bubok.es utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y a recordar sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Ver política de privacidad. Rechazar Aceptar
Gastos de envío gratuitos
Buscar en Bubok

Foro para escritores de Bubok

Para participar en los foros de Bubok es imprescindible aceptar y seguir unas normas de conducta básicas. Puedes consultar estas normas aquí
X
DanielTurambar
Mensajes: 5.100
Fecha de ingreso: 14 de Mayo de 2008

¿Qué es lícito esconder, tal vez hasta llegar a mentir, a la hora de narrar?

31 de Enero de 2009 a las 23:15

Abro esta discusión que surgió de un comentario de R2_D2 a mi relato bubok.com/libros/4429/Curvas-y-otras-fatalidades">Curvas. Antes de seguir leyendo te recomiendo que leas el relato, son las trece primeras páginas las que te descubrirán los motivos de nuestro colega para protestar. En él juego un poco (bastante) con los prejuicios de los lectores, de modo que todos (no ha fallado ninguno de los que he conocido) han creído algo evidente que luego resultó ser todo lo contrario. La verdad es que es dosificar la información, esconderla o simplemente omitirla, es algo que suelo hacer, a veces para dar sorpresas otras porque simplemente no me gusta que me lo den todo mascado y creo que es bueno que el lector ponga algo de su parte (aunque también tengo textos muy explicitos, que conste). Además creo que la influencia del cine, donde esto es bastante normal, es algo no despreciable.

Bien pues esta es la pregunta. ¿Es esto lícito? ¿Hasta dónde se puede llegar? ¿Vale todo a la hora de contar una historia? ¿Incluso mentir al lector?  (hum, la pregunta se reproduce, jeje)
Espero vuestras respuestas
Idelosan
Mensajes: 1.315
Fecha de ingreso: 6 de Noviembre de 2008
  • CITAR
  • 1 de Febrero de 2009 a las 0:01
cita de DanielTurambar
Abro esta discusin que surgi de un comentario de R2_D2 a mi relato bubok.es/">Curvas. Antes de seguir leyendo te recomiendo que leas el relato, son las trece primeras pginas las que te descubrirn los motivos de nuestro colega para protestar. En l juego un poco (bastante) con los prejuicios de los lectores, de modo que todos (no ha fallado ninguno de los que he conocido) han credo algo evidente que luego result ser todo lo contrario. La verdad es que es dosificar la informacin, esconderla o simplemente omitirla, es algo que suelo hacer, a veces para dar sorpresas otras porque simplemente no me gusta que me lo den todo mascado y creo que es bueno que el lector ponga algo de su parte (aunque tambin tengo textos muy explicitos, que conste). Adems creo que la influencia del cine, donde esto es bastante normal, es algo no despreciable.

Bien pues esta es la pregunta. Es esto lcito? Hasta dnde se puede llegar? Vale todo a la hora de contar una historia? Incluso mentir al lector? (hum, la pregunta se reproduce, jeje)
Espero vuestras respuestas
Che Daniel, nos ests spoileando acerca de tu libro eh xD

Ale, tena pensado leer Curvas tras los exmenes, pero ya no tiene gracia, abandono la idea (sabes que es broma xD)

S, claro que es lcito. De hecho, una de las mayores sorpresas de la 1a parte de Ecos de Odio que se va a encontrar el lector, es algo muy parecido a lo que comentas, ocultar informacin al principio del relato de algo, para que el lector despus se sorprenda y se de cuenta de que tal vez juzga demasiado deprisa ;)
Vixa
Mensajes: 1.348
Fecha de ingreso: 12 de Mayo de 2008
  • CITAR
  • 1 de Febrero de 2009 a las 0:04
Daniel, hoy me he pasado por tu blog, y sin haber leído este relato me ha pasado algo parecido con uno de tus textos, concretamente la carta a los reyes magos de ese niño.

El final, pese a captar la idea, me ha planteado diferentes salidas, en todo momento parecía claro a donde querías apuntar, pero no sé porque razón en el desenlace terminas por no dar ninguna pista de que es lo que realmente ha sucedido con la madre del niño.

La omisión es un recurso válido, pero muy peligroso, cuando omites algo debes estar convencido de que el lector podrá atar cabos y que el desenlace no será tramposo y a veces se termina fallando en uno de los dos aspectos.

En el caso que te comento, tu texto me ha gustado, sobre todo como está escrito, pero el desenlace, ese punto de incertidumbre me ha mosqueado un poco.
Reithor
Mensajes: 348
Fecha de ingreso: 25 de Abril de 2008
  • CITAR
  • 1 de Febrero de 2009 a las 0:13
Como en todo, querido Turambar, es un recurso que se debe utilizar pero del que no se debe abusar. A veces está bien para dar sorpresa, pero un exceso acaba por dar la sensación de que falta hilo argumental y le hace perder el sentido a la historia.
DanielHR
Mensajes: 1.360
Fecha de ingreso: 19 de Mayo de 2008
  • CITAR
  • 1 de Febrero de 2009 a las 1:34

Como bien dice Marcos (Reithor)se puede hacer siempre que el autor no lo convierta en una costumbre. Por lo que a mi me respecta, todo cuanto vaya en beneficio de la historia es válido, así que ya podemos esforzarnos enmentir, esconder y saquear...¡Uy esto último no... ;)

R2-D2
Mensajes: 3.188
Fecha de ingreso: 26 de Diciembre de 2008
  • CITAR
  • 5 de Febrero de 2009 a las 10:59

Cuando omitimos, casi siempre le pedimos al lector que complete lo que falta.

1) Es unaregla elementalno contar cosas intrascendentes.

2) Pero puede ser, tambien,una forma de realzar lo que no se cuenta. Muy poderosa. "Descubrir" por uno mismo, por indicios, la clave del relato, da mucho gustirrinín literario.

Son dos usos completamente diferentes. Y aunque las "reglas" sean iguales para todos, no creo que hayados autores que coincidan completamente en lo que consideran instrascendente. Ni por supuesto, lo "importante".

El uso que hace Daniel en general, y más en concreto en Curvas, con la identidad de Gabriela,es diferente, ni una cosa ni otra. ¿Se llama meta-ficción? Ha jugado con que el lector tiende a identificar autor y narrador, y cuidándose de no dar indicios claros de sexo, ha hecho suponer al lector que el narrador es masculino. Y el lector se descubre a si mismo diciendo ¡pero qué tonto soy!

¿Está bien eso? Depende. A mi eso no me aporta más placer que el juego de ingenio que supone. Es algo del disfrute literario de muchas personas. Disfrute legítimo. Hay lectores para eso. Pero no es mi disfrute. Yo soyun agonías que necesita historias de lucha, con tripas y sentimientos, y todo eso me parece superfluo. Me distrae de la situación que yo trato de entender que hay entre Graciela y Claudia. Prefiero una obra escrita con menos preciosismo, pero en la que los personajes palpiten de principio a fin. La historia, que concluye con una suplantación de identidades, me dejó una sensación de artificio.

Y el caso de la peli Dejad de quererme es de juzgado de guardia. Porque ahí no hay omisión, sino que directamente el lenguaje cinematográfico miente, dice qué es una cosa, y luego te dice que esa cosa es otra.

La simplicidad del primer millón

La simplicidad del primer millón
A lo largo de 46 capítulos, Aitor Zárate nos descubre lo alejado o cerca que estamos de conocer como funciona el mundo del dinero. Nos propone ganar nuestro "Primer Millón" y nos muestra tanto las claves para conseguirlo, como soluciones para no caer en las trampas que "El Sistema" pone en nuestro camino. La Simplicidad del [...] Ver libro

Autor: aitorzarate

   

¿Quieres que te informemos de cómo publicar tu obra? Déjanos tu teléfono y te llamamos sin compromiso.

Introduce el nombre

Introduce el teléfono

Introduce el E-mail

Introduce un email válido

Escoge el estado del manuscrito

Gracias por contactar con Bubok, su mensaje ha sido enviado con éxito. Una persona de nuestro departamento de asesoría al cliente se pondrá en contacto contigo a la mayor brevedad.
Enviar