bubok.es utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y a recordar sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Ver política de privacidad. OK
Buscar en Bubok

Foro para escritores de Bubok

Para participar en los foros de Bubok es imprescindible aceptar y seguir unas normas de conducta básicas. Puedes consultar estas normas aquí
X
discomaniaco
discomaniaco
Mensajes: 1
Fecha de ingreso: 27 de Febrero de 2012

PROYECTO DE LIBRO - UN AMANCER SIN SOL

27 de Febrero de 2012 a las 4:49

Hola buenas! soy nuevo aqui y estoy empezando a escribir un libro, queria saber opinion de gente para ver si vale la pena seguir con ello o no, no se si lo pongo en el lugar correcto antes de nada, si no es asi pido disculpas. un saludo.


No puedo continuar, esto es demasiado para mí. Solamente pienso en una cosa,  somos cuatro personas, que debería hacer sino poner un final a cada uno de nosotros, aún sin munición seria capaz de matar a los congéneres que están ahora mismo a mi lado para darme una oportunidad, no es lo mas ético pero si es lo mas practico, por mi os podéis joder, no sois mas que un plato de comida frente a un montón de vagabundos...

Me decido, les miro, les tiemblas los labios, saben lo que pasa y saben lo que voy hacer… Se escucha un grito y todo lo demás se tiñe de oscuridad…

 

CAPITULO 1

“¡Corre, Lucas, corre!” Me grita Rodrigo mientras me mira desde la ventana, con la mitad de la persiana bajada, intento correr lo más rápido que puedo pero estos cabrones parecen no cansarse nunca, me tiemblan las piernas y mis fuerzas empiezan a flaquear, quiero pensar que puedo seguir, pero la realidad es muy diferente de mis pensamientos, me caigo sin remedio alguno al suelo y pierdo el conocimiento.

-“Menudo capullo estas hecho, he visto gente inepta para el deporte pero tu amigo, te llevas todas las medallas” bromeo Rodrigo.

Al parecer perdí algo más que el conocimiento y es que mi tobillo no parece el de un campeón de atletismo. Según Rodrigo tras caerme y perder el conocimiento choque con un carro de supermercado y mi pierna paro todo el impacto.

Rodrigo y yo nos conocemos desde hace años, años en lo que todo esto era muy diferente y ambos llevábamos una vida normal de chicos de 23 años, nos encantaba la universidad y nos es que fueros los reyes de los estudios pero si los reyes de lo que nosotros denominábamos “los putos amos del corral”.

Y es que digamos que de vez en cuando, organizábamos unas fiestas que no eran de olvidar, o según el grado de alcohol que ingiriéramos algunos si las olvidaban. A mí me apasionaba la universidad: fiesta, alcohol, drogas y sobre todo, tías buenas, ¿que más podíamos pedir? Todo ello dictaba de un futuro poco prometedor, y al parecer no nos equivocamos. Lo malo llego cuando el problema no iba a ser lo mal que nos fuera en la universidad.

-“Ya esta, arreglado. ¿Te duele mucho? Me preguntaba Rodrigo, mientras que mi cara le contestaba sin emitir respuesta. “¡Necesito que me escayolen! ¡Joder, esto duele demasiado!”

-“JAJA claro y yo necesito una novia, pero ahora mismo tenemos otras prioridades como conseguir salir de aquí” –“¿Se han ido ya?”

Rodrigo giro un poco la cortina, mientras miraba desde un lado de la pared, parecía distraído como si algo del exterior estuviera llamando a gritos a su curiosidad.

 – “¿Qué pasa?”

– “Nada...”

Cerro del todo la persiana, volvió a colocar la cortina me miro fijamente y me dijo: -" Tío creo que tenemos un problema.”

Mi efímero amigo se subió corriendo a la planta de arriba sin mediar palabra y empecé a escuchar como iba bajando una por una todas las peruanas de todas las habitaciones y cerraba las ventanas con total delicadeza. Supuse que era una forma lógica de prevención a posibles ataques, pero lo que no me imaginaba era lo que iba a estar a punto de pasar…

Rodrigo bajo con un ridículo mono de albañil con tirantes del cual fue motivo de burla hasta que se me acerco muy serio con voz  firme y severa me dijo “Sube arriba, cámbiate de ropa y reza 10 padres nuestros.” “¿Pero que me estas diciendo?, ¿recuerdas que me roto un tobillo? “ Es verdad, espera que te ayudo a subir”

La expresión de la cara le había cambiado desde aquel instante en el que empezó a mirar por la ventana, algo le había incomodado y no era para menos según estaba la situación, pero hacia meses que no le veía con esa cara y mira que habíamos pasado por apuros, pero algo enturbiaba su rostro.

Me ayudo a subir las escaleras, creo que fueron los 3 minutos más largos de toda mi vida y tras llegar a la segunda planta, pase a la habitación principal y abrí el armario para ver lo que había.

No había mucha ropa y es que desde que entramos aquí no había abierto ningún armario. Rodrigo y yo encontramos esta casa por casualidad, en su momento seguramente fue un hogar con mucho encanto, una casa grande con parcela, en lo alto de una colina seguida de una fila de chalets, probablemente de alguna familia rica o de un codicioso padre que ejerciera de político o jefe de alguna empresa.

Pero ya nada de eso importaba, lo que si importaba era la función que nos estaba haciendo y es que llevamos aquí 4 días agotando las reservas de comida y el poco gasoil que quedaba y no podíamos quedarnos mucho tiempo mas.

Tras pensármelo mucho encontré algo de ropa que me gustaba, un bonito jersey verde de “Lacaste” y unos vaqueros ajustados de una marca para mi desconocida. Me quedaba como un pincel, si en la universidad hubiera ido así vestido probablemente los matones me hubieran dado una buena paliza, probablemente merecida por mi aspecto, pero yo me encontraba muy cómodo.

-“¿Es una broma, no?”

 – “¿El que?

- ¿Tu vestuario?, ¿quien te piensas que eres, un magnate inmobiliario o algo así?

- “No sé, es lo primero  que encontrado en el armario.

- “Pues ya te estas cambiando, ¡recuerda que no estamos para gilipolleces, ponte algo proactivo con lo que te puedas mover bien y ser resistente y quítate ese ridículo disfraz!”

Bueno, supongo que el joven universitario tenía razón, no estábamos para bromas y mi vestuario no encajaba para los tiempos que corríamos, así que decidí ponerme otro atuendo más cómodo, un chándal de la selección española que encontré, bastante viejo por cierto pero correcto.

Me di la vuelta y me quede observando una imagen, algo que de verdad me llego a lo más profundo de mi destrozada alma, era una foto, un marco que no había observado antes.

Era una foto familiar, de 5 personas que se las veía muy felices, 3 niños pequeños reían juntos, dos de ellos eran niños que salían ambos mirándose entre si haciéndose gestos de burla, una niña rubia preciosa que probablemente tuviera los ojos de su padre, una madre esbelta, alta y con tacones largos sujetaba a los dos niños y un padre orgulloso con gafas de sol presentaba una familia feliz. Una familia que vivía en la casa en la que ahora mismo nos encontramos nosotros robando ropa y comida, pero las cosas han cambiado mucho, demasiado diría yo y es que los podridos no dejaban lugar alguno a la felicidad en el mundo.

Los podridos aparecieron hace 8 meses,  al principio nadie sabios de donde, pero más tarde se iban conociendo los factores que dieron lugar a gente muerta que andaba por las calles como si del mismísimo infierno hubieran salido para acabar con la humanidad.

Muchos jugaban con el significado de lo que estaba pasando, algunos hablaban del día del juicio fina, otros del calendario maya, ritos religiosos… Cada una de las personas que conocía daba rienda suelta a su imaginación intentando descifrar lo que estaba ocurriendo.

Y es que la verdad, como casi todas las verdades del mundo era incomoda. Un científico de la antigua Rusia jugando a ser dios, se paso de la raya.

Tenia un compuesto químico llamado Orzo (OR3) que al parecer hacia reacción con las células muertas y las estimulaba de tal forma que volvían a su antigua forma y función, un compuesto químico que nunca debería  haberse usado para esta función, en un principio la idea era curar enfermedades de alta mortabilidad pero como siempre había alguien que quería ir más allá.

Al parecer el cabrón buscaba alguna manera de hacer revivir a los muertos y  los resultados fueron positivos pues consiguió su propósito pero no como se esperaba.

El primer ensaño fue en Rusia donde se hizo publico que un roedor, una rata había vuelto a la vida tras haberle sido implantado el OR3. La noticia se lanzo a escala mundial y fue portada de todos los periódicos, lo que no salía en el periódico era en que estado había sido revivido esta rata.

Tras varios días, siguieron saliendo noticias sobre este tema, pero cada periódico a escala mundial daba una noticia distorsionada de la otra, como si no se pusieran de acuerdo y cada periódico redactara una noticia al azar, algo verdaderamente extraño.

Algo se intentaba encubrir, algo había pasado. De repente, los periódicos dejaron de escribir sobre el “más grande acontecimiento del mundo” y pasaron a otras noticias mucho menos interesantes, sin mencionar en ninguna pagina ni columna al OR3. Pero en internet no, en internet se seguía hablando sobre este tema y se exponía todo la información de las distintas naciones que obtenían información sobre el experimento. Información que al parecer los periódicos no tenían o que no querían que el resto lo supiese.

De repente toda la información que había internet iba desapareciendo, las paginas desaparecían, la información estaba borrada, paginas bloqueadas.

Navegando por internet  una de las páginas que solía visitar para seguir este experimento salió bloqueada con una imagen de los Estados Unidos.

¿Estados Unidos? ¿Que tienen que ver los Estados Unidos con todo esto, cuando el experimento se ha realizado en Rusia?

- “¿Estos siempre están metidos en todo? Pensé. Que los americanos estén metido en esto solo puede ser consecuencia de dos cosas, o bien que quieran sacar dinero de por medio o algún tipo de conflicto que halla recurrido su ayuda y esta vez ojala sea lo primero.

Pero no me daba por vencido, seguí investigando y navegando por la red hasta encontrar algo de información que me consolara, de algo tenían que servir mis dos años en activo como informático.

Encontré una pagina, era rusa, lo cual que negaba bastante información teniendo en cuenta que no me gustaban los idiomas nórdicos. Finalmente conseguí, traducir la pagina, era un blog ruso de un joven de unos  17 años (cosa que me sorprendió bastante dado su edad hablando de estos temas). “EL FIN DE LOS VIVOS” se titulaba. “Jajá” – me reí, al leer el blog. Que exagerado, este muchacho no sabe de lo que habla, ingenuo de mí.

El blog hablaba de como todo había salido mal, de como los periódicos se negaban a redactar noticias sobre lo ocurrido y a omitir lo verdaderamente importante.

Tres semanas después se empezaron a colgar todo tipo de páginas, YouTube, redes sociales, eBay, todo dejaba de funcionar poco a poco.

Pero, ¿tal era el caos?, ¿tal desastre ocurrió hasta llegar al punto en el que hemos llegado?


La simplicidad del primer millón

La simplicidad del primer millón
A lo largo de 46 capítulos, Aitor Zárate nos descubre lo alejado o cerca que estamos de conocer como funciona el mundo del dinero. Nos propone ganar nuestro "Primer Millón" y nos muestra tanto las claves para conseguirlo, como soluciones para no caer en las trampas que "El Sistema" pone en nuestro camino. La Simplicidad del [...] Ver libro

Autor: aitorzarate

   

¿Quieres que te informemos de cómo publicar tu obra? Déjanos tu teléfono y te llamamos sin compromiso.

Introduce el nombre

Introduce el teléfono

Introduce el E-mail

Introduce un email válido

Escoge el estado del manuscrito

Gracias por contactar con Bubok, su mensaje ha sido enviado con éxito. Una persona de nuestro departamento de asesoría al cliente se pondrá en contacto contigo a la mayor brevedad.
Enviar
¿Conoces nuestro
catálogo de libros
en letra grande?
Echar un vistazo