bubok.es utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y a recordar sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Ver política de privacidad. OK
Buscar en Bubok

Foro para escritores de Bubok

Para participar en los foros de Bubok es imprescindible aceptar y seguir unas normas de conducta básicas. Puedes consultar estas normas aquí
X
1 2
begona1
begona1
Mensajes: 24
Fecha de ingreso: 10 de Marzo de 2009

A propósito de moralidad

26 de Agosto de 2010 a las 13:14

Retomo el contenido de una frase de Ian Flemming que se cita a propósito de otra cuestión: "¿Qué es lo que debe ponerse en un libro con pretensiones de éxito? Todo aquello que excite a los sentidos. Absolutamente cualquier cosa". Y yo me pregunto si en efecto puede ponerse cualquier cosa, aunque haga daño a alguien muy muy muy muy querido. Si puede contarse una historia real que ha sucedido y ha dejado mucho dolor y para sanarse una de las partes quiere escribirla. Si concuerda con las leyes que dictan la moralidad exponer el punto de vista propio, olvidándose u obviando simplemente el otro, después de haber intentado razonar y sentir que se está predicando en el desierto.

  ¿Qué harían otras personas en mi lugar?, me pregunto; personas que además escriben, como yo. Pero lo pregunto porque sólo alguno de vosotros me conoce y no estáis influenciados en modo alguno por la simpatía o antipatía que os inspire. De amigos más o menos cercanos sólo he extraído deseos de venganza, pero yo no quiero vengarme, sólo sanarme. ¿Es justo para sanarme yo herir a otra persona?

ElCubo
Mensajes: 1.621
Fecha de ingreso: 15 de Agosto de 2010
  • CITAR
  • 26 de Agosto de 2010 a las 13:23

Depende de cuan egoísta seas.

Si quieres extirpar el mal que te atormenta, justo es que lo hagas de la forma que más te convenga.

Tal vez lo mejor es que lo compartas con esa persona, pero sólo con ella. Puede que el dolor no desaparezca del todo y que tampoco "sanes" como pretendas, pero de esa forma la otra persona tampoco tendrá que acarrear la carga que te aflige.
Vixa
Mensajes: 1.348
Fecha de ingreso: 12 de Mayo de 2008
  • CITAR
  • 26 de Agosto de 2010 a las 13:26
Este verano he trabajado en un estudio de arquitectura bioclimática.

El jefe era todo un personaje. En las conversaciones fuera de trabajo que tuve con él me explicó de un modo claro como creía que toda la sociedad estaba podrida por el pensamiento de moralidad cristiana. Como veía, que en realidad, lo único que importa es el sentido de la individualidad y que la ayuda al prójimo y las relaciones sociales que se establecen se hacen, casi siempre en un sentido egoísta que paradójicamente pueden desembocar en comportamientos altruistas (pues necesitamos ser amados, queridos y respetados por un grupo más o menos grande o reducido de personas).

En su teoria admitía que sacrificaría un hijo (entendiendo como hijo una criatura creada especialmente para conseguir material genético compatible para sanarle sin el menor remordimiento).

En el fondo, toda moralidad intenta regular de un modo u otro la supervivencia de la especie. Por desgracia, el instinto de supervivencia de los más débiles les invita a unirse para crear una ética que les proteja.

Somos indiviudos, por encima de cualquier cosa. Todos somos diferentes el uno del otro. Todos tenemos aptitudes diferentes. ¿Es moralmente lícito pretender que todos seamos iguales?

En mi opinión esa es una de las grandes mentiras de nuestra sociedad. Y lo peor es que el sistema protege esta mentira con un sistema deformativo que estipula unas etapas que el más limitado pueda superar condenando a los más válidos, pero que a su vez también condiciona, aún sin pretenderlos, a los menos preparados.

Vivimos en una sociedad cuya moral es hipócrita y contraproducente. Una moral que sustenta no sólo un sistema educativo deficiente, sino que permite el acceso al poder al cualquiera (sólo es necesario revisar el currículum y valía de la mayoría de dirigentes).

En definitiva, mi pregunta no es si es lícito que yo perjudique a alguien para sanarme. La pregunta que yo formularía, ¿es lícito que un grupo de gente me perjudique a mí por el bien del conjunto?

Ésta es la sociedad en que vivimos, una sociedad donde el grupo prevalece por encima del individuo. Que pretende homegneizar el ser humano, alienarlo al extremo y no, no os creáis era gran mentira, no todos somos iguales. De hecho, nadie es igual, ni tan siguiera son iguales dos hermanos gemelos.


bizarro
Mensajes: 5.106
Fecha de ingreso: 12 de Diciembre de 2008
  • CITAR
  • 26 de Agosto de 2010 a las 13:28
cita de begona

Retomo el contenido de una frase de Ian Flemming que se cita a propósito de otra cuestión: "¿Qué es lo que debe ponerse en un libro con pretensiones de éxito? Todo aquello que excite a los sentidos. Absolutamente cualquier cosa". Y yo me pregunto si en efecto puede ponerse cualquier cosa, aunque haga daño a alguien muy muy muy muy querido. Si puede contarse una historia real que ha sucedido y ha dejado mucho dolor y para sanarse una de las partes quiere escribirla. Si concuerda con las leyes que dictan la moralidad exponer el punto de vista propio, olvidándose u obviando simplemente el otro, después de haber intentado razonar y sentir que se está predicando en el desierto.

  ¿Qué harían otras personas en mi lugar?, me pregunto; personas que además escriben, como yo. Pero lo pregunto porque sólo alguno de vosotros me conoce y no estáis influenciados en modo alguno por la simpatía o antipatía que os inspire. De amigos más o menos cercanos sólo he extraído deseos de venganza, pero yo no quiero vengarme, sólo sanarme. ¿Es justo para sanarme yo herir a otra persona?

Que escribas no quiere decir que expongas o hagas público.

bizarro
Mensajes: 5.106
Fecha de ingreso: 12 de Diciembre de 2008
  • CITAR
  • 26 de Agosto de 2010 a las 13:37
cita de Vixa Este verano he trabajado en un estudio de arquitectura bioclimática.

El jefe era todo un personaje. En las conversaciones fuera de trabajo que tuve con él me explicó de un modo claro como creía que toda la sociedad estaba podrida por el pensamiento de moralidad cristiana. Como veía, que en realidad, lo único que importa es el sentido de la individualidad y que la ayuda al prójimo y las relaciones sociales que se establecen se hacen, casi siempre en un sentido egoísta que paradójicamente pueden desembocar en comportamientos altruistas (pues necesitamos ser amados, queridos y respetados por un grupo más o menos grande o reducido de personas).

En su teoria admitía que sacrificaría un hijo (entendiendo como hijo una criatura creada especialmente para conseguir material genético compatible para sanarle sin el menor remordimiento).

En el fondo, toda moralidad intenta regular de un modo u otro la supervivencia de la especie. Por desgracia, el instinto de supervivencia de los más débiles les invita a unirse para crear una ética que les proteja.

Somos indiviudos, por encima de cualquier cosa. Todos somos diferentes el uno del otro. Todos tenemos aptitudes diferentes. ¿Es moralmente lícito pretender que todos seamos iguales?

En mi opinión esa es una de las grandes mentiras de nuestra sociedad. Y lo peor es que el sistema protege esta mentira con un sistema deformativo que estipula unas etapas que el más limitado pueda superar condenando a los más válidos, pero que a su vez también condiciona, aún sin pretenderlos, a los menos preparados.

Vivimos en una sociedad cuya moral es hipócrita y contraproducente. Una moral que sustenta no sólo un sistema educativo deficiente, sino que permite el acceso al poder al cualquiera (sólo es necesario revisar el currículum y valía de la mayoría de dirigentes).

En definitiva, mi pregunta no es si es lícito que yo perjudique a alguien para sanarme. La pregunta que yo formularía, ¿es lícito que un grupo de gente me perjudique a mí por el bien del conjunto?

Ésta es la sociedad en que vivimos, una sociedad donde el grupo prevalece por encima del individuo. Que pretende homegneizar el ser humano, alienarlo al extremo y no, no os creáis era gran mentira, no todos somos iguales. De hecho, nadie es igual, ni tan siguiera son iguales dos hermanos gemelos.


Los seres humanos somos k estrategas. Es decir, tenemos una camada pequeña para poder atenderla hasta su pubertad. Los insectos y los peces son r estrategas, es decir, tienen mucha descendencia para que, por sus propios medios, sólo sobrevivan los más fuertes.

La piedad, el apoyo mutuo y la protección de la parentela son imperativos de especie.

Verás, los instintos egoistas que permitirían a un hombre comerse a sus crías y violar a cualquier hembra que se le antojase, en teoría, vienen de nuestra memoria reptiliana, de r estratega. Cuando pasamos a ser mamíferos, pasamos a tener otro tipo de instintos, pero sin perder los anteriores, que conviven y luchan con los de apoyo a la especie y protección de la parentela. Una mamífero con varias crías intenta que sobrevivan la mayoría de ellas, aunque algunas tengan que morir; no arriesgaría su propia vida por salvar a una sola cría si tiene más que cuidar.

Luego tenemos una última capa de cebolla, la humana, compleja, capaz de obligarse a sí mismo con pensamientos complejos y abastractos a los que conocemos como moral, ética, honor, fidelidad, etc.

La capacidad de sacrificio por los demás, si observas a los niños, es algo innato; se tiene desde la infancia, o no se tiene en absoluto y hay que desarrollarla a base de palos para conseguir adultos que no perjudiquen a su parentela.

En mi opinión, los niños deberían ser criados por toda la tribu, no sólo por los padres, para potenciar la individualidad y evitar las aberraciones psicológicas.

Vixa
Mensajes: 1.348
Fecha de ingreso: 12 de Mayo de 2008
  • CITAR
  • 26 de Agosto de 2010 a las 13:43
Es un tema muy complejo e interesante. La verdad es que algunas veces me he planteado escribir un ensayo sobre el sistema formativo en España, que me parece una aberración de dimensiones mayúsculas.

El siguiente ensayo, pese a que quizá sea difícil plantear una alternativa mejor, sería sobre la aberración que también es la actual democracia.

Son los dos temas que más me interesan en la literatura, la naturaleza humana y el comportamiento social. Es decir, el conflicto entre los instintos que se tienen y la manera como la sociedad nos invita a dosificarlos o censurarlos y si ese modo es el correcto.


begona1
begona1
Mensajes: 24
Fecha de ingreso: 10 de Marzo de 2009
  • CITAR
  • 26 de Agosto de 2010 a las 13:45

Evidentemente no pretendo cargarme de un plumazo esa moral que debe estar por encima del individualismo feroz o las leyes de la selva que autorizan a cualquiera y lo legitiman para cometer tantas tropelías como le sean necesarias para triunfar a cualquier precio.

  No hablo de triunfo ni de poder ni siquiera de dinero, hablo de mis sentimientos, sólo sentimientos (¿tal vez amor propio por encima de todos los otros?, quizá, no me quiero quitar las culpas que me quepan). Y creo que ya dije que había intentado razonar sin conseguirlo. Yo hablo y él no quiere escuchar y mucho menos hablar.

  Si lo consulto con gente que no pertenece a mi entorno más cercano es porque no creo ser egoísta (no demasiado, en cualquier caso; es más bien al contrario), pero quizá no esté demás protegerse de vez en cuando.

jpiqueras
Mensajes: 2.808
Fecha de ingreso: 9 de Julio de 2009
  • CITAR
  • 26 de Agosto de 2010 a las 15:18
Soy el menos indicado para hacer comentarios aquí. Aun así, y pidiendo de antemano excusas por meterme en terrenos en los que no soy experto, me gustaría hacer una pequeña reflexión.

Y es que a propósito de este hilo, visto lo que aquí se ha escrito, es curioso como en ocasiones los extremos se tocan. Las ideas que, por bien intencionadas que sean -y estoy seguro que lo son -,  tienen algo de intolerante y xonófobo incluyen el desprecio o el rechazo de aquello que podemos llamar conceptos de igualdad. La democracia, los derechos humanos universales y cosas por el estilo. Llegan a considerar que las democracias (en un sentido civilizado, moderno, ‘occidental’) y los sistemas de educación que albergan son aberraciones, que atentan contra el valor que creen supremo: el individuo. Por otro lado, los movimientos con matices anti sisitema (próximos en ocasiones a los anarquistas) opinan algo parecido de la democracia y del sistema educativo. Coinciden en considerarlos malos, aberrantes, alienantes, depravados y enemigos del individuo. Pero curiosamente, en ocasiones – no siempre, afortunadamente - los que tienen ideas del tipo que mencioné en primer lugar, suelen considerar a los anti sistema como grupos freakees despreciables, a los que bien podría aplicarse la misma solución que merecen todo tipo de etnias despreciables y miserables, que no están a la altura del privilegiado cerebro del que tiene la verdad, ellos.

Pongámos las cosas en su sitio. Los individuos no están solos. Han de convivir unos con otros. Y han de sentarse unas reglas, aunque a algunos no nos guste. Pero no basadas en una moral, ni un una religión, sino en una ética. Una ética de la laicidad y el secularismo. Nuestras sociedad debe ser laica, y su evolución natural ha de basarse en la secularización.

Está muy bien decir que no todos somos iguales. Está muy bien decir aquello de ¿Por qué mi voto ha de valer lo mismo que el de un patán iletrado? Pero cuidado: el sendero por el que discurren esas ideas encierra el riesgo de conducirnos a caminos bien conocidos por los humanos que habitaban nuestro planeta a finales de la primera mitad del siglo XX.

Josep
Vixa
Mensajes: 1.348
Fecha de ingreso: 12 de Mayo de 2008
  • CITAR
  • 26 de Agosto de 2010 a las 15:30
Evidentemente Josep, todo lo que dices es cierto. Por eso digo que es un tema muy complejo.

Lo que yo considero que va mal en la sociedad occidental, al menos en la española, es el sistema formativo y, sobre todo, el acceso al poder.

Es absurdo que para, por ejemplo, trabajar en un decathlon te exijan estar cursando un carrera y que para ser ministro de fomento te baste con el bachillerato o que para ser presidente de la generalitat ni eso.

Fallan muchas cosas y todas ellas recaen en lo mismo. El defecto de la democracia, el dar el mismo valor a todas las personas. El creer que todo el mundo tiene el mismo derecho a decidir.

Y eso repercute en la formación. No todo el mundo tiene las mismas aptitudes, pero es más, ni tan siquiera tienen las mismas motivaciones y actitud.

Es esperpéntico pretender tener hasta los 16 años, con lo convulsa que es la adolescencia, mezclados gente que puede y quiere estudiar, con gente que no llega o no quiere hacerlo.

Y no digo que deban crearse guettos ni nada por el estilo, sino que debería buscarse un modelo de sociedad que ayudase a cada individuo a sacar el máximo provecho de sus virtudes.

El actual sistema formativo actual quizá sea útil para una mayoría, pero lo cierto es que lastra y frena a la gente más apta. La desmotiva, la aburre y en la intención de salvar y dar unos conocimientos mínimos a gente que quizá ni le interese aprenderlos, se pierde gente válida.

Al final creer que todo el mundo vale lo mismo (entendiendo también que el valor de cada persona se puede medir con varas muy diferentes y que el que no vale para una cosa seguro que sirve para otra) sólo entorpece el progreso como sociedad.

Del mismo modo que creo que el estado debería encontrar un método para formar líderes y otro para garantizar la calidad del voto en una democracia.

Porque evidentemente que una dictadura no es la solución, pero lo que tenemos hoy en día está claro que tampoco lo es.
mameri
Mensajes: 1.480
Fecha de ingreso: 30 de Octubre de 2009
  • CITAR
  • 26 de Agosto de 2010 a las 15:38
Me han parecido interesantes tus reflexiones, Josep, pero ¿cómo definir la laicidad?, ¿cómo garantizar también que esta laicidad, que aún está por definir, sería la solución? No me digas que lo laico es lo no-religioso porque no sirve para establecer las normas de conducta.
oniria
oniria
Mensajes: 2.278
Fecha de ingreso: 15 de Febrero de 2009
  • CITAR
  • 26 de Agosto de 2010 a las 15:49
Respecto a la pregunta principal planteada, pienso como Bizarro, Begoña: que lo escribas no quiere decir que lo hagas público. Y si quieres tanto, tanto, a esa persona, tú sabrás si podrás vivir tras haberla perjudicado. Yo no podría, pero quizá tú sí.

Y respecto a la cuestión de la igualdad, etc... No sé, Vixa, pero creo que se confunden cosas. Yo no soy igual a nadie, igual que tú no lo eres. Odio las cosas esas de las modas, y la tendencia que tienen algunos a moverse en manada. Me gusta ser yo, ante todo, yo.

Pero como ya te comentan, eso no es algo que tenga que suponer el conflicto que planteas. Hay que convivir en un grupo, ya que, POR SUERTE, estamos en un grupo. Y lo normal es que, el grupo, trate por igual a todos sus miembros. Que es distinto.

Somos iguales "ante la ley".Somos iguales "en oportunidades". O eso, o no jugamos al mismo juego, porque yo paso de que venga nadie con ínfulas de ser superior a decir "tú sí, tú no". "Tú vales para poder competir por tal puesto, tú no".

Ya sabemos todos que, luego, ante la ley no somos iguales, realmente. Si la Duquesa de Alba y yo rompemos algo por ahí, no nos van a tratar igual. Y que los enchufes decidirán quién consigue tal puesto, casi siempre. Pero, el ideal, debe seguir siendo la igualdad como miembro.

No creo en la división entre el hombre/mujer superior y luego el resto, que tan malas consecuencias ha traído siempre. No creo en las posturas de, no sé, Ayn Rand, de la que me gusta mucho Los que vivimos, pero que me repelen sus planteamientos (sólo los conozco por encima, lo justo, no me interesan). El "yo" es necesario siempre. Pero el "yo, yo, yo y más yo, que soy mejor que tú y me lo merezco todo y tú nada o lo que te deje de sobras" lleva a serios problemas. Y aunque uno pueda congeniar y buscar no pisar a nadie, tampoco tiene porqué consentir en que le pisen. Vamos, personalmente, sin ser persona a la que le guste pelear, si tengo que morder pies, los muerdo ;D

Simplemente, pienso que hay gente egoísta y gente que no. Y un grado de egoísmo es necesario en esta vida, siempre, para cuidarte de los muy egoístas, los que se creen mejores que tú y con más derecho que tú a lo mejor de la vida, sin compartirlo. Pero no lo entiendo como un ideal, ya te digo, es una necesidad.

pd Vuelvo a llegar tarde, lo siento ;DD. Bueno, pues sí. El sistema formativo es deficiente. Pero vamos, es un tema muy complejo.
mameri
Mensajes: 1.480
Fecha de ingreso: 30 de Octubre de 2009
  • CITAR
  • 26 de Agosto de 2010 a las 15:55
Muy de acuerdo con Oniria. Una salvedad, hace unos años estudié Derecho y me quedó grabada de esa época una frase de libro: "El principio de igualdad no quiere decir que todos seamos iguales ante la ley, sino que las diferencias han de estar justificadas por la propia ley." Esto lo dijo un profesor de Derecho Político. ¿Tenía razón? No lo sé.
oniria
oniria
Mensajes: 2.278
Fecha de ingreso: 15 de Febrero de 2009
  • CITAR
  • 26 de Agosto de 2010 a las 16:12
Jaja, sí, todos somos iguales ante la ley, pero unos más iguales que otros.

Yo también estudié Derecho. Y tuve que aprender aquello de que, cuando la Constitución habla de garantizar casa y trabajo, realmente habla de "poner los medios posibles para...". El Estado de Derecho Democrático y Social sufre mucho, cuando lo miras de cerca a la cara ;DD

Pero, al margen de intereses particulares, que siempre los hay, a la hora de interpretar cada cosa en cada momento, al margen de los casos concretos, en los que los derechos de unos pueden pisotear, lamentablemente, los derechos de otros, lo que está claro es que es el ideal al que debemos tender.

Lo demás, es entrar en cuestiones peligrosas. Uf ;D
Vixa
Mensajes: 1.348
Fecha de ingreso: 12 de Mayo de 2008
  • CITAR
  • 26 de Agosto de 2010 a las 16:18
Oniria, yo no digo que no debamos vivir en sociedad, lo que yo digo es que la sociedad no puede tratar las personas como iguales en terminos de aptitudes, motivaciónes y actitud.

Evidentemente que dentro de eso deben respetarse unos derechos fundamentales.

Una cosa no quita la otra. De hecho, es precisamente por eso, por respetar el derecho a una buena educación que no todo el mundo debería seguir la misma.

¿De verdad crees que es productivo tener en una misma clase un chico que con 12-14 años podría estar en la universidad que un chico que ni con 16 llegará a saber sumar?

Eso beneficia a alguien. ¿El querer respetar el derecho a la educación del menos preparado no limita al que más válido?

El problema es que nuestra sociedad malentiende la protección al más débil. No se le debe proteger a costa de que el resto de adapte a él, se le deben ofrecer vías alternativas para progresar intentando potenciar sus motivaciones e intereses.

Y te puedo poner un montón de ejemplos de como el sistema educativo actual perjudica a la enorme mayoría de alumnos, obligando a seguir unos estudios a un ritmo que ni les es útil, ni les motiva, ni a veces pueden seguir o en otros casos lo asimilan antes que el profesor abra la boca.
gabrielmiles
Mensajes: 364
Fecha de ingreso: 31 de Mayo de 2010
  • CITAR
  • 26 de Agosto de 2010 a las 16:28
  En ningún momento, me apetecía entrar en este debate. Pienso que este aspecto, el mundo de la moralidad, es casi imposible llegar al absoluto concenso. ¿Qué moral, inmoral o amoral? ....Pues yo no sabría decirlo, así como nadie sería capaz de encontrar una moral absoluta. ¿Es moral quitar la vida a un individuo para salvar la vida de miles? Preguntas como esta asaltan nuestras mentes cada día. Y es imposible discernir una verdad absoluta, sobre todo depndiendo del papel que nos toque jugar en las decisiones. Si el individuo que va morir soy yo, obviamente estaría en contra, pero ¿y si pertenezco al grupo de miles que se salvarían? Esto es solo un ejemplo, como también podrían existir cientos de ellos que tipifiquen un ejemplo claro de lo correcto o incorrecto. Todos tenemos claro que matar sin una causa realmente justificada está mal, así como forzar a alguien a obrar contra su voluntad con el mero empeño de beneficiarnos a nosotros mismo. La mayoría de los casos no son así, ejemplo claro de ello es la base del debate, el texto de Vixa.
  Existen factores tales como la educación, las vivencias, nuestro estado de animos o como he dicho el rol que nos toque representar en ciertas circunstacias, los cuales pueden alterar o condicionar, nuestra propia percepción del bien y del mal, lo moral o lo inmoral.
 Por todo esto es importante la libertad de opinión y expresión, escuchar otros puntos de vista nos pueden ayudar a comprender lo que se puede definir como moral o lo que no, no siendo así cuando la persona implicada carece de opciones o las desconoce.

Pero señor@s como siempre digo, toda esta verborrea es tan solo una reflexión personal y hago constancia de ésta para que mediteis sobre ello.
oniria
oniria
Mensajes: 2.278
Fecha de ingreso: 15 de Febrero de 2009
  • CITAR
  • 26 de Agosto de 2010 a las 16:34
No sé, Vixa. Es algo que ha dicho mucha gente, en muchas etapas nefastas de nuestra historia. Los nobles se creían muy superiores a los siervos a los que podían pisotear sin miramientos, y con mucha razón para ser superiores.

En fin, si me apuras, pues vale, pero con la condición de que, a mí, en concreto, no se me considere inferior a otros, en nada. Quiero las mismas ventajas y oportunidades que el mejor del grupo (sea como sea que se decidió que era el mejor, y el con más derecho) Que sólo faltaría ;D

Es el problema que tiene el apoyar la desigualdad en la sociedad, que siempre alguien queda por debajo, se generan víctimas inocentes que, a otros pueden no importarles, pero a mí sí. No ocurre así cuando se postula la igualdad, que también es un ideal, algo que no existe, pero que busca que no haya víctimas del listo de al lado.

Y, con esto, me retiro del debate, que yo tampoco es que tenga mucho que aportar, más que mi opinión ;D

pd joers qué día ;DD Pues que llevas a casos concretos. Y por supuesto ha de atenderse a cada persona según sus necesidades. Pero yo no veo que haya que potenciar más a uno, sino ayudar a ambos, cada cual en sus necesidades, que es distinto. Uno necesitará una educación especial, cierto. Y más cara, seguramente. Pero debe tenerla, no arrinconarlo en su deficiencia y a seguir con el otro. Igual era eso a lo que te referías.

Yo no quería entrar en analizar el sistema. Ya sabemos que es malo ;D
Vixa
Mensajes: 1.348
Fecha de ingreso: 12 de Mayo de 2008
  • CITAR
  • 26 de Agosto de 2010 a las 17:19
A ver Oniria, no es una cuestión de superioridad o inferioridad manifiesta. Es cuestión de mero analisis de la situación de cada niño.

El tener varios psicólogos y psicopedagogos en el centro. El poder asesorar según los progresos del alumno si debe ir más rápido o más lento en su progreso. El poder determinar si es mejor que un alumno siga una formación profesional a partir de los 14 años (siempre con posibilidad de poder reengancharse más adelante a estudios superiores) o si otros deben ir a clases especiales para potenciar sus aptitudes y cuales deben seguir una formación parecida a la actual.

No es cuestión de dictaminar a dedo quien es superior o inferior, es cuestión observar y analizar con un mínimo de sentido común las aptitudes y motivaciones de cada alumno y tratarlo de un modo individualizado.

¿De verdad crees que la solución es negar que hay niños más inteligentes y motivados que otros sólo porque los menos listos se sientan integrados?

Lo siento, pero no.
oniria
oniria
Mensajes: 2.278
Fecha de ingreso: 15 de Febrero de 2009
  • CITAR
  • 26 de Agosto de 2010 a las 17:20
Mientras bubok entraba en parálisis total, he pensado, Vixa, que realmente estamos hablando de cosas distintas. A ver si me explico, si no es así, pues nada ;D

Tú hablas, por tus ejemplos, de una diferenciación en la educación que reciben esas personas.

Yo hablo de que todas las personas, todas, deben tener derecho a la mejor educación, por igual, pero cierto que debe ser una educación ajustada a sus necesidades en cada caso concreto (con lo que no será igual, en eso). Si hay que invertir más en el que tiene dificultades a los 16 años, pues se invierte. Eso no lo niego. Pero tiene por qué tener todas las oportunidades.
Vixa
Mensajes: 1.348
Fecha de ingreso: 12 de Mayo de 2008
  • CITAR
  • 26 de Agosto de 2010 a las 17:27
Pues estamos diciendo lo mismo. Básicamente porque es algo de sentido común. Aunque por desgracia a nadie se le ocurrirá plantear esto en serio (de hecho la ley de educación es tan ridícula que ni tan siquiera permite diferenciar las diferentes clases por níveles según resultados académicos y aptitudes).

Discriminación le llaman.
oniria
oniria
Mensajes: 2.278
Fecha de ingreso: 15 de Febrero de 2009
  • CITAR
  • 26 de Agosto de 2010 a las 17:47
Sí, es que ya te digo, yo andaba con la cosa de la igualdad del individuo, otra cosa es centrarse en los aspectos concretos, como el de la educación. No es positivo obligar a todos al mismo sistema, está claro. Ni siquiera cumple con el ideal de igualdad, porque unos necesitan unas cosas y otros otras, para conseguir lo mismo.

Respecto a lo de entender el asunto, te aseguro que muy claramente y muy de cerca. A grandes rasgos, te contaré que, mi padre, era un niño con tremendo fracaso escolar (en la época, postguerra, no se había acuñado ese término aún, claro ;DD), falta de atención, trasto... No valía para estudiar, ya lo sabían todos y lo tenían asumido. Iba a terminar, no sé, como mi abuelo, en la mina (Gallarta), o supongo que trabajando unas tierras, algo así.

Pero, en esos giros de la vida que superan todo arte, un día llegó a casa y se encontró allí con un desconocido al que mi abuelo estaba cobijando. Un topo, creo que se les llamaba, ya sabéis. Esperaba para poder pasar a Francia y mientras, allí estaba escondido. No podían hablar de él, no podían dejarse ventanas abiertas, etc...

Era profesor universitario, y un día, viendo la situación, le dijo a mi padre: "anda chaval, ven aquí, vamos a repasar las cosas".

Y resultó que mi padre era un niño con una inteligencia privilegiada, que se aburría en el colegio porque no encontraba motivación. Con la ayuda de aquel señor, que de verdad le dio impulso, y luego con la del maestro de la escuela, que asombrado le apoyó más y le buscó en el sistema educativo cómo conseguir sucesivas becas, empezó a estudiar y a partir de entonces, con 10 años, que se dice pronto, empezó a mantener a toda su familia. Él solo.

Un día volvió a casa del colegio y el señor aquel ya no estaba. Se había organizado ya todo, y lo último que supo es que había llegado con bien a Francia. Pero no hubo despedidas, algo que siempre ha lamentado. Pasó por su vida, cambiándola por completo (la suya, y la mía, claro...), y nunca más se supo.

Es una historia preciosa, y como viene al caso, por eso la comento ;D

Pero en fin, que cierto, cada persona, requiere una atención, una educación, una consideración concreta. Otra cosa es que, a nivel macro-social o como quieras llamarlo, el ideal debe ser que todos tengan igual derecho a recibirla, con sus particularidades.

Sí, decíamos lo mismo. Ya siento, hoy apenas dormí, y estoy realmente densa ;D
mameri
Mensajes: 1.480
Fecha de ingreso: 30 de Octubre de 2009
  • CITAR
  • 26 de Agosto de 2010 a las 18:23
El sistema educativo va a la deriva, y las causas son múltiples. Se ha hablado mucho sobre ello pero no se ha puesto todavía un remedio eficaz; muchos opinamos que los políticos han querido hundir el sistema educativo aposta. Resumiendo, se dice que la escuela no funciona porque:

-- los padres no cumplen su misión de educadores.
-- Existen otros medios que educan al niño fuera de la escuela. Hoy en día la televisión enseña cosas y tiene más autoridad que el maestro. ¿Pero es bueno lo que aprenden los niños a través de la tele?
--El programa se ha quedado vacío de contenido: las sucesivas reformas han hecho que sea más fácil aprobar, pero la calidad de la enseñanza baja como la espuma. Al final no se aprende casi nada; los niños se aburren y eso crea mal ambiente en las clases, que a su vez hace que no se aprenda nada, porque el maestro no puede transmitir sus conocimientos. Es un círculo vicioso.
1 2

La simplicidad del primer millón

La simplicidad del primer millón
A lo largo de 46 capítulos, Aitor Zárate nos descubre lo alejado o cerca que estamos de conocer como funciona el mundo del dinero. Nos propone ganar nuestro "Primer Millón" y nos muestra tanto las claves para conseguirlo, como soluciones para no caer en las trampas que "El Sistema" pone en nuestro camino. La Simplicidad del Primer [...] Ver libro

Autor: aitorzarate

   

¿Quieres que te informemos de cómo publicar tu obra? Déjanos tu teléfono y te llamamos sin compromiso.

Introduce el nombre

Introduce el teléfono

Introduce el E-mail

Introduce un email válido

Escoge el estado del manuscrito

Gracias por contactar con Bubok, su mensaje ha sido enviado con éxito. Una persona de nuestro departamento de asesoría al cliente se pondrá en contacto contigo a la mayor brevedad.
Enviar
¿Por qué no nos dejan trabajar desde casa?
¿Por qué no nos dejan trabajar desde casa?
En 2015 el 60% de las contrataciones de las empresas serán freelance, pero nadie ha enseñado a las personas a trabajar [...] Ver libro
1 libro comprado
desde BARCELONA