bubok.es utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y a recordar sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Ver política de privacidad. OK
Buscar en Bubok
Para participar en los foros de Bubok es imprescindible aceptar y seguir unas normas de conducta básicas. Puedes consultar estas normas aquí
X
1 2 3 6 7 8
R2-D2
Mensajes: 3.188
Fecha de ingreso: 26 de Diciembre de 2008

LVIII: Internet. Comentarios cibernéticos

26 de Abril de 2011 a las 11:59
Abro el correspondiente hilo con una anécdota.

Tengo un amigo que tiene una visión apocalíptica de la época que vivimos. Trato de resumir su pensamiento de una manera inteligible. Piensa que el hombre, la especie, ha desencadenado fuerzas inmensas. El las llama "fuerzas productivas", y en sí, no las considera malignas ni beneficiosas. Pero piensa que la especie humana cabalga un caballo que no controla. Atribuye cada catástrofe ecológica, humanitaria, financiera, climática, nuclear, social o política, al descontrol de esas fuerzas.

¿Y qué hacemos?, le suelo preguntar yo recurrentemente, ¿volver a la edad de piedra? Él me responde: quizás internet nos salve. ¿Cómo?, le pregunto. No sé, a ellos no les gusta, me responde. A ellos... Harto ya de preguntarle, no queriendo entrar en quiénes son esos ellos, he acabado por pedirle que suba un relato al concurso.

A ver qué nos cuenta.
carlosaribau
Mensajes: 2.104
Fecha de ingreso: 2 de Septiembre de 2009
  • CITAR
  • 12 de Mayo de 2011 a las 10:00
cita de bizarro ¿Sería mucho pedir que cada uno de vosotros me dijera de qué piensa que va mi relato Infosomático? No sé, un resumen de 3 o 4 lineas. Es que tengo la sospecha de que no ha quedado muy claro quién es quién, dónde está y por qué hace lo que hace... No me habré sabido explicar.
yo siento llegar tarde, pero por echar la meadita te diré que tu relato lo entendí de puta madre y que me pareció un gran relato. Se podría haber llevado más puntos fácilmente y si no fue así fue simplemente por apreciaciones muy subjetivas...
Ernie
Ernie
Mensajes: 1.834
Fecha de ingreso: 21 de Julio de 2008
  • CITAR
  • 17 de Mayo de 2011 a las 10:12
A punto de caducarse, aquí están mis comentarios.

Web-landers...
Descripción de un personaje, su manera de vivir: obsesiva y autodestructiva. El relato dibuja el perfil del protagonista, y, por extensión, del “grupo” (o tribu, si se me permite la expresión) de la cual forma parte: los web-landers. A medida que se explica el modo de vida del protagonista también se nos habla de otros como él. La voz en segunda persona es un punto a favor del relato; le da un carácter íntimo a la historia, como si nos situásemos sobre el hombro del chico y fuésemos viendo, desde allí, todo lo que hace. La temática es interesante, el relato está muy bien escrito y es muy visual, podemos imaginarnos perfectamente en el escenario, ver el caos reinante, pero casi no hay trama. Hay un personaje, un sistema de vida y poco más. Al final, fue cayendo en mi lista y, aunque podría merecerlos, se quedó sin puntos.

Perfiles
Buen relato, buena historia y muy bien relatada, alternando fragmentos ubicados en el presente (una conversación entre la protagonista y, lo que parece, su psicólogo o terapeuta) y en el pasado (de nuevo la segunda persona para afianzar más el carácter íntimo y introspectivo de la narración). La historia cuenta lo que parece el acoso de una chica, Alba, sobre otra, Susana, a través de su robo de identidades (o perfiles) en internet (emails, cuantas de chats...) y la relación de ambas con alguien (chico o chica, no se sabe) apodado Excalibur. A final, ambas son la misma persona. Desde el principio, ya se muestra la dualidad que existe en la vida de Susana: por un lado está felizmente casada (o, por lo menos, de manera estable) y, por otro, mantiene una relación con un desconocido a través de internet. Lo malo del relato es que esta doble personalidad se ve a la mitad de la narración, con lo que pierde todo el suspense. De todos modos, mereció puntos.

Los pies de Silvia
El relato ganador y mi cinco. Me encantó la idea desde el principio, la encontré original y muy llamativa: una chica que, a través de su webcam, ofrece fetichismo (¿podemos llamarlo sexo?) una hora al día a través de su web, simplemente mostrando sus pies y haciendo realidad los deseos de sus espectadores. O no, y ahí radica el misterio, éstos han de creer que Silvia hace lo que les pide porque tan sólo ven sus pies: sutil e imaginativo. Una tarde, uno de los participantes (que son elegidos al azar) le pide que se calce. Al día siguiente, este mismo personaje le llama a su móvil particular, dando a entender que sabe quién es. Slivia cierra su web a partir del día siguiente. Se ha comentado en el foro cómo es posible que Marc reconociese a Silvia. Yo pienso que quizás ya tenía una sospecha previa y, al pedirle que se calce, de alguna manera, ésta se confirma. Lo más importante, sin embargo, es que no importa: este relato es como si te montases en el coche con alguien que conduce muy bien y que además te lleva por una ruta llena de paisajes de gran belleza; uno no se pregunta porqué cambia de marcha de tal o cual manera o porqué coge las curvas como lo hace; tú te sientas y, simplemente, disfrutas del viaje.

Sin querer
Simpática historia, casi anecdótica, que cuenta cómo una anciana evita, sin querer, un atentado terrorista. Lo importante no sería si la historia es verídica o no, sino si está bien explicada, si transmite, si es interesante... Siento decir que poco de esto he encontrado aquí que satisfaga, de alguna manera, alguno de estos preceptos. El relato está bien explicado pero el estilo es un tanto plano, no me llega. La historia está bastante bien pero tiene poco interés, no hay misterio, ni sorpresa, los personajes son planos, sin matices. Parece la trascripción algo desganada de una noticia de la sección de curiosidades o una leyenda urbana. Turambar, me encanta cómo escribes pero aquí... otra vez será.

Teleoperador a su servicio
Este relato pretende mostrar que detrás de esa figura tan vilipendiada, quizás injustamente, hay personas. Nos explica la historia personal de un teleoperador mientras lo va mezclando con las “conversaciones” que mantiene con las personas a las que llama. El relato se lee bien y la idea es buena y está bien llevada, en gran parte por esta alternancia, pero se decanta demasiado del lado del protagonista de tal manera que, al final, le tienes más manía que al principio. La frase final, a modo de moralina, dirigiéndose directamente al lector, es la puntilla que remata la faena: demasiado explícito, demasiado directo y parcial. Hubiese ganado muchos enteros de quedarse en algo más sutil.

Staying alive
Dejando de lado los parecidos razonables con otros textos presentados, la verdad es que nos queda un relato un tanto a medias, o sea, la idea es buena, la conclusión a la que llega el protagonista también, se presta a la reflexión (que un relato nos invite a ello una vez leído siempre debería ser bueno), pero es la redacción del relato lo que no acaba de cuajar. Parece escrito a la primera, sin pulir. Quizás le faltaría un par de vueltas más, sobre todo los diálogos, máxime contando que uno de ellos constituye el meollo de toda la historia. Resumiendo: dar cera... pulir cera, dar cera... pulir cera.

Infosomático
Éste ya lo he comentado en otra parte de este mismo hilo.

Grayson y Wayne
La adecuación al tema en esta historia está un poco cogida por los pelos: los protagonistas podrían perfectamente haberse conocido en la discoteca o en el café de la esquina, aunque podemos admitir que el anonimato en internet permite que personas a priori muy dispares (como es el caso de los protagonistas) puedan coincidir y relacionarse de un modo que quizás no harían en el mundo real. La historia trata de establecer un paralelismo entre los dos personajes y Batman y Robin, aunque no acabo de ver la relación ya que Nico (Robin) más que actuar como escudero sería una especie de modisto ideólogo y Fran (Batman) parece más un “rapao” buscando una excusa para repartir estopa. El final, con uno dando y el otro, recibiendo, aunque establece un bello paralelismo, no ayuda demasiado a crear un conjunto compacto y redondo, al igual que la estructura por capítulos, que huele más a esquema de trabajo que a resultado final. Una cosa que sí me ha gustado es la idea que subyace debajo de toda la historia: de qué manera una persona puede distorsionar la realidad para huir de una vida que no le gusta.

¡Adiós, nos vemos en Facebook!
O por qué, a veces, no hay que tratar de revivir el pasado. Buena idea y buena historia. Obviando las referencias sexuales del principio (que van a gusto del consumidor), la verdad es que nos queda una historia cargada de emotividad y nostalgia. El relato establece una comparación entre los recuerdos de la protagonista sobre el amor que tuvo y la realidad veinte años después en la que el presente, grasiento y sin un atisbo de romanticismo, tiene una cara totalmente diferente a lo que ella había soñado. Es quizás este un punto que se exagera demasiado en el relato: el encuentro con el antiguo amante es demasiado descorazonador. Está bien para demostrar que lo que fue no tiene por qué volver a ser pero quizás no hubiera estado de más hacer una pequeña concesión a Arturo, más que nada por aquello de que el que tuvo, retuvo. Peticiones personales a parte, el relato muestra perfectamente lo que quiere decir y merecía puntos.

Lo comprendo y deseo continuar
Uno de los aspectos más curiosos de internet es que mucha gente acostumbra a dar una infinidad de datos personales (fotos, cuentas corrientes, números de móvil...) de manera alegre y despreocupada, pensando quizás que todo queda dentro de un ámbito cerrado: uno mismo y su ordenador. Esta historia plantea un posible ataque hacker a la esencia de todo esto usando los blogs como medio. El relato está fragmentado en escenas con diferentes personajes anónimos, mostrando lo “fácil” que sería llegar a todas partes: desde los centro de poder hasta la intimidad de la habitación de un adolescente en plena efervescencia hormonal. La única parte que no me acaba de encajar es el evento en Facebook del hacker. ¿Quizás es una cortina de humo? ¿Una muestra de hackeo con bombo y platillo frente al ataque real, más sutil y discreto? Un gran relato con un título muy representativo: realmente, si comprendiéramos, ¿desearíamos continuar?

Paradoja existencial
Relato simpático sin pretensiones que explica el posible advenimiento de Jesús a la tierra preocupado por si aparece o no en internet. La acción se desarrolla a través de una única escena que ocurre en el apartamento de un hacker (muy casto él, eso sí, como debe ser). Los diálogos llevan el peso de la historia y, aunque la explican de manera eficaz, están demasiado recargados y son poco creíbles y, aunque se entiende el efecto refinado e irónico que el autor desea imprimir al texto, me hacen coger distancia respecto a él y no me permiten entrar en esa habitación, como si asistiese a una representación teatral desde la última fila y no sentado en el sillón del escenario. Además, este tono se podría entender en Jesús y Pedro, pero no en un personaje del siglo XXI que se mueve por el ciberespacio. Por otro lado, el planteamiento podría dar mucho de sí y aquí está resuelto de una manera un tanto, digamos, blanda, sin pegada: uno no recibe al hijo de Dios en casa y lo despacha a la primera con una simple búsqueda en Google.
javihero
Mensajes: 482
Fecha de ingreso: 11 de Septiembre de 2009
  • CITAR
  • 17 de Mayo de 2011 a las 11:32
¡Coño, gracias, Ernie! De veras que aprecio mucho tu lectura.
vane920807
vane920807
Mensajes: 1
Fecha de ingreso: 9 de Mayo de 2018
  • CITAR
  • 9 de Mayo de 2018 a las 0:33
cita de Zara_x Yo podría estar de acuerdo con tu amigo, no se si en todo, pero en parte si. Yo no creo que lo que le sucede al mundo sea a causa de fuerzas extrañas que vienen de fuera o vete a saber de donde, sino que se debe a nuestro egoismo, avaricia y estupidez. Todos somos responsables y nadie o pocos lo reconocen.

Y no, volver a la edad de piedra sería impensable, pero avanzar hacia la edad nuclear, accidentes incluidos, tampoco me parece un adelanto. Podríamos quedarnos en un término medio, más igualdad, menos ambiciones: Simplemente que todo el mundo pueda comer, dormir en una casa decente, acceder a la medicina, a la cultura, al ocio.Hay cosas a las que dificilmente renunciaríamos, pero otras que no me digas que no son totalmente prescindibles y nos han hecho creer que las necesitamos urgentemente.

Tienes razón en lo que me dices del lector y el escritor, aún no soy capaz de poner en práctica eso, aunque pienso en ello porque me lo has dicho muchas veces. Escribiré algo sobre internet, aunque sea para mi, me gusta el tema.
Mi amigo vio el otro día Inside Job. Salió decepcionado. Decía: nos quieren hacer creer que la crisis financiera la han creado unos pillos avariciosos con la connivencia de unos políticos avariciosos, a base de trucos financieros avariciosos. Esto es, añadía, como echar la culpa de la II Guerra Mundial al genio maligno de Hitler. O las matanzas de la I Guerra Mundial a los cálculos equivocados de unos políticos trasnochados. O la guerra de Vietnam al mal corazón de los americanos. O el paro a la falta de solidaridad de Botín, Alierta y las hermanas Koplowitz. Si fuera así, bastaría ser buenos o mejores de lo que somos para salvar la Tierra y la especie humana, y tendríamos un 50% o más de posibilidades de salvarnos.

Esa es una cortina de humo. Como cuando el hombre primitivo atribuía los fenómenos de la Naturaleza a fuerzas animadas, dioses que moraban en la montaña, en los cielos, en las aguas o bajo tierra. La realidad es que el hombre ha creado un monstruo, y que vive dentro de él sin percibir su naturaleza, solo sus efectos.

Y internet, ¿qué pinta ahí?, le preguntaba yo. No lo sé, me decía, pero no va a empeorar las cosas. 

Me gusta tu aporte es excelente por eso lo copio.
1 2 3 6 7 8

La simplicidad del primer millón

La simplicidad del primer millón
A lo largo de 46 capítulos, Aitor Zárate nos descubre lo alejado o cerca que estamos de conocer como funciona el mundo del dinero. Nos propone ganar nuestro "Primer Millón" y nos muestra tanto las claves para conseguirlo, como soluciones para no caer en las trampas que "El Sistema" pone en nuestro camino. La Simplicidad del Primer [...] Ver libro

Autor: aitorzarate

   

¿Quieres que te informemos de cómo publicar tu obra? Déjanos tu teléfono y te llamamos sin compromiso.

Introduce el nombre

Introduce el teléfono

Introduce el E-mail

Introduce un email válido

Escoge el estado del manuscrito

Gracias por contactar con Bubok, su mensaje ha sido enviado con éxito. Una persona de nuestro departamento de asesoría al cliente se pondrá en contacto contigo a la mayor brevedad.
Enviar