bubok.es utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y a recordar sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Ver política de privacidad. OK
Buscar en Bubok

Foro para escritores de Bubok

Para participar en los foros de Bubok es imprescindible aceptar y seguir unas normas de conducta básicas. Puedes consultar estas normas aquí
X
romi
Mensajes: 678
Fecha de ingreso: 25 de Abril de 2008

Tener amigos // ¿Para quién y para qué escribimos?

10 de Febrero de 2009 a las 12:48

Hola: De nuevo pongo un sencillo relato por si alguna persona se anima a leerlo y dejar un comentario.

 

Saludos: romi

 

 

Tener amigos

¿Para quién y para qué escribimos?

 

            Necesitaba tener amigos. Cada día se encontraba más viejo, se sentía solo, continuamente echaba de menos a alguien con quién charlar y tenía necesidad de cariño. También deseaba compartir sus cosas: fotos, relatos, libros…

 

            Necesitaba de amigos y, por eso, buscaba la manera de conocer personas. Y pensó un plan: en sus ratos libres se dedicaría a recorrer la ciudad. Siempre solo pero siempre con su cámara, su bolígrafo y su cuaderno. Para ir sacando fotos de los edificios, de las fuentes y plazas, de las puestas de sol, de las flores, de las nubes y de los colores del cielo. Y, con su bolígrafo y en el cuaderno, iría tomando nota de todas estas cosas. Para que no se le olvidara nada y así, aprender mucho y conocer cada día un poco más. Hasta hacerse por completo un buen experto en la historia, calles, fuentes, plazas y monumentos de la ciudad. Un año y medio, calculó que tardaría en realizar este sueño.

 

            Y, en su plan seguía imaginando que, mientras consumía este tiempo, iría amontonando material y dando forma, poco a poco, a algunos libros. De las fotos más bellas, de los poemas más hermosos, de los relatos más interesantes, de los mejores cuentos, de… Porque, también imaginaba que, con toda esta riqueza artística y material, luego podría presentarse a las personas y ofrecerse para acompañarlas por la ciudad. Para enseñársela y contarles la historia de los monumentos y la belleza y  emociones de las hermosas puestas de sol. Este era, según imaginaba, el plan perfecto para conocer personas y hacer amigos.

 

            Y también pensó que, aun sería mejor si en este plan suyo, aprendía a volar. Sí, desde el famoso mirador, en el centró histórico del barrio más antiguo, podría hacer prácticas de vuelo. Para de este modo, cuando ya supiera volar, enseñar a las personas que conociera y se animaran a recorrer con él la ciudad. Ellas verían así, desde una perspectiva única y muy original, la gran belleza de este singular rincón del mundo. Se sentirían felices y agradecidos y, para él, esto sí que sería un modo perfecto de conocer gente y hacer amigos. Ofreciéndose generosamente, antes que nada, y dando a las personas cosas buenas a cambio de un poquito de cariño y amistad. Y también enseñándoles a elevarse sobre la tierra para llevarlas a lo más puro y perfecto. Al encuentro consigo mismo pero allá donde el espíritu es libre y ya no condiciona la materia.

 

Este era, muy resumido, su sueño. Un plan perfecto para acercarse a la gente, charlar con unos y otros, compartir sus cosas, hacer amigos y así amortiguar un poco su soledad. 

 

            En los primeros días del verano dio comienzo a su proyecto. Con su cámara de fotos, su bolígrafo y su cuaderno, empezó a recorrer las calles de la ciudad. Los lugares más hermosos, las plazas más importantes, los jardines más frondosos y los sitios más originales. Y, a todo lo que le parecía bonito y le gustaba, le hacía fotos. Se sentaba y escribía una sencilla descripción y redactaba un breve poema. Para vestir las cosas de una emoción y belleza íntima y especial.

 

            Y, al caer las tardes, regresaba a la soledad de su vivienda. Se ponía y revisaba las fotos, los textos y los poemas. Al tercer día se puso y comenzó a darle forma al primer libro. Luego al segundo, el otoño, al tercero, al cuarto en los meses del invierno y al quinto, en la primavera y otra vez en verano. Recogiendo en cada uno de estos libros, los matices, colores y olores, de las cuatro estaciones del año de la que, para él, era la ciudad más bella del mundo. Por eso, en cada página de estos libros, fue dejando, los más sinceros trozos de sí mismo y su amor por las cosas y la vida.

 

            Pasó el año y medio y con sus libros, hermosos y únicos porque estaban repletos de la fotos más bellas, de los textos más sinceros y de las poesías más sentidas, se fue a la imprenta. Los imprimió e hizo varias copias de cada uno. En su habitación los fue colocando. Y, mientras lo hacía no dejaba de pensar en los amigos que, por fin, conseguiría. Se dijo: “Ahora me iré por las calles y cuando me encuentre con algún turista, chica joven y muchacho, consultando un mapa o preguntando por algún lugar concreto de esta ciudad, le regalaré algunos de estos libros míos y seguro que se sentirá bien. Me ofreceré para acompañarlo por la ciudad y para explicársela y nos haremos amigos. Por fin compartiré mis cosas con las personas y por fin haré amigos y seré feliz y rico”.

 

            Y, aquella misma tarde, con un montón de libros bajo el brazo, se fue al famoso mirador, en el centro histórico de la ciudad. Donde más personas hay cada día y cada hora. Y, sobre todo, personas con grandes deseos de conocer cosas y recorrer mundo. Y, al verlos, más que nunca se le llenó el corazón de amor y respeto por todos ellos. Y más que nunca deseó conocerlos de cerca y hacerse amigo. Pensó gritar y anunciar con voz potente su presencia y el regalo de sus libros. Pero luego se dijo que era mejor ir uno a uno, saludando con respeto, ofreciendo un libro, una sonrisa y sus deseos de hablar y llevarlo por la ciudad para enseñársela. ¿Y a volar? Luego, en su momento, también pensaba hacerlo.

 

            Se acercó a una muchacha joven y le ofreció uno de sus hermosos  libros.

             

 http://es.geocities.com/cas_orla/

 

gloriapaniagua
Mensajes: 882
Fecha de ingreso: 16 de Abril de 2008
  • CITAR
  • 10 de Febrero de 2009 a las 13:12

Muy bonito relato, Romi, y una excelente idea para poner en práctica para cualquiera que se sienta solo.

Gloria

DanielTurambar
Mensajes: 5.100
Fecha de ingreso: 14 de Mayo de 2008
  • CITAR
  • 10 de Febrero de 2009 a las 15:30
No cabe duda de que el señor sabe plantearse objetivos, diseñar una estrategia, optimizarla, seguirla y consguier sus metas. Vamos que es trabajador. Por otro lado debe tener cierta sensibilidad artística, de eso no cabe duda. También debe tener cierta simpatía, o al menos cualidades sociales, y no excesiva timidez, o no se habría planteado abordar a la gente en la calle (por muy guapa que fuera la chica). Y es optimista y soñador pero con los pies en la tierra. Lo que me plantea la siguiente pregunta: ¿cómo un tipo que parece tan "buena gente" ha terminado solo?

Perdona, pero el frikazo que hay en mí se ha interesado más en la pre-historia que en el cuento en sí mismo, no tengo remedio. Eso sí, ¿lo de repartir libros propios lo ves viable como técnica de ligue?, es que llevo una temporada un tanto soltero y... (vale, vale, mejor lo dejo)


"Anoche soñé que la besaba. [...] No sé. Un día de estos tendré que dejarla."

R2-D2
Mensajes: 3.188
Fecha de ingreso: 26 de Diciembre de 2008
  • CITAR
  • 10 de Febrero de 2009 a las 16:12
Mi pequeña aportación:

Escribir libros (o cualquier otra cosa) puede ser una forma tan buena como otras de consolarse por no tener amigos (y sobre todo, amigas). Tambien una forma, de las mejores, de explicárselo, por qué no se tienen.

Eso si, si te dan el Planeta, seguro que tienes muchos amigos. Tuyos o de tu tarjeta de crédito.

El día que den el Planeta en mitad de la calle, no vamos a caber.
Incongruente
Mensajes: 1.269
Fecha de ingreso: 10 de Junio de 2008
  • CITAR
  • 10 de Febrero de 2009 a las 17:13

He leído tu relato, romi y te dejo mis comentarios con mi mejor intención.

Me da la sensación de ver en tu relato una autobiografía diminuta, algo de lo que has vivido, vives o crees que vas a vivir y la idea como solución a esa dura vivencia pudiera ser interesante; ya lo de "volar" me llama mucho más la atención, pero al hecho en sí de indicarlo en el relato le pongo mis "peros". Entiendo que todo relato que se precie, debe tener un argumento, un núcleo central, una descripción y un desenlace; sin embargo, en el tuyo, ese argumento lo dejas abierto ..."ya le enseñaré a volar" y, lógicamente, el relato te ha quedado sin final; que no siempre es obligado, pero sin más datos que los que das, dejas al lector libre para cerrarlo él. No a todos nos gusta así.

La sintaxis mejor dejarla; creo que deberías cuidarla algo más, pues facilita la lectura y nos ayuda a entender qué pretende decir el autor.

No soy un buen comentarista de textos y sé poco de literatura, pero es lo que siento después de haberte leído. Gracias

romi
Mensajes: 678
Fecha de ingreso: 25 de Abril de 2008
  • CITAR
  • 10 de Febrero de 2009 a las 20:42

Hola a todos: Gloriapaniagua, DanielTurambar, R2_D2, Incongruente y agradezco vuestra visita y lectura a mi sencillo relato. También agradezco, sinceramente, vuestros comentarios. De cada uno aprendo algo y eso es bueno. ¿La visión de las cosas? Ya se sabes: a veces, tantas como personas aunque es verdad que puede haber cosas que están muy claras.

 Agradecido y saludos: romi

La simplicidad del primer millón

La simplicidad del primer millón
A lo largo de 46 capítulos, Aitor Zárate nos descubre lo alejado o cerca que estamos de conocer como funciona el mundo del dinero. Nos propone ganar nuestro "Primer Millón" y nos muestra tanto las claves para conseguirlo, como soluciones para no caer en las trampas que "El Sistema" pone en nuestro camino. La Simplicidad del [...] Ver libro

Autor: aitorzarate

   

¿Quieres que te informemos de cómo publicar tu obra? Déjanos tu teléfono y te llamamos sin compromiso.

Introduce el nombre

Introduce el teléfono

Introduce el E-mail

Introduce un email válido

Escoge el estado del manuscrito

Gracias por contactar con Bubok, su mensaje ha sido enviado con éxito. Una persona de nuestro departamento de asesoría al cliente se pondrá en contacto contigo a la mayor brevedad.
Enviar
Cienorgasmología
Cienorgasmología
La Cienorgasmología es un método fácil de entrenamiento de alto rendimiento sexual. Testado por el momento por decenas de parejas [...] Ver libro
1 libro comprado
desde ECUADOR