bubok.es utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y a recordar sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Ver política de privacidad. OK
Buscar en Bubok

Foro para escritores de Bubok

Para participar en los foros de Bubok es imprescindible aceptar y seguir unas normas de conducta básicas. Puedes consultar estas normas aquí
X
romi
Mensajes: 678
Fecha de ingreso: 25 de Abril de 2008

La estatuilla de oro

30 de Junio de 2012 a las 13:29

Foto: 230- LA ESTATUILLA DE ORO
</div>
<div class=

romi
Mensajes: 678
Fecha de ingreso: 25 de Abril de 2008
  • CITAR
  • 30 de Junio de 2012 a las 13:30

 

LA ESTATUILLA DE ORO

 

Desde las montañas donde nace, el río Darro siempre ha arrastrado muchas piedras. También tierra y árboles pero, a lo largo de todo su recorrido, lo que más las aguas han arrastrado han sido y son piedras. Algunas muy grandes y otras, miles y miles de ellas, pequeñas. Por eso la corriente y a lo largo del tiempo, ha ido dejando playas de arena, montones de grava y piedras redondas, chatas y alargadas.

 

A él, una de las cosas que más le gustaba, era venirse al río a mirar y jugar con la corriente. Y siempre lo hacía justo por donde ahora se alza el Puente del Aljibillo. Por ahí el río tenía y aun sigue teniendo, muchas piedras en todos los tamaños. En algunas de estas piedras, al borde de las aguas, se sentaba y mientras miraba a la corriente y remojaba sus pies, iba cogiendo las piedras de la orilla, las tiraba al charco y de este modo se divertía. Los amigos, cuando lo veían, con frecuencia le preguntaban:

- ¿Es que estás buscando algún tesoro?

- No busco tesoro alguno.

- Entonces ¿para qué buscas, levantas y tiras a la corriente tantas piedras?

- Simplemente me entretengo, porque me gusta, en este juego. Me divierto y medito cosas a mi manera.

- ¿Y por qué no buscas oro y así no desperdicias sin fruto ninguno tanto tiempo? A lo mejor tienes suerte y encuentras tanto, que te haces rico.

 

          Y a partir de aquel momento, cada vez que cogía una piedra para luego tirarla a la corriente, miraba por si aparecía alguna pepita de oro. Aunque los padres le habían dicho:

- Que el oro del río Darro, fue en otros tiempos. Ahora ya no queda por aquí ni un gramo.

Él soñaba que en algún momento podría encontrar ese gramo. Se decía: “¿Por qué no podría sonreírme la suerte?” Y cogía también pequeños puñados de arena, metía su mano en las aguas, dejaba que la corriente lavara la tierra y arena más fina y miraba buscando encontrar el oro que soñaba. “Si aun todavía queda un gramo ¿por qué no podría yo encontrarlo?”

 

          Y sucedió que una tarde, al levantar una piedra para tirarla a la corriente, vio algo que relucía. Se agachó enseguida, cogió la pieza, la metió en el agua para lavarla y al instante descubrió que era como una pequeña estatuilla de oro. Dos leones acostados que miraban como si esperaran algo. Al momento dejó de tirar piedras a la corriente, subió por las calles del barrio, llegó a su casa y dijo a sus padres:

- ¡Ya soy rico! Acabo de encontrarme el gramo de oro que tú decías que aun quedaba en el río Darro.

Observaron los padres la pieza brillante y también dijeron:

- Esto es mucho más que unos gramos de oro. Tiene pinta de ser un tesoro inmenso.

 

          Enseguida escondieron la pieza en un rincón de la casa, al día siguiente el padre le comentó lo del hallazgo a un amigo y éste se lo dijo a un hombre rico, interesado en piezas antiguas y valiosas.

- Quiero ver esa pieza y si me gusta y tiene valor, se la compro a tu amigo.

Dijo el hombre rico. Llamaron al joven, éste le mostró la pieza al coleccionista y sin tardar, el hombre rico dijo:

- Parece de oro y del bueno. Voy a comprártela por una muy grande cantidad de dinero pero antes, quiero que respondas a una pregunta y también haremos una prueba para saber la clase de oro con que está fabricada esta pieza. ¿Aceptas?

- Pues lo que usted quiera.

Dijo el joven al coleccionista.

- ¿Qué es lo que quiere preguntarme?

- Algo muy sencillo. Si te compro esta pieza de oro y te doy mucho dinero por ella ¿Qué harás con tanta riqueza?

- Una cosa sí tengo muy claro: no volveré más al río a coger piedras para tirarlas a la corriente.

- Ya has respondido a la pregunta. Ahora tenemos que hacer la prueba para descubrir si el oro de esta pieza es bueno.

 

          Cogió el hombre la pieza en sus manos, la levantó hasta la altura de su cabeza, abrió las manos y la dejó caer. Y al golpear contra el suelo, la estatuilla se rompió en mil pedazos. Asombrados se quedaron los allí presente y el joven dijo:

- Mi estatuilla de oro fino se ha desmoronado ¿por qué ha sido?

Y el hombre rico comentó:

- Si esta estatuilla hubiera sido de oro fino, ahora tú serías rico. Pero ¿no crees que es mucho más divertido, la mayor fortuna del mundo y la que hace feliz por completo, sentarse al borde de las aguas y mirarlas mientras coges piedras y las tiras al río?

Y el joven no supo qué responder.

 

          Hoy en día, cuando uno se sienta en el Puente del Aljibillo, frente a la Alhambra y mira despacio a la corriente, a veces parece como si todavía estuviera él por ahí tirando piedras a las aguas. Como si para la eternidad, se hubiera convertido en el sueño que soñaba cuando jugaba con las aguas y piedras del río.           

elpillado
elpillado
Mensajes: 42
Fecha de ingreso: 28 de Febrero de 2012
  • CITAR
  • 1 de Julio de 2012 a las 9:05
eso que es un libro? por que no lo publicaste?

La simplicidad del primer millón

La simplicidad del primer millón
A lo largo de 46 capítulos, Aitor Zárate nos descubre lo alejado o cerca que estamos de conocer como funciona el mundo del dinero. Nos propone ganar nuestro "Primer Millón" y nos muestra tanto las claves para conseguirlo, como soluciones para no caer en las trampas que "El Sistema" pone en nuestro camino. La Simplicidad del Primer [...] Ver libro

Autor: aitorzarate

   

¿Quieres que te informemos de cómo publicar tu obra? Déjanos tu teléfono y te llamamos sin compromiso.

Introduce el nombre

Introduce el teléfono

Introduce el E-mail

Introduce un email válido

Escoge el estado del manuscrito

Gracias por contactar con Bubok, su mensaje ha sido enviado con éxito. Una persona de nuestro departamento de asesoría al cliente se pondrá en contacto contigo a la mayor brevedad.
Enviar
GESTIÓN DE BASES DE DATOS - 2016
GESTIÓN DE BASES DE DATOS - 2016
El libro está pensado para los estudiantes del Módulo de GESTIÓN DE BASES DE DATOS del Ciclo Formativo de [...] Ver libro
1 libro comprado
desde ALICANTE