • 21 de Septiembre de 2009 a las 13:26
Ya está abierto.

Opto por publicar a cuerpo gentil los relatos en ese hilo.

Y por conservar éste para los comentarios.



gloriapaniagua
Mensajes: 882
Fecha de ingreso: 16 de Abril de 2008
  • CITAR
  • 21 de Septiembre de 2009 a las 13:51

OK,  R2. Pero, ¿con nombre o sin nombre? ¿Se pueden subir a partir de hoy?

Edito: Ya sé, con nombre, a cuerpo gentil, que no me había dado cuenta.

DanielTurambar
Mensajes: 5.100
Fecha de ingreso: 14 de Mayo de 2008
  • CITAR
  • 21 de Septiembre de 2009 a las 15:23
no nos pase ná....
Zarax
Mensajes: 2.188
Fecha de ingreso: 14 de Enero de 2009
  • CITAR
  • 21 de Septiembre de 2009 a las 15:44

je je je  ....
gloriapaniagua
Mensajes: 882
Fecha de ingreso: 16 de Abril de 2008
  • CITAR
  • 21 de Septiembre de 2009 a las 16:48
Ya he subido el relato. Ya podéis darle caña. A ver quién es el siguiente atrevido. Sed justos, considerados conmigo.
R2-D2
Mensajes: 3.188
Fecha de ingreso: 26 de Diciembre de 2008
  • CITAR
  • 21 de Septiembre de 2009 a las 21:01
Allá vamos:

1.- ¿El relato sería inteligible si lo sacáramos fuera de este concurso? Salvo que alguien tuviera una wikipedia implantada, y detectara ipso flauto todo lo que supone mencionar a "Wolfgang Priklopil", creo que el relato no se puede leer fuera del contexto del concurso.

2.- El formato elegido (resumen-confesión por parte de Natascha) es el único o de los pocos que permiten contar la historia desde el principio hasta el final. Pero....

3.- Explicar/mostrar. En realidad, lo que ha puesto Gloria en boca de Natascha es la sinopsis de la historia. Aderezada con un poco de "expresividad", de sal y pimienta, pero en realidad "explicando" y resumiendo los ocho años de peripecia Natascha-Prikopil (vale, se llama Wolfgang, sí. Así le llamaría Natascha en la intimidad). Que las palabras sean puestas en boca de Natascha no quita para que muchas de ellas sean "informativas" y resúmenes de lo acontecido. Por ejemplo: "organizamos mi escapada debido a su inminente muerte a causa de una grave enfermedad, que sólo él y yo conocíamos, y de mi mayoría de edad."

Creo que la historia de Natascha, adecuadamente mostrada y no "explicada", daría para los siguientes relatos: secuestro, primeros días, resumen/evolución de los ocho años, crisis y desenlace. Por lo menos. Quizás se pudiera meter dos o tres episodioas más.

4.- Y luego está la cuestión de si la interpretación que hace Gloria es "convincente". Dice García Márquez que una sinopsis se puede fabricar a varias manos, pero que sólo una puede plasmarla en "relato", texto o guión. Bien, Gloria apunta, como yo, a un cierto tipo de connivencia entre Natascha y "Wolfgang". De alguna manera la hubo. Es imposible convivir ocho años sin algún tipo de acuerdo. Pero... ¿cuándo y cómo empezó? ¿Sobre qué "bases"?

Propongo que tomemos el texto de Gloria como otra "sinopsis" alternativa a la mia y a la de Bizarro. Que discutamos las sinopsis. Que, al final, se escriba la historia de Natascha en los cuatro o cinco capítulos que creo "salen·.
Zarax
Mensajes: 2.188
Fecha de ingreso: 14 de Enero de 2009
  • CITAR
  • 21 de Septiembre de 2009 a las 21:52

Yo, como soy una atrevida, he dejado ya mi relato. No sé si sirve o no. Pero ahi está. Luego he venido aqui y leo.

Ya me direis algo al respecto. Sé que sereis benébolos, como casi siempre.

(prometo no reirme más)

DanielTurambar
Mensajes: 5.100
Fecha de ingreso: 14 de Mayo de 2008
  • CITAR
  • 21 de Septiembre de 2009 a las 22:01
No sé, lo siguo viendo muy grande, ya veré. De momento ando liado con un gato de peluche puñetero.
gloriapaniagua
Mensajes: 882
Fecha de ingreso: 16 de Abril de 2008
  • CITAR
  • 21 de Septiembre de 2009 a las 22:30

Efectivamente, R2, mi relato es una especie de sinopsis, el resumen de los ocho años de vida con W., aderezado de información sobre la vida familiar de Natascha y de sus sentimientos.

Mi relato/sinopsis está dividido en tres apartados, enlazados por el hilo conductor de las vivencias de su narradora y protagonista. De cada uno de los apartados se puede extraer y profundizar en nuevos detalles, en definitiva, desarrollarlos más ampliamente, lo cual daría para tres pequeños capítulos. Antes de subirlo he estado a punto de hacerlo así, de enviarlos por separado y con más información, con más trama. Al final me he decidido a dejarlo como estaba, teniendo en cuenta el despiste que todavía tenemos con respecto a este taller-divertimento.

1 2

La simplicidad del primer millón

La simplicidad del primer millón
A lo largo de 46 capítulos, Aitor Zárate nos descubre lo alejado o cerca que estamos de conocer como funciona el mundo del dinero. Nos propone ganar nuestro "Primer Millón" y nos muestra tanto las claves para conseguirlo, como soluciones para no caer en las trampas que "El Sistema" pone en nuestro camino. La Simplicidad del [...] Ver libro

Autor: aitorzarate

   

¿Quieres que te informemos de cómo publicar tu obra? Déjanos tu teléfono y te llamamos sin compromiso.

Introduce el nombre

Introduce el teléfono

Introduce el E-mail

Introduce un email válido

Escoge el estado del manuscrito

Gracias por contactar con Bubok, su mensaje ha sido enviado con éxito. Una persona de nuestro departamento de asesoría al cliente se pondrá en contacto contigo a la mayor brevedad.
Enviar
La Gran Farsa Maestra I
La Gran Farsa Maestra I
Sátira cómica que relata a través de los diferentes estadios de la vida de una persona, cómo van descubriéndose las diversas [...] Ver libro
1 libro comprado
desde GIRONA
¿Conoces nuestro
catálogo de libros
en letra grande?
Echar un vistazo