bubok.es utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y a recordar sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Ver política de privacidad. OK
Buscar en Bubok

Foro para escritores de Bubok

Para participar en los foros de Bubok es imprescindible aceptar y seguir unas normas de conducta básicas. Puedes consultar estas normas aquí
X
1 2
kamawookie
Mensajes: 12
Fecha de ingreso: 23 de Abril de 2008

CONCURSO DE POESÍA. TOMA IX. PROSA POÉTICA. TEMA ¡¡FUERA TRISTEZAS!!

8 de Febrero de 2011 a las 15:47

Hola a todos.

Esta es la idea que se me ha ocurrido para el nuevo concurso de poesía que tengo que organizar. En prosa. Prosa poética, con único tema de fondo: ¡¡Fuera tristezas!!
Podéis escribir sobre lo que más os alegre, lo que más fuerza os de para seguir todos los días con una sonrisa al pie del cañón o para animar a los que están más desanimados. Con la que está cayendo fuera, creo que no es conveniente echar más leña al fuego. ¿No? ¿Qué os parece?


ESTE ES EL HILO PARA COLGAR LOS POEMAS
(Editado por Raúl Campos).
kamawookie
Mensajes: 12
Fecha de ingreso: 23 de Abril de 2008
  • CITAR
  • 8 de Febrero de 2011 a las 15:50
¿La extensión? Entre uno y dos folios. ¿Para qué más?

Mandádmelas a través de un privado y las colgaré aquí. A continuación os daré una contraseña para seguir las votaciones. ¿Os parece bien un plazo hasta el 5 de marzo, por ejemplo?

¡¡Buena suerte!!
raitann
raitann
Mensajes: 1.178
Fecha de ingreso: 24 de Febrero de 2010
  • CITAR
  • 8 de Febrero de 2011 a las 16:16
¿Te estás pasando las bases por el forro?
wiskott
Mensajes: 1.329
Fecha de ingreso: 4 de Diciembre de 2009
  • CITAR
  • 8 de Febrero de 2011 a las 16:19
cita de raitann Te ests pasando las bases por el forro?

Creo que se refiere a contar 15 das a partir de hoy.

wiskott
Mensajes: 1.329
Fecha de ingreso: 4 de Diciembre de 2009
  • CITAR
  • 8 de Febrero de 2011 a las 16:22

¿Sería acabar el plazo de publicación a las 22h del día 22 y a partir de ahí votaciones hasta las 22h del jueves? Que alguien clarifique esto, plis....

Psicoactiva
Psicoactiva
Mensajes: 304
Fecha de ingreso: 25 de Julio de 2010
  • CITAR
  • 8 de Febrero de 2011 a las 16:26
Los comentarios al hilo de comentarios, por favor, éste es el hilo para colgar las poesías.
wiskott
Mensajes: 1.329
Fecha de ingreso: 4 de Diciembre de 2009
  • CITAR
  • 8 de Febrero de 2011 a las 16:28
cita de Psicoactiva Los comentarios al hilo de comentarios, por favor, ste es el hilo para colgar las poesas.

Es igual; hay dos. Que se cuelguen en el limpio.

kamawookie
Mensajes: 12
Fecha de ingreso: 23 de Abril de 2008
  • CITAR
  • 8 de Febrero de 2011 a las 16:31
Yo no me paso nada por el forro. Desconocía que se dieran 15 días de plazo. Era solo una sugerencia pero vamos, si empezamos así, mal rollito. Que lo haga otro.
Psicoactiva
Psicoactiva
Mensajes: 304
Fecha de ingreso: 25 de Julio de 2010
  • CITAR
  • 8 de Febrero de 2011 a las 17:07

Raitann, has estado un poco fuera de foco, to. Wiskott, sabiendo cmo son los leones no deberas invitar a nadie a que pase a la jaula. Venga, chicos, que tenemos a alguien nuevo en el concurso, al que le ha tocado el fantstico premio de ser Mdc. Un poco de ayuda.


Kamawookie, el plazo debera ser hasta el 18 de Febrero a las 22 hs. para recibir los poemas y del 18 al 22, para votar. Animo y que no te confundan las apariencias, en poesa se suele respirar un cierto aire de paz, generalmente. A ver si la Prosa Potica buen rollista nos saca de este ambiente ninja de los Haikus.


kamawookie
Mensajes: 12
Fecha de ingreso: 23 de Abril de 2008
  • CITAR
  • 8 de Febrero de 2011 a las 20:33
cita de Psicoactiva Raitann, has estado un poco fuera de foco, to. Wiskott, sabiendo cmo son los leones no deberas invitar a nadie a que pase a la jaula. Venga, chicos, que tenemos a alguien nuevo en el concurso, al que le ha tocado el fantstico premio de ser Mdc. Un poco de ayuda.

Kamawookie, el plazo debera ser hasta el 18 de Febrero a las 22 hs. para recibir los poemas y del 18 al 22, para votar. Animo y que no te confundan las apariencias, en poesa se suele respirar un cierto aire de paz, generalmente. A ver si la Prosa Potica buen rollista nos saca de este ambiente ninja de los Haikus.


Gracias por tus nimos pero es cierto, cuando las cosas no se hacen a conciencia surgen "churros" como el que me ha salido. Apenas tengo tiempo. Es mejor cederle el testigo a otro. Universidad, trabajo y ahora el carnet de conducir me reclaman en el mundo real. Perdn, adis y gracias. Un abrazo.
raulcamposval
Mensajes: 4.218
Fecha de ingreso: 9 de Noviembre de 2009
  • CITAR
  • 9 de Febrero de 2011 a las 14:27

Vamos a arreglar el desaguisado, sin ms historias.


A partir de ahora yo ser el MdC (ya me jode, pero en casos de urgencia es lo que toca).

El plazo se abre ahora mismo en ESTE HILO PARA COLGAR LOS POEMAS……………

Estar abierto el PLAZO HASTA EL DA 17 de febrero a las 22 horas.

El TEMA ser el propuesto por Kamawookie: FUERA TRISTEZAS, y nos propone usar PROSA POTICA. Es decir, que tenis que hacer una poesa en prosa, no un cuento, sino que se note que es un poema.

Establezco el lmite de palabras en 600 palabras, que vienen a ser unos dos folios, ms o menos.

Por favor, a partir de ahora este hilo ES SOLO PARA COLGAR POEMAS (PROSAS POTICAS). LOS COMENTARIOS EN EL OTRO.

Suerte, y esperamos vuestras obras.
poesiabubok
Mensajes: 503
Fecha de ingreso: 24 de Junio de 2010
  • CITAR
  • 11 de Febrero de 2011 a las 22:00
Prosa presa en las prisas

De brillante sudor con la cara mojada, el esto desplaza el hasto invernal. Con el pecho inflamado en estrellas de fuego ruega que siga el juego de un verano fugaz. Pareciendo que llega, todo pasa y no queda, pereciendo sin tregua en las lenguas del mar; y en la muesca del tiempo deja or su lamento todo un coro de caras que no pueden soar. Pesa en vano la prisa de las presas del tiempo, pasa raudo el momento y oportuno es hablar, de las hebras de instantes recogidos a tientas en intentos que apenas detentaron verdad; imponente a poniente muere el rey de las mieses en un ciclo reptante de otro siglo sin ms, y en estelas de plata sobre un mar escarlata se adormecen las horas en que el astro no est. Muere el da y no quiere de una herida que hiede el calor de la tarde a la sombra morar, y enamora los mares con caricias a pares la calina mezquina de un verano de azar. En espuma de azcar y batir de zafiros hunde el sol su corona deslizando la sal. Y en espejo de plata con ribetes de arena deja el sol su cadena y se hunde al nadar.Ren alto los nios, mientras corren al viento, empujando alegra en cometas de paz. En la tarde arabesca al amor de la siesta trenzan sueos de yesca sin poder despertar las doncellas y efebos entre quiero y no debo, entre dudo y no puedo de un pilar que caer. Va girando la rueda por veredas de seda sin poder conceder de un atisbo verdad; que los rostros se angostan, agrietando verdades, deshaciendo paredes, destilando solaz. Entre briznas de menta, sangre verde y laureles, el anciano lamenta del verano el pasar; junto al ro que acallan sayas rojas de bayas se refrescan las garzas la fatiga del mar, engarzando en sus alas perlas fras de agua, perturbando en murmullos de agua dulce el viajar. Otra noche vejada por estrellas rasgada llega al pueblo en silencio y refresca el soar. El que duerme descansa si su sueo no danza sobre lanzas y espinos de un destino locuaz. Y otro da transcurre amarrado a las ubres de un destino lechoso que se oculta al llegar; desgarrando jirones de momentos felices el verano va huyendo por la puerta de atrs. Habla el viento en la huerta y responde una puerta, malcarada y esquiva con su brusco cerrar. Acodado en el cerro medio sol legaoso ilumina cerrojos a su antojo sin ms.Unas nubes que rozan el pensar de un robledo se desgajan en penas de algodn sin hilar, y las aves atentas los recogen al vuelo planeando hacia el roble en que van a anidar El pinar reverdece, ocultando en agujas los avances del humo que se escurre hacia atrs. Pasa el tren de la vida, espumosa bebida que cual nctar sagrado se desea tragar. En el baile obligado de alegras bordado, la tristeza en vainicas va poniendo el comps. En recuerdos fugaces la ilusin se rehace deshaciendo las hojas del sabor del error. Impoluto el olvido se permite el vaco de las cuencas sin vida del amor que pas. Y la brisa refleja en su soplo dorado la corteza de barro que rodea el sentir. Corre el tiempo en la piel corrompiendo las mieles en deshielo de hieles de quien supo ser fiel. Un verano tras otro en un ciclo continuo sube el alma a las nubes sin poderlo evitar. Y mi intento de prosa presa siempre en la prisa de su poso que pesa y muy a su pesar, no se puede librar.
poesiabubok
Mensajes: 503
Fecha de ingreso: 24 de Junio de 2010
  • CITAR
  • 11 de Febrero de 2011 a las 22:57
Camino por andar.


Porque de cada momento, de cada situacin desesperada, de cada cerrazn, de cada cada hacia la nada…


…porque se transparenta el ngel, busca. Porque en el ncleo de la cuestin o el laberinto aguarda: sumergido en el centro de todas las tristezas, mueve sus piezas de palabras.


Todava queda camino por andar, todava la cesta no est llena, todava la llana no alis el muro del jardn, ni la hiedra lo visti de verdes infinitos.


Todava est el ngel encerrado, apresado. En malhumor se ahoga todava. Todava no est la cena lista… y el hambre y el da de trabajo te pesan. Todava las cosas, indeterminadas, no han tomado forma.


Pues todava no est acabado tu trabajo, espera. Deja pasar esa tristeza de ngel enfangado. Que ya llegar la amanecida, ya llegar como avalancha.

Tendrs entonces tu fortuna, tu meta, tu revancha.

poesiabubok
Mensajes: 503
Fecha de ingreso: 24 de Junio de 2010
  • CITAR
  • 12 de Febrero de 2011 a las 10:39
El sentido de nacer


Slo t eres la realidad, el derroche completo, la energa que se instaura en los seres, la luz que orienta. Amanecer es verte de nuevo y saber que vivir tiene un sentido. Te miro y me sorprendes, te siento y me conmueves. Me infiltro con la mirada en el derroche de tus formas, extasindome con tus sinuosidades, dejndome fundir entre tus tonalidades ms extremas. Extremismo, tambin, hay en ti, pero es un extremismo rebelde, el de quien pretende detener con su explosin las barbaridades que le provocan manos insensatas. Quiero ver siempre lo que de ti va brotando: la luz que crece y decrece, las sombras que sisean y protegen, los destellos de tus fondos. Me entregas, con generosidad, tus tesoros. Los observo y cuido con ese deleite de quien se siente amparado por ellos. Eres la fortaleza que busco y necesito, la fidelidad hecha realidad, que no traiciona si se la cuida un poco. Con cualquier color que te presentes me seduces: tus sombras son amparos y caricias, tus destellos inicios. Me sorprende la naturalidad con que te muestras cada da ante las miradas de quienes reparamos en ti, o ante las miradas que no saben captar tu presencia o se aletargan en ella. Pero no te indignas frente a quienes no te aprecian: tu seguridad y discrecin es la evidencia de tu fortaleza. Ah ests perenne, aparentemente impasible como el asfalto desgastado por las ruedas de millones de automviles. Y t ests tambin dentro de ese desgaste pero sin desgastarte. Tu energa es crculo de horas, principio sin fin, un crecer y decrecer que me lleva entre sus formas ofrecindome lo que tiene en cada instante: lo que t eres, el da y la noche con sus sorpresas, el sol, la luna, la naturaleza, los seres, el motivo por el que merece la pena nacer y continuar; eres la evidente sonrisa, eres la vida.
poesiabubok
Mensajes: 503
Fecha de ingreso: 24 de Junio de 2010
  • CITAR
  • 12 de Febrero de 2011 a las 17:50

Amanecer


Salió la luna y pálida y tímidamente se ocultó varias veces, tantas como desearon las nubes, viajeras incansables; el búho miraba por las ventanas siempre abiertas de sus ojos y se preguntaba dónde irían obstinadas y cómo sería el mundo visto desde tan alto. Lo más que había podido ver en su vida eran las copas de los árboles del bosque que se diluían en sombras.

Al amanecer aún brillaba la luna haciéndole competencia al sol que se desperezaba. Las gaviotas, sobrevolando los tejados se fueron lejos del mar en busca de aventuras. Desde el nido colgado en el tejado un gorrión cantaba y pensaba en la locura de aquellas aves picudas que se iban de correría lejos del lugar donde habían nacido y donde estaba su sustento, y la de los humanos que caminaban presurosos avenida abajo, corriendo, siempre con prisa y caras serias. Al pensar en ellos recordó la sonrisa de su amiga, la del kiosco en la plaza, que todas las mañanas le regalaba pequeñas migas de pan para que no pasara hambre. El también sonreía, pero a su manera, como suelen sonreír los gorriones, porque sabía buscarse la vida solo, pero eran amigos.

Cuando el sol se hizo dueño del cielo, anunciando un nuevo día, la ciudad descendió a las catacumbas, solo hizo falta llegar al centro donde se amasaba el silencio y luego caminar por lo profundo subido a un gusano, el aire era turbio, los ojos perdidos en la oscuridad del camino, hombres que no sonreían, no se miraban; en la parada la luz no era dorada y cálida sino blanquecina y fría. Volver a ver el sol era un regalo; pasando el puente había un parque con deliciosas estrofas de flores y colores, monumentos a la vanidad y un estanque en el que se bañaban los patos en agua clara y río abajo una gabarra transportaba árboles sin vida, muertos, seguida de otra donde viajaba un rimero de mineral dejándose acariciar por el sol y regalándole su brillo. Madera y hierro, sol y brisa y la incógnita de un día nuevo, de otra oportunidad.

poesiabubok
Mensajes: 503
Fecha de ingreso: 24 de Junio de 2010
  • CITAR
  • 13 de Febrero de 2011 a las 21:24

A un amor inalcanzable

Anoche soñé contigo y con tu hermoso Valle del Jerte.
En alas de mi sueño, raudo voléa tu encuentro, a ese rincón del Paraíso donde el río viste de verde y blanco y va susurrando tu nombre a medida que se acerca a tu pueblo.
En mi sueño, habitabas en una casita blanca con el techo esmeralda, blancas cortinas tras los cristales y geranios floridos en el alféizar. La casa, al borde del río, se reflejaba en el agua clara, como un dibujo, una acuarela, con sus visillos, sus geranios y un salmón vigilando la cancela.
Era tiempo de cerezas y tú, arremangando la falda, a un cerezo te encaramabas hasta las ramas más altas y desde arriba me sonreías. ¡Ay, si yo fuera la rama que tus muslos oprimían, mientras estirabas la mano hacia la roja tentación que asomaba, cual llamarada, entre las verdes hojas! ¡Quién fuera esa rama que abrazabas, mientras me sonreías y con lascivia acercabas a tus labios, besándolas, mordiéndolas, dos cerezas encarnadas lo mismo que dos rubíes! Mi placer era contemplarte y no alcanzarte mi tormento. Y me mordía los labios con deseo reprimido, con un gemido de impotencia, yo, que en mi sueño había volado de Zamora hasta Plasencia, en el momento crucial no era capaz de subir al árbol contigo.

carola
Mensajes: 41
Fecha de ingreso: 19 de Septiembre de 2008
  • CITAR
  • 13 de Febrero de 2011 a las 21:42
cita de raulcamposval Vamos a arreglar el desaguisado, sin ms historias.

A partir de ahora yo ser el MdC (ya me jode, pero en casos de urgencia es lo que toca).

El plazo se abre ahora mismo en ESTE HILO PARA COLGAR LOS POEMAS……………

Estar abierto el PLAZO HASTA EL DA 17 de febrero a las 22 horas.

El TEMA ser el propuesto por Kamawookie: FUERA TRISTEZAS, y nos propone usar PROSA POTICA. Es decir, que tenis que hacer una poesa en prosa, no un cuento, sino que se note que es un poema.

Establezco el lmite de palabras en 600 palabras, que vienen a ser unos dos folios, ms o menos.

Por favor, a partir de ahora este hilo ES SOLO PARA COLGAR POEMAS (PROSAS POTICAS). LOS COMENTARIOS EN EL OTRO.

Suerte, y esperamos vuestras obras.

Qu alivio, gracias, era imposible para recin llegados entender algo. Ahora s. Merc.

poesiabubok
Mensajes: 503
Fecha de ingreso: 24 de Junio de 2010
  • CITAR
  • 15 de Febrero de 2011 a las 21:44

ELLA EN LA NOCHE


Escribo desnuda en la oscuridad. Lo único que brilla es mi palabra en la pantalla, cada letra que se enlaza es un estúpido milagro. Milagro menor. Lo único que hay es viento. Brisa de los restos de un verano mortal. Cuelgan mis pezones jóvenes frente a lo que digo vigilando con rosada ternura de carne. De vez en cuando me abraza el viento de la noche que entra. Una trompeta anónima, recuerdos de la plaza y su gente desperdigada, pura palabra en el cuerpo de los otros. Lejos, más allá de la pared que alberga a los viejos vecinos, está el río, y más allá, todo el mundo resplandece en travesura. El teclado es alto, recién hoy, después de tanto escribir, me doy cuenta.


La casa es chica y se le ha muerto a mi nido, un jardín que es puro anhelo. No tengo pensamientos. Sólo uno. Quisiera del cielo el principal alimento. Alimento que nace de la magia de existir y punto.


Desnudo suave de mi cuerpo después de un baño, un baño en penumbras, sin ver nada más que el recuerdo y la textura de la esponja, imaginar el color de la espuma arrasando el día infame.


Qué belleza no ver los colores y formas de siempre.


Tomates, apio cortado fino como pelos crocantes y frescos, batatas frías, aceite, sal y hambre de verduras. Debussy se derrama en la noche. Es mi vida serena la ruta en el crepúsculo. Un día se despide en el rito cotidiano de las piernas, los brazos y mi pelo que flota sobre la almohada preparándose para la noche, que es bálsamo por que es noche. En ese espacio de incógnita silente, dejo de ser turista en el mundo para residir en el tiempo. Que torpe alegría cuando el día se va de una vez, se esconde y perturba en otra parte. En la noche los pobres son propietarios, el mendigo es misterio y todo horror se atenúa, se mezcla, aparta de sí el fosforescente contorno de la luz. El harapo es pregunta honda, gentil y compartida. Algo es permiso en el silencio común de la noche, enla hora larga y suspendida.


Los párpados caerán y se abrirá en la noche el otro mundo. Cuando el sol se licua en azul metal y luz sin sombra, soy del mundo que me invita.

poesiabubok
Mensajes: 503
Fecha de ingreso: 24 de Junio de 2010
  • CITAR
  • 17 de Febrero de 2011 a las 12:02

Martes

Ha salido una pelota de pelo por la puerta de la lavadora. Con arnés y cadena la llevo a la cafetería y pido un martes caliente con uñas y aspartamo. El parte meteorológico ha dicho que hoy terminará la lluvia de algodones y el asfalto es blando y ¿sabes a quién felicita la cajera del supermercado? Me engancho a su trasero como un carrito encadenado a otro y a otro y sodomizándose en fila india y le enseño mi pelota de pelo limpia, centrifugada. Cómo adivina el martes en mi aliento, las uñas trepando a la costura de náilon que guarda el talón y el desierto. Me enorgullece enamorarla bajo esta luz de lejía. Quítate la calle para salir a los zuecos, hay un menú de oferta: flotar sobre las hebras, ingrávidos, haces de luz policromática, incoherentes. Ejércitos de limpieza almorzando bolas blancas, traga-telas a quienes encargamos la camisa de los jueves. Les damos a comer botones de la mano, y obedecen. Les damos a escuchar tus pantys al descender el talón, y escuchan. Ahora entienden cómo quiero que se haga este trabajo. Aplico crema de pera y froto la piel de rama seca con el guardarraíl hasta pulirla, ahora entienden, te calzo un tacón de aguja y talco para caminar de puntillas sobre las ofertas de esta semana de siete martes, para doblar turnos, ahora que ellos entienden lo que hay que hacer. Mañana es el mismo día, en casa siempre lavamos en seco mientras duren las bajas presiones. Lavamos en seco mientras duren las bajas, pero sobre todo mientras duran las presiones. Ponte la cocina para entrar en mis zapatos, siéntate en la cinta que gira sobre el rodillo y encadénate a la colcha. Ládrale a mi pelota de pelo sucia que mañana será martes y el asfalto será duro y dile que me felicitarás porque soy esa mentira que venías pidiendo en los andenes del metro mientras consultabas el calendario.

poesiabubok
Mensajes: 503
Fecha de ingreso: 24 de Junio de 2010
  • CITAR
  • 17 de Febrero de 2011 a las 19:22
Sed de infinitud

… Y con una calada llaga de nuevo, hurgando por dentro y rellenando todos los huecos que dej la vida… Dulces caricias y mis pulmones estallan, sangran; la sangre reparte el pan de cada da llegando hasta mi cerebro.

Soy el infinito, un Dios (en la mquina) cansado de ver el mundo con ojos de humano, me fumo un cigarro… te siento lejos, muy lejos..., y en vez de llorarte, recuerdo, me alegra haber tenido algo y me sumerjo… Bien, creo que otra vez estoy colocado.

Y me sabe la boca a humedad y a madera, escribo un poema, la pena muere y huyen todas las dudas; cuando me ro de las palabras, el pecado y la herida que mi madre me dej al nacer dejan de pesar… Qu saben todos esos perros sobre mi vida! Sigo fumando y humedezco mi garganta, aplaco la sed de infinitud con una cerveza helada. Honro mi templo de carne a costa de una memoria torpe porque soy puro —un hedonista—, uno de los vuestros que lucha contra el dolor, un fumeta, uno que simplemente quiere ser feliz. Me toca los cojones que sea artificial… Si lo pensis es muy sencillo: se quema la piedra, se desmenuza la especia mezclndola con tabaco, se la, se fuma, se vuela...
concursoderelatos
Mensajes: 1.692
Fecha de ingreso: 28 de Enero de 2009
  • CITAR
  • 17 de Febrero de 2011 a las 19:57

Tal vez mañana

Apenas se apaga trémulo el eco de la última campanada de las seis de la mañana enciendo la luz de la mesilla. Me cubro con el batín y abro los porticones de la ventana. No me arredra el relente ni el frío rocío del final de la madrugada, pues sé que en poco rato los primeros rayos del sol, naciendo sobre el monte, llevarán de la mano hasta mi alcoba los trinos de los pájaros y el olor del jazmín plantado hace ya tiempo al pie de mi ventana.
Desayuno, sentado al lado del hogar en el que crepitan y arden finos sarmientos secos, las dos tiernas tostadas que el fuego me ha ofrecido. La leche de mi vaso y la mantequilla que se funde sobre el pan tostado me hacen pensar en las robustas vacas de la vaquería de la esquina que ahora están, como yo, despiertas y comenzando su particular jornada laboral, comiendo sin prisa su ración de heno y esperando ser muñidas por la mano delicada y sabia de sus dueños.
Veo el viejo reloj de cuco que cuelga en la pared del descansillo y, como me sobra tiempo, recojo todo sin prisas. Paso un poco la escoba de retama y cierro luego el armario y la despensa. Ya estoy listo para salir de casa. Me cubro un poco la cabeza, me anudo una bufanda, me calzo un par de guantes, me ajusto la zamarra, cierro la puerta y.. ¡aire!

Camino del trabajo voy soñando despierto. Los árboles y el cielo me contemplan y respetan mis sueños. Me pongo a la derecha en el sendero, en el lado solano, pues aun se nota el frío esta mañana y me apetece andar recibiendo el abrazo del sol, mi compañero cotidiano de muchos días cuando acudo a la fábrica, ese sol que prefiero a las nubes y la lluvia que a veces caminan a mi lado. Saludo aquí y allá a mis vecinos y a otros que como yo, buscan en su madrugue que, como dice el refrán, Dios les ayude.

Me acerco al cruce de caminos, aquel que luce un viejo rótulo gastado por el tiempo, en el que ya no se lee apenas lo que dice ni hacia donde señala. Y como cada día, me late el corazón un poco más deprisa. Y como cada amanecer, aflojo el paso y me detengo. Miro hacia la marquesina en la que una muchacha espera la llegada del coche de línea. Como todos los días está de pie, inmóvil, sosteniendo un pequeño maletín con su mano izquierda, mirando hacia el camino. Hoy lleva el abrigo corto y bajo él su vestido malva obscuro. Saca la mano derecha del bolsillo y la lleva a la frente, para hacer visera. Sus ojos azules y profundos parpadean ligeramente. Antes de oír su motor sé que llega el vehículo pues ella ya lo ha visto. Se detiene. Ahora ella subirá, se cerrará la puerta y partirá hacia la ciudad.

Veo alejarse ese autobús de pueblo. Ella se ha sentado en la última fila. Veo su cabello dorado y el color de su abrigo. Y hoy como siempre veo como se aleja y pienso que tal vez, algún día, se volverá a mirarme y agitará su mano en un saludo. Y sonrío al pensarlo. Y vuelvo a caminar. Llego a la fábrica. Me espera un nuevo día de trabajo. Y saludo a todos con la mano y mi mejor sonrisa, bien alegre. -Tú siempre tan feliz y tan contento... - me dicen.

Fuera tristeza, pienso yo, tal vez mañana se volverá a mirarme.

1 2

La simplicidad del primer millón

La simplicidad del primer millón
A lo largo de 46 capítulos, Aitor Zárate nos descubre lo alejado o cerca que estamos de conocer como funciona el mundo del dinero. Nos propone ganar nuestro "Primer Millón" y nos muestra tanto las claves para conseguirlo, como soluciones para no caer en las trampas que "El Sistema" pone en nuestro camino. La Simplicidad del [...] Ver libro

Autor: aitorzarate

   

¿Quieres que te informemos de cómo publicar tu obra? Déjanos tu teléfono y te llamamos sin compromiso.

Introduce el nombre

Introduce el teléfono

Introduce el E-mail

Introduce un email válido

Escoge el estado del manuscrito

Gracias por contactar con Bubok, su mensaje ha sido enviado con éxito. Una persona de nuestro departamento de asesoría al cliente se pondrá en contacto contigo a la mayor brevedad.
Enviar
¿Conoces nuestro
catálogo de libros
en letra grande?
Echar un vistazo