bubok.es utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y a recordar sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Ver política de privacidad. Rechazar Aceptar
Gastos de envío gratuitos
Buscar en Bubok

Foro para escritores de Bubok

Para participar en los foros de Bubok es imprescindible aceptar y seguir unas normas de conducta básicas. Puedes consultar estas normas aquí
X
1 2 3 5 6 7
lasacra1
lasacra1
Mensajes: 1.821
Fecha de ingreso: 24 de Febrero de 2010

LXXIII Edición. COMENTARIOS "RENEGRÍOS"

2 de Enero de 2012 a las 12:45
Aquí todo lo que se os ocurra sobre el tema.
carlosaribau
Mensajes: 2.104
Fecha de ingreso: 2 de Septiembre de 2009
  • CITAR
  • 16 de Enero de 2012 a las 9:29
El vagabundo.

Creo que podría poner gran parte del comentario anterior también para este relato. Cierto es que, además, la combinación de lo fantástico  o religioso con la realidad no me gusta demasiado, que tengo que topármela a raciones indiviuales muy pequeñas, pero aún así, a este relato le falta algo.

Y es que con los relatos podemos hacer muchas cosas. Hay quien hace ejercicios de malabares –como en el relato del vaso caído- y hay quien cuenta historias. Hay que ser muy bueno para que te den puntos con un ejercicio literario. Para que te den puntos con una historia no hace falta tanto. Lo que se valora  - a parte del propio uso del lenguaje- es que la historia sea coherente, creíble y cercana. Para mí, le falta esa cercanía que hace que recuerdes un relato.

Es una historia complicada de contar en un relato de 1700 palabras. Por un lado, la mini escena del cielo, por otro lado la misión y por otro lado la calle. Las escenas se suceden con demasiados protagonistas distintos. Igual si te hubieras centrado en contar la historia del monje de la puerta hubiera sido más efectiva. Ya sé que el relato que tú querías contar era éste, pero esto es mucho relato para 1700 palabras. Podrías haber necesitado más del doble para la historia que nos estabas contanto.

Post-votaciones: lo curioso Josep, es que este relato me recordó a uno que leí hace mucho tiempo de Mahoma. ¿Te acuerdas? Es curioso porque no tienen mucho que ver.

civairott
Mensajes: 559
Fecha de ingreso: 10 de Diciembre de 2009
  • CITAR
  • 16 de Enero de 2012 a las 9:35

Gracias por el comentario, Carlos! Lo que dices sobre el escaso protagonismo de Rob es interesante. Quizás lo hice para no dar pistas sobre quién de los cuatro traicionó al jefe; para así crear cierta expectación cada vez que Matt miraba los ojos de los sospechosos.

Pero lo tendré en cuenta si decido reescribir el relato.

¡Saludos!

carlosaribau
Mensajes: 2.104
Fecha de ingreso: 2 de Septiembre de 2009
  • CITAR
  • 16 de Enero de 2012 a las 9:37
Meciendo la noche

¿Voy a comentar mi propio relato? Sí. Por supuesto. Es que se me ha ocurrido que es bueno que reflexione sobre mi relato antes de leer vuestros comentarios y que eso igual nos aporta algo más de información.

Lo primero es que creo que es un relato basado en una situación poco novedosa. Lo de la conversación en la radio con el suicida está algo manida… pero era la historia que me venía a la mente y  no podía despreciarlo. Creo que el valor literario es algo escaso, pero es lo que salía y no me veía capaz de enriquecerlo más.

No sé si el efecto con el disparo se consigue. Me aseguré de dejar claro antes que el hombre tenía una pistola. En realidad, la historia de ser policía está en el relato para justificar que el hombre tenga una pistola. Supongo que aquellos que no me han votado o que no les ha gustado el relato ha sido en parte por no creerse /entender el disparo en el momento en que ocurre.

raulcamposval
Mensajes: 4.218
Fecha de ingreso: 9 de Noviembre de 2009
  • CITAR
  • 16 de Enero de 2012 a las 9:38
cita de carlosaribau Y todo por el vaso caído
Nota antes de leer: ¿De verdad que no hay ningún punto y aparte?

Al principio pensé que era un patán escribiendo. Después me di cuenta de que era une escritor haciendo pruebas. Me ha producido sensaciones muy extrañas. De pensar que en el certamen se nos había colado un troll a darme cuenta de que había alguien con mucho talento detrás.

Poco se puede decir para mejorar este relato. Es lo que es. No sé si puedo puntuarlo porque más que un relato es un ejercicio, pero lo valoro. Tampoco sé si es tan negra como debería, por eso, aunque me haya gustado.
Agradezco piropos, pero discrepo en dos cosas: 
Vaso caído creo que es de lo más negro de la edición y no, no es un ejercicio. Tenía claro lo que quería. Los ejercicios no los saco a pasear, je, je, je… 

Como dice Sacra, os he desacostumbrado, je, je, je… 

Gracias por el votillo!
carlosaribau
Mensajes: 2.104
Fecha de ingreso: 2 de Septiembre de 2009
  • CITAR
  • 16 de Enero de 2012 a las 9:39
cita de civairott

Gracias por el comentario, Carlos! Lo que dices sobre el escaso protagonismo de Rob es interesante. Quizás lo hice para no dar pistas sobre quién de los cuatro traicionó al jefe; para así crear cierta expectación cada vez que Matt miraba los ojos de los sospechosos.

Pero lo tendré en cuenta si decido reescribir el relato.

¡Saludos!

Ya, ya. Sí entiendo el motivo. Lo tenía clarísimo. Lo que pasa es que si son cuatro personajes anónimos, en el fondo, nos da igual quien sea. Estás creando un interés que en el fondo no existe. Hasta que no los conozcamos, no distinguimos entre uno y otro, no sé si me explico.

Que tenía planeado estafarlo era sorpresa suficiente. Ocultar quien era el listo no era necesario. Vamos, eso creo.
raulcamposval
Mensajes: 4.218
Fecha de ingreso: 9 de Noviembre de 2009
  • CITAR
  • 16 de Enero de 2012 a las 9:46

Me da la impresión de que estoy en otro planeta hace tiempo y he bajado a la tierra de golpe, no sé muy bien a qué, je, je, je… 


1.- Ubicuidad, 

–se repite la palabra rutina dos veces muy cerca. 

–a dar cuenta (de) lo atrapado que estaba,

–hacia el final, recorría (de) las calles


Me ha decepcionado: prometía mucho más de lo que me ofrece. 



2.- In bocca al lupo

Lo siento, pero no me ha gustado nada como está contado. Me falla algo en la redacción. Las descripciones son decimonónicas y tiene giros de redacción escolar. En su favor, creo que el autor se ha molestado mucho en ambientar el relato y eso siempre es bueno. Lo siento. Si tienes suerte te daré un punto por la ambientación.


3.- Señora mia. 

Hay algo que no me acaba de encajar. La tipa esta (presideeentaaa, presideeentaaa) tenía problemas con Roque, y luego metes al Yuri este, y le pones en la misma situación que Roque al principio del relato. A mí me da por pensar que esta tía tiene un problema psicológico (pienso en Rajoy y tengo escalofríos). En fin, que no sé. Podrías haberlo enfocado de otra manera. Si quieres saber algo más lo hablamos. 


4.- Meciendo la noche

Buen relato y bien escrito. Consigues atrapar y mecer al lector. Consigues hacerme sentir dentro del estudio. Controlas bien la modulación del relato, entroncándola con las propias modulaciones vocales de la locutora. En resumen, que hasta ahora es el que más me ha gustado. 


5.- Segunda intenciones. 

Historia sencilla, casi predecible, contaba de forma lineal, sin modulaciones ni giros, casi al dictado. En algunos momentos me parece poco creíble: lo del taller de escritura, je, je, je… Hay que meterse en la piel del relato negro, no puedes contarlo como si fuera una historia de amor, o un relato de adolescentes. Hay que ser negro. Hay que hacer otra cosa. 


6.- La mirada de la verdad

Buen relato: por lo menos te has esforzado por hacer un relato negro y no sólo contar una historia de asesinatos. Bien escogidos los personajes, y bastante bien llevada la tensión de la situación. Podría ser memorable si ajustas más todavía el lenguaje y ahorras medios, pero lo doy por bueno. 


7.- El Vagabundo

No sé que has intentado aquí, pero no me acaba de convencer. Queríamos relatos negros, literatura negra, y no un cuento de humor (a menos que el humor fuera negro). Así que nada. 


PD: Escribí estas notas tal y como iba leyendo, desde las tripas, sin conocer autorías. Aprovechad esa sinceridad que os brindan.

carlosaribau
Mensajes: 2.104
Fecha de ingreso: 2 de Septiembre de 2009
  • CITAR
  • 16 de Enero de 2012 a las 9:52
cita de raulcamposval
cita de carlosaribau Y todo por el vaso caído
Nota antes de leer: ¿De verdad que no hay ningún punto y aparte?

Al principio pensé que era un patán escribiendo. Después me di cuenta de que era une escritor haciendo pruebas. Me ha producido sensaciones muy extrañas. De pensar que en el certamen se nos había colado un troll a darme cuenta de que había alguien con mucho talento detrás.

Poco se puede decir para mejorar este relato. Es lo que es. No sé si puedo puntuarlo porque más que un relato es un ejercicio, pero lo valoro. Tampoco sé si es tan negra como debería, por eso, aunque me haya gustado.
Agradezco piropos, pero discrepo en dos cosas: 
Vaso caído creo que es de lo más negro de la edición y no, no es un ejercicio. Tenía claro lo que quería. Los ejercicios no los saco a pasear, je, je, je… 

Como dice Sacra, os he desacostumbrado, je, je, je… 

Gracias por el votillo!
mmmm, si no es un ejercicio eres incluso mejor de lo que pensaba. Bueno, no pasa nada.

Y lo de negro... de nuevo: mmmmm. No sé que decir. No tengo muy claro que sea tan negro como dices. El género negro es dificil de definir. Para mí tiene mucho que ver con la ambientación y con la estabilidad psicológica de los protas.

En ese sentido, en esta edición nos hemos quedado en azul oscuro casi todos. A mí me parece que Ubicuidad (Carlos Maza) y Segundas Intenciones (El cubo) son los relatos más negros de la presente edición. El resto - repito que según mi opinión- nos hemos quedado un pasito atrás en adecuación al tema.
ElCubo
Mensajes: 1.621
Fecha de ingreso: 15 de Agosto de 2010
  • CITAR
  • 16 de Enero de 2012 a las 9:58
cita de raulcamposval  
(...)


5.- Segunda intenciones. 

Historia sencilla, casi predecible, contaba de forma lineal, sin modulaciones ni giros, casi al dictado. En algunos momentos me parece poco creíble: lo del taller de escritura, je, je, je… Hay que meterse en la piel del relato negro, no puedes contarlo como si fuera una historia de amor, o un relato de adolescentes. Hay que ser negro. Hay que hacer otra cosa.

 
Sé por dónde vas, pero al contarlo en boca de una mujer deprimida y angustiada no me pareció oportuno.
En cualquier caso, y como no podía ser de otra forma, muchas gracias por el comentario.
ElCubo
Mensajes: 1.621
Fecha de ingreso: 15 de Agosto de 2010
  • CITAR
  • 16 de Enero de 2012 a las 10:05
Comentarios a "Y todo por el vaso caido"

Pero que rarito eres, Raúl... Eso te pasa por leer tanto a Cortázar. Jejeje.
Debo confesar que yo bauticé al relato como "experimento", en lugar de como "ejercicio", pero igualmente me pareció singular (como comenta Aribau).
Entiendo que estamos leyendo los pensamientos de una persona y que la forma de narración se adapta muy bien a ello, pero mis ojos, enrojecidos tras la lectura, se negaron a votar lo que mi gusto personal sí hubiera hecho (y también la competencia de otros textos).
Seguro que el mismo relato con otra puntuación hubiera sido mejor valorado..., pero ya no sería el mismo relato.
Por cierto, Raúl, "quédate".

Edito: El título desmerece al relato. Fue, junto con la "estética" del mismo, lo único que no me gustó.
Edito2: ¿He dicho ya lo pejiguero que soy con los títulos?
ElCubo
Mensajes: 1.621
Fecha de ingreso: 15 de Agosto de 2010
  • CITAR
  • 16 de Enero de 2012 a las 10:30
cita de carlosaribau Segundas intenciones
Es una lástima. Es un relato bien escrito. Sé nota que quien sea el que está detrás es un buen escritor. Al menos eso creo. Desde que empecé a leerlo, sentí que eran mis tres puntos.
Pero a la historia le falla en dos puntos clave.

-Habría que buscar otras formas de terminar en el edificio viejo porque la versión original no es creíble. Ya sé que es literatura y que es ficción. Yo pongo de mi parte y me creo cualquier cosa hasta que veo que no encaja. Y eso no encaja. Podrías invertir las palabras de las pesadillas en explicar que necesitaban que él los acompañara para saltarse las trampas… O al detenerlo, que confesar que tenía una rehén escondida…Eso de llevarse a alguien de la comisaría… No me encaja.
-Pero lo más importante, el libro… Falta explicar cómo lo sabe. El “siempre lo he sabido” no es excusa suficiente y hace que me rechinen los dientes. Iba muy bien hasta ahí, pero ese me ha parecido un gran error. Le doy los tres puntos porque es el mejor relato aún y con este fallo habría que trabajarlo algo más. No sé si es un problema de longitud. Posiblemente al escritor le faltaron quinientas palabras.
Muchas gracias por el comentario, Carlos.
Es cierto lo que apuntas: soy un gran escritor. Jejeje. Es coña. Me refiero a que es verdad que algunas partes necesitan más desarrollo para resultar más creíbles. El relato se me salía del límite de palabras y en algunos detalles (la forma en que Mendoza desarma a Ainhoa, por ejemplo) opté por la "vía fácil".
carlosaribau
Mensajes: 2.104
Fecha de ingreso: 2 de Septiembre de 2009
  • CITAR
  • 16 de Enero de 2012 a las 11:31
Fíjate el cambio que hay en el dialogo del café. Es imposible que no te salten todas las alarmas en la cabeza al leer eso. Más si lees desde un poco antes. Pasamos de dos amigos que toman café juntos a alguien que descubre un asesinato. Tendrías que haberlo previsto. Simplemente describiendo el estado de ánimo de ella mientras mira las noticias… Hablando de un jarro de agua fría mientras descubre la nueva revolución literaria de las librerías en el periódico… Tenemos que pensar que algo se huele antes de hablar con él.

¿Recuerdas un comentario que tú mismo hacías unos días? Para que veas que leo con atención. Si en la página dos el prota estornuda en la página 10 se muere de un resfriado. Del mismo modo, si quieres que muera de un resfriado, tiene que estornudar antes. ¿Cómo es posible que no sepamos más del compañero ni del veneno hasta el final?
ElCubo
Mensajes: 1.621
Fecha de ingreso: 15 de Agosto de 2010
  • CITAR
  • 16 de Enero de 2012 a las 11:34
Comentario a "Meciendo la noche":

Habida cuenta que intuí el desenlace, el relato me habría "ganado" más si tuviera más cuerpo durante el nudo. Me faltaba tensión y/o misterio. Más crudeza hubiera ayudado. Algo de "gancho". No sé cómo explicarme...
Por otro lado, creo que se le ha dado demasiada relevancia a la locutora y me sobraba esta parte del diálogo (un tío que va a hacer lo que va a hacer no se detiene en cumplidos, ¿no?):

—Hace un par de años— contestó algo más tranquilo—. Te escucho todas las noches.
—Muchísimas gracias, Sagitario. Es un honor tener oyentes tan fieles.
—No se merecen— parecía más tranquilo.
—Claro que se merecen. Siento mucha gratitud por nuestros oyentes. Vosotros sois los que hacéis este programa. Muchas gracias.
—De nada— siguió tranquilizándose—. Gracias a ti. 
—Pero no nos llamas para contarnos tu fidelidad. Hoy nos llamas porque tienes un problema ¿Verdad?— se aventuró.
—Así es— susurró Sagitario. 

Ni un pero a cómo está narrado. Me falló la historia (no me sedujo) no cómo estaba escrita.
ElCubo
Mensajes: 1.621
Fecha de ingreso: 15 de Agosto de 2010
  • CITAR
  • 16 de Enero de 2012 a las 11:35
cita de carlosaribau Fíjate el cambio que hay en el dialogo del café. Es imposible que no te salten todas las alarmas en la cabeza al leer eso. Más si lees desde un poco antes. Pasamos de dos amigos que toman café juntos a alguien que descubre un asesinato. Tendrías que haberlo previsto. Simplemente describiendo el estado de ánimo de ella mientras mira las noticias… Hablando de un jarro de agua fría mientras descubre la nueva revolución literaria de las librerías en el periódico… Tenemos que pensar que algo se huele antes de hablar con él.

¿Recuerdas un comentario que tú mismo hacías unos días? Para que veas que leo con atención. Si en la página dos el prota estornuda en la página 10 se muere de un resfriado. Del mismo modo, si quieres que muera de un resfriado, tiene que estornudar antes. ¿Cómo es posible que no sepamos más del compañero ni del veneno hasta el final?
Touché.
ElCubo
Mensajes: 1.621
Fecha de ingreso: 15 de Agosto de 2010
  • CITAR
  • 16 de Enero de 2012 a las 11:44
Comentarios a "El vagabundo":

Posiblemente el relato más original de todos en cuanto a la manera en que aborda la temática sugerida. Tal vez por ello tomó demasiado color y escapó de la oscuridad que se deseaba (al menos la que deseaba yo como lector). La escena final del tiroteo me resultó extrañamente "cómica"; como extraída de alguna peli de Tarantino.
carlosaribau
Mensajes: 2.104
Fecha de ingreso: 2 de Septiembre de 2009
  • CITAR
  • 16 de Enero de 2012 a las 11:49
cita de ElCubo Comentario a "Meciendo la noche":

Habida cuenta que intuí el desenlace, el relato me habría "ganado" más si tuviera más cuerpo durante el nudo. Me faltaba tensión y/o misterio. Más crudeza hubiera ayudado. Algo de "gancho". No sé cómo explicarme...
Por otro lado, creo que se le ha dado demasiada relevancia a la locutora y me sobraba esta parte del diálogo (un tío que va a hacer lo que va a hacer no se detiene en cumplidos, ¿no?):

—Hace un par de años— contestó algo más tranquilo—. Te escucho todas las noches.
—Muchísimas gracias, Sagitario. Es un honor tener oyentes tan fieles.
—No se merecen— parecía más tranquilo.
—Claro que se merecen. Siento mucha gratitud por nuestros oyentes. Vosotros sois los que hacéis este programa. Muchas gracias.
—De nada— siguió tranquilizándose—. Gracias a ti. 
—Pero no nos llamas para contarnos tu fidelidad. Hoy nos llamas porque tienes un problema ¿Verdad?— se aventuró.
—Así es— susurró Sagitario. 

Ni un pero a cómo está narrado. Me falló la historia (no me sedujo) no cómo estaba escrita.
Bueno, yo ya sabía que a la historia le faltaba algo de gancho. Y esa parte en particular que tú pones, es cierto que está forzada. Pero tiene un motivo.  Intento mostrar las herramientas de la locutora para distraer al oyente. Como está nervioso, si tira de frente lo bloqueará. En lugar de eso le cuenta que ella también se pone nerviosa y bla bla bla...

Esa era la idea, lo que pasa es que igual me ha quedado un poco forzado. Lo revisaré.

Muchas gracias por tu comentario.
ElCubo
Mensajes: 1.621
Fecha de ingreso: 15 de Agosto de 2010
  • CITAR
  • 16 de Enero de 2012 a las 11:55

Trataré de comentar los relatos que han recibido mis puntos en el blog de "Los relatores", tal y como sugirió Zara.


Saludos.
P.D.: Me voy con viento fresco a pergeñar la próxima historia.
Zarax
Mensajes: 2.188
Fecha de ingreso: 14 de Enero de 2009
  • CITAR
  • 16 de Enero de 2012 a las 11:55
En sus comentarios dice Raul:


3.- Señora mia. 


Hay algo que no me acaba de encajar. La tipa esta (presideeentaaa, presideeentaaa) tenía problemas con Roque, y luego metes al Yuri este, y le pones en la misma situación que Roque al principio del relato. A mí me da por pensar que esta tía tiene un problema psicológico (pienso en Rajoy y tengo escalofríos). En fin, que no sé. Podrías haberlo enfocado de otra manera. Si quieres saber algo más lo hablamos. 


La predideeentaaa no quiere que se sepa lo de su hija y su ex tiene pruebas. Yuri ha hecho bien su trabajo y la presidentaaa es agradecida, ese puede ser un final, o Yuri ha hecho bien su trabajo pero el tiro le ha salido por la culata y ahora tiene a otro presionándola a sus espaldas, ese es otro final. La presideeentaaa encuentra atracativo a Yuri y ha decidido tenerlo cerca para darle un brinco de vez en cuando, ese es otro final y se me ocurren más ... así que cada uno escoja el que más le guste. Pero estas cosas pasan, al menos eso dicen la películas, que dicen son reflejo de la vida misma. Yo te aseguro, Raúl que no voy más allá de poner la comida salada al que me fastidia. Pero no soy presideeentaaa.


Gracias por el análisis y si puedes y quieres todos los comentarios son pocos, a mí me vienen siempre bien.



lasacra1
lasacra1
Mensajes: 1.821
Fecha de ingreso: 24 de Febrero de 2010
  • CITAR
  • 16 de Enero de 2012 a las 12:20
¡Qué bien! ¡Cuántos comentarios!

Os dejo los míos también, ¿vale?

UBICUIDAD. Inquietante sin duda.
Me parece una historia imposible que se ha sabido contar de forma que nos la creamos a pies juntillas.
Me ha gustado mucho la evolución en el control del protagonista sobre su otra vida; comienza con algo que le ocurre por casualidad y que le gusta, consigue dominar la entrada y salida de ese mundo hasta que poco a poco se da cuenta de que no domina absolutamente nada, que está completamente atrapado. Me recuerda al proceso de adicción que se sufre con algunas substancias. Me lo recuerda incluso en el desenlace, ya que aunque no está cerrado, sí que da a entender que el protagonista sólo se enfrentará de verdad a su problema cuando éste anule por completo su vida “normal”.
Está muy bien escrito, la historia es muy complicada y sin embargo se lee con facilidad y se entiende sin dejar ni un  ápice de dudas sobre lo que se nos cuenta. Y nos lo creemos todo.
Un gran trabajo.

IN BOCCA AL LUPO. Una enrevesada historia de mafiosos. En realidad la historia es sencilla: un periodista que viaja para hacer un reportaje de investigación y que es testigo de un asesinato consiguiendo así el material necesario para tener la “supernoticia”. Sin embargo la historia parece muy complicada por las distracciones que su autora nos siembra durante la lectura, muchas descripciones físicas demasiado detalladas (incluso en personajes secundarios) y cierto apresuramiento en el grueso del argumento principal.
Un relato que podría mejorarse mucho con una lectura pausada para detectar qué sobra y qué falta.

Y TODO POR EL VASO CAÍDO. Un Torrente con clase.
He disfrutado mucho leyendo este relato que se nos presenta en forma de monólogo interior a la forma más tradicional.
Me ha encantado la frase de inicio. “Me propinó tal mordisco que me llegó a contagiar sus caries”. Una frase exagerada que de forma inmediata sitúa al lector en una situación extrema y brutal, una frase que consigue que casi nos encojamos de dolor al imaginar el bocado.
Me gusta cómo se ha sabido conducir el pensamiento del protagonista que nos cuenta lo ocurrido aplicando su “perfecta lógica” para justificar los actos delictivos que ha cometido y está pensando en cometer. Curioso que al final el propio protagonista nos adelante los efectos que el lío en el que se ha metido y sus actos “consecuentes”  le traerán, porque esas consecuencias ya las ha sufrido antes, de hecho ya no es policía y todo por vasos caídos de vez en cuando en presencia de rubias y ratas superdentadas. Muy buena la observación sobre las vocaciones, ya que ésta sirve como refuerzo a la historia y da credibilidad a la situación.

SEÑORA MÍA. Me gusta el título, por un lado es una expresión respetuosa y por otro refleja muy bien la situación de la protagonista, atrapada (poseída) primero por Roque y más tarde por el guapo rumano.
El relato se ha planteado con escenas paralelas que forman el total de la historia, es una buena opción, aunque se corre el peligro de que a veces la lectura resulte un poco confusa, cuando empezamos un párrafo tardamos un poco de más en saber a qué personaje estamos siguiendo.
La trama es bastante complicada, un antiguo amante malversador de fondos y chantajista, un antiguo militar rumano con poca suerte y una mujer de éxito en el mundo de la política que no ha dudado en sacrificar a su propia hija para llevar una vida más fácil. Desde luego, lo que no le ha faltado a la autora es imaginación.
De los relatos leídos hasta ahora creo que es el que más se ha esforzado en trasladar el ambiente propio del género negro: la descripción de los espacios y de los personajes, incluso las conversaciones (escuetas, directas y llenas de miradas y cigarrillos).

lasacra1
lasacra1
Mensajes: 1.821
Fecha de ingreso: 24 de Febrero de 2010
  • CITAR
  • 16 de Enero de 2012 a las 12:21
MECIENDO LA NOCHE.  Una historia dura.
Me ha gustado mucho y me ha parecido un buen relato.
El ambiente radiofónico le da al relato ese aire, intimista y público a la vez, que tienen ese tipo de programas y con el fondo musical nos trasladamos casi a un club nocturno tan típico en las obras de género negro. Aparece la primera mujer fatal, Susana, la que establece el primer contacto con el protagonista y le da paso hacia Natalia con la frialdad propia de una mujer sin sentimientos (<<Susana levantaba los dos pulgares al otro lado del cristal. “Este tío está como una regadera”>>), descubrimos luego a Natalia, a la que ya hemos tenido ocasión de “ver” antes y de la que sabemos que domina el arte de embaucar (“Había aprendido a pausar el ritmo en sus intervenciones y a modular el tono de su voz para mecer a sus oyentes”), y conocemos al fin a Sagitario, el atormentado protagonista que vive atrapado en una angustia insoportable hasta que conoce a la “buena chica” que le da un tiempo de tranquilidad incluso cuando conoce sus preferencias sexuales, hasta que la situación pierde todo el control, claro. La confesión de Sagitario se debe al poder de seducción de Natalia (la gran mujer fatal del relato) que al final se nos descubre (gracias a la lágrima inconsciente que recorre su mejilla)  como humana y no tan mala (pendiente únicamente del éxito del programa) como hubiéramos podido pensar.
Es decir, en este relato se han sabido transformar los tópicos del género “negro”, renovarlos y recrearlos para conseguir una buena historia fiel al género sin ser una copia.

SEGUNDAS INTENCIONES. Un relato muy cuidado en su elaboración formal, quizás no tanto en su elaboración argumental.
La historia es muy buena: un asesino en serie, una policía obsesionada y el descubrimiento final de una complicidad impensable y casi repugnante entre el asesino y uno de los policías encargados de la investigación.
Sin embargo, encuentro algunas cosas que no me terminan de cuadrar. La primera: ¿Qué ha podido convencer a un hombre para pasar el resto de su vida en la cárcel? Vale que se repartirán los beneficios, pero el asesino estará en la cárcel, no me parece un buen trato para él. La segunda: Si todo estaba perfectamente planeado, ¿por qué el asesino se lleva a la policía? Supongo que estas dudas se pueden resolver con una respuesta muy simple: el tío está como una cabra y no razona como lo haría una persona normal. Pero me sigue quedando una duda muy importante: ¿Qué hace sospechar, saber, a la protagonista que Darío está implicado? Se habla de un libro (supongo que el asesino antes de morir ya ha escrito su Best Seller y se ha puesto a la venta), pero seguimos sin saber qué ha visto Ainhoa para relacionar al policía con Mendoza.
Pienso que todas estas “lagunas” se deben a la medida del relato y que con plena libertad de palabras no habría cabos sueltos.
Como ya he dicho creo que es un relato muy bien escrito en cuanto a forma, muy cuidado, y que cuenta una historia muy buena. Lástima que no haya habido espacio para hacer de él un relato sin fisuras.

lasacra1
lasacra1
Mensajes: 1.821
Fecha de ingreso: 24 de Febrero de 2010
  • CITAR
  • 16 de Enero de 2012 a las 12:22
LA MIRADA DE LA VERDAD.  El arte del engaño.
Unas cosillas antes de nada:
“Ed sudaba como un cerdo en sanmartín”. San Martín es la fecha de la matanza (mediados de noviembre, más o menos), no creo que apocopar el nombre de la festividad sea necesario ni correcto.
“…se erguieron”. Erguir es un verbo irregular: irguieron.
“Y a los tres le entraron la bala por la boca.” No sé si esta expresión es correcta o no, pero me parece un localismo (en Extremadura, por ejemplo, se usa el verbo “quedar” con el significado de “dejar”: Quédame el abrigo en la percha), las balas no se entran, sino que se meten (a los tres les metieron la bala por la boca). Otra cosa sería: Y a los tres les entró la bala por la boca. Por otra parte, si eran tres, el pronombre tendría que estar en plural: les.
El relato está muy bien, de los más “negros” de la edición, el hampa en su estado más puro, con un jefe que es casi Dios, capaz de distinguir la verdad del engaño con una simple mirada y, si se diera el caso de que se equivocara, incuestionable en sus decisiones.
Me ha gustado la forma de expresarse de Matt (muy bueno el apellido, por cierto), mafiosamente paternal al cien por cien.
Me ha gustado cómo se ha ido desgranado la historia paso a paso. Primero conocemos a los personajes y su función en condiciones normales, después descubrimos que ha habido una traición aunque desconocemos la naturaleza de la misma y con cada mirada sabemos un poco más sobre lo ocurrido, pero siempre guardando la auténtica verdad para el final que consigue sorprendernos.
Un buen relato, estudiado y  bastante bien elaborado.  

TODO UN PROFESIONAL. Un asesino a sueldo que casi sucumbe a sus debilidades, pero es un auténtico profesional.
Creo que hay pocos que dominen tan bien la narración en primera persona como lo hace Estrellafugaz, y lo digo hablando de un relato que está narrado en tercera y que sin embargo nos deja la sensación de que ha sido el propio asesino el que nos ha contado la historia. Es lo que yo llamo una falsa tercera, pues el narrador se identifica con el protagonista hasta el punto de ser él aunque nos hable de otro.
El relato se lee solo, entra fácil ya que el hilo de los pensamientos y acciones del protagonista despierta el interés del lector y mantiene la duda de si al final hará el trabajo o cederá a sus ¿sentimientos?
Al margen del problema del formato (que no ha sido tan catastrófico como en otros casos), está escrito de forma impecable. No sé si el recorrido que hace el protagonista es real, pero me lo he creído a pies juntillas y lejos de aburrir (que hubiera sido lo más fácil) el detallismo en ese recorrido ha resultado ameno y le ha dado al relato un aire de credibilidad muy importante.
Un buen trabajo.

EL VAGABUNDO. ¿Un relato negro situado en el Oeste? ¿Y por qué no?
Es un relato difícil de clasificar, por un lado tenemos el ambiente “western” creado por la misión y el aspecto del vagabundo, por otro tenemos algo que se podría situar dentro del género negro como es el hecho que “la banda” persiga a los desertores y a sus familiares (algo muy mafioso). Pero creo que lo que más hace que el relato sea casi inclasificable es el comienzo con esa conversación entre Dios y San Jeremías, fuera de todo género.
No obstante, creo que es un buen relato, original, y aunque es previsible en su desenlace (ya sabemos que es San Jeremías, que se va esfumar y que es fácil que los monjes vean un milagro) deja en el lector una sensación de sorpresa simpática muy agradable, porque lo último que se nos viene a la cabeza es la imagen de un santo disparando a diestro y siniestro.
El “abandono” de Dios hacia sus criaturas aludiendo al libre albedrío, así como la pequeña rabieta porque los humanos le achacamos a él nuestras desgracias en lugar de atribuírselas al diablo, también me ha parecido una nota muy simpática.

1 2 3 5 6 7

La simplicidad del primer millón

La simplicidad del primer millón
A lo largo de 46 capítulos, Aitor Zárate nos descubre lo alejado o cerca que estamos de conocer como funciona el mundo del dinero. Nos propone ganar nuestro "Primer Millón" y nos muestra tanto las claves para conseguirlo, como soluciones para no caer en las trampas que "El Sistema" pone en nuestro camino. La Simplicidad del [...] Ver libro

Autor: aitorzarate

   

¿Quieres que te informemos de cómo publicar tu obra? Déjanos tu teléfono y te llamamos sin compromiso.

Introduce el nombre

Introduce el teléfono

Introduce el E-mail

Introduce un email válido

Escoge el estado del manuscrito

Debes validar que no eres un robot

Gracias por contactar con Bubok, su mensaje ha sido enviado con éxito. Una persona de nuestro departamento de asesoría al cliente se pondrá en contacto contigo a la mayor brevedad.
Enviar