bubok.es utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y a recordar sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Ver política de privacidad. OK
Buscar en Bubok

Foro para escritores de Bubok

Para participar en los foros de Bubok es imprescindible aceptar y seguir unas normas de conducta básicas. Puedes consultar estas normas aquí
X
1 2
simpatialaboral
simpatialaboral
Mensajes: 733
Fecha de ingreso: 6 de Diciembre de 2009

¿Por qué escribes? 50 respuestas+la tuya

2 de Enero de 2011 a las 17:10
Un bonito artículo de Jesús Ruiz Mantilla, en el suplemento dominical de El Pais.
Cincuenta escritores contestan a la pregunta.
He elegido una respuesta, para dejarla como marca de inicio, aprovechando que el último libro del autor seleccionado me parece extraordinario:
"Ah, ya veo, vuelve la vieja y pérfida pregunta. Pero también podrían ustedes preguntarme por qué acabo de hacer una lazada en mis zapatos. Y también por qué no me he contentado con un nudo que, para el caso, me habría servido igual. Este tipo de habilidades no nos llaman la atención, por ser muy familiares. Pero, en algún tiempo remoto, un antepasado hizo la primera lazada. Nosotros no somos más que sus imitadores, un eslabón en la cadena ininterrumpida de la tradición. De modo que a quién habría que preguntarle por qué escribo es a ese antepasado, preguntarle por qué quiso ir más allá del nudo."

Anímate a dejar tu respuesta.
mameri
Mensajes: 1.479
Fecha de ingreso: 30 de Octubre de 2009
  • CITAR
  • 2 de Enero de 2011 a las 17:33
Respondo citándome a mí mismo; este es un fragmento de una entrevista imaginaria que aparece en mi relato 'Las vacaciones de Álvaro Montilla':

"León.- ¿Por qué escribir? ¿Qué razón o razones justifican esta «comedura de coco»?

Álvaro.- Esta pregunta es un clásico. Imagino que tampoco podía faltar hoy. Bien, esto de escribir es algo que se justifica por sí mismo: uno escribe porque le da la gana, o porque se figura que la pluma le permite volar hacia universos fantásticos. Confieso que esta pregunta me suele irritar un poco. ¿Por qué escribo? ¡Y yo qué sé! Supongo que porque no se me ocurre nada mejor que hacer."

nosebundos
Mensajes: 1.334
Fecha de ingreso: 25 de Mayo de 2009
  • CITAR
  • 2 de Enero de 2011 a las 18:17
Porque puedo.
pelagio
Mensajes: 3.420
Fecha de ingreso: 5 de Mayo de 2009
  • CITAR
  • 2 de Enero de 2011 a las 18:32
Ahora más que nunca, para ahuyentar fantasmas...o para llamarlos, ¿quién sabe lo qué estoy haciendo?
sagitarius
sagitarius
Mensajes: 417
Fecha de ingreso: 18 de Junio de 2010
  • CITAR
  • 2 de Enero de 2011 a las 19:39

Podéis compartir esta opinión o no, cada uno es libre de pensar lo que quiera acerca del impuso de una mente a ejecutar ciertas actividades, y más cuando éstas son complejas.

Yo diría que el impulso de escribir nace del impulso de jugar, aunque los humanos hemos convertido los resultados de ese juego en un trabajo, y valioso, pues la sociedad lo valora.

Todos los animales juegan y más aún a edades tempranas. El juego es sumamente relevante para aprender. Un gato aprende a cazar presas jugando (por poner un ejemplo); afina su coordinación psicomotriz de la misma manera que un niño al jugar. Eso mismo, aprender y afinar redes neuronales. Hasta hace no demasiado se creía que el juego era una tontería, una chorrada de los seres jovencitos, sin embargo ahora se sabe que es muy importante, mucho.

Yo opino que en adultos el juego es una especie de mantenimiento y puesta apunto del cerebro (de sus redes), y aprendizaje también, por qué no. Todo aquel que es creativo de un modo u otro (sea ejecutando la labor que sea, pintando, escribiendo, diseñando…) ejercita su creatividad, la mantiene a punto, ya que las redes se atrofian si no se ejercitan.

El juego es una manera de ejercitar mente y cuerpo (cuerpo en según qué tipo de juegos) los hay más y menos completos en ese aspecto.

Yo diría que escribir es una necesidad del cerebro, de sus redes; una necesidad de las propias redes las cuales crean impulsos como éste del que hablamos. Ese mismo impulso a cualquier otro que no escriba le empujará a hacer diferentes labores, no solo está la de escribir, por supuesto. La mente juega consigo misma, y, si hay adultos que jamás crecerán son, entre otros, los escritores: una pandilla de niños adultos que les encanta soñar y, a diferencia de otros que pierden en gran medida esa capacidad al llegar a la edad adulta, éstos llegan a la vejez sin perderla.

También hay gente más y menos juguetona.

Estoy hablando de su principio básico, no me liéis con necesidades sociales.

Por supuesto es mi opinión, cada cual que conjeture lo que quiera.

 

penacuesta
Mensajes: 40
Fecha de ingreso: 28 de Enero de 2009
  • CITAR
  • 2 de Enero de 2011 a las 19:58

Por dinero. Es el vicio que más barato me sale.

Comparto el criterio de que la pregunta no viene a cuento. Nadie pregunta a un músico por qué compone o canta ni a un ciclista por qué monta en bicicleta. Además, en todo caso, la pregunta debería ser: ¿por qué sigue usted escribiendo?, pues por lo ya escrito, sin duda tendrá un montón de motivos diferentes, muchos de los cuales ahora no le servirían.

estrellafugaz
Mensajes: 746
Fecha de ingreso: 18 de Julio de 2008
  • CITAR
  • 2 de Enero de 2011 a las 20:24
cita de sagitarius

Podéis compartir esta opinión o no, cada uno es libre de pensar lo que quiera acerca del impuso de una mente a ejecutar ciertas actividades, y más cuando éstas son complejas.

Yo diría que el impulso de escribir nace del impulso de jugar, aunque los humanos hemos convertido los resultados de ese juego en un trabajo, y valioso, pues la sociedad lo valora.

Todos los animales juegan y más aún a edades tempranas. El juego es sumamente relevante para aprender. Un gato aprende a cazar presas jugando (por poner un ejemplo); afina su coordinación psicomotriz de la misma manera que un niño al jugar. Eso mismo, aprender y afinar redes neuronales. Hasta hace no demasiado se creía que el juego era una tontería, una chorrada de los seres jovencitos, sin embargo ahora se sabe que es muy importante, mucho.

Yo opino que en adultos el juego es una especie de mantenimiento y puesta apunto del cerebro (de sus redes), y aprendizaje también, por qué no. Todo aquel que es creativo de un modo u otro (sea ejecutando la labor que sea, pintando, escribiendo, diseñando…) ejercita su creatividad, la mantiene a punto, ya que las redes se atrofian si no se ejercitan.

El juego es una manera de ejercitar mente y cuerpo (cuerpo en según qué tipo de juegos) los hay más y menos completos en ese aspecto.

Yo diría que escribir es una necesidad del cerebro, de sus redes; una necesidad de las propias redes las cuales crean impulsos como éste del que hablamos. Ese mismo impulso a cualquier otro que no escriba le empujará a hacer diferentes labores, no solo está la de escribir, por supuesto. La mente juega consigo misma, y, si hay adultos que jamás crecerán son, entre otros, los escritores: una pandilla de niños adultos que les encanta soñar y, a diferencia de otros que pierden en gran medida esa capacidad al llegar a la edad adulta, éstos llegan a la vejez sin perderla.

También hay gente más y menos juguetona.

Estoy hablando de su principio básico, no me liéis con necesidades sociales.

Por supuesto es mi opinión, cada cual que conjeture lo que quiera.

 

Vamos a ver: lo de que hasta hace no mucho se creía que el juego es una tontería es relativo. Yo, al menos, conozco dos estudios clásicos sobre la seriedad del juego: Johan Huizinga, Homo ludens (1938 en holandés con traducción española en Alianza editorial) sobre el juego como base del desarrollo cultural; y luego otro de Ortega y Gasset de título El origen deportivo del estado (1966). Eso sin contar, claro, todas las apreciaciones del mundo clásico sobre la seriedad de de los juegos olímpicos y otros juegos panhelénicos.

Por explicar una chorradita: muchos han visto la película 300. Bueno, pues resulta que si casi sólo los espartanos acuden a enfrentarse a los persas en las Termópilas es porque los demás griegos están en los juegos olímpicos, concretamente en los que hacen el número 75 celebrados en 480 a.C. O sea, los juegos son tan tontos que los griegos prefieren asistir a ellos antes que defender la tierra.

Pero bueno, por contestar la pregunta: alguno habrá que escriba para ahorrar psiquiatra.

(Y no sé si lo de la tortilla de patatas venía en este hilo, pero me ha parecido genial).

sagitarius
sagitarius
Mensajes: 417
Fecha de ingreso: 18 de Junio de 2010
  • CITAR
  • 2 de Enero de 2011 a las 20:45

Relativo es. Los estudios verdaderamente científicos (fiables) acerca del juego están muy cercanos a estos días. ¿No te parece, estrellafugaz?

 

sagitarius
sagitarius
Mensajes: 417
Fecha de ingreso: 18 de Junio de 2010
  • CITAR
  • 2 de Enero de 2011 a las 21:06
cita de estrellafugaz
cita de sagitarius

Podéis compartir esta opinión o no, cada uno es libre de pensar lo que quiera acerca del impuso de una mente a ejecutar ciertas actividades, y más cuando éstas son complejas.

Yo diría que el impulso de escribir nace del impulso de jugar, aunque los humanos hemos convertido los resultados de ese juego en un trabajo, y valioso, pues la sociedad lo valora.

Todos los animales juegan y más aún a edades tempranas. El juego es sumamente relevante para aprender. Un gato aprende a cazar presas jugando (por poner un ejemplo); afina su coordinación psicomotriz de la misma manera que un niño al jugar. Eso mismo, aprender y afinar redes neuronales. Hasta hace no demasiado se creía que el juego era una tontería, una chorrada de los seres jovencitos, sin embargo ahora se sabe que es muy importante, mucho.

Yo opino que en adultos el juego es una especie de mantenimiento y puesta apunto del cerebro (de sus redes), y aprendizaje también, por qué no. Todo aquel que es creativo de un modo u otro (sea ejecutando la labor que sea, pintando, escribiendo, diseñando…) ejercita su creatividad, la mantiene a punto, ya que las redes se atrofian si no se ejercitan.

El juego es una manera de ejercitar mente y cuerpo (cuerpo en según qué tipo de juegos) los hay más y menos completos en ese aspecto.

Yo diría que escribir es una necesidad del cerebro, de sus redes; una necesidad de las propias redes las cuales crean impulsos como éste del que hablamos. Ese mismo impulso a cualquier otro que no escriba le empujará a hacer diferentes labores, no solo está la de escribir, por supuesto. La mente juega consigo misma, y, si hay adultos que jamás crecerán son, entre otros, los escritores: una pandilla de niños adultos que les encanta soñar y, a diferencia de otros que pierden en gran medida esa capacidad al llegar a la edad adulta, éstos llegan a la vejez sin perderla.

También hay gente más y menos juguetona.

Estoy hablando de su principio básico, no me liéis con necesidades sociales.

Por supuesto es mi opinión, cada cual que conjeture lo que quiera.

 

Vamos a ver: lo de que hasta hace no mucho se creía que el juego es una tontería es relativo. Yo, al menos, conozco dos estudios clásicos sobre la seriedad del juego: Johan Huizinga, Homo ludens (1938 en holandés con traducción española en Alianza editorial) sobre el juego como base del desarrollo cultural; y luego otro de Ortega y Gasset de título El origen deportivo del estado (1966). Eso sin contar, claro, todas las apreciaciones del mundo clásico sobre la seriedad de de los juegos olímpicos y otros juegos panhelénicos.

Por explicar una chorradita: muchos han visto la película 300. Bueno, pues resulta que si casi sólo los espartanos acuden a enfrentarse a los persas en las Termópilas es porque los demás griegos están en los juegos olímpicos, concretamente en los que hacen el número 75 celebrados en 480 a.C. O sea, los juegos son tan tontos que los griegos prefieren asistir a ellos antes que defender la tierra.

Pero bueno, por contestar la pregunta: alguno habrá que escriba para ahorrar psiquiatra.

(Y no sé si lo de la tortilla de patatas venía en este hilo, pero me ha parecido genial).

Digo yo que alguno habrá que escriba porque es tonto o tonta, sin discriminar ningún género; supongo que otros lo hacen porque han guardado tantos datos irrelevantes en la mente que ya no saben ni estructurarlos de forma coherente, y lo que tienen es una enorme tortilla de patatas en la cabeza.

estrellafugaz
Mensajes: 746
Fecha de ingreso: 18 de Julio de 2008
  • CITAR
  • 2 de Enero de 2011 a las 21:47
cita de sagitarius
cita de estrellafugaz
cita de sagitarius

Podéis compartir esta opinión o no, cada uno es libre de pensar lo que quiera acerca del impuso de una mente a ejecutar ciertas actividades, y más cuando éstas son complejas.

Yo diría que el impulso de escribir nace del impulso de jugar, aunque los humanos hemos convertido los resultados de ese juego en un trabajo, y valioso, pues la sociedad lo valora.

Todos los animales juegan y más aún a edades tempranas. El juego es sumamente relevante para aprender. Un gato aprende a cazar presas jugando (por poner un ejemplo); afina su coordinación psicomotriz de la misma manera que un niño al jugar. Eso mismo, aprender y afinar redes neuronales. Hasta hace no demasiado se creía que el juego era una tontería, una chorrada de los seres jovencitos, sin embargo ahora se sabe que es muy importante, mucho.

Yo opino que en adultos el juego es una especie de mantenimiento y puesta apunto del cerebro (de sus redes), y aprendizaje también, por qué no. Todo aquel que es creativo de un modo u otro (sea ejecutando la labor que sea, pintando, escribiendo, diseñando…) ejercita su creatividad, la mantiene a punto, ya que las redes se atrofian si no se ejercitan.

El juego es una manera de ejercitar mente y cuerpo (cuerpo en según qué tipo de juegos) los hay más y menos completos en ese aspecto.

Yo diría que escribir es una necesidad del cerebro, de sus redes; una necesidad de las propias redes las cuales crean impulsos como éste del que hablamos. Ese mismo impulso a cualquier otro que no escriba le empujará a hacer diferentes labores, no solo está la de escribir, por supuesto. La mente juega consigo misma, y, si hay adultos que jamás crecerán son, entre otros, los escritores: una pandilla de niños adultos que les encanta soñar y, a diferencia de otros que pierden en gran medida esa capacidad al llegar a la edad adulta, éstos llegan a la vejez sin perderla.

También hay gente más y menos juguetona.

Estoy hablando de su principio básico, no me liéis con necesidades sociales.

Por supuesto es mi opinión, cada cual que conjeture lo que quiera.

 

Vamos a ver: lo de que hasta hace no mucho se creía que el juego es una tontería es relativo. Yo, al menos, conozco dos estudios clásicos sobre la seriedad del juego: Johan Huizinga, Homo ludens (1938 en holandés con traducción española en Alianza editorial) sobre el juego como base del desarrollo cultural; y luego otro de Ortega y Gasset de título El origen deportivo del estado (1966). Eso sin contar, claro, todas las apreciaciones del mundo clásico sobre la seriedad de de los juegos olímpicos y otros juegos panhelénicos.

Por explicar una chorradita: muchos han visto la película 300. Bueno, pues resulta que si casi sólo los espartanos acuden a enfrentarse a los persas en las Termópilas es porque los demás griegos están en los juegos olímpicos, concretamente en los que hacen el número 75 celebrados en 480 a.C. O sea, los juegos son tan tontos que los griegos prefieren asistir a ellos antes que defender la tierra.

Pero bueno, por contestar la pregunta: alguno habrá que escriba para ahorrar psiquiatra.

(Y no sé si lo de la tortilla de patatas venía en este hilo, pero me ha parecido genial).

Digo yo que alguno habrá que escriba porque es tonto o tonta, sin discriminar ningún género; supongo que otros lo hacen porque han guardado tantos datos irrelevantes en la mente que ya no saben ni estructurarlos de forma coherente, y lo que tienen es una enorme tortilla de patatas en la cabeza.

Pues si de algo presumo yo es precisamente de tener en la cabeza miles de datos irrelevantes (sonetos de Garcilaso o Quevedo de memoria; pasajes de la Biblia, Homero y Sófocles en griego también de memoria; cálculo rapídísimo en el dominó de parejas; nombres de toreros; esquemas mentales de las autopistas españolas, francesas y portuguesas; a qué seguir...).

Y en cambio, de aquí dos semanas cumplo 55 y no sé hacer una tortilla de patatas.

R2-D2
Mensajes: 3.188
Fecha de ingreso: 26 de Diciembre de 2008
  • CITAR
  • 2 de Enero de 2011 a las 22:14
Durante décadas he tenido contestación para la pregunta contraria: ¿por qué NO escribes? La respuesta me la había dejado en préstamo un amigo, que se decía a sí mismo que no valía la pena escribir si no tenías algo nuevo que decir.

Parece que en algún momento esa respuesta me ha dejado de servir.
sagitarius
sagitarius
Mensajes: 417
Fecha de ingreso: 18 de Junio de 2010
  • CITAR
  • 2 de Enero de 2011 a las 22:16
cita de estrellafugaz
cita de sagitarius
cita de estrellafugaz
cita de sagitarius

Podéis compartir esta opinión o no, cada uno es libre de pensar lo que quiera acerca del impuso de una mente a ejecutar ciertas actividades, y más cuando éstas son complejas.

Yo diría que el impulso de escribir nace del impulso de jugar, aunque los humanos hemos convertido los resultados de ese juego en un trabajo, y valioso, pues la sociedad lo valora.

Todos los animales juegan y más aún a edades tempranas. El juego es sumamente relevante para aprender. Un gato aprende a cazar presas jugando (por poner un ejemplo); afina su coordinación psicomotriz de la misma manera que un niño al jugar. Eso mismo, aprender y afinar redes neuronales. Hasta hace no demasiado se creía que el juego era una tontería, una chorrada de los seres jovencitos, sin embargo ahora se sabe que es muy importante, mucho.

Yo opino que en adultos el juego es una especie de mantenimiento y puesta apunto del cerebro (de sus redes), y aprendizaje también, por qué no. Todo aquel que es creativo de un modo u otro (sea ejecutando la labor que sea, pintando, escribiendo, diseñando…) ejercita su creatividad, la mantiene a punto, ya que las redes se atrofian si no se ejercitan.

El juego es una manera de ejercitar mente y cuerpo (cuerpo en según qué tipo de juegos) los hay más y menos completos en ese aspecto.

Yo diría que escribir es una necesidad del cerebro, de sus redes; una necesidad de las propias redes las cuales crean impulsos como éste del que hablamos. Ese mismo impulso a cualquier otro que no escriba le empujará a hacer diferentes labores, no solo está la de escribir, por supuesto. La mente juega consigo misma, y, si hay adultos que jamás crecerán son, entre otros, los escritores: una pandilla de niños adultos que les encanta soñar y, a diferencia de otros que pierden en gran medida esa capacidad al llegar a la edad adulta, éstos llegan a la vejez sin perderla.

También hay gente más y menos juguetona.

Estoy hablando de su principio básico, no me liéis con necesidades sociales.

Por supuesto es mi opinión, cada cual que conjeture lo que quiera.

 

Vamos a ver: lo de que hasta hace no mucho se creía que el juego es una tontería es relativo. Yo, al menos, conozco dos estudios clásicos sobre la seriedad del juego: Johan Huizinga, Homo ludens (1938 en holandés con traducción española en Alianza editorial) sobre el juego como base del desarrollo cultural; y luego otro de Ortega y Gasset de título El origen deportivo del estado (1966). Eso sin contar, claro, todas las apreciaciones del mundo clásico sobre la seriedad de de los juegos olímpicos y otros juegos panhelénicos.

Por explicar una chorradita: muchos han visto la película 300. Bueno, pues resulta que si casi sólo los espartanos acuden a enfrentarse a los persas en las Termópilas es porque los demás griegos están en los juegos olímpicos, concretamente en los que hacen el número 75 celebrados en 480 a.C. O sea, los juegos son tan tontos que los griegos prefieren asistir a ellos antes que defender la tierra.

Pero bueno, por contestar la pregunta: alguno habrá que escriba para ahorrar psiquiatra.

(Y no sé si lo de la tortilla de patatas venía en este hilo, pero me ha parecido genial).

Digo yo que alguno habrá que escriba porque es tonto o tonta, sin discriminar ningún género; supongo que otros lo hacen porque han guardado tantos datos irrelevantes en la mente que ya no saben ni estructurarlos de forma coherente, y lo que tienen es una enorme tortilla de patatas en la cabeza.

Pues si de algo presumo yo es precisamente de tener en la cabeza miles de datos irrelevantes (sonetos de Garcilaso o Quevedo de memoria; pasajes de la Biblia, Homero y Sófocles en griego también de memoria; cálculo rapídísimo en el dominó de parejas; nombres de toreros; esquemas mentales de las autopistas españolas, francesas y portuguesas; a qué seguir...).

Y en cambio, de aquí dos semanas cumplo 55 y no sé hacer una tortilla de patatas.

Grato debate, estrellafugaz.

Me parece cojonudo que tengas buena memoria, de verdad; eso siempre va bien.

Y no te preocupes que no hace falta ni tener demasiada inventiva; con que memorices la receta de la tortilla seguro que te sale superior. No hace falta vislumbrar mucho.

 

estrellafugaz
Mensajes: 746
Fecha de ingreso: 18 de Julio de 2008
  • CITAR
  • 2 de Enero de 2011 a las 22:50
cita de sagitarius
cita de estrellafugaz
cita de sagitarius
cita de estrellafugaz
cita de sagitarius

Podéis compartir esta opinión o no, cada uno es libre de pensar lo que quiera acerca del impuso de una mente a ejecutar ciertas actividades, y más cuando éstas son complejas.

Yo diría que el impulso de escribir nace del impulso de jugar, aunque los humanos hemos convertido los resultados de ese juego en un trabajo, y valioso, pues la sociedad lo valora.

Todos los animales juegan y más aún a edades tempranas. El juego es sumamente relevante para aprender. Un gato aprende a cazar presas jugando (por poner un ejemplo); afina su coordinación psicomotriz de la misma manera que un niño al jugar. Eso mismo, aprender y afinar redes neuronales. Hasta hace no demasiado se creía que el juego era una tontería, una chorrada de los seres jovencitos, sin embargo ahora se sabe que es muy importante, mucho.

Yo opino que en adultos el juego es una especie de mantenimiento y puesta apunto del cerebro (de sus redes), y aprendizaje también, por qué no. Todo aquel que es creativo de un modo u otro (sea ejecutando la labor que sea, pintando, escribiendo, diseñando…) ejercita su creatividad, la mantiene a punto, ya que las redes se atrofian si no se ejercitan.

El juego es una manera de ejercitar mente y cuerpo (cuerpo en según qué tipo de juegos) los hay más y menos completos en ese aspecto.

Yo diría que escribir es una necesidad del cerebro, de sus redes; una necesidad de las propias redes las cuales crean impulsos como éste del que hablamos. Ese mismo impulso a cualquier otro que no escriba le empujará a hacer diferentes labores, no solo está la de escribir, por supuesto. La mente juega consigo misma, y, si hay adultos que jamás crecerán son, entre otros, los escritores: una pandilla de niños adultos que les encanta soñar y, a diferencia de otros que pierden en gran medida esa capacidad al llegar a la edad adulta, éstos llegan a la vejez sin perderla.

También hay gente más y menos juguetona.

Estoy hablando de su principio básico, no me liéis con necesidades sociales.

Por supuesto es mi opinión, cada cual que conjeture lo que quiera.

 

Vamos a ver: lo de que hasta hace no mucho se creía que el juego es una tontería es relativo. Yo, al menos, conozco dos estudios clásicos sobre la seriedad del juego: Johan Huizinga, Homo ludens (1938 en holandés con traducción española en Alianza editorial) sobre el juego como base del desarrollo cultural; y luego otro de Ortega y Gasset de título El origen deportivo del estado (1966). Eso sin contar, claro, todas las apreciaciones del mundo clásico sobre la seriedad de de los juegos olímpicos y otros juegos panhelénicos.

Por explicar una chorradita: muchos han visto la película 300. Bueno, pues resulta que si casi sólo los espartanos acuden a enfrentarse a los persas en las Termópilas es porque los demás griegos están en los juegos olímpicos, concretamente en los que hacen el número 75 celebrados en 480 a.C. O sea, los juegos son tan tontos que los griegos prefieren asistir a ellos antes que defender la tierra.

Pero bueno, por contestar la pregunta: alguno habrá que escriba para ahorrar psiquiatra.

(Y no sé si lo de la tortilla de patatas venía en este hilo, pero me ha parecido genial).

Digo yo que alguno habrá que escriba porque es tonto o tonta, sin discriminar ningún género; supongo que otros lo hacen porque han guardado tantos datos irrelevantes en la mente que ya no saben ni estructurarlos de forma coherente, y lo que tienen es una enorme tortilla de patatas en la cabeza.

Pues si de algo presumo yo es precisamente de tener en la cabeza miles de datos irrelevantes (sonetos de Garcilaso o Quevedo de memoria; pasajes de la Biblia, Homero y Sófocles en griego también de memoria; cálculo rapídísimo en el dominó de parejas; nombres de toreros; esquemas mentales de las autopistas españolas, francesas y portuguesas; a qué seguir...).

Y en cambio, de aquí dos semanas cumplo 55 y no sé hacer una tortilla de patatas.

Grato debate, estrellafugaz.

Me parece cojonudo que tengas buena memoria, de verdad; eso siempre va bien.

Y no te preocupes que no hace falta ni tener demasiada inventiva; con que memorices la receta de la tortilla seguro que te sale superior. No hace falta vislumbrar mucho.

 

Bueno, pero es mucho suponer que yo me digne coger una sartén.
bizarro
Mensajes: 5.103
Fecha de ingreso: 12 de Diciembre de 2008
  • CITAR
  • 2 de Enero de 2011 a las 23:14

Aqui si.

Porque sigo siendo un niño repelente.

sagitarius
sagitarius
Mensajes: 417
Fecha de ingreso: 18 de Junio de 2010
  • CITAR
  • 2 de Enero de 2011 a las 23:17

Pues es una pena. ¿No te considerarás de sangre azul?

La sarten por el mango como el toro por los cuernos, hombre.

¡Oh dios... qué sería de la humanidad sin la de tortillas que se han inventado a lo largo de la historia. De chorizo, de pimiento, de alcachofa... no terminaría de nombrarlas. Freud las hacía bastante buenas en su cocina por lo que tengo entendido, y otros tantos como él.

 

 

wiskott
Mensajes: 1.329
Fecha de ingreso: 4 de Diciembre de 2009
  • CITAR
  • 2 de Enero de 2011 a las 23:46
cita de sagitarius

Pues es una pena. ¿No te considerarás de sangre azul?

La sarten por el mango como el toro por los cuernos, hombre.

¡Oh dios... qué sería de la humanidad sin la de tortillas que se han inventado a lo largo de la historia. De chorizo, de pimiento, de alcachofa... no terminaría de nombrarlas. Freud las hacía bastante buenas en su cocina por lo que tengo entendido, y otros tantos como él.

 

 

Prefiero mil veces fregar los platos a cocinar....
sagitarius
sagitarius
Mensajes: 417
Fecha de ingreso: 18 de Junio de 2010
  • CITAR
  • 3 de Enero de 2011 a las 0:07
cita de wiskott
cita de sagitarius

Pues es una pena. ¿No te considerarás de sangre azul?

La sarten por el mango como el toro por los cuernos, hombre.

¡Oh dios... qué sería de la humanidad sin la de tortillas que se han inventado a lo largo de la historia. De chorizo, de pimiento, de alcachofa... no terminaría de nombrarlas. Freud las hacía bastante buenas en su cocina por lo que tengo entendido, y otros tantos como él.

 

 

Prefiero mil veces fregar los platos a cocinar....

Ay, a ver si me he equivocado de foro y verdaderamente esto va a ser que no es el café Gijón, nombre aplicado por un buen entendedor hace bien poco.

No sé, lo digo porque si alguien se escandaliza por una conjetura habiendo dejado claro que lo es y a mí me vale bastante... no sé, no sé.

Quizá tenga que probar en otro café...

wiskott
Mensajes: 1.329
Fecha de ingreso: 4 de Diciembre de 2009
  • CITAR
  • 3 de Enero de 2011 a las 0:14
cita de sagitarius
cita de wiskott
cita de sagitarius

Pues es una pena. ¿No te considerarás de sangre azul?

La sarten por el mango como el toro por los cuernos, hombre.

¡Oh dios... qué sería de la humanidad sin la de tortillas que se han inventado a lo largo de la historia. De chorizo, de pimiento, de alcachofa... no terminaría de nombrarlas. Freud las hacía bastante buenas en su cocina por lo que tengo entendido, y otros tantos como él.

 

 

Prefiero mil veces fregar los platos a cocinar....

Ay, a ver si me he equivocado de foro y verdaderamente esto va a ser que no es el café Gijón, nombre aplicado por un buen entendedor hace bien poco.

No sé, lo digo porque si alguien se escandaliza por una conjetura habiendo dejado claro que lo es y a mí me vale bastante... no sé, no sé.

Quizá tenga que probar en otro café...

??????????????????????? Pues no he sido yo la que ha cambiado el tema del hilo.....
scooby
Mensajes: 69
Fecha de ingreso: 15 de Enero de 2010
  • CITAR
  • 3 de Enero de 2011 a las 0:54

Personalmente, nunca me había parado a pensar, esto ¿por qué escribo? tal vez sea que hablo mucho y cuando nadie me escucha, me pongo a plasmarlo en papel. Fuera de bromas, pienso que es una necesidad imperiosa de contarle al mundo cómo veo las cosas, y que los demás comenten y sigan el camino por donde yo les digo; pienso que todo escritor tiene algo de dictador sobre sus lectores. Para mí no existirá mayor placer que el día que suba al metro o al bus y vea a alguien con sus cascos escuchando música y devorando uno de mis libros. ¡Dios! ese día podría morir tranquilo, podría decir yo, soy escritor. 

IndianaVelarde
Mensajes: 799
Fecha de ingreso: 19 de Febrero de 2010
  • CITAR
  • 3 de Enero de 2011 a las 12:24
Básicamente por darle por saco a los que piensan que escriben mejor que yo...o simplemente a los que piensan que son escritores...un motivo como otro cualquiera.
tioantonio
tioantonio
Mensajes: 669
Fecha de ingreso: 20 de Julio de 2008
  • CITAR
  • 3 de Enero de 2011 a las 14:29
Escribo porque siento la necesidad de transmitir un relato, un comentario o un hecho y llevarlo al papel o al documento word.
1 2

La simplicidad del primer millón

La simplicidad del primer millón
A lo largo de 46 capítulos, Aitor Zárate nos descubre lo alejado o cerca que estamos de conocer como funciona el mundo del dinero. Nos propone ganar nuestro "Primer Millón" y nos muestra tanto las claves para conseguirlo, como soluciones para no caer en las trampas que "El Sistema" pone en nuestro camino. La Simplicidad del [...] Ver libro

Autor: aitorzarate

   

¿Quieres que te informemos de cómo publicar tu obra? Déjanos tu teléfono y te llamamos sin compromiso.

Introduce el nombre

Introduce el teléfono

Introduce el E-mail

Introduce un email válido

Escoge el estado del manuscrito

Gracias por contactar con Bubok, su mensaje ha sido enviado con éxito. Una persona de nuestro departamento de asesoría al cliente se pondrá en contacto contigo a la mayor brevedad.
Enviar
Mediación Escolar. Cuaderno para la formación de mediadores escolares. Versión en papel.
Mediación Escolar. Cuaderno para la formación de mediadores escolares. Versión en papel.
Este documento nace de la práctica educativa que desde hace 8 años lleva desarrollando el Instituto de Educación Secundaria "Ramiro [...] Ver libro
1 libro comprado
desde GUADALAJARA