bubok.es utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y a recordar sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Ver política de privacidad. OK
Buscar en Bubok

Foro para escritores de Bubok

Para participar en los foros de Bubok es imprescindible aceptar y seguir unas normas de conducta básicas. Puedes consultar estas normas aquí
X
1 2 3 4 5 6
DanielTurambar
Mensajes: 5.100
Fecha de ingreso: 14 de Mayo de 2008

Comentarios acerca de los CELOS generados en el LXVI Concurso

19 de Septiembre de 2011 a las 9:08
Para cascar de celos y tal, para votar cuando toque y además meter los comentarios, que así nos ahorramos hilos ¿no?
Susaru
Mensajes: 113
Fecha de ingreso: 26 de Marzo de 2011
  • CITAR
  • 5 de Octubre de 2011 a las 13:49
cita de Ubertino COMENTARIO A ÁLEX

El inicio del relato es como asomarte a un barranco y perder pie. Quiero decir con esto que ese "A ver..." para mi no es la forma correcta en la que un escritor debería afrontar el inicio de su relato
Segundo párrafo. "Mi" en cualquiera de sus acepciones gramáticales aparece cinco veces, sin incluir "Conmigo". Me recuerda a un dicho que solía usar un compañero mío. "Mi, me, mío, para mi, conmigo". El autor se refiere a la relación de pareja entre los protagonistas como algo que se rompe en un momento dado
sin embargo, al hecho de hacer el amor, lo llama sin ambages, "sesiones de sexo", como el que se mete cada tres días en la cabina de un sex-shop.

Bueno, ahora al lío. La historia. Está claro que con los mimbres empleados se podría escribir uno de esos tv movies que ponen en la tele a las tres de la tarde. Pero el guión de "Álex" transcrito a un relato pierde fuelle. Es breve, demasiado para la complejidad de un thriller. Es simplista, que no simple. Le faltan un par de vueltas de tuerca para poder enganchar un mínimo al lector.

El giro final, que pretende sorprender, desvelando la identidad de Álex hace que el relato sea confuso. ¿Qué tiene que ver entonces el cambio de su mujer con Álex? Al final resulta que Álex es el hijo de ambos. ¿Síndrome del nido vacío quizás? Merecía una explicación. Es como si faltara un párrafo por algún sitio.
Y el desenlace. Si el inicio del relato era como asomarse a un precipicio y perder pie, el desenlace es como caer al vacío y conseugir agarrarte un par de veces a los salientes. No te destripas al caer, pero te jodes bien jodido.
No sé. Yo al autor le aconsejaría que releyera su relato, que perdiera un tarde en escribir todo lo que falta, que engranara la historia poco a poco. Le saldrá un relato de mucho más que 1700 palabras, pero quizás ver el efecto de esta reescritura le sirva para ajustar la historia a ojos del lector.
Abrazo fuerte. Ubertino

Gracias por tus sugerencia aunque creo que ante lo dicho debería hacer un reset del relato, jeje.

Me explico en lo que pueda:

- Los "mis" son para caracterizar a un personaje egoista, egocéntrico y egoloquesea.

- Repito que quería crear cierta confusión en el lector ante quien era Álex: ¿amante? ¿amigo? ¿qué?

- Y el cambio de la mujer para mí es superevidente porque hay miles de mujeres que se vuelcan en sus hijos y van dejando de lado a sus parejas...¿hace falta que lo explique más detalladamente?

Agradezco de veras tu comentario y procuraré trabajar más en el próximo relato, aunque confieso que apenas tengo tiempo. Un saludo!

Incongruente
Mensajes: 1.269
Fecha de ingreso: 10 de Junio de 2008
  • CITAR
  • 5 de Octubre de 2011 a las 13:58

A Ubertino

Hombre, Ubertino, perdóname lo del cuadro excel pero es que yo soy de ciencias y ya se sabe, la cabra tira al monte por mucho que la des de comer en casa. Ja, ja, ¿te he roto los esquemas? Me has hecho reir a carcajadas. Muy bueno

Zarax
Mensajes: 2.188
Fecha de ingreso: 14 de Enero de 2009
  • CITAR
  • 5 de Octubre de 2011 a las 17:21
cita de Ubertino
cita de Incongruente

Ubertino, leo tus comentarios sobre el arte y la necesidad de escribir y estoy bastante de acuerdo con todo lo que dices. Pero el problema no está en cómo queremos y nos gusta escribir, sino en si seguir o no las normas que definen los diferentes géneros literarios.

Cuando yo hago los comentarios, no puedo evitar enfrentarme a los relatos de dos formas. Mi primera lectura, siempre hago un mínimo de dos, la dedico exclusivamente a mis gustos literarios; yo la llamo "lectura subjetiva". Me gusta y por qué me gusta. La segunda, la llamada "lectura objetiva", la hago pensando exclusivamente en el cumplimiento de las normas que todo relato debe cumplir.

Es cierto que no muchos escritores famosos se ponen de acuerdo con dichas normas, pero yo, leyendo a unos y otros he conseguido sacar unas que me sirven de guía para hacer comentarios más o menos técnicos, que ayuden al autor a mejorar sus relatos cortos. esta segunda lectura, que la hago valorando hasta diez conceptos diferentes (esto parece un trabajo enorme) pero, cuando se ha hecho suficientes veces, hasta he llegado a conformar un cuadro en excel que me ayuda a valorar por puntos; la suma final de estos son el 50% de mi valoración del relato. El otro 50% es mi "placer" literario, mi lectura subjetiva.

¡Uf, que rollo! Bueno, lo dejo, aunque algún día me animaré a colgar aquí esa definición de relato corto que me sirve de guía. Saludos

Bueno, Incongruente, cada cual con sus normas, eso está claro. Pero ¿un cuadro excell? Me acabas de hundir en la miseria, amigo.
Edito. De todas formas ya os advierto que mientras escriba en este concurso no pienso preocuparme de los puntos, ni del cuadro excel. Ni siquera pienso preocuparme del criterio de las personas que leen mis relatos. Tampoco pienso ponerle vallas al campo, y mucho menos a mi imaginación. Cuando escribo veo las cosas como las veo, y como tal las narro.
Abrazo fuerte. Ubertino
Digo lo mismo Ubertino, o mejor dicho, hago lo mismo ....
simpatialaboral
simpatialaboral
Mensajes: 733
Fecha de ingreso: 6 de Diciembre de 2009
  • CITAR
  • 5 de Octubre de 2011 a las 20:00

Mis comentarios; supongo que no aportan casi nada, visto el carrerón que lleváis; hasta con ejercicios de corrección orto-sintáctica. 

Corolario: me ha parecido una edición sosa para el tema que proponían. Los celos y la envidia saturan grandes obras, así que se me antoja que hemos hecho un ejercicio más mediocre que brillante. Quizás frenos morales o el temor a que nos lean. Tranquilos, que el escritor se desdobla en personajes que nada tienen que ver con él. 



TRAS EL ESPEJO

Utiliza la tercera persona, lo que tiene la gran ventaja de que suena a relato y no a biografía. El inicio, unido al animismo que utiliza para describir la situación (el perro, el monstruo, el ogro) nos genera malestar y nos transmite la incomodidad de la situación "poscoital".
La entrada en escena del segundo personajes es plana; casi nos advierte ya que ese personaje no va a crecer, que se quedará ahí, cual atrezzo.
Esta descripción rehuye la fuerza de la anterior, incluso parece escrita en otro momento; alguna expresión no llega a convencerme, pero queda bien. Eso sí, sustituiría límpido por lampiño y buscaría otra metáfora a dedos como agujas de coser (¿husos de hilandera?)
Desde "Siente ganas..." hasta "asmático" el relato se alza con el premio de la edición, en mi opinión.
El diálogo me suena algo plano, especialmente entre dos personas que llevan tan poco tiempo de relación; faltan mimos y colores fuertes: Ven aquí, la agarró, buscando la complicidad matinal, cosas así le vendrán bien a la historia.
La salida a la calle me gusta porque recupera la atmósfera cerebral asfixiante que está soportando la protagonista.
Y de nuevo el diálogo baja el nivel.
Sobra algún guión de cierre.
La expresión. "el típico tipo... no es femenina; las mujeres no se expresan así, al menos en lo que alcanzo a conocerlas.
La metáfora sobre el estado emocional de Susana es soberbia (pajarillo... gato recién nacido..)
El final quizá se merezca algunas palabras de aclaración sobre la hermana, que seguro puede construirse a fuer de quitar protagonismo a médico y policía (el de la libreta debe serlo.)

Faltan algunos acentos en los cuándo y hay un baño que está escrito como "bajo".
También falta un punto en una de las apariciones de la frase: "Sé lo que he visto." y sobra el guión final en la otra.

Un relato con punch, que asombra por la capacidad para emplear la metáfora (recuerda a José Luis Alvite y entre los de aquí a Javihero más que a bizarro.)

Volvería a echarle un vistazo a las conversaciones y me sentiría orgulloso de haberlo escrito. Felicidades.

SIMPLEMENTE AMOR

Un bonito relato de sufrimiento real y mental, escrito con pulcritud, a cuya autora le sugeriría, como ejercicio, tachar todo aquello que sea información reiterada o innecesaria y que buscase metáforas o términos distintos para:

- Las balas del enemigo no dejaban de silbar por encima de sus cabezas.
- Las explosiones de las granadas, eran cada vez más cercanas
-Oyó el grito desesperado
-Vio los cuerpos sin vida... jóvenes soldados

En general hay dos modos de contar, dicen los maestros: describir y decir. 

Lo primero le pertenece al periodismo, al ensayo histórico, más que a la literatura. 

Por ejemplo: el grito ahogado de su compañero, los cadáveres alrededor, las explosiones cercanas, hundían sus pies en el barro y cubrían su alma con la desesperanza y la certeza de la derrota y la pérdida. Forzar la descripción para comprometerme como lector, para hacérmelo sentir más que ver.

El diálogo entre los dos amigos está escrito sin verdadera pasión y pienso que en esos momentos, con la muerte tan cerca, habría más dramatismo: por ejemplo, "Tranquilo, ¿qué quieres que te prometa?" y "No te preocupes, sabes que lo haré." Se me quedan algo hueras, como lo que alguien le dice a alguien mientras se despiden. pero en la puerta del restaurante, con un mondadientes en las comisuras.

Para terminar, me queda la duda sobre "maté pero no mató". Salvo que se refiera a sí mismo, en calidad de marido imaginario: quise casarme con ella y como no lo logré, me maté, me mato.
Entonces, André tendría que reconocer la ironía de su amigo en la conclusión del relato, sin obligar al lector a hacer conjeturas o, peor aún, a considerarlo un error de racor, esos que se producen cuando confudimos las fechas o en el caso del cine, cuando un plano muestra al actor con la ropa sucia y al siguiento con la misma limpia, porque se han rodado a la inversa pero se han proyectado en esa secuencia.
Resolverlo con "en la carta explicaba..." y que lo había soñado. Me da que querías matarlo y no has podido, autora, porque te faltaban palabras. Quizás necesitabas 2.000. 

Sin embargo mantiene el interés por la historia y como lector apetece conocer qué pasará en el encuentro entre ambas personas. Yo hubiera deseado que acabara como Pearl Harbour; el chico segundo se queda con la chica del finado. Pero sería otra historia.

Jean Phillippe, falta la P mayúscula y se ha escrito liguero, por ligero.


TÚ NO LO ENTIENDES

Una buena idea, a la que le falla, en mi opinión, la puesta en escena.
Cada párrafo se inicia con partículas secundarias que es uno de los errores que siempre nos marcan los que saben de técnica literaria:
Pero, claro, aún, total, después.
Para evitarlas, conviene echar una mirada crítica a los inicios de púnto y aparte una vez terminado el texto.

Por otro lado y al apostar por un lenguaje sencillo y una estructura "monólogo", se me ocurre sugerir que el relato se tansforme en la carta que le envía a su pareja y no en lo que me cuenta como lector.

Algo del tipo: Mientras esperaba no se qué, abrí el ordenador y releí por enésima ocasión mi carta de disculpa.
Y la carta.
Luego, algo como llaman a la puerta o por teléfono o llega el correo, donde se le dan indicaciones de dónde puede recoger la ropa; o la misma demanda de divorcio, a través de un abogado, o una nota donde ella le cuenta sus decisiones.
Eso justificaría el relato. Y mejoraría su lenguaje, porque se me antoja plano.

También se me ocurre una estructura de preguntas y respuestas. ¿Por qué no lo dejé antes?, me dijiste. Quería, pero su olor o su ropa me tenían hechizado; sólo era sexo, pero Raquel...
Marketing no lleva acento; en español es mercadotecnia o mercadeo (América).

La expresión: "No sé por qué, pero a mí no me parece que es lo mismo" se presta a mejora. Usaría el tiempo "sea" en lugar de "es" y quitaría alguna de las negaciones.

CUESTIÓN DE ¿CELOS?


La historia me deja un tanto frío y el lenguaje no llega a salir del alma del escritor. Describe la situación, sin muchas ganas, tirando de oficio de contar. El primer párrafo incluye tres veces el término taller. Abusar de palabras no literarias...

Estruendo y parafernalia, en mi opinión, son sinónimos. Apostaría por el segundo en esa descripción. Y quitaría "taller".

El párrafo desde "Bien, bien, hasta tres diferentes partes" está mal construido. Además, no creo que el jefe de un taller de este tipo hable así de mal.

La construcción de un personaje exige estirar la moral propia, incluso hacerla desaparecer, para que se exprese con su propia naturaleza.
Y éste jefe se queda, simbólicamente, mudo, porque seguramente no le gusta al escritor.

Para terminar, todo el párrafo de "otra vez has cambiado...¡Por favor! ¿Qué habremos inventado esta vez?", Abusa de lenguaje de tebeo, facilón, de consumo rápido.

En general, tiene poco gancho y buenas maneras. Como suelen contar por aquí,la escritura tiene que ofrecer más distracción o emoción que la tele, para atraparnos. Igual si el autor hiciera una referencia a "Y dios creo al hombre", delante del relato. Porque yo no he pillado en momento alguno que se tratara de ese acto narrado con sentido del humor. No he pillado nada.
  
LA FLORISTA

Un cuento de los que exigen esfuerzo del autor para condensarlo. 
Usa el diálogo con profusión y cambia de escena con gran frecuencia, por lo que anima a leer con la esperanza de conocer lo próximo.
Pero el autor opta por castigarnos y hacer de la idea una cosa baladí, que además termina de modo abrupto, no sé porqué lo termina así, con todo el esfuerzo anterior. Sólo le falta un "colorín colorado."
Ahora, los cambios de escena, muy logrados y merece la pena releerlo para ver cómo los construye. Tiene ritmo y nos lleva de un personaje a otro (aunque solo nos habla de Francisco y muy poco de su amigo el conquistador) con solvencia. Hecho en falta la fuerza que demanda esta historia, para no quedarse en la narración de los acontecimientos que le haría un vecino a otro.
En mi opinión, el protagonismo que se le otorga al bobalicón de Francisco tiene que equilibrarse con algo más de Florista (Clarita), pegando duro sobre porqué accede a casarse con él, equilibrando las voces. Si miramos la técnica, el autor se eleva sobre los personajes y los deja reducidos a una mera combinación de cuatro colores, como en los mapas: éste con éste, ahora estos dos, más allá los cuatro, dos años después sé que acabaron casados.

ALEX

La puesta en escena de esta relación padre /hijo, trufada de celos al principio y de envidia en el segundo acto, que termina con una satisfacción sin necesidad de venganza, queda disminuida por el "lenguaje crónica".

Sin embargo, consigue contarla, así que nada que objetarle a esto. Lo que le reclamo al escritor es que, aún empleando palabras repetidas, transmita con más emoción, porque opino que los celos y la envidia suelen "secuestrar" el raciocinio de quien los padece, por lo que se espera que abunden expresiones como la siguiente, (que destaca sobre casi todas las frases empleadas): 
"Me miraba expectante, esperando una mirada de orgullo que jamás le ofrecía.".


MATAR A DON GIOVANNI

Un bonito cuento clásico, con una trama que envuelve a cinco personajes, no, a seis más el futuro finado, que necesita algo de claridad para ayudarnos a leerlo.
El bucle que construye el escritor está enmadejado con primor y los sentimientos de rencor(los celos los entiendo entre tres -se lucha por el amor de alguien y es alguien quien nos impide alcanzarlo- y la envidia entre dos, para aclararnos un poco) y necesidad de venganza completan la obra. ¡Qué bien le sentarán unos cientos de palabras! ¡Al menos el espacio suficiente entre las presentaciones de cada quien, para que los ancianos del lugar captemos los matices, profesiones y penalidades arrostradas por los desgraciados.
Con todo, me parece uno de los relatos construidos con más esmero de los que hemos presentado.

MI HERMANITO

Supongo que al doctor le sigue pareciendo interesante escribir relatos morales para sus pacientes más jóvenes; incluso para sus nietos, cuando lleguen. Tiene todo el derecho del mundo. Pero no creo que vuelque su experiencia ni sus ganas de entretener aquí, con un relato, soso, como un plato de arroz blanco.
Contado sin mayores dificultades. Ni méritos. El final es especialmente escandaloso, literariamente hablando: "He comprendido que papá y mamá tenían razón. Es normal tenerlos, pero al final hay algo entre dos hermanos que puede más que los celos. Creo, de verdad, que estoy curado de celos. Y además, estoy orgulloso de tener un hermanito como este." Rajoy y su niña. Voy a releer el episodio de la Biblia entre Caín y Abel.
mariaclara
Mensajes: 364
Fecha de ingreso: 4 de Enero de 2011
  • CITAR
  • 5 de Octubre de 2011 a las 20:27

Gracias Simptialaboral por tu comentario a mi relato. En cuanto a los diálogos, realmente les faltan sentimientos, como bien dices tú, más que en una guerra parecen dos amigos saliendo de un supermercado.

Para el próximo relato intentaré mejorar y seguir tus consejos. Y coincido contigo en que a lo mejor el miedo o los tabús que uno pueda tener, han influido en esta edición. 
Ubertino
Mensajes: 151
Fecha de ingreso: 11 de Agosto de 2011
  • CITAR
  • 5 de Octubre de 2011 a las 20:55


TRAS EL ESPEJO

Utiliza la tercera persona, lo que tiene la gran ventaja de que suena a relato y no a biografía. El inicio, unido al animismo que utiliza para describir la situación (el perro, el monstruo, el ogro) nos genera malestar y nos transmite la incomodidad de la situación "poscoital".
La entrada en escena del segundo personajes es plana; casi nos advierte ya que ese personaje no va a crecer, que se quedará ahí, cual atrezzo.
Esta descripción rehuye la fuerza de la anterior, incluso parece escrita en otro momento; alguna expresión no llega a convencerme, pero queda bien. Eso sí, sustituiría límpido por lampiño y buscaría otra metáfora a dedos como agujas de coser (¿husos de hilandera?)
Desde "Siente ganas..." hasta "asmático" el relato se alza con el premio de la edición, en mi opinión.
El diálogo me suena algo plano, especialmente entre dos personas que llevan tan poco tiempo de relación; faltan mimos y colores fuertes: Ven aquí, la agarró, buscando la complicidad matinal, cosas así le vendrán bien a la historia.
La salida a la calle me gusta porque recupera la atmósfera cerebral asfixiante que está soportando la protagonista.
Y de nuevo el diálogo baja el nivel.
Sobra algún guión de cierre.
La expresión. "el típico tipo... no es femenina; las mujeres no se expresan así, al menos en lo que alcanzo a conocerlas.
La metáfora sobre el estado emocional de Susana es soberbia (pajarillo... gato recién nacido..)
El final quizá se merezca algunas palabras de aclaración sobre la hermana, que seguro puede construirse a fuer de quitar protagonismo a médico y policía (el de la libreta debe serlo.)

Faltan algunos acentos en los cuándo y hay un baño que está escrito como "bajo".
También falta un punto en una de las apariciones de la frase: "Sé lo que he visto." y sobra el guión final en la otra.

Un relato con punch, que asombra por la capacidad para emplear la metáfora (recuerda a José Luis Alvite y entre los de aquí a Javihero más que a bizarro.)

Volvería a echarle un vistazo a las conversaciones y me sentiría orgulloso de haberlo escrito. Felicidades.

Anonadado y gratamente reconfortado. Es cierto que con unos borrones a base de tipex el relato quedaría mejor. Gracias por el comentario Simpatíalaboral. Y aunque las comparaciones suelen ser odiosas, doblemente gracias.
Abrazo fuerte. Ubertino
Ubertino
Mensajes: 151
Fecha de ingreso: 11 de Agosto de 2011
  • CITAR
  • 5 de Octubre de 2011 a las 20:58
Una aclaración con respecto al tema del incendio. Es cierto que ha quedado en el aire la causa, pero en cierto modo es algo hecho a posta. El incendio se origina a partir de la cocina y la cafetera, efectivamente por efecto del espectro de la hermana (Incongruente, ¿cómo puedes afirmar lo que puede o no puede hacer un fantasma? Los fantasmas pueden hacer lo que uno quiera que hagan, debido fundamentalmente a que nadie ha regresado de su mundo con un dietario de actitudes fantasmagóricas en la mano). La escena en la que está en la calle y se aparece en la boca de metro y tal...es un sueño sobrevenido durante la inconsciencia que le produce el sofoco del incendio al que sobrevive milagrosamente. Es un poco lío, lo reconozco. Seguramente es un relato para cinco mil palabras.
Abrazo fuerte. Ubertino
Incongruente
Mensajes: 1.269
Fecha de ingreso: 10 de Junio de 2008
  • CITAR
  • 5 de Octubre de 2011 a las 21:14
cita de Ubertino Una aclaración con respecto al tema del incendio. Es cierto que ha quedado en el aire la causa, pero en cierto modo es algo hecho a posta. El incendio se origina a partir de la cocina y la cafetera, efectivamente por efecto del espectro de la hermana (Incongruente, ¿cómo puedes afirmar lo que puede o no puede hacer un fantasma? Los fantasmas pueden hacer lo que uno quiera que hagan, debido fundamentalmente a que nadie ha regresado de su mundo con un dietario de actitudes fantasmagóricas en la mano). La escena en la que está en la calle y se aparece en la boca de metro y tal...es un sueño sobrevenido durante la inconsciencia que le produce el sofoco del incendio al que sobrevive milagrosamente. Es un poco lío, lo reconozco. Seguramente es un relato para cinco mil palabras.
Abrazo fuerte. Ubertino

Ubertino, me gusta la provocación y entro al trapo. ¿Como puedo asegurar lo que puede hacer o no un fantasma?. Bien, me guío exclusivamente por la etimología de las palabras: Fantasma es la imagen o representación de algo. Imagen es la apariencia que la luz que despide ese algo nos da a la vista o a la mente. Apariencia es todo aquello que parece pero que no es. Y podría seguir así mucho más, pero creo que te lo sabes tan bien como yo. Mantengo, pues, lo dicho, un fantasma, al ser un producto de la imaginación del ser humano, nunca puede actuar sobre las cosas físicas, pero puede influir sobre la psiquis del ser humano e incitarle a que este haga lo que el fantasma quisiera hacer. No lo puedo entender de otra forma, sigo siendo de ciencias aunque escriba y lo haga mal.

 

Incongruente
Mensajes: 1.269
Fecha de ingreso: 10 de Junio de 2008
  • CITAR
  • 5 de Octubre de 2011 a las 21:19
SimpatíaLaboral, gracias por tus comentarios. Me has acusado de algo que en realidad es la base de todas mis desdichas literarias, pues soy incapaz de crear los personajes y meterme en su piel; mantengo desgraciadamente la mente fría y sigo siendo yo el que escribe y describe. Tienes mucha razón, pero no sé como cambiar el sistema. Sin embargo, cuando escribo poemas me ocurre al contrario y me paso de emotivo y sentimentaloide. Así son las cosas y aunque, como Ubertino ha dicho, quiere escribir así y no cambiar, yo quisiera cambiar, pero no sé hacerlo, ni asistiendo a talleres literarios.
Ubertino
Mensajes: 151
Fecha de ingreso: 11 de Agosto de 2011
  • CITAR
  • 5 de Octubre de 2011 a las 21:22
cita de Incongruente
cita de Ubertino Una aclaración con respecto al tema del incendio. Es cierto que ha quedado en el aire la causa, pero en cierto modo es algo hecho a posta. El incendio se origina a partir de la cocina y la cafetera, efectivamente por efecto del espectro de la hermana (Incongruente, ¿cómo puedes afirmar lo que puede o no puede hacer un fantasma? Los fantasmas pueden hacer lo que uno quiera que hagan, debido fundamentalmente a que nadie ha regresado de su mundo con un dietario de actitudes fantasmagóricas en la mano). La escena en la que está en la calle y se aparece en la boca de metro y tal...es un sueño sobrevenido durante la inconsciencia que le produce el sofoco del incendio al que sobrevive milagrosamente. Es un poco lío, lo reconozco. Seguramente es un relato para cinco mil palabras.
Abrazo fuerte. Ubertino

Ubertino, me gusta la provocación y entro al trapo. ¿Como puedo asegurar lo que puede hacer o no un fantasma?. Bien, me guío exclusivamente por la etimología de las palabras: Fantasma es la imagen o representación de algo. Imagen es la apariencia que la luz que despide ese algo nos da a la vista o a la mente. Apariencia es todo aquello que parece pero que no es. Y podría seguir así mucho más, pero creo que te lo sabes tan bien como yo. Mantengo, pues, lo dicho, un fantasma, al ser un producto de la imaginación del ser humano, nunca puede actuar sobre las cosas físicas, pero puede influir sobre la psiquis del ser humano e incitarle a que este haga lo que el fantasma quisiera hacer. No lo puedo entender de otra forma, sigo siendo de ciencias aunque escriba y lo haga mal.

 

Venga hombre, si ni siquiera sabemos si existen los fantasmas, ja, ja, ja
Edito. ¿Y si sustituimos la palabra fantasma, que por cierto no aparece en mi relato, por espíritu? ¿Qué cosas puede hacer un espíritu?
Ubertino
Mensajes: 151
Fecha de ingreso: 11 de Agosto de 2011
  • CITAR
  • 5 de Octubre de 2011 a las 21:27
De todas formas, Incongruente, querer llevar la congruencia a la literalidad hasta el punto de reflejar en una historia de fantasmas (si quieres) la etimología pura de las palabras, me parece ya rizar el rizo de la frialdad. En realidad yo lo llamaría ser un poco tiquismiquis, je ,je. Pero en fin, que esto es como discutir sobre el sexo de los ángeles. ¿Alguien ha visto un ángel? Yo he visto señoras que eran como angeles, pero no he visto nunca un ángel que fuera como una señora.
DanielTurambar
Mensajes: 5.100
Fecha de ingreso: 14 de Mayo de 2008
  • CITAR
  • 5 de Octubre de 2011 a las 21:40
Hum... Fantasmas... O un desdoblamiento de la personalidad mal llevado (si nos ponemos realistas ;-))
DanielTurambar
Mensajes: 5.100
Fecha de ingreso: 14 de Mayo de 2008
  • CITAR
  • 5 de Octubre de 2011 a las 21:44
cita de simpatialaboral Mis comentarios; supongo que no aportan casi nada, visto el carrerón que lleváis; hasta con ejercicios de corrección orto-sintáctica. 

Corolario: me ha parecido una edición sosa para el tema que proponían. Los celos y la envidia saturan grandes obras, así que se me antoja que hemos hecho un ejercicio más mediocre que brillante. Quizás frenos morales o el temor a que nos lean. Tranquilos, que el escritor se desdobla en personajes que nada tienen que ver con él. 


Cierto, los personajes son los personajes y el autor es el autor. Me gusta que remarques algo que puede parecer una obviedad, pero que hay quien a veces aún confunde. Como que los comentarios a un relato son al relato no al autor. Claro, a veces una autor se autorretrata y luego se lleva las críticas a lo personal. Pero, eso, que el recordatorio no viene nunca mal.
Zarax
Mensajes: 2.188
Fecha de ingreso: 14 de Enero de 2009
  • CITAR
  • 5 de Octubre de 2011 a las 23:18
Muchas gracias, simpatíalaboral, me gustaba mi relato, me divertí escribiéndolo y mientras lo hacía me reía irónicamente. Todas esas cosas que me dices no consigo verlas por mucho que relea siete veces antes de editarlo.

Total que echaré una nueva ojeada, ahora teniendo presentes tus comentarios. Gracias de nuevo

Y a cualquier otro que haya o que vaya a comentar mi historieta
1 2 3 4 5 6

La simplicidad del primer millón

La simplicidad del primer millón
A lo largo de 46 capítulos, Aitor Zárate nos descubre lo alejado o cerca que estamos de conocer como funciona el mundo del dinero. Nos propone ganar nuestro "Primer Millón" y nos muestra tanto las claves para conseguirlo, como soluciones para no caer en las trampas que "El Sistema" pone en nuestro camino. La Simplicidad del [...] Ver libro

Autor: aitorzarate

   

¿Quieres que te informemos de cómo publicar tu obra? Déjanos tu teléfono y te llamamos sin compromiso.

Introduce el nombre

Introduce el teléfono

Introduce el E-mail

Introduce un email válido

Escoge el estado del manuscrito

Gracias por contactar con Bubok, su mensaje ha sido enviado con éxito. Una persona de nuestro departamento de asesoría al cliente se pondrá en contacto contigo a la mayor brevedad.
Enviar
¿Conoces nuestro
catálogo de libros
en letra grande?
Echar un vistazo