bubok.es utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y a recordar sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Ver política de privacidad. Rechazar Aceptar
Gastos de envío gratuitos
Buscar en Bubok

Foro para escritores de Bubok

Para participar en los foros de Bubok es imprescindible aceptar y seguir unas normas de conducta básicas. Puedes consultar estas normas aquí
X
1 2 3 4 5 6 7
bizarro
Mensajes: 5.103
Fecha de ingreso: 12 de Diciembre de 2008

RESULTADOS Y COMENTARIOS POSTERIORES AL CONCURSO PRIMERA GUERRA MUNDIAL

1 de Agosto de 2010 a las 22:14
36    Treinta yardas    4                 raulcampsoval        
32    La pluma blanca    3                R2D2
23    ¿A quién le toca    2               Indiana
20    Mártires de koch    2               chesterton
19    Un teniente en el Somne    2        turambar
16    16 de abril de 1917    0            Rebeca
15    El otero de las cruces    2         lapoeta
11    Jürgen       1                      simpatía
10    Mon petit chou    0                 zara
10    Bala perdida     0                  oniria  
9     El fin de la vieja guardia    0     manuelvicentrubert
8     Queridísimo Zhora    0              lasacra
7     El lusitania    0                   emartians
6     El último vuelo    0                piqueras
3     Askaris      0                      civairott
raulcamposval
Mensajes: 4.218
Fecha de ingreso: 9 de Noviembre de 2009
  • CITAR
  • 3 de Agosto de 2010 a las 11:51

Sobre el Lusitania, no estoy de acuerdo con Simpatía: Emartians ha hecho gala de una elegancia brutal. Podía usar hasta convertirla en centro del relato esa suplantación (como Chaikovsky la primera sección de su concierto para piano), y sin embargo se centra en la diferencia de clases y en los señoritingos que se camparon a sus anchas por España hasta hace 4 días. 

Es que no recordáis Los santos inocentes? Mi tío tiene 50 años ahora y ha visto de chiquillo como su padre y otros señoritingos les obligaban a sus criados a tirar las gorras al aire para disparar sobre ellas, si el día se daba mal. 
España podría haber sido otra Rusia, pero al final fue al revés y ganaron los ricos. Emartians lo clava. Hace lo mismo que Delibes (DEP) pero en pequeñito. Uno de los grandes relatos del concurso.

emartiants
emartiants
Mensajes: 608
Fecha de ingreso: 6 de Julio de 2009
  • CITAR
  • 3 de Agosto de 2010 a las 13:16

Gracias a los dos.

De Vicente Egaña no hay muchos datos, sólo que era un joven de Bilbao cuyo heróico comportamiento quedó registrado en la prensa de la época. Supongo que habría que bucear en la hemeroteca bastante para encontrar más datos.

El personaje del secretario es ficción, ni Egaña era un señoritingo ni tenía secretario, pero me gustó la amoralidad de ambos personajes que en cierto momento se funden y ya no sabes de quien estás hablando.

En el caso de la historia del falso Egaña al llegar a España, imagino que sería un poco Jean Guèrre. Como ha pasado tanto tiempo y de su familia no ha sobrevivido nadie los pocos que le conocían, aunque no le reconocen, quieren creer que es él.

Como ya dije antes el relato me salió de dos mil y pico palabras y tuvo que ser capado. De todas formas me alegro de que lo hayais visto como  yo lo imaginé.

Este era Vicente Egaña, parece más pardillín que mis personajes:

 

 

 

emartiants
emartiants
Mensajes: 608
Fecha de ingreso: 6 de Julio de 2009
  • CITAR
  • 3 de Agosto de 2010 a las 13:30

Un inciso acerca de lo de los santos inocentes: En España, como ya he comentado en alguna otra ocasión siempre han vencido el oscurantismo y el caciquismo. Echamos a los árabes con su filosofía heredada directamente de los griegos, nos pasamos por el arco del triunfo a la ilustración, echamos a los franceses con su avanzadísima forma de política y gobierno (hagamos un paréntesis para dejar aparte a Napoleón, que ni él mismo sabía donde se andaba en el orden de las cosas, primero republicano y después emperador, y a su ejército conquistador) y así una tras otra.

Si tenemos en cuenta quien gobernó aquí después de cada guerra o revolución, incluyendo la II República, que todos sabemos lo que siguió a los tres años de guerra civil, se ve que volvían al poder los de siempre, caciques acostumbrados al ordeno y mando y a destruir literalmente a quien levantara la voz pidiendo paz y justicia.

En fin.

lapoeta
Mensajes: 71
Fecha de ingreso: 14 de Junio de 2010
  • CITAR
  • 3 de Agosto de 2010 a las 13:31
Gracias a todos los que habéis comentado mi relato, me he dado cuenta que si lo hubiera trabajado un poco más, quizás hubiera copado alguna posición de honor. Como no sé mucho de historia... ni me gusta demasiado... decidí tirar por la vía fantástica. Me imaginé un pelotón de soldados, ocupando una posición durante meses, hartos, aburridos... y una presencia demoníaca... llamadla vampiro, una leyenda del lugar, que termina por zampárselos a todos. Esa es la explicación del relato, así por encima.
R2-D2
Mensajes: 3.188
Fecha de ingreso: 26 de Diciembre de 2008
  • CITAR
  • 3 de Agosto de 2010 a las 14:21
cita de raulcamposval Jürgen, como todos los relatos de Simpatía, tiende al enredo venezolano en plan Boris Izaguirre, pero os puedo asegurar que en segunda lectura se entiende perfectamente y todas las historias están entrelazadas tanto en el pasado como en el presente. Fantástico. Se está convirtiendo en un buen vino. 
Habrá que aprender a degustarlo
simpatialaboral
simpatialaboral
Mensajes: 733
Fecha de ingreso: 6 de Diciembre de 2009
  • CITAR
  • 3 de Agosto de 2010 a las 14:30

Un vínculo al apellido Egaña: escudo, orígenes.


Y la crónica del ABC de aquel entonces. Aparece el joven Vicente Egaña, como uno de los héroes.

Podéis buscar en la hemeroteca de ese periódico; también en La Vanguardia, para los antitaurinos.

Es curioso lo que somos capaces de decir sobre un montón de relatos bien trabajados, que se perderán en el futuro. Con lo que cuesta escribirlos para mayor lustre de los campeones.

Esta edición ha sido de lujo y difícil. Supongo que la dedicada a los viejos obtendrá más predicamento, pero con el tono de crítica que nos gastamos, aquí no va a escribir ni el gato en los temas duros.


bizarro
Mensajes: 5.103
Fecha de ingreso: 12 de Diciembre de 2008
  • CITAR
  • 3 de Agosto de 2010 a las 14:52
cita de simpatialaboral Un vínculo al apellido Egaña: escudo, orígenes.

Y la crónica del ABC de aquel entonces. Aparece el joven Vicente Egaña, como uno de los héroes.

Podéis buscar en la hemeroteca de ese periódico; también en La Vanguardia, para los antitaurinos.

Es curioso lo que somos capaces de decir sobre un montón de relatos bien trabajados, que se perderán en el futuro. Con lo que cuesta escribirlos para mayor lustre de los campeones.

Esta edición ha sido de lujo y difícil. Supongo que la dedicada a los viejos obtendrá más predicamento, pero con el tono de crítica que nos gastamos, aquí no va a escribir ni el gato en los temas duros.


Pero qué blanditos somos... Tú no has visto los buenos tiempos.
raulcamposval
Mensajes: 4.218
Fecha de ingreso: 9 de Noviembre de 2009
  • CITAR
  • 3 de Agosto de 2010 a las 15:00
Por cierto, qué feo era el Vicente Egaña ese, me recuerda a alguien y no sé a quien. Igual tengo yo alguna foto de niño con el bigote pintado y me parezco un poco. ¿Qué edad tenía? ¿Cuatro años?
pelagio
Mensajes: 3.420
Fecha de ingreso: 5 de Mayo de 2009
  • CITAR
  • 3 de Agosto de 2010 a las 15:59
cita de simpatialaboral Un vínculo al apellido Egaña: escudo, orígenes.

Y la crónica del ABC de aquel entonces. Aparece el joven Vicente Egaña, como uno de los héroes.

Podéis buscar en la hemeroteca de ese periódico; también en La Vanguardia, para los antitaurinos.

Es curioso lo que somos capaces de decir sobre un montón de relatos bien trabajados, que se perderán en el futuro. Con lo que cuesta escribirlos para mayor lustre de los campeones.

Esta edición ha sido de lujo y difícil. Supongo que la dedicada a los viejos obtendrá más predicamento, pero con el tono de crítica que nos gastamos, aquí no va a escribir ni el gato en los temas duros.


¿Difícil, escribir sobre la Primera Guerra Mundial difícil? Dios mío, si te hubieran puesto de tema auge y decadencia de las polis griegas.... ¡ja,ja, ja! Es verdad lo que dice Bizarro. Manos mal que no he entrado a fondo con lo puramente formal: estructura, ortografía, gramática, léxico... alguno incapaz de asestar golpes estaría pensando en tirar el ordenador por la ventana. Todavía me acuerdo las cosas que este buen señor me dijo después de mis primeras ediciones.... pero bueno, si tiráis de hilo las podéis leer todavía creo.
nosebundos
Mensajes: 1.334
Fecha de ingreso: 25 de Mayo de 2009
  • CITAR
  • 3 de Agosto de 2010 a las 16:05
cita de aviles

Hola.

Yo soy una de esos, de los más listos e individualistas, que sólo se asoman por aquí para hacer vida social y que la gente pique en mis páginas de descargas.

Dicho esto, añadiré que yo, por ser así, individualista y cabroncete, no creo que estéis aprendiendo ni mierda de literatura, ni de escribir, ni de ná de ná, por hacer lo que estáis haciendo en común. La literatura es algo mucho más serio que todo eso de la socialización de la cultura literaria. De modo que seguiré siendo, a muchísima honra, ese tipo individualista de escritorzuelo que sólo se pasa por aquí a hacer vida social. Es que..., SNIFF, SNIFFF, no la tengo fuera de aquí, comprendedme.  No como otros que tienen tanta vida social fuera, que no pueden pasar sin este foro, para ampliar horizontes más que nada.

Pero una cosa sí voy a decir: el escritor independiente que está dentro de mí tiene que estar de acuerdo con lo dicho por R2 contra ese relato que ha quedado, si no me equivoco, en la tercera posición de este concurso. No te enfades, Indiana. Hoy he escrito en mi muro de Facebook algo que me ha venido a la lengua inspirado por las musas etéreas de los escritores más listos y más individualistas: “Una novela no es el producto de lo que se escribe inspirado,  sino de lo que te la trabajas después de escrita”. Esto se aplica, naturalmente, a un relato, a un poema, o a un haiku.

Aquí todos somos escritores (espera que me da la risa tonta) y todos pensamos que por rellenar (fijaos que digo RELLENAR), cuatro folios, ya somos escritores mortales de la muerte y nos presentamos a los concursos que hagan falta; qué más da, si ahora escribir es un acto democrático: cualquier lo puede hacer. Da igual si lo que escribimos no está ni mínimamente documentado, o da igual que demostremos en lo escrito una incultura histórica del copón de la vela del tipo de las que R2 ya ha reseñado aquí. Y da igual, igualmente, valga la redundancia, que cometamos faltas ortográficas o sintácticas. Esto es la democracia creativa: soy escritor porque me sale de los bebes y a ver quién me dice lo contrario.

Ya algunos sabéis que no me gusta este concurso, quizá porque yo sea ese tipo individualista que sólo se pasa por aquí… etecé, etecé. Pero esencialmente no me gusta porque lo consideré viciado de base. Amigos que votan a amigos, votaciones por simpatías y afinidades, votaciones a favor por presunción de autorías, y añadido a todo eso: puntuaciones altísimas a relatos con faltas ortográficas, sintácticas,  y de cultura general. No hablo ahora sobre este último relato que ha quedado en 3ª posición. He leído muchos de ellos durante varias convocatorias y, sinceramente, no vale la pena ni comentarlos; lo que viene a ser  otro de los motivos de no participar ni opinar sobre lo escrito en el concurso: no quiero que me cojáis manía como le está sucediendo ahora a R2 que algunos le estáis cogiendo tiña.

Y ya puestos, y para confirmar que, en efecto, soy ese tipo que también viene aquí sólo para que la gente pique en mis página de descargas (que no sé bien lo que es eso pero bueno), no dejéis de leer mi novela gratuita: “Las mariposas sobre la tumba” a través de librovirtual.org. Si alguien tiene un E-Book y la quiere leer en él en lugar de en pantalla de ordenata, que me envíe un correo electrónico y se la remitiré sin dilación.

Pedro Avilés

 

Hola Sr. Avilés.

Después de leer su intervención, presioné sobre el enlace que nos dejó a su página de tener muchos amigos y después de buscar su la cita que nos refirió, me sorprendieron dos cosas: la primera que la cita ya nos la había escrito completa en el post y la segunda la foto de Montero Glez. Ambas cosas, después de comprobar que era el mismo Montero Glez que yo suponía y no un gilipollas que se hacía llamar como el novelista, me empujaron a una profunda vergüenza ajena de la que ahora trato de salir mientras tecleo. Porque yo tecleo,  no sé mecanografía, así que machaco las teclas.

Es cierto que las carencias que señala son incómodas en ocasiones, creame, a veces es muy molesto tener que leer los relatos. Cada vez menos, o será que he tenido suerte cuando he participado. Pero sí, tenemos mucho que aprender, de eso se trata. Y no lo tengo claro pero he creído entender que es usted un profesional (los cojones, en realidad sé perfectamente quien eres, tío, qué risas me eché alrededor del sillón con tu intervención en cuarto milenio, aunque no fue mérito tuyo; siempre me descojono cuando lo veo), así que esperaba aprender algo de su parte. Y yo preocupado por leer crítica, aquí y allá,  viendo que se cuece, leyendo entrevistas y relatos de escritores que en realidad no me gustan, pero mierda, me estoy quedando sin clásicos y aún no lo tengo claro, artículos sobre el papel de la novela en siglo XX, sobre la cosmovisión; que nos atacan con la desfragmentación en la generación nocilla, y ala, a perder el tiempo con Nocilla Lab. (no es malo, por cierto), que si la autoficción o qué mierda sé yo, si ellos tienen que rellenar sus páginas de suplemento cultural igual, haya o no de lo que hablar. Pero no hacía falta, porque lo que debo hacer es corregir, redactar de nuevo las frases, hacer caso a las reglas sintácticas y ortográficas. Claro, joder. Eso lo sabe hasta el tato. Pero deje de venir a decir obviedades y haga como Civairott y corrija en serio. Denos su opinión, a parte de lo que repite cada vez que puede: ya sabemos que somos unos mierdas, sí tío, déjelo de una vez,  y que nos creemos escritores ¿cómo dijo? Ah, sí, mortales de la muerte. ¿Es eso un chiste, tío? Are you talking to me?, hum!, que diría Travis Bickley. Sólo hay algo que me dé más asco que alguien diciendo que es un artista o alguien diciendo que pertenece a una generación, y es alguien diciendo que ya estuvo donde estoy yo (lo digo en calidad en concursante ocasional),  y que ve el reflejo de su vergüenza en mis rostro sin siquiera haber demostrado haberse quitado él mismo de encima eso que sea, que tanto lo avergüenza. Váyase usted darle la chapa a mameri sobre cazuelas y paellas, esa es una discusión en la que su vasta experiencia seguro que le ayuda,  y si no se va a mojar en el certamen, nadie lo echará en falta, ni a usted ni a sus textos de 54 tacos y con una experiencia en el oficio del copón. La vergüenza ajena casi a desaparecido. 

Y vosotros, qué coño os pasa en la cabeza. Dejad de soltar sentencias sobre lo que es la literatura o lo que deja de ser y escribid más y mejor, que le dais alas a los comentarios de este tipo que se cree un personaje de novelucha negra: barba de tres días, borrachera continua de bourbon (como todo temperamento melindroso), y biblioteca de tipos como él, “superduros”. Otro que presume de viejo pero que no se comporta como un adulto. 

Enséñenos a escribir Avilés, por favor. Seguro que puede y al final no risa floja, descojonándome le doy a enviar. 

Salud


WAKE UP ZOMBIE ADVIERTE: LA ÚNICA SENTECIA QUE SIRVE DE ALGO, ES LA DE MUERTE. NO SENTENCIES.   

bizarro
Mensajes: 5.103
Fecha de ingreso: 12 de Diciembre de 2008
  • CITAR
  • 3 de Agosto de 2010 a las 16:05
cita de pelagio
cita de simpatialaboral Un vínculo al apellido Egaña: escudo, orígenes.

Y la crónica del ABC de aquel entonces. Aparece el joven Vicente Egaña, como uno de los héroes.

Podéis buscar en la hemeroteca de ese periódico; también en La Vanguardia, para los antitaurinos.

Es curioso lo que somos capaces de decir sobre un montón de relatos bien trabajados, que se perderán en el futuro. Con lo que cuesta escribirlos para mayor lustre de los campeones.

Esta edición ha sido de lujo y difícil. Supongo que la dedicada a los viejos obtendrá más predicamento, pero con el tono de crítica que nos gastamos, aquí no va a escribir ni el gato en los temas duros.


¿Difícil, escribir sobre la Primera Guerra Mundial difícil? Dios mío, si te hubieran puesto de tema auge y decadencia de las polis griegas.... ¡ja,ja, ja! Es verdad lo que dice Bizarro. Manos mal que no he entrado a fondo con lo puramente formal: estructura, ortografía, gramática, léxico... alguno incapaz de asestar golpes estaría pensando en tirar el ordenador por la ventana. Todavía me acuerdo las cosas que este buen señor me dijo después de mis primeras ediciones.... pero bueno, si tiráis de hilo las podéis leer todavía creo.

Habrá que volver a antiguas formas para ver si de este modo realmente se produce un criba o si nos quejamos por vicio. En cualquier caso, ¿alguien dijo criba? No suena tan mal, jejeje.

No, en serio, al próxima vez que comente relatos, se acabaron las rascadas de espalda.

Que nos estamos amariconando.

pelagio
Mensajes: 3.420
Fecha de ingreso: 5 de Mayo de 2009
  • CITAR
  • 3 de Agosto de 2010 a las 16:15
cita de bizarro
cita de pelagio
cita de simpatialaboral Un vínculo al apellido Egaña: escudo, orígenes.

Y la crónica del ABC de aquel entonces. Aparece el joven Vicente Egaña, como uno de los héroes.

Podéis buscar en la hemeroteca de ese periódico; también en La Vanguardia, para los antitaurinos.

Es curioso lo que somos capaces de decir sobre un montón de relatos bien trabajados, que se perderán en el futuro. Con lo que cuesta escribirlos para mayor lustre de los campeones.

Esta edición ha sido de lujo y difícil. Supongo que la dedicada a los viejos obtendrá más predicamento, pero con el tono de crítica que nos gastamos, aquí no va a escribir ni el gato en los temas duros.


¿Difícil, escribir sobre la Primera Guerra Mundial difícil? Dios mío, si te hubieran puesto de tema auge y decadencia de las polis griegas.... ¡ja,ja, ja! Es verdad lo que dice Bizarro. Manos mal que no he entrado a fondo con lo puramente formal: estructura, ortografía, gramática, léxico... alguno incapaz de asestar golpes estaría pensando en tirar el ordenador por la ventana. Todavía me acuerdo las cosas que este buen señor me dijo después de mis primeras ediciones.... pero bueno, si tiráis de hilo las podéis leer todavía creo.

Habrá que volver a antiguas formas para ver si de este modo realmente se produce un criba o si nos quejamos por vicio. En cualquier caso, ¿alguien dijo criba? No suena tan mal, jejeje.

No, en serio, al próxima vez que comente relatos, se acabaron las rascadas de espalda.

Que nos estamos amariconando.

Bueno, tengo que admitir que aquel comentario tuyo...¿cómo era? ¡ah sí! (es una pausa forzada, en realidad me acuerdo perfectamente) "lo que escribe Pelagio, es bello, pero nada más".... snif, jamás lo olvidaré.
aviles
Mensajes: 544
Fecha de ingreso: 30 de Septiembre de 2008
  • CITAR
  • 3 de Agosto de 2010 a las 16:56
cita de nosebundos
cita de aviles

Hola.

Yo soy una de esos, de los más listos e individualistas, que sólo se asoman por aquí para hacer vida social y que la gente pique en mis páginas de descargas.

Dicho esto, añadiré que yo, por ser así, individualista y cabroncete, no creo que estéis aprendiendo ni mierda de literatura, ni de escribir, ni de ná de ná, por hacer lo que estáis haciendo en común. La literatura es algo mucho más serio que todo eso de la socialización de la cultura literaria. De modo que seguiré siendo, a muchísima honra, ese tipo individualista de escritorzuelo que sólo se pasa por aquí a hacer vida social. Es que..., SNIFF, SNIFFF, no la tengo fuera de aquí, comprendedme.  No como otros que tienen tanta vida social fuera, que no pueden pasar sin este foro, para ampliar horizontes más que nada.

Pero una cosa sí voy a decir: el escritor independiente que está dentro de mí tiene que estar de acuerdo con lo dicho por R2 contra ese relato que ha quedado, si no me equivoco, en la tercera posición de este concurso. No te enfades, Indiana. Hoy he escrito en mi muro de Facebook algo que me ha venido a la lengua inspirado por las musas etéreas de los escritores más listos y más individualistas: “Una novela no es el producto de lo que se escribe inspirado,  sino de lo que te la trabajas después de escrita”. Esto se aplica, naturalmente, a un relato, a un poema, o a un haiku.

Aquí todos somos escritores (espera que me da la risa tonta) y todos pensamos que por rellenar (fijaos que digo RELLENAR), cuatro folios, ya somos escritores mortales de la muerte y nos presentamos a los concursos que hagan falta; qué más da, si ahora escribir es un acto democrático: cualquier lo puede hacer. Da igual si lo que escribimos no está ni mínimamente documentado, o da igual que demostremos en lo escrito una incultura histórica del copón de la vela del tipo de las que R2 ya ha reseñado aquí. Y da igual, igualmente, valga la redundancia, que cometamos faltas ortográficas o sintácticas. Esto es la democracia creativa: soy escritor porque me sale de los bebes y a ver quién me dice lo contrario.

Ya algunos sabéis que no me gusta este concurso, quizá porque yo sea ese tipo individualista que sólo se pasa por aquí… etecé, etecé. Pero esencialmente no me gusta porque lo consideré viciado de base. Amigos que votan a amigos, votaciones por simpatías y afinidades, votaciones a favor por presunción de autorías, y añadido a todo eso: puntuaciones altísimas a relatos con faltas ortográficas, sintácticas,  y de cultura general. No hablo ahora sobre este último relato que ha quedado en 3ª posición. He leído muchos de ellos durante varias convocatorias y, sinceramente, no vale la pena ni comentarlos; lo que viene a ser  otro de los motivos de no participar ni opinar sobre lo escrito en el concurso: no quiero que me cojáis manía como le está sucediendo ahora a R2 que algunos le estáis cogiendo tiña.

Y ya puestos, y para confirmar que, en efecto, soy ese tipo que también viene aquí sólo para que la gente pique en mis página de descargas (que no sé bien lo que es eso pero bueno), no dejéis de leer mi novela gratuita: “Las mariposas sobre la tumba” a través de librovirtual.org. Si alguien tiene un E-Book y la quiere leer en él en lugar de en pantalla de ordenata, que me envíe un correo electrónico y se la remitiré sin dilación.

Pedro Avilés

 

Hola Sr. Avilés.

Después de leer su intervención, presioné sobre el enlace que nos dejó a su página de tener muchos amigos y después de buscar su la cita que nos refirió, me sorprendieron dos cosas: la primera que la cita ya nos la había escrito completa en el post y la segunda la foto de Montero Glez. Ambas cosas, después de comprobar que era el mismo Montero Glez que yo suponía y no un gilipollas que se hacía llamar como el novelista, me empujaron a una profunda vergüenza ajena de la que ahora trato de salir mientras tecleo. Porque yo tecleo,  no sé mecanografía, así que machaco las teclas.

Es cierto que las carencias que señala son incómodas en ocasiones, creame, a veces es muy molesto tener que leer los relatos. Cada vez menos, o será que he tenido suerte cuando he participado. Pero sí, tenemos mucho que aprender, de eso se trata. Y no lo tengo claro pero he creído entender que es usted un profesional (los cojones, en realidad sé perfectamente quien eres, tío, qué risas me eché alrededor del sillón con tu intervención en cuarto milenio, aunque no fue mérito tuyo; siempre me descojono cuando lo veo), así que esperaba aprender algo de su parte. Y yo preocupado por leer crítica, aquí y allá,  viendo que se cuece, leyendo entrevistas y relatos de escritores que en realidad no me gustan, pero mierda, me estoy quedando sin clásicos y aún no lo tengo claro, artículos sobre el papel de la novela en siglo XX, sobre la cosmovisión; que nos atacan con la desfragmentación en la generación nocilla, y ala, a perder el tiempo con Nocilla Lab. (no es malo, por cierto), que si la autoficción o qué mierda sé yo, si ellos tienen que rellenar sus páginas de suplemento cultural igual, haya o no de lo que hablar. Pero no hacía falta, porque lo que debo hacer es corregir, redactar de nuevo las frases, hacer caso a las reglas sintácticas y ortográficas. Claro, joder. Eso lo sabe hasta el tato. Pero deje de venir a decir obviedades y haga como Civairott y corrija en serio. Denos su opinión, a parte de lo que repite cada vez que puede: ya sabemos que somos unos mierdas, sí tío, déjelo de una vez,  y que nos creemos escritores ¿cómo dijo? Ah, sí, mortales de la muerte. ¿Es eso un chiste, tío? Are you talking to me?, hum!, que diría Travis Bickley. Sólo hay algo que me dé más asco que alguien diciendo que es un artista o alguien diciendo que pertenece a una generación, y es alguien diciendo que ya estuvo donde estoy yo (lo digo en calidad en concursante ocasional),  y que ve el reflejo de su vergüenza en mis rostro sin siquiera haber demostrado haberse quitado él mismo de encima eso que sea, que tanto lo avergüenza. Váyase usted darle la chapa a mameri sobre cazuelas y paellas, esa es una discusión en la que su vasta experiencia seguro que le ayuda,  y si no se va a mojar en el certamen, nadie lo echará en falta, ni a usted ni a sus textos de 54 tacos y con una experiencia en el oficio del copón. La vergüenza ajena casi a desaparecido. 

Y vosotros, qué coño os pasa en la cabeza. Dejad de soltar sentencias sobre lo que es la literatura o lo que deja de ser y escribid más y mejor, que le dais alas a los comentarios de este tipo que se cree un personaje de novelucha negra: barba de tres días, borrachera continua de bourbon (como todo temperamento melindroso), y biblioteca de tipos como él, “superduros”. Otro que presume de viejo pero que no se comporta como un adulto. 

Enséñenos a escribir Avilés, por favor. Seguro que puede y al final no risa floja, descojonándome le doy a enviar. 

Salud


WAKE UP ZOMBIE ADVIERTE: LA ÚNICA SENTECIA QUE SIRVE DE ALGO, ES LA DE MUERTE. NO SENTENCIES.   

¿Veis como llevo razón en mis argumentos?

Pedro Avilés

nosebundos
Mensajes: 1.334
Fecha de ingreso: 25 de Mayo de 2009
  • CITAR
  • 3 de Agosto de 2010 a las 16:59

Guau, estoy impresionado. 


Pero sé algo más: Cuchufleta. 

¿Y?
lasacra1
lasacra1
Mensajes: 1.821
Fecha de ingreso: 24 de Febrero de 2010
  • CITAR
  • 3 de Agosto de 2010 a las 17:07

Hola. Veo que el patio está calentito, pero prefiero no entrar en discusiones que no están a mi altura.

Yo  a lo mío. Felicidades otra vez, Raúl. Gracias por los votillos, gracias por los comentarios y ahí  van los míos. Por orden de aparición.

lasacra1
lasacra1
Mensajes: 1.821
Fecha de ingreso: 24 de Febrero de 2010
  • CITAR
  • 3 de Agosto de 2010 a las 17:08

EL ÚLTIMO VUELO. La idea es buena, hablar del avance tecnológico que supuso el uso de la aviación en la Gran Guerra.

Es un monólogo interior que no parece tal, más bien parece que esté hablando con alguien, por ejemplo: “Pienso en mi familia, en mis padres y mis hermanas”. Si piensa en ellos piensa en ellos, no se dice a sí mismo que está pensando. Eso habría que mejorarlo.

La nota documental aclaratoria al final del relato, está bien para los que andamos un poco perdidos, pero creo que habría sido mejor intentar acoplar esa información dentro del cuerpo del relato.

EL OTERO DE LAS CRUCES.  Una historia casi de miedo.

Un relato en el que se nos presenta un paisaje oscuro, lleno de sombras tanto físicas como emocionales.

Bien las descripciones. Bien escrito.

Sin embargo queda demasiado en el aire qué es lo que persigue y atormenta al teniente Krauss. En qué consiste ese canto de sirena. ¿Es la muerte, tan presente en la guerra que no necesita ya de la batalla para atrapar a sus presas? Se hace referencia a una leyenda, pero no se explica ¿un vampiro?

JÜRGEN. Diferente y original.

Dos historias paralelas en el tiempo. El encuentro de los bisnietos de personajes que vivieron la I Guerra Mundial en primera persona. Todo parece superado, ni siquiera saben que la vida de sus bisabuelos se cruzó de una u otra manera en el pasado y nada parece indicar que exista la más mínima posibilidad de conflicto entre ellos. Sin embargo, éste se produce. No cobra las dimensiones de una guerra, pero sí que marca las vidas de los protagonistas de forma irremediable. Incluso se producen “bajas civiles” con el matrimonio de Jürgen y la hermana de Paul.

Un texto bien escrito, con referencias a personajes reales y que hace recapacitar sobre lo más bajo del ser humano, que toma su mejor forma de expresión en las guerras, aunque cada individuo es muy capaz, por sí solo, de sacarlo a la luz en cualquier momento. Buen trabajo.

MON PETIT CHOU. Una carta. Casi no participo cuando fui a colgar mi trabajo y vi que ya había correspondencia en el frente. Supongo que ha sido un recurso fácil para los dos.

La carta de un soldado, escrita a ratos,  contándole sus impresiones, sus miedos y sus dudas a su esposa. Un final trágico con la muerte del soldado.

El texto es muy emotivo, creo que si tuviera un marido en el frente sus cartas serían muy parecidas, por lo tanto hay que darle el valor del realismo conseguido. Aunque creo que en este caso ese punto sea quizás el mayor fallo, y es que nos encontramos con lo que se espera, no hay nada que nos sorprenda, ni siquiera la muerte del soldado. Por otra parte, sí que es verdad que el relato consigue tocarnos algo.

¿A QUIÉN EL TOCA?  Buena historia. Una anécdota que nos hace sonreír y con un punto de sorpresa al final.

Está bien escrito, alguna errata, nada grave.

Me gusta la cotidianeidad que se transmite en la vida de los soldados, esa sencillez a la hora de jugarse la vida, ese reflejo de que el ser humano es capaz de acostumbrarse a cualquier situación por terrible que sea.

El encuentro fortuito entre Hitler y Churchill provoca una pequeña sorpresa que no aporta nada a la historia en sí misma, además de ser un hecho, digamos, que poco posible, pero que sí que le da un toque imaginativo y simpático.

Buen trabajo, aunque un poquito de rigor histórico (Bismarck 1815-1898) en alguna “cosilla” no hubiera estado mal y le habría dado más lustre al relato.

lasacra1
lasacra1
Mensajes: 1.821
Fecha de ingreso: 24 de Febrero de 2010
  • CITAR
  • 3 de Agosto de 2010 a las 17:09

ASKARIS.  Un trabajo serio y que deja un buen sabor.

La historia de un personaje real que supo mantener su dignidad en los momentos más delicados y que se ganó el respeto tanto de amigos como enemigos.

Buen recurso el de presentar la narración en tiempo inverso, despierta curiosidad y mantiene la tensión más que si se hubiera hecho una presentación al modo tradicional.

El relato está bien escrito, pero su fuerza no reside tanto en su buen hacer literario como en la personalidad del personaje que se nos presenta, ésta es tal que el estilo de crónica que se da en todo el relato no hace que se aleje al lector de lo que se cuenta.

Muy buen trabajo.

UN TENIENTE EN EL SOMME.  J R R Tolkien.

Una bonita y diferente forma de abordar el tema de la guerra. Un ejercicio de originalidad.

Una inmersión en los supuestos pensamientos del conocido escritor. Parece que en un principio la intención del protagonista fuera la de contar los horrores de la guerra para evitar su repetición, sin embargo ante la seguridad de que nada pueden las palabras contra la sinrazón, opta por dejar volar su imaginación y disfrazar los horrores de fantasía.

Un buen texto con un toque casi poético y que nos mantiene en constante expectativa esperando a que se nos dé a conocer qué es lo que está ocurriendo realmente y a dónde conducirán los pensamientos del protagonista.

LA PLUMA BLANCA. Un relato en el que se relacionan distintas épocas, distintas concepciones del mundo y distintas visiones de la guerra.

De un lado, se nos muestra un sentimiento Victoriano en el que el saber estar, el honor y la compostura son la esencia de la vida. El coronel ha vivido la guerra en primera persona, la entiende como una obligación y un honor aunque es consciente de que la vida se sitúa en una partida en la que es fácil perder. Esta concepción se relaciona con una visión homérica, donde la guerra es un lugar en el que nacen héroes y en el que los dioses toman partido ayudando a quien lo merece. Esta visión casi idílica contrasta con la realidad que se encuentra el otro protagonista, Gerald Brenan, una realidad llena de muerte y sinrazón en la que la casualidad es la que decide quién vive y quién no. La guerra constituye para él sólo una experiencia más, algo para guardar en su castillo.

En medio de estas dos concepciones nos encontramos con las muchachas de “la pluma blanca” que representan el patriotismo bullanguero, que animan a que todo aquél que sea útil se aliste, que no reparan en los conflictos o problemas que puede acarrear el acudir al frente, que no ven más allá del bullicio que desde los estamentos se organiza para llamar al patriotismo.

El encuentro de los dos protagonistas, envuelto en el alboroto que representa la pluma blanca, resulta violento, casi irreconciliable hasta que cada uno de los protagonistas reconoce también como suya, aunque sólo sea en parte la visión del otro.

Un texto lleno de referencias, bien escrito y ameno. Un buen relato.

lasacra1
lasacra1
Mensajes: 1.821
Fecha de ingreso: 24 de Febrero de 2010
  • CITAR
  • 3 de Agosto de 2010 a las 17:10

16 DE ABRIL DE 1917. Una carta extraña.

Cuando se empieza a leer se tiene la sensación de estar leyendo una carta estándar para cualquier soldado en cualquier guerra. Sorprende el tono por un lado casi pasional y por otro distante. Pensé que era un fallo, pero luego, al descubrir la realidad, todo cobra sentido.

Sigue siendo un texto válido para cualquier guerra, casi para cualquier tragedia aunque ésta no sea bélica. Es un trabajo diferente, no cabe duda.

MÁRTIRES DE KOCH. Una buena y convincente narración del incidente que, en principio, se considera como causa de la I Guerra Mundial.

Un acercamiento a dos de los principales implicados que no consiguieron suicidarse tal y como tenían pensado, que en lugar de la muerte gloriosa con la que soñaban, se encontraron con una muerte sombría,  víctimas de la enfermedad.

El razonamiento “lógico” de los que usan el terror como método para atraer a la justicia, intentando hacer compatibles ambas palabras, terror y justicia, en una misma frase. Una muestra de humanidad al mostrar pesar por los hijos del archiduque. Un retrato muy logrado.

BALA PERDIDA. Una inmersión en la cabeza herida del Barón Rojo.

El barón escapa de la muerte porque ella lo quiere como herramienta en la Guerra, mientras mate él podrá seguir vivo. Esa es la conclusión a la que supuestamente ha llegado el Barón después de ser herido gravemente. Sin embargo, parece que no se siente satisfecho con su condición inmortal y, de alguna manera, provoca que lo maten en combate.

Un buen relato en el que se consigue que una hipótesis cobre sentido hasta el punto de llegar a ser asimilada por el lector como una de las más probables.

EL FIN DE LA VIEJA GUARDIA.   Buena historia.

En este relato la I Guerra no es más que un elemento anecdótico que podría haber sido sustituido por cualquier otro hecho histórico.

Una buena descripción del comportamiento que nos encontramos entre la adolescencia actual. En este caso concreto, la actitud del chico parece estar justificada por un ambiente familiar muy problemático, sin embargo, lo cierto es que es una actitud que se da también entre chavales cuyas familias pueden considerarse normales. Tal vez lo que en esta historia se sitúa y concentra en el ámbito familiar es lo que todos nuestros chicos se encuentran en el ámbito social en el que les ha tocado vivir.

No me creo que un profesor sufra un ataque al corazón por la lectura de un “examen” como el de Carlitos (lo normal sería que expulsaran a chaval durante un mes  y nada más), pero es una buena manera de mostrar que algo del pasado está muriendo y siendo sustituido por otro tipo de valores.

lasacra1
lasacra1
Mensajes: 1.821
Fecha de ingreso: 24 de Febrero de 2010
  • CITAR
  • 3 de Agosto de 2010 a las 17:11

EL LUSITANIA.  El hundimiento de El Lusitania como escenario de un episodio picaresco. Un Lazarillo de principios del siglo XX que continúa trabajando por la comida y la generosidad que su amo quiera mostrar, que agudiza el ingenio y que sabe sacar partido de cualquier situación.

Una historia entretenida.

TREINTA YARDAS.   Confraternización.

El descubrimiento de que el enemigo es también un ser humano. La imposición que supone la guerra de actuar contra aquellos que podrían ser ellos mismos.

De todos los relatos presentados  es, con seguridad, el que aborda la tragedia que significa el tener que luchar en una guerra, de forma más expresiva y clara. En una guerra se mata a personas con nombre y apellido, personas semejantes a nosotros. En una guerra se muere, se muere a manos de gente tan normal y respetable como cualquiera pueda serlo. En una guerra, las “causas justas” son el instrumento del terror.

“McCourt nos hizo formar apoyados en el parapeto. Preguntó si había entre nosotros lanzadores de cricket, pero ninguno miró Ralph. Nos instó a cada uno a llevar la iniciativa en la batalla, pero ninguno miró a Harry ni al cabo Roger. Nos convenció de que el enemigo acabaría primero con los cobardes y los pusilánimes. Tampoco entonces ninguno miramos a Tinny. Nos dijo que no había que tener piedad del enemigo, que si pudieran, esos perros germanos violarían a nuestras mujeres. Nadie me miró a mí.”

Me gusta especialmente esta parte, en ella se hace una descripción rápida y concisa de cada uno de los miembros del grupo protagonista y consigue que los veamos como personas de carne y hueso.

Buen trabajo.

 

raulcamposval
Mensajes: 4.218
Fecha de ingreso: 9 de Noviembre de 2009
  • CITAR
  • 3 de Agosto de 2010 a las 17:39
cita de aviles
cita de nosebundos
cita de aviles

Hola.

Yo soy una de esos, de los más listos e individualistas, que sólo se asoman por aquí para hacer vida social y que la gente pique en mis páginas de descargas.

Dicho esto, añadiré que yo, por ser así, individualista y cabroncete, no creo que estéis aprendiendo ni mierda de literatura, ni de escribir, ni de ná de ná, por hacer lo que estáis haciendo en común. La literatura es algo mucho más serio que todo eso de la socialización de la cultura literaria. De modo que seguiré siendo, a muchísima honra, ese tipo individualista de escritorzuelo que sólo se pasa por aquí a hacer vida social. Es que..., SNIFF, SNIFFF, no la tengo fuera de aquí, comprendedme.  No como otros que tienen tanta vida social fuera, que no pueden pasar sin este foro, para ampliar horizontes más que nada.

Pero una cosa sí voy a decir: el escritor independiente que está dentro de mí tiene que estar de acuerdo con lo dicho por R2 contra ese relato que ha quedado, si no me equivoco, en la tercera posición de este concurso. No te enfades, Indiana. Hoy he escrito en mi muro de Facebook algo que me ha venido a la lengua inspirado por las musas etéreas de los escritores más listos y más individualistas: “Una novela no es el producto de lo que se escribe inspirado,  sino de lo que te la trabajas después de escrita”. Esto se aplica, naturalmente, a un relato, a un poema, o a un haiku.

Aquí todos somos escritores (espera que me da la risa tonta) y todos pensamos que por rellenar (fijaos que digo RELLENAR), cuatro folios, ya somos escritores mortales de la muerte y nos presentamos a los concursos que hagan falta; qué más da, si ahora escribir es un acto democrático: cualquier lo puede hacer. Da igual si lo que escribimos no está ni mínimamente documentado, o da igual que demostremos en lo escrito una incultura histórica del copón de la vela del tipo de las que R2 ya ha reseñado aquí. Y da igual, igualmente, valga la redundancia, que cometamos faltas ortográficas o sintácticas. Esto es la democracia creativa: soy escritor porque me sale de los bebes y a ver quién me dice lo contrario.

Ya algunos sabéis que no me gusta este concurso, quizá porque yo sea ese tipo individualista que sólo se pasa por aquí… etecé, etecé. Pero esencialmente no me gusta porque lo consideré viciado de base. Amigos que votan a amigos, votaciones por simpatías y afinidades, votaciones a favor por presunción de autorías, y añadido a todo eso: puntuaciones altísimas a relatos con faltas ortográficas, sintácticas,  y de cultura general. No hablo ahora sobre este último relato que ha quedado en 3ª posición. He leído muchos de ellos durante varias convocatorias y, sinceramente, no vale la pena ni comentarlos; lo que viene a ser  otro de los motivos de no participar ni opinar sobre lo escrito en el concurso: no quiero que me cojáis manía como le está sucediendo ahora a R2 que algunos le estáis cogiendo tiña.

Y ya puestos, y para confirmar que, en efecto, soy ese tipo que también viene aquí sólo para que la gente pique en mis página de descargas (que no sé bien lo que es eso pero bueno), no dejéis de leer mi novela gratuita: “Las mariposas sobre la tumba” a través de librovirtual.org. Si alguien tiene un E-Book y la quiere leer en él en lugar de en pantalla de ordenata, que me envíe un correo electrónico y se la remitiré sin dilación.

Pedro Avilés

 

Hola Sr. Avilés.

Después de leer su intervención, presioné sobre el enlace que nos dejó a su página de tener muchos amigos y después de buscar su la cita que nos refirió, me sorprendieron dos cosas: la primera que la cita ya nos la había escrito completa en el post y la segunda la foto de Montero Glez. Ambas cosas, después de comprobar que era el mismo Montero Glez que yo suponía y no un gilipollas que se hacía llamar como el novelista, me empujaron a una profunda vergüenza ajena de la que ahora trato de salir mientras tecleo. Porque yo tecleo,  no sé mecanografía, así que machaco las teclas.

Es cierto que las carencias que señala son incómodas en ocasiones, creame, a veces es muy molesto tener que leer los relatos. Cada vez menos, o será que he tenido suerte cuando he participado. Pero sí, tenemos mucho que aprender, de eso se trata. Y no lo tengo claro pero he creído entender que es usted un profesional (los cojones, en realidad sé perfectamente quien eres, tío, qué risas me eché alrededor del sillón con tu intervención en cuarto milenio, aunque no fue mérito tuyo; siempre me descojono cuando lo veo), así que esperaba aprender algo de su parte. Y yo preocupado por leer crítica, aquí y allá,  viendo que se cuece, leyendo entrevistas y relatos de escritores que en realidad no me gustan, pero mierda, me estoy quedando sin clásicos y aún no lo tengo claro, artículos sobre el papel de la novela en siglo XX, sobre la cosmovisión; que nos atacan con la desfragmentación en la generación nocilla, y ala, a perder el tiempo con Nocilla Lab. (no es malo, por cierto), que si la autoficción o qué mierda sé yo, si ellos tienen que rellenar sus páginas de suplemento cultural igual, haya o no de lo que hablar. Pero no hacía falta, porque lo que debo hacer es corregir, redactar de nuevo las frases, hacer caso a las reglas sintácticas y ortográficas. Claro, joder. Eso lo sabe hasta el tato. Pero deje de venir a decir obviedades y haga como Civairott y corrija en serio. Denos su opinión, a parte de lo que repite cada vez que puede: ya sabemos que somos unos mierdas, sí tío, déjelo de una vez,  y que nos creemos escritores ¿cómo dijo? Ah, sí, mortales de la muerte. ¿Es eso un chiste, tío? Are you talking to me?, hum!, que diría Travis Bickley. Sólo hay algo que me dé más asco que alguien diciendo que es un artista o alguien diciendo que pertenece a una generación, y es alguien diciendo que ya estuvo donde estoy yo (lo digo en calidad en concursante ocasional),  y que ve el reflejo de su vergüenza en mis rostro sin siquiera haber demostrado haberse quitado él mismo de encima eso que sea, que tanto lo avergüenza. Váyase usted darle la chapa a mameri sobre cazuelas y paellas, esa es una discusión en la que su vasta experiencia seguro que le ayuda,  y si no se va a mojar en el certamen, nadie lo echará en falta, ni a usted ni a sus textos de 54 tacos y con una experiencia en el oficio del copón. La vergüenza ajena casi a desaparecido. 

Y vosotros, qué coño os pasa en la cabeza. Dejad de soltar sentencias sobre lo que es la literatura o lo que deja de ser y escribid más y mejor, que le dais alas a los comentarios de este tipo que se cree un personaje de novelucha negra: barba de tres días, borrachera continua de bourbon (como todo temperamento melindroso), y biblioteca de tipos como él, “superduros”. Otro que presume de viejo pero que no se comporta como un adulto. 

Enséñenos a escribir Avilés, por favor. Seguro que puede y al final no risa floja, descojonándome le doy a enviar. 

Salud


WAKE UP ZOMBIE ADVIERTE: LA ÚNICA SENTECIA QUE SIRVE DE ALGO, ES LA DE MUERTE. NO SENTENCIES.   

¿Veis como llevo razón en mis argumentos?

Pedro Avilés

Saliste en Cuarto Milenio? En serio? Voy a buscarlo en youtube y lo pincho, debió ser toda una experiencia…
1 2 3 4 5 6 7

La simplicidad del primer millón

La simplicidad del primer millón
A lo largo de 46 capítulos, Aitor Zárate nos descubre lo alejado o cerca que estamos de conocer como funciona el mundo del dinero. Nos propone ganar nuestro "Primer Millón" y nos muestra tanto las claves para conseguirlo, como soluciones para no caer en las trampas que "El Sistema" pone en nuestro camino. La Simplicidad del [...] Ver libro

Autor: aitorzarate

   

¿Quieres que te informemos de cómo publicar tu obra? Déjanos tu teléfono y te llamamos sin compromiso.

Introduce el nombre

Introduce el teléfono

Introduce el E-mail

Introduce un email válido

Escoge el estado del manuscrito

Debes validar que no eres un robot

Gracias por contactar con Bubok, su mensaje ha sido enviado con éxito. Una persona de nuestro departamento de asesoría al cliente se pondrá en contacto contigo a la mayor brevedad.
Enviar