bubok.es utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y a recordar sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Ver política de privacidad. OK
Buscar en Bubok

Foro para escritores de Bubok

Para participar en los foros de Bubok es imprescindible aceptar y seguir unas normas de conducta básicas. Puedes consultar estas normas aquí
X
carlosmaza
Mensajes: 3.048
Fecha de ingreso: 16 de Noviembre de 2008

Jóvenes y desencantados

20 de Diciembre de 2008 a las 6:03

Aunque sea peligroso generalizar y quizá esté equivocado, observo cierta tendencia en Bubok a encontrar a gente joven, con ganas de publicar, que se cuestiona qué debe hacer, dónde dirigirse con alguna garantía, y luego algunos, entre los que me cuento, que hemos intentado muchas cosas y acudimos a Bubok con cierto desencanto porque nada terminó por salir.

Sería interesante conocer la trayectoria de los que lo intentaron y, si no os importa, aporto un grano de arena. Publiqué mis primeros libros profesionales sobre enseñanza de matemáticas a comienzos de los 90, cuando la eclosión de la Logse. Había demanda y las editoriales aceptaban casi cualquier cosa seria que les enviaras con destino a los profesores. Luego el boom decreció y además me dio por hacer trabajo interdisciplinar, de manera que tropecé con intereses corporativos de otros profesionales (psicólogos sobre todo), de manera que derivé en un campo minoritario (historia de las matemáticas) donde he publicado algún libro más. No es fácil pero tampoco imposible aunque dentro de servicios institucionales de publicación, las editoriales no quieren saber nada de temas tan poco comerciales.

Desde el punto de vista de la ficción empecé tarde a intentarlo (con 46 años, demasiado) pero de forma decidida: me dirigí a varias editoriales importantes (incluso a través de amistades remotas, a Anagrama), luego a otras más pequeñas (Lengua de Trapo, por ejemplo), participé en concursos gastándome un pastón en envíos. Nada de aquello funcionó. A estas alturas ya he desistido de enviar nada. He llegado a la conclusión de que escribo razonablemente bien pero mi literatura no es comercial (demasiado intimista), mi escritura tiene escaso talento y he llegado al punto de conformarme con la satisfacción de ver impresos los libros en un estante.

Actualmente persigo la publicación de una obra profesional tan poco comercial como las anteriores (sobre matemáticas de la antigüedad china, nada menos) e insisto en dar a conocer a través de webs mis obras de viajes. Aunque he tenido algún apoyo a este respecto he observado que la cultura es una herramienta política en los pueblos y ciudades que describo. Habitualmente la historia local es algo que se encarga a conocidos, amigos del equipo de gobierno, cronistas oficiales de la villa y cosas así. De nuevo, los intereses creados. A pesar de ello sigo insistiendo por esta vía y, sobre todo, por seguir sintiendo el placer personal de escribir, el único que finalmente nos sostiene cuando nos desencantamos de todo. Ese placer no nos lo puede quitar nadie, finalmente.

herman
Mensajes: 49
Fecha de ingreso: 23 de Noviembre de 2008
  • CITAR
  • 20 de Diciembre de 2008 a las 11:55
Hola Carlos, me parece interesantísimo los temas que tratas, en general y el nuevo libro sobre las matemáticas en China, también...quizás en pocos años, cuando los chinos asuman su papel de potencia, todos conoceremos mejor su remota e interesante historia.
Yo soy un joven escritor, y eso es fantástico porque tengo 35 años, eso de ser escritor, empieza en serio a partir de los 120. Así que para ser un buen escritor, según mi punto de vista, es saber que explicar y como mostrarlo para que sea del todo apetitoso.
Escribo en catalán y catellano, soy bilingue, lo que incrementa considerablemente el gasto de envios a concursos, pero a los pobres, es lo que nos queda, además sirve de aliciente, sirve para marcarte topes, fechas, pero sobretodo para conocer tus límites, aparte de los económicos. Estoy de acuerdo contigo, aunque eres también un joven escritor con un profundo conocimiento, pero no sólo de conocimiento, sinó también de curiosidad y de generosidad por querer compartir tus amociones, tus partes más privadas, con miles de desconocidos que no conocerán más que una parte de ti, la que tu muestras, y cada parte es única y maravillosa...con eso me quedo.
Bueno amigo, un placer ver gente como tú, tan amante de la cultura y el conocimiento, el verdadero tesoro de la humanidad. Te animo a seguir como bién haces, quizás algún día tu obra pase a un estado más comercial, como tu dices, aunque en realidad, desde el momento que hablaste por primera vez de ello, ya empieza a ser comercial, para todos, para sólo unos cuantos elijan, y como siempre, la mayoria, que no por ser más no tienen razón, mandan y dictan unas reglas, que cada vez, muestra más fisuras, fisuras como Bubok, donde tu, yo y cualquier persona que lo desee, de su libre opinión, sin que alguién, en un oscuro y apartado despacho, apruebe que libro ha de ser el escogido, para que hablen de él, ¡Ahora decidimos todos!
En fin, suerte, cuando pueda leeré algo tuyo, estoy estudiando mi primer año de carrera y de aquí a un mes, llega mi primer hijo...así que como ves, no tengo tiempo de casi nada.....
Bueno Carlos, un placer, te envió fuerza y espero que seas muy creativo este 2009. Feliz Navidad y abrazo cósmico!!!
carlosmaza
Mensajes: 3.048
Fecha de ingreso: 16 de Noviembre de 2008
  • CITAR
  • 20 de Diciembre de 2008 a las 12:51
Muchas gracias, Herman, por tus palabras, siempre anima que tengan buena consideración de ti. Sobre todo, enhorabuena por tantos líos en que te metes (carrera e hijo a la vez, ahí es nada), espero que todo salga muy bien y tengas un año estupendo. Básicamente no es sólo que haya querido contar algo de mi vida en cuanto escritor (aficionado pero escritor) sino porque animo a los demás a contar cómo ven este objetivo nuestro, esta afición que tenemos, cuál es la trayectoria personal, a qué conclusiones hemos llegado, qué sueños tenemos (además de encontrar a un inexistente cazatalentos). El que quiera, está invitado a contarnos. Todos aprenderemos de los demás.
Robertotumbas
Mensajes: 104
Fecha de ingreso: 8 de Diciembre de 2008
  • CITAR
  • 20 de Diciembre de 2008 a las 18:33

Hilo interesante, el que inicia el Sr. Mata. Para variar.

Yo, personalmente, prefiero no comentar los motivos por los que comencé con esto de emborronar folios, pero sí que os puedo decir que, aunque los tiraba, fué muy positivo para mí. (El escribirlos, me refiero. El tirarlos fué positivo para los demás).

Ahora, escribo de otra forma. Cuentos en los que, si bien en mi vida real procuro adaptar mis opiniones a los hechos que ocurren, cuando escribo adapto los hechos a mis opiniones y, si es necesario, los invento.

Por lo tanto, no me considero un "escritor". Mas bien, como diría el poeta, un cuentacuentos y ahora estoy triste y mal. Un contador de historias en la barra de un bar ante dos o tres cervezas que no se preocupa de la verisimilitud ni de la lógica, ni siquiera de volver a explicar algo que no ha quedado claro. Un narrador que busca entretener.

Robertotumbas
Mensajes: 104
Fecha de ingreso: 8 de Diciembre de 2008
  • CITAR
  • 20 de Diciembre de 2008 a las 18:35

¡Perdón, Sr. MAZA!. Sin querer, le he cambiado el apellido. Es lo que tiene el martillear un teclado nuevo.

TenienteTulip
TenienteTulip
Mensajes: 850
Fecha de ingreso: 26 de Septiembre de 2008
  • CITAR
  • 20 de Diciembre de 2008 a las 18:44

Vamos allá con mi historia!

Siempre me ha gustado escribir (al menos con esta parte, todos se sentirán identificados) y siempre lo he hecho. Sin embargo, pasé de pensar que lo hacía con corrección a pensar que podría hacerlo con acierto ya en la treintena. Hasta entonces estaba convencida de que podía redactar bien; a partir de ahí, creí que quizá estaba preparada para crear bien...

Escribí la novela en una larga baja médica, lo que hizo que se convirtiera en un bálsamo de Fierabrás. La terminé (o eso creí) y, como llegaba tarde al Premio Planeta (os lo juro), me decidí por mi editorial tótem: Anagrama. Después de 6 meses en los que desesperé, me llegó una carta estándar en donde lamentaban no "aceptar" mi obra; una carta con un tufillo insoportable a no haber pasado ni la primera ronda... Metí el libro en un cajón y allí durmió durante casi un año. La retomé (sabe dios por qué) y la leí de nuevo. Y ahí comenzó la locura de la corrección que me llevó más tiempo que la escritura. Decidí que no era capaz de estar esperando 6 meses hasta que una grande me dijese que no, así que envié mails a todas las editoriales pequeñas que encontré en Internet para preguntarles si admitían manuscritos. Poquísimas dijeron que sí. De esas, 2 me respondieron: una no lo podía publicar porque salía a mercado con tres obras y ya las habían seleccionado; la otra era una especie de co-edición. Eso sí: las dos alababan la obra y mantenían que el sitio de mi libro estaba en una editorial grande (supongo que por el tamaño, yo qué sé). Así que el día que recibí el tercer "no" editorial y después de unas lagrimillas y una ristra de tacos, hice lo que dije que nunca haría (no por los motivos de Javier Marías, claro está): subí el manuscrito a Internet (a Bubok y a Lulú). Y hasta hoy. Ahora, por primera vez, sé lo que piensa alguien que ha leído mi libro y al que no me une ningún tipo de vínculo. Ahora, por primera vez, alguien lee mi libro por voluntad propia y no porque se sienta en la obligación de hacerlo (aunque en mi caso ni siquiera he contado a la gente que conozco que mi libro está aquí). Y así, pasito a pasito, hasta hoy, sábado por la tarde.

Como sé que hablo como si no hubiera dios, lo de qué espero de mi futuro en las letras lo dejo para otro día... :)

Abrazos:

Teniente Ripley

P.S. Pedagógica esta idea, Carlos...

carlosmaza
Mensajes: 3.048
Fecha de ingreso: 16 de Noviembre de 2008
  • CITAR
  • 20 de Diciembre de 2008 a las 18:49
Tranquilo, Roberto, en uno de mis libros los editores se equivocaron y pusieron como autor a Carlos Mata. Justo por entonces (era el año 91 creo) triunfaba este actor de telenovelas con una llamada "Cristal". No veas el cachondeo que se armó entre mis compañeros cuando tuvieron el libro en las manos y vieron el nombre del autor. Yo decía: Ya quisiera ese Mata parecerse a mí... una forma de salir airoso como otra cualquiera. En fin, estoy pensando en utilizar como pseudónimo Daniel Craig en mi próximo libro pero creo que está cogido por no sé quién.
Robertotumbas
Mensajes: 104
Fecha de ingreso: 8 de Diciembre de 2008
  • CITAR
  • 20 de Diciembre de 2008 a las 18:52

Ja, ja... Ironías del Destino.

Recuerdo ese actor. También cantaba. Aún me parece ver a mi padre diciendo aquello de "Hay quien las mata callando, y éste las mata cantado".

Reitero mis disculpas.

 

DanielTurambar
Mensajes: 5.100
Fecha de ingreso: 14 de Mayo de 2008
  • CITAR
  • 20 de Diciembre de 2008 a las 19:30
Yo, de momento, creo que entro en el grupo de los jóvenes, a ocho días de la tereintena (lo llevo bien, lo llevo..., bien...).

Supongo que lo mío era algo que se veía venir. Una tía mía me contaba muchos cuentos de pequeño, a veces le hacía cambiar la historia con mis aportaciones. Para reyes siempre caía algún libro, así fura un cómic de mortadelo (literatura en estado puro, que nadie lo dude o me veré obligado a retarle en duelo). Añádase curiosidad, incoformismo, y muuuuucho tiempo libre, y tenemos un preadolescente listo para arruinar su vida a golpe de letra. Entré así en la fase oral, haciéndo de cuentacuentos improvisado la más de las veces, terrorífico (por el contenido, entiéndase) y con un sorprendente sentido de la tensión dramática que creó más de un trauma en algún que otro campamento de verano. La evolución humana siguió y el homo sapiens descubrió la escritura. A los dieciseis comencé la típica-novela-fantástica que todo buen friki ha escrito alguna vez. La terminé al poco de cumplir dieciocho. Un horror de historia, la verdad, pero ahí anda para ser releída en domingos suicídicos. Para entonces, ya en la universidad, el aire del casco medieval de Cáceres, los conciertos bajo las estrellas y la libertad de la semiindependencia estudiantil se confabularon para que comenzara con esto de los relatos. Alguno de ellos sobrevivió a sucesivos formateos de discos duros y quemas en hogeras equinociales. Uno de ellos quedó finalista en un certamen, y así descubrí que nunca más ganaría nada. El cuento en cuestión fue una degeneración de un cuento original que no se habría comido nada, a pesar de que por lo visto no está mal. Pero entonces solamente me leían amigos escogidos.

Después llegó el mundo laboral y una astemia que apenas destilo cuatro folios mal cosidos.

En otoño de 2006 me vine a Madrid, y mira tú por donde un par de musas se vinieron conmigo. Eran torpes, como siempre fueron, pero volvía a juntar letras en una ambiciosa novela que..., por ahí anda a medias. Pasados unos meses abrí un blog (ahora cerrado) demasiado ecléptico y caótico, que parió el relatario que ahora es ¿Y ahora qué, eh..? Donde voy haciendo públicas mis historias con cierta aceptación (un comentario vale oro en esto del bloguerío).

2008 ha sido una año lleno de letras (a falta de algo mejor, ains). Estuve en primavera en un taller dirigido por Reina Roffé, donde reafirmé parte de lo que la ciencia infusa me había revelado y aprehendí bastante de mis compañeros a golpe de crítica y algún que otro aplauso. Juntos sacamos la antología, aquí en bubok. Proseguí con el blog, sumando lectores desconocidos que me suben la autoestima cada semana. Y ahora estoy a la espera de que me manden el ISBN para sacar un recopilatorio de relatos (señores de bubok, me tenéis de los nervios).

No entro en el grupo de desencantados porque, la verdad, no espero que se fije en mí ninguna editorial, me basta con que alguien me comente, una vez cada trimestre o así, que una frase mía le llegó. Soy consciente de que no soy comercial, y este año me he dado el gusto de fracasar en cerca de veinte certámenes para confirmarlo (como dice una amiga mía mis relatos son muy Nani). Escribo para mí, es lo que hay, por eso como mucho llego a escritorzuelo. Además para pagar facturas ya me busqué un apaño que no va mal (está bien pagado esto de ser cazat..., cazarecompensas). Así que sigo leyendo, sigo aprendiendo (espero), y a ratos escribo algo. ¿Qué más se puede pedir?  (hum..., espera que saco la lista XD)

Y eso es to, eso es to, eso es todo amigos....
... bueno, no, ¿qué coño va a ser todo?, pero como parrafada va a ser suficiente, de momento...

Saludos y besos.
Nos leemos.

¿Y ahora qué, eh..?
DanielTurambar
Mensajes: 5.100
Fecha de ingreso: 14 de Mayo de 2008
  • CITAR
  • 20 de Diciembre de 2008 a las 19:31
Vaya, creo que me pasé, esta terapia es buena. Carlos... ¡túuuu eres buenooo tío!
carlosmaza
Mensajes: 3.048
Fecha de ingreso: 16 de Noviembre de 2008
  • CITAR
  • 21 de Diciembre de 2008 a las 0:36
Creo que no te has pasado, Daniel, y para el loquero estamos muchos, tú tranquilo. Ha sido interesante tu aventura hasta ahora, espero que el 2009 alumbre cosas aún mejores y sigas con tus relatos. Por cierto, conocí Cáceres hace casi dos años, escribí un librito sobre la ciudad que tengo en Bubok, pasé muy buenos ratos por la noche en la plaza central, viendo cómo la oscuridad se tragaba todo el casco histórico (una noche me interné por allí y daba miedo). Un saludo
Cger
Cger
Mensajes: 3
Fecha de ingreso: 20 de Diciembre de 2008
  • CITAR
  • 21 de Diciembre de 2008 a las 0:55
cita de carlos_maza

Aunque sea peligroso generalizar y quizá esté equivocado, observo cierta tendencia en Bubok a encontrar a gente joven, con ganas de publicar, que se cuestiona qué debe hacer, dónde dirigirse con alguna garantía, y luego algunos, entre los que me cuento, que hemos intentado muchas cosas y acudimos a Bubok con cierto desencanto porque nada terminó por salir.

Sería interesante conocer la trayectoria de los que lo intentaron y, si no os importa, aporto un grano de arena. Publiqué mis primeros libros profesionales sobre enseñanza de matemáticas a comienzos de los 90, cuando la eclosión de la Logse. Había demanda y las editoriales aceptaban casi cualquier cosa seria que les enviaras con destino a los profesores. Luego el boom decreció y además me dio por hacer trabajo interdisciplinar, de manera que tropecé con intereses corporativos de otros profesionales (psicólogos sobre todo), de manera que derivé en un campo minoritario (historia de las matemáticas) donde he publicado algún libro más. No es fácil pero tampoco imposible aunque dentro de servicios institucionales de publicación, las editoriales no quieren saber nada de temas tan poco comerciales.

Desde el punto de vista de la ficción empecé tarde a intentarlo (con 46 años, demasiado) pero de forma decidida: me dirigí a varias editoriales importantes (incluso a través de amistades remotas, a Anagrama), luego a otras más pequeñas (Lengua de Trapo, por ejemplo), participé en concursos gastándome un pastón en envíos. Nada de aquello funcionó. A estas alturas ya he desistido de enviar nada. He llegado a la conclusión de que escribo razonablemente bien pero mi literatura no es comercial (demasiado intimista), mi escritura tiene escaso talento y he llegado al punto de conformarme con la satisfacción de ver impresos los libros en un estante.

Actualmente persigo la publicación de una obra profesional tan poco comercial como las anteriores (sobre matemáticas de la antigüedad china, nada menos) e insisto en dar a conocer a través de webs mis obras de viajes. Aunque he tenido algún apoyo a este respecto he observado que la cultura es una herramienta política en los pueblos y ciudades que describo. Habitualmente la historia local es algo que se encarga a conocidos, amigos del equipo de gobierno, cronistas oficiales de la villa y cosas así. De nuevo, los intereses creados. A pesar de ello sigo insistiendo por esta vía y, sobre todo, por seguir sintiendo el placer personal de escribir, el único que finalmente nos sostiene cuando nos desencantamos de todo. Ese placer no nos lo puede quitar nadie, finalmente.

Toda una declaración de principios de lo más honesta y una peripecia para nada  desdeñable. Muy bueno.

En micaso sólo curioseo y además como es lo que te gusta, sacaré algo; he llegado para tantear el mundillo en general. Tengo algo gordo (Investigac. Fotográfica) y tanteo para hacerlo con serio talante. Creo habervisto tu nombre en portadas.

Ánimo, siempre es bueno proseguir con lo que amas, lo demás como en todo , pasa en una u otra dirección inevitables. Saludos.  

gloriapaniagua
Mensajes: 882
Fecha de ingreso: 16 de Abril de 2008
  • CITAR
  • 21 de Diciembre de 2008 a las 11:54

Yo, Carlos, que soy mayorcita,  empecé hace años enviando mi primera novela a un importante premio sólo con el fin de introducirme en este mundillo. Conforme iba escribiendo novelas y poesía, iba mandándolas a otras grandes editoriales. De todas ellas recibí buenos informes (¿?), la seguridad de que habían pasado al comité de lectura, alguna llamada telefónica y la recomendación, en poesía  también, de que me presentase a unos famosos premios nacionales. Lo hice en dos ocasiones, pero los premios me agotan, me crean diversas dudas, aunque los considero oportunos, interesantes en muchas ocasiones, como en Bubok. Tras los fallos del comité de lectura, me recomendaron llevar las novelas a editoriales más pequeñas. A las dos que me acerqué quisieron editarme bajo pago de varios eurillos. Desistí por varios motivos. Metí todo en un cajón a la espera de nada. Cuando apareció Bubok, no tuve dudas.

Y... aquí estoy contando mi experiencia. Lo que surja a partir de ahora será un gran regalo para mí, aunque me conformo con la libertad de hacer lo que quiero y donde quiero vendiendo algunos libros.

Suerte para todos en el 2009.

Gloria

Vixa
Mensajes: 1.348
Fecha de ingreso: 12 de Mayo de 2008
  • CITAR
  • 23 de Diciembre de 2008 a las 2:16
Personalmente creo que Bubok es la respuesta que estaban buscando los jovenes autores que no pueden publicar en grandes editoriales.

Pero yo no lo veo, al menos de momento, como una salida comercial, yo lo veo como una excelente herramienta de promoción.

Es decir, para que un libro sea rentable para el autor tiene que vender varios miles de ejemplares. Si las editoriales tradicionales descartan tu obra porque creen que no va a ser rentable. Bubok te ofrece la posibilidad de darla a conocer a los lectores a coste cero para el autor.

Es decir, si el autor no se toma Bubok como una tienda, sino como una herramienta promocional y pone a la venta sus libros a precio de coste, es decir, a 0 euros el PDF y lo que cueste la impresión el libro, obtiene un excelente escaparate para dar a conocer el libro.

Que importa perder, si el libro es bueno y tiene aceptación, los beneficios de los 100 o los 200 primeros ejemplares??

No es acaso mejor asumir estas perdidas a arriesgarse a tirar el dinero en una tirada corta que quizá terminé acumulando polvo en un rincón de tú casa??

Yo lo tengo claro, cuando termine mi primera novela, que está en proceso de revisión, lo primero que intentaré será llamar a la puerta de alguna editorial (bendita ilusión) y una vez hecho esto, si ninguna me la acepta voy a publicarla en Bubok bajo licencia "Creative Commons" sin obtener beneficio.

En el caso que el libro funcione y empiece a vender (bendita ilusión), entonces ya me replantearía que hacer, si pagar toda la burocracia a través de Bubok y empezar a cobrar beneficios o si volver a llamar a las puertas de alguna editorial.

Le he estado dando muchas vueltas al asunto, y tras mucho pensar, está ha sido la opción más sensata que se me ha ocurrido hacer con mi trabajo.
rarevalo
Mensajes: 269
Fecha de ingreso: 16 de Abril de 2008
  • CITAR
  • 23 de Diciembre de 2008 a las 18:50

¡Vaya! Que lectura más intensa para estas fechas (Que con la llegada de un nuevo año tendemos hacer balance)

Deciros que me he sentido identificado por momentos en algunos de vuestros párrafos.

Pues ahí va mi historia (Intentaré no ponerme emotivo)

Lo mío por escribir viene, como en muchos de vosotros, desde que era pequeño. No como algo que fuese muy evidente o que pareciera entusiasmarme en demasía, pero que ahí estaba. Solía esperar con muchas ganas a que algún profesor mandase algún trabajo de escribir una historia para derrochar la imaginación, y cuando esto sucedía, no solía escatimar en palabras. No obstante, cuando las leía y las miraba, algo me hacía sentir que estaba mal. Que si eran muy largas, que si no se ceñía al tema... y al final terminaba por hacer algo más light, algo más "lógico" de lo que se esperaba para el niño de entonces.

Tan sólo en una ocasión me atreví hacerlo. Recuerdo que fue para una clase de religión (Con esos profesores que no eran de religión y les tocaba impartir la asignatura porque alguien tenía que hacerlo) Redacté tres folios, hice un dibujito de portada (Horroroso, por cierto) y fui a la clase tan dispuesto a enseñarlo. Pero cuando vi que todos mis compañeros llevaban media página, me dije "Ya lo has hecho mal otra vez". Escondí el trabajo y preferí que me pusieran una nota negativa por no hacerlo a enseñarlo. Sin embargo, mi profesora me lo descubrió en la bandeja del pupitre, me lo hizo sacar y leerlo en voz alta... Y gustó.

Aun así, seguí con mi ritmo de dibujos animados, juegos de mesa y demás cosas de crío pequeño aunque me guardase para mis adentros ese momento, esperando otro día donde algún profesor mandase algún trabajo similar.

Esto no llegó, es más, con dieciséis años mi situación familiar cambió tanto que tuve que dejar de estudiar. Yo me sentía muy mal, no quería hacerlo, y me decía a mí mismo que no era justo lo que me estaba pasado. Era como si todo se hubiese puesto en mi contra. He ahí donde la afición de escribir volvió y con más fuerza; en la necesidad de inventarme nuevos mundos donde todo lo que sucediera estuviera a mi control.

Escribí cuatro/cinco historias, de las cuales la mayoría acabaron en el cubo de la basura tras una limpieza de mi madre. Las escribía con un bolígrafo y en un cuaderno de anillas de papel cuadriculado (Lo que hacía que sólo yo pudiera entenderlas. Estaban cifradas con mi mala caligrafía) hasta que me regalaron una máquina de escribir (Entonces iba por el buen camino, según Javier Marías). Fue entonces cuando sentí que quería hacer y elaboré un plan para conseguirlo:

Volví a los estudios (A distancia, eso sí, que mis horas de curro no podían faltar), me independicé con mis dieciocho añitos y durante ese tiempo me dediqué exclusivamente a hacer carrera de mí, dejando de lado mis historias y mis fantasías. Aprobé el bachillerato, saqué una buena nota en la selectividad y me fui a Madrid a estudiar periodismo. No obstante, a pesar de lo fácil que era la carrera, pronto de desmoralicé...

Yo estudiaba y me iba a currar: no tenía tiempo para hacer los seminarios de mis compañeros, no podía irme al extranjero porque necesitaba dinero para vivir, no sabía inglés, no podría hacer esos masters... en definitiva, vi que mis posibilidades de trabajar en lo que estudiaba eran mínimas, casi nulas, puesto que mi tiempo a la formación era tan escaso que siempre habría alguien más preparado que yo.

Así cambié los planes y reestructuré. Yo lo que quería era escribir mis historias. No necesitaba ser periodista para hacerlo... y volví al punto de partida que abandoné cuando inicié mis estudios de bachiller. Pero esta vez, dejé que todos leyeran lo que escribía, para sorpresa de muchos que desconocían esa afición, y empecé con lo que muchos habéis dicho: Me presenté a varios certámenes... sin éxito... llevé mis manuscritos a editoriales... donde o no recibía respuesta o una carta tipo explicándome que "no doy el perfil que estaban buscando"... sólo una se interesó por mis novelas, siempre que desembolsase 4.000 euros... Hasta que me hablaron de lulú... me metí, me informé... y mirando por Internet me topé con Bubok... y no me preguntéis por qué, pero me gustó más... Tal vez por el color verde, que me da esperanzas.

Siento haberme extendido.

Idelosan
Mensajes: 1.315
Fecha de ingreso: 6 de Noviembre de 2008
  • CITAR
  • 24 de Diciembre de 2008 a las 0:31
Interesante topic, sí.

En cuanto a mí, debo ser uno de los más "yogurines" de por aquí... estoy a 3 meses de cumplir los 20 años.

A mi de pequeño me pasó un poco como lo que dice Rarevalo: cada vez que en el cole pedían redacción libre, me entusiasmaba, me emocionaba, escribía un montón de páginas, y en un par de ocasiones mis profesoras incluso hablaron con mis padres acerca de la imaginación y creatividad que derrochaban mis escritos. Todos los años me presentaba al concurso de escritura del colegio (en primaria), y lo gané tres años seguidos. Aún así, sólo había algo que superaba a mi afición por la escritura en mi infancia: el gusto por dibujar.

Curiosamente, ese gusto y talento que tenía para dibujar desde pequeñito, se me fue disipando al entrar a la adolescencia... (sí, yo con doce años dibujaba bien y ahora no), y empecé a interesarme mucho por la escritura.

No fue hasta los quince años que me sumergí en un proyecto literario propio, voluntario, ambicioso: desde siempre he sido un soñador, un fantasioso, y me encanta sumergirme en videojuegos RPG que cuenten grandes y emocionantes historias.Motivado por mis aficiones del momento, emprendí un buen día una tarea que me iba a mantener ocupado dos años de mi vida: escribir mi primera novela, Mystic Crystal (la cuál tengo publicada en bubok).

La verdad es que acabé contentísimo con mi trabajo, especialmente con el final, pero debido a mi evidente inmadurez en temas legales, editoriales, etc. y el hecho de que ya recibí muy buenas críticas entre amigos, gente conocida por internet y demás, no me planteé nada más, pero dejé ahi el libro en "stand-by", para cualquier día retormarlo y hacer algo con él.

Ese día llegó cuando conocí bubok: fue el aliciente que necesitaba para hacer la enésima y más completa revisión de mi libro, y por primera vez tanto ortográfica como sintáctica, formal y de contenidos. Mystic Crystal pasó a ser prácticamente un libro nuevo, y cuando ya creí que era digno para su publicación lo hice pasar por registro de propiedad intelectual y puse a la venta en esta página, hace ahora casi un mes.

Realmente, en cuanto a lo de llamar a la puerta de las editoriales, de momento no me lo voy a plantear con Mystic Crystal... ¿por qué? Porque, mientras considero firmemente que su argumento está espléndidamente conseguido y es muy bueno y original, no deja de ser una obra que escribí con 15-16 años, y por muchas correcciones que haya hecho, el estilo y narración base sigue siendo demasiado poco profunda como para convencerme de intentar algo realmente grande con él.

En cambio, en mi segundo libro, Ecos de Odio (en la elaboración del cual estoy sumergido aún), se nota claramente la positiva evolución por la que ha pasado mi escritura desde que escribí mi primera novela, y tengo bastante ambición y esperanzas puestas en él: cuando lo acabe (ayer mismo acabé la primera parte de tres), sin duda tantearé un poco las editoriales de España. De momento, lo voy publicando poco a poco en el blog dedicado especialmente a él, y en breves pondré a disposición de todo el mundo la primera parte, en descarga gratuita.

Mi primer libro, Mystic Crystal: La Leyenda (web oficial)->
Vixa
Mensajes: 1.348
Fecha de ingreso: 12 de Mayo de 2008
  • CITAR
  • 24 de Diciembre de 2008 a las 3:24
A mi la pasión por la escritura me ha llegado de golpe. Siempre me había defendido decentemente en el instituto en esto de juntar letras, pero siempre había sido, o al menos me había considerado, un tipo de ciencias. Las redacciones las realizaba por obligación, y pese a que en determinadas ocasiones disfrutaba escribiendo la enorme mayoría de las veces lo hacía por mero trámite.

Fue precisamente hace unos meses cuando me dio por escribir, a mis veintidós años, cursando una ingeniería, me dí cuenta que mis escasas maneras escribiendo se estaban oxidando, de modo que empecé a escribir relatos breves, fragmentos y alguna poesia de rima libre.

Poco a poco me fui aficionando y a partir de uno de los relatos que escribí empecé a cimentar un relato un poco más largo que ha terminado convirtiéndose en mi primera novela. Hoy mismo la he terminado. Revisión incluída. Posiblemente ahora la vuelva a imprimir y le de una última lectura. Aún no sé que voy a hacer con ella. Porque para empezar es una novela bastante personal. Lo más seguro es que tanteé algunas editoriales, y si a ninguna le interesa me haga hacer una copia para mí y luego termine cogiendo polvo en algún cajón.

Bueno, todo eso ya se verá. De momento la he terminado y el resultado me ha parecido bastante satisfactorio, independientemente de lo que termine sucediendo con ella.
jugl4r
jugl4r
Mensajes: 33
Fecha de ingreso: 22 de Abril de 2008
  • CITAR
  • 31 de Diciembre de 2008 a las 20:45

Bueno, dicen que hay que ser joven de espíritu.

Así que se puede ser joven y estar desencantado, y se puede ser maduro y también estar desencantando.

Me he pasado escribiendo más de la mitad de mi vida, pero siempre como algo personal y sin intención de publicarlo. Y pese a que vas cambiando tu forma de escribir durante todo ese tiempo, eso no quiere decir que seas bueno.

En estas últimas semanas tras la publicación del libro (mejorable lo mire por donde lo mire, pero paso de reescribirlo), su aceptación entre la gente que me conoce ha sido buena. Muy buena. Como reto personal estoy contento y ha hecho que esté durante bastante tiempo como el más vendido en el mes de Diciembre en Bubok.

No nos engañemos, estar en los primeros puestos no sirve de nada. Todos y cada uno de los 80 libros vendidos han sido a caras conocidas que me lo han ido pidiendo. Ni un sólo desconocido.

Ni uno.

No se si bubok hace publicidad, pero he tenido contacto con una editorial que se está interesando en el libro. A primera vista parece genial, pero por lo que dejan ver, al final te toca seguir financiando casi todos los costes.

Hace una semana tuve el placer de conocer a la madre de un amigo que es escritora y que lleva publicados tres libros de ensayo. Creo que su literatura y formación son muy superiores a las mías, y pese a ello no consigue vender. Le toca poner de su bolsillo entre 2000 y 6000 euros al año por libro. Eso para que se distribuya.

No quiero desencantar a nadie, pero si vuestro libro es bueno y la gente os anima, quizá deberíais ir ahorrando algo de dinero para intentar ponerlo en las librerias.

Yo no tengo el dinero, así que me conformo con haber llegado a las estanterías de mis amistades.

No puedo decir que esté desencantado ya que siempre he escrito por placer, y no por interés económico. Si a principios del 2008 me hubieran dicho que iba a vender casi 100 libros, me hubiera dado la risa.

Sólo me queda desearos feliz 2009 y mucha suerte.

¡Que vuestros sueños se vean cumplidos así como se han cumplido algunos de los mios!

La simplicidad del primer millón

La simplicidad del primer millón
A lo largo de 46 capítulos, Aitor Zárate nos descubre lo alejado o cerca que estamos de conocer como funciona el mundo del dinero. Nos propone ganar nuestro "Primer Millón" y nos muestra tanto las claves para conseguirlo, como soluciones para no caer en las trampas que "El Sistema" pone en nuestro camino. La Simplicidad del [...] Ver libro

Autor: aitorzarate

   

¿Quieres que te informemos de cómo publicar tu obra? Déjanos tu teléfono y te llamamos sin compromiso.

Introduce el nombre

Introduce el teléfono

Introduce el E-mail

Introduce un email válido

Escoge el estado del manuscrito

Gracias por contactar con Bubok, su mensaje ha sido enviado con éxito. Una persona de nuestro departamento de asesoría al cliente se pondrá en contacto contigo a la mayor brevedad.
Enviar
Cuestiones que siempre has querido saber sobre la aeronáutica
Cuestiones que siempre has querido saber sobre la aeronáutica
Apasionado de los aviones: Este es tu libroAprende y descubre de la mano de un experto todo aquello que siempre has querido saber del mundo [...] Ver libro
1 libro comprado
desde MADRID