bubok.es utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y a recordar sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Ver política de privacidad. OK
Buscar en Bubok

Foro para escritores de Bubok

Para participar en los foros de Bubok es imprescindible aceptar y seguir unas normas de conducta básicas. Puedes consultar estas normas aquí
X
1 2 3
DanielTurambar
Mensajes: 5.100
Fecha de ingreso: 14 de Mayo de 2008

92º Edición prohibida (comenten por aquí, por favor)

7 de Noviembre de 2012 a las 21:41
Para lo que haya que decir, si no es tabú claro.
Pelotadeplaya
Pelotadeplaya
Mensajes: 260
Fecha de ingreso: 26 de Agosto de 2012
  • CITAR
  • 18 de Noviembre de 2012 a las 22:53
Enhorabuena, Zara! Y muchas gracias, Daniel, por este recuento tan divertido; cuando me dijiste "anteojos" pensaba que iba a ir de otra cosa ... Por supuesto, muchas gracias a todos los que me habeis votado, en especial a Mariaclara por sus tres puntitos. En realidad, la única que no me ha votado ha sido la ganadora, al resto os ha gustado más o menos pero os ha gustado para puntuar, lo cual está muy bien. 
lasacra1
lasacra1
Mensajes: 1.821
Fecha de ingreso: 24 de Febrero de 2010
  • CITAR
  • 18 de Noviembre de 2012 a las 22:57
¡Felicidades, Zara! Está claro que has ganado por huevos, je, je, je...
Buen relato el que has presentado, me alegro de tu victoria.

Creo que el desajuste que dice Jennykamui que hay entre los huevos y los votantes es porque a Daniel se le ha pasado poner la votación de Incongruente.

Mañana pongo los comentarios.
DanielTurambar
Mensajes: 5.100
Fecha de ingreso: 14 de Mayo de 2008
  • CITAR
  • 18 de Noviembre de 2012 a las 23:45
Cierto jenny, faltan los votos de Incongruente: Un descuido de Dios 3pto, CONFESIÓN 2ptos ¿Dónde el amor? 1pto 
jennykamui
jennykamui
Mensajes: 354
Fecha de ingreso: 22 de Octubre de 2011
  • CITAR
  • 18 de Noviembre de 2012 a las 23:50

Efectivamente Sacra, por lo que deduzco que mariaclara ha votado sin participar (gracias) y que Incongruente a votado así:



3 pts = MIÉRCOLES

2 pts = Confesión (osea, a mí; gracias también)

1 pto = Un descuido de Dios.


Y enhorabuena a ti también por tu medalla de plata, Sacra.


Por cierto, precisamente el micro del votante que falta es el único que no se ha llevado ningún voto. No sé los demás, pero quiero explicar algo:

Me pareció un relato realmente bueno. El problema es que no podía estirar más los tres votos. Como le dije a Daniel, hubiese votado perfectamente con 7, 6, 5, 4, 3, 2 y 1. El caso es que si me decanté por descartar este en mi puntuación final, fue porque me dio la sensación de que la prima era la culpable de los males de ese pobre seminarista desgraciado e ignorante. Aunque estaba muy bien planteado desde el principio, hubiese preferido que la mujer no hubiese quedado tan mal. Por ejemplo, habría cambiado la forma en que viola a su primo. Que no digo que no pasen las cosas así, que pasan; pero habría preferido algo más sutil.
jennykamui
jennykamui
Mensajes: 354
Fecha de ingreso: 22 de Octubre de 2011
  • CITAR
  • 18 de Noviembre de 2012 a las 23:51
Hemos posteado al mismo tiempo Daniel. Seguimos sin ponernos de acuerdo XD.
jennykamui
jennykamui
Mensajes: 354
Fecha de ingreso: 22 de Octubre de 2011
  • CITAR
  • 19 de Noviembre de 2012 a las 0:16
Entonces me queda así:


MIÉRCOLES - Africano (3 2) = 5 ...
jennykamui
jennykamui
Mensajes: 354
Fecha de ingreso: 22 de Octubre de 2011
  • CITAR
  • 19 de Noviembre de 2012 a las 0:17
Porras.
jennykamui
jennykamui
Mensajes: 354
Fecha de ingreso: 22 de Octubre de 2011
  • CITAR
  • 19 de Noviembre de 2012 a las 0:21
MIÉRCOLES - Africano (3 + 2) = 5 ... Domusaurea



El nuevo socio - Anteojos (2 + 1 + 1 + 2 + 3 + 1) = 10 ... Pelotadeplaya



Confesión - Azul (1 + 1 + 3 + 2) = 7 ... Jennykamui




No es cosa de dos - Barbijo (3 + 1) = 4 ... ElCubo



¿Dónde el amor? - Crestado (2 + 3 + 3 + 1 + 2+ 1) = 12 ... Zara_x



Un descuido de Dios - Emperador (3 + 2 + 2 + 1 + 3 + 3) = 14 ... Sacra



Tiempo - Macaroni (2) = 2 ... ChristianBassas



… y perdona mis pecados - Rey (0) = 0 ... Incongruente


Por lo que tenemos una ganadora diferente.


jennykamui
jennykamui
Mensajes: 354
Fecha de ingreso: 22 de Octubre de 2011
  • CITAR
  • 19 de Noviembre de 2012 a las 0:30

Pues no, me he equivocado yo. Lo he vuelto a repasar. No hagáis caso a ese post.


Domusaurea
Mensajes: 65
Fecha de ingreso: 30 de Octubre de 2010
  • CITAR
  • 19 de Noviembre de 2012 a las 10:25
Hola, mi primera participación en lo que toca a comentarios. En verdad, he ido elaborando comentarios a medida que llegaban los textos de modo que los he hecho todos menos uno. Pero como se me han ido convirtiendo más que en comentarios, en catálogos de aspectos de todo tipo -contenido, ortografía, expresión- que me parecen mal, prefiero presentar una valoración global y centrarme en el texto al que voté en primer lugar  y que veo ganador, el de Dónde el amor. Y ya se imagina la autora cuánto se alegra una servidora.
Así detallaré lo que, según mi entender, son anomalías en las que caen al menos dos textos:
-Información innecesaria: si en una película de acción trepidante se produce una persecución de coches y la cámara enfoca un puesto de frutas, el espectador sabe que ese puesto en seguida saltará por los aires. Pues igual pero al revés: ¿sirve de algo en una descripción el detalle sobre el grado de inclinación de una silla si el personaje sentado no se va a caer?; ¿sirve de algo decir que la familia de la prima que se folla al seminarista ha estado en el extranjero?
-Anacronías o similares: si se aleja en el tiempo la historia del hermafrodita a base de intercalar un párrafo en castellano antiguo, ¿cómo se le pueden poner pantalones? Si situamos en Sitges una acción, ¿cómo hablamos de una casona allí como si estuviéramos en Castro Urdiales o Pravia?: por cierto que la ubicación de la acción con la prima en Sitges recuerda a otra prima, la de la novela de Marsé “La oscura historia de la prima Montse”, también situada en Sitges si no recuerdo mal.
-Utilización aleatoria de los signos de puntuación: “La mesa, estaba tapada”; “Y, el pobre inexperto, se resistió”; “¿Tú la tienes José?”. Diría que apunta a alguna o varias de las siguientes causas: falta de atención al castellano hablado y escrito; creencia de que el uso de comas es totalmente discrecional por parte de quien escribe; que el autor lea efectivamente haciendo pausa donde sitúa la coma en cuyo caso estamos ante malos hábitos de lectura adquiridos en la enseñanza primaria.
-Incoherencias léxicas: no tengo muy claro que una cabeza se pueda ensalzar. Pero más evidente: “Había escuchado que también se daban casos entre algunas mujeres, mas en todos sus años...”; en principio, aunque impropio de un confesor, no pasa nada si éste utiliza “escuchar” con el sentido de “oír”,  vulgarísimo hasta el nivel cani-Tele5 y de anteayer, pero luego no puede, en la misma frase, utilizar la adversativa arcaizante y literaria “mas”.
-Tendencia a complicar lo simple: “No pudo evitar dejar escapar una pequeña sonrisa“ con tres infinitivos seguidos cuando el sentido común o la ley del mínimo esfuerzo piden a gritos “No pudo evitar una pequeña sonrisa”. Ayer noche en la peli del oeste de la 1 dicen: “Iré cuando acabe mi café”: quizá sea porque al doblar intentan que coincidan no sé qué vocales, pero eso en castellano no lo dice nadie porque se expresa “cuando me acabe el café” del mismo modo que “Tengo dolor en mi cabeza” o “Pepito aprobó su bachillerato” corresponderían a calcos del inglés o el francés. Porque el castellano tiende a evitar el posesivo cuando su referente es nítido: por mera economía, para evitar información superflua. Ahora véase: “un centenar de coches utilizando sus cláxones” que, a mí al menos me suena a inglés y puede resolverse en “coches utilizando el claxon; y que claxon, al ser sustantivo de los llamados concretos, pueda variar a plural, no significa que haya que utilizarlo. Y ello en ningún caso implica que la frase sea incorrecta.
-Un último comentario: quizá el texto que más irregularidades contiene es “Tiempo”, que ya empieza con un catalanismo ortográfico (“des del primer momento“) y luego dice cosas como “Habían carteles“, “sino mi plan nunca hubiera funcionado”, “hacer un genocidio”, “se encargó precisamente a buscarlos” o la frase incomprensible que va de “Solo tuve” a “lograban salvarme”.
Domusaurea
Mensajes: 65
Fecha de ingreso: 30 de Octubre de 2010
  • CITAR
  • 19 de Noviembre de 2012 a las 10:35
Pues ahora un comentario positivo al texto ¿Dónde el amor? aunque ya no me queda claro si es el ganador. Porque no entiendo el sistema de recuento icónico. Pero lo deduzco de los hilos abiertos:
-Se ve claro el tema, el tabú: sobre el amor no se habla. Ni habla la familia ni lo tratan en la escuela; ni siquiera le habla Tanok. Y el silencio va recorriendo el texto: aparece citado hasta tres veces además de todas las veces en que el verbo hablar aparece precedido de negación. De todo ello que, como nadie le explique lo que es el amor, haya de llegar instintivamente: Aneley mata a Kasakir y, acto seguido, deduce que lo ha hecho por amor a su hija.
-Por el marco temporal abriendo el relato con el amanecer y cerrándolo al atardecer. El día va a servir para el repaso de toda una trayectoria vital.
-Por el tratamiento del espacio: la niña/mujer cruza el bosque. En realidad, el relato la presenta cruzándolo dos veces: primero con Tanok y luego de vuelta a casa. Casi Caperucita con su abuela y todo que se ha dejado engañar otra vez por el lobo. Sea Tanuk el lobo, lo sea Kasakir o lo sean los dos. Con el bosque representando la maraña del mundo o no.
-Por la ambientación vegetal que rodea el acto sexual: árbol, falda floreada, hojas secas, ... Esa ambientación se acompaña con la atmósfera precisa: misterio, ansia, irresistible, misteriosa parte... Y además se describe el acto sexual, tabú, no con cursiladas repipis sino con logrados eufemismos: estallar el universo, aquel abrazo. (Por cierto y hablando de tabúes: en muchos casos se da una relación directa entre la cantidad de sinónimos para designar algo y el grado de tabú de ese algo: multitud de expresiones para “follar”, “cagar”; caso parecido son las múltiples denominaciones para el cerdo (puerco, guarro, cerdo, gorrino, chancho, tocino...) pero no para el gato.
-Por saber omitir datos, saberlos distribuir adecuadamente o saber sugerirlos: ¿por qué la abandona Tanuk?; ¿por qué no se dice que la ha abandonado hasta el final?; ¿la maltrata Kasakir?; ¿Kasakir es viudo porque ha matado a su mujer?
-Por saber utilizar la palabra “arrebolada” y saber variarla más abajo con “ruborizada”. Mera cuestión de competencia lingüística.
-Por el aparato retórico: desde la simple metáfora “interrogación de 13 años” hasta la sinestesia en oxímoron “dulce agonía”.
-Por este sintagma: “un precioso pelo negro y brillante recogido”. A ver quién sabe colocarle 4 adjetivos a un sustantivo con una sola copulativa y sin comas; y que además no chirríe.
-Habrá que rebuscar mucho para encontrar un defectillo. Pero, bueno, se le encuentra. A ver: “Ha hecho bien mi hija, tu madre,...”: ¿es necesaria esa aclaración de la abuela sobre los parentescos?
Zarax
Mensajes: 2.188
Fecha de ingreso: 14 de Enero de 2009
  • CITAR
  • 19 de Noviembre de 2012 a las 11:00
Muchas gracias Domusina, creo que hoy voy a engordar un kilo de la satisfacción. Te agradezco los comentarios, ya sabes el ego espera siempre que alguien lo mime.

Estoy preocupada por tí. ¿No has ido de tiendas aún? Porque no creo que hayas comprado un retal de tela de mapa mundi para hacerte un modelo de invierno. Niña que en HyM venden ropita a buen precio.

Y no creas que te voy a dejar al rubio de ojos azules por lo que me has dicho. Ni hablar!! Lo más, te invito a tomar el aperitivo a mediodía.

Incongruente
Mensajes: 1.269
Fecha de ingreso: 10 de Junio de 2008
  • CITAR
  • 19 de Noviembre de 2012 a las 11:33

Un descuido de Dios (mis 3 votos)

COMENTARIOS: Un relato realmente difícil de comentar. Veamos. Este autor es muy bueno narrando, tanto que, mientras lo lees, te olvidas de que hay que hacer posteriormente una crítica al relato. Obliga a leerlo por segunda vez. Yo he llegado hasta la tercera. No quiere esto decir que me encuentre ante una verdadera obra de arte, pero sí ante un buen narrador.

La adaptación al tema es bastante buena y nada que comentar. La narrativa, ya lo he dicho, es muy buena. No se si siempre escribe así, pero en este caso lo ha clavado, siempre para mi gusto. El relato: Aquí ya las cosas no van tan bien, pues creo que el autor se pasa dos pueblos. Hay que condensar, condensar y condensar, pues, la diferencia entre un relato y un cuento corto solo hay algunas palabras, cien, quinientas… Pienso que el autor podía haber quitado bastante parafernalia. Por ejemplo: El pedazo de párrafo que nos ha largado solo para decirnos que la monja era hermafrodita. Hay que pensar en el lector y en lo que se está escribiendo. Introducción muy larga, nudo central demasiado atrasado en el relato y desenlace ¿? Ya que la explicación de la madre no cuadra.

La sintaxis es bastante buena, aunque hay algunos fallos “dactilográficos”, de teclado, o como se les quiera llamar, pienso que por falta de repaso.

Incongruente
Mensajes: 1.269
Fecha de ingreso: 10 de Junio de 2008
  • CITAR
  • 19 de Noviembre de 2012 a las 11:36

CONFESION (Mis 2 votos)

COMENTARIOS: Sobre el tema: Creo que está perfectamente adaptado al tema propuesto. Como relato: Tiene introducción, demasiado detallada, para mi gusto. Entiendo que habría que resumir algo. Nudo central claro y conciso y desenlace bueno en cuanto a imprevisto y original. Pero, entre la larga introducción y el núcleo central, la declaración de estar enamorado de una niña de trece años, hay demasiada parafernalia metida, absolutamente innecesaria. Solo me parece correcto, porque interviene en el desenlace del relato, la explicación de la figura del diablo en madera negra y brazos cruzados; el resto ¿para qué?  Narrativa: Veamos, es donde encuentro ciertas asperezas al relato. Hay cosa que no me cuadran. El personaje garantiza fehacientemente que su mujer nada sabe de su, hasta ahora, amor platónico con la estudiante, entonces… ¿Por qué quiere que vaya a la pitonisa? Otra cosa que no entiendo es ¿por qué le preocupa que el brazo de la justicia humana (lo repite dos veces) caiga sobre él, si nada ha hecho aun? Respecto a la sintaxis, veo algunos errores: “Me senté a la mesa camilla” Incorrecto “Me senté junto a la mesa camilla”. Otra: “Luisa me había dicho que aquella mujer era buena realizando su trabajo en infinidad de ocasiones” Esta frase no está correctamente escrita. ¿La infinidad de ocasiones a qué se refiere, al trabajo de la pitonisa o a las veces que Luisa…? Otra: “aunque yo necesitaba comprobarlo por mí mismo y albergaba la esperanza de que no fuese así para poder quitarle la razón al menos una vez en la vida” ¡Ahhh! Una coma, por favor. Por otro lado: “La mesa, estaba tapada…” La coma detrás de la mesa le corresponde a la frase anterior, ya que en esta frase sobra. La mesa es el sujeto de la frase. Algunas mas hay, pero también hay otros relatos que comentar.

Nada de lo expuesto anteriormente tiene que ver ni con la literatura, ni la narrativa, ni la sintaxis ni la gramática, ni “na de na”.

Incongruente
Mensajes: 1.269
Fecha de ingreso: 10 de Junio de 2008
  • CITAR
  • 19 de Noviembre de 2012 a las 12:10

¿Donde el amor? (Mi 1 voto)

COMENTARIOS: Este relato es, posiblemente, el que más largo me ha parecido. Tema: Perfectamente adecuado, por lo que nada tengo que comentar. Narrativa: Reconozco que el autor narra bastante bien, con sencillez y facilidad para el lector, pero le sobra tanta parafernalia, por lo que he tenido que hacer un gran esfuerzo para terminarlo. Siempre que me encuentro con un relato similar me pregunto: ¿Tanto se mete el autor en lo que describe que se olvida del género literario que está escribiendo? Y no porque sea malo, sino porque le sobra casi todo. Pienso que todos los que escribimos (bueno, yo no, porque no es que no gane, es que ni recibo un solo voto. No estoy llorando, es que la teoría se me da muy bien, pero me falla la practica); decía que todos los que escribimos deberíamos hacer un ejercicio: Releer una vez terminado y quitar todo aquello que nada tiene que ver con alguna de las partes de un relato: Intro, nudo, desenlace, e hilo conductor. Pienso que si los que ganáis quincena a quincena, lo hicieseis, tendríamos una muy buena colección de verdaderos relatos. Pensad que todos los relatos están mas cerca del límite superior (1.700 palabras) que del inferior (400 palabras). ¿Por qué?

Sigamos con el relato: Relato: Una introducción demasiado larga. Además, entiendo que parte de la introducción equivoca al lector, pero eso solo lo explicaré en caso de que se me pida. Un núcleo central que, en este caso en particular, por el tema elegido, necesita de una extensión algo mas larga, por tanto, me parece correcto. Desenlace: Aquí me pierdo. No he sabido entender lo que ha pretendido decir el autor. Es escueto, claro y remata bien el relato, pero no lo entendí. Error del lector. Hilo conductor. Es donde el autor se pasa tres pueblos, para mi gusto, claro. Es de goma, se alarga, se alarga hasta parecer una novela. Sintaxis: Etimológica y sintácticamente creo que este relato puede ser mejorado. Hago hincapié en ello porque me sorprende que manejando la narrativa tan claramente, luego deje “olvidados” ciertos fallos. Pero no entraré en detalles porque solo cuando el autor los requiere y además, pudiera no estar de acuerdo con mis apreciaciones.

De todas formas, y como colofón a mis comentarios, cualquier parecido con la realidad no llega ni a ciencia ficción, solo son imaginaciones del lector de mis comentarios. Ya se sabe: ¿Cómo hacerle caso a quien no recibe ni un solo voto?

¡¡¡Es que sois malos conmigo!!! Con el pedazo de relato que me había marcado yo. Bueno, la próxima quincena, si el tema se me da, os voy a destrozar. Esto es una amenaza ¿Se nota? Saludos

lasacra1
lasacra1
Mensajes: 1.821
Fecha de ingreso: 24 de Febrero de 2010
  • CITAR
  • 19 de Noviembre de 2012 a las 12:43
Gracias a Domusaurea e Incongruente por sus comentarios. Toma nota de vuestras apreciaciones.

Dejo los míos.

CONFESIÓN. Un viejo profesor enamorado de una alumna de trece años. Efectivamente, la pedofilia es un tema tabú del que no es políticamente correcto hablar, tan incorrecto que, incluso en este relato, se evita tratarla y se buscan distracciones que alejan al lector del tema principal.
Hay cosas que me llaman la atención:
La primera, ¿por qué acude el protagonista a una pitonisa? Se apunta que por insistencia de su mujer, pero no me parece una causa lo suficientemente fuerte, ni siquiera sabemos a qué se debe el interés de la esposa en esa visita. Me falta ahí un paso, un puntal importante para la historia.
Después, el efecto que causa la estancia en el hombre. La descripción que se nos hace invita a cualquier estado excepto al de serenidad que, curiosamente, es lo que siente el protagonista (“El aroma a sándalo y la quietud de la estancia, ayudaron enormemente a que mi serenidad regresara y se calmaran los latidos de mi corazón.”).
Otra, una persona que no cree, en cuanto ve que una adivinadora se aventura a decir algo para convencernos de su poder, encuentra una explicación para desbaratar esa adivinación y, desde luego, no suelta información que pueda servir a la pitonisa para seguir alardeando de dotes. Aquí vemos que se apunta la posibilidad de que la esposa sospechara algo y se lo contara, pero es inmediatamente desechada y para colmo termina destapándole todo el pastel. Y en cuanto a la frase reveladora del poder adivinatorio (“¿Y ella lo sabe?”), no sé, no me resulta convincente, ¿quién sabe qué?, ¿la esposa que está enamorado de otra?, ¿la niña que el profe bebe los vientos por ella? Esta última posibilidad se pierde cuando el protagonista dice: “Era demasiado peligroso hablar de mi otra relación con la primera persona que se cruzase en mi camino”,  pues  esta frase indica que existe ya una relación amorosa con conocimiento de los implicados.
Más, el movimiento de la figurilla diabólica. Eso acojona y doy por seguro que cualquiera (y más alguien que no cree) no se queda tan tranquilo esperando a que la velada llegue a su fin, o se larga o mira y remira para encontrar una explicación.
Además hay una información inexacta, la relación del tipo con la menor no es ilegal, a partir de los trece años, en España, cualquier chaval/a es libre de mantener relaciones con quien quiera (no se puede poner un piercing sin autorización pero se puede meter en la cama con quien le apetezca)
En lo que al desenlace se refiere, no está mal, pero parece querer relacionar la muerte de Luisa con la visita a la pitonisa, como si algún sortilegio de ésta la hubiera propiciado y eso me descuadra, ¿qué interés tiene la adivina en ayudar al viejo?, ¿no es Luisa su amiga?, ¿es porque ha intervenido el demonio?, ¿el “amor puro” ha enternecido a la bruja?
Resumiendo, que no siendo una mala historia, creo que no se ha sabido desarrollar atando bien los cabos y que se ha soslayado el tema principal: la relación prohibida ¿qué lleva a este casi anciano a creer que ama a una niña? ¿Es algo natural aunque socialmente rechazado? ¿Es sólo un intento subconsciente de retornar a la juventud? ¿Es un pervertido o un enfermo?
En cuanto a cómo está escrito, creo que el relato va de más a menos. La primera parte, con la descripción del entorno, está bastante lograda hasta la aparición de la pitonisa; lo de pararse en el detalle de si miraba al suelo a los zapatos… ¿qué sentido tiene, qué aporta en forma o en información? Por otra parte, el diálogo se me hace pobre y poco intenso, supongo que el metraje exigido no ha permitido un mayor y mejor desarrollo, pero creo que el relato ganaría con una conversación más elaborada.
Lo de enmarcar la historia, justo al final, en una confesión… como sorpresa no funciona pues el título ya nos lo anuncia y, por otra parte, tampoco sería un asombro significativo; es más, creo que sobra, directamente quitaría el vocativo “padre” y cambiaría un poco el párrafo final para que pareciera más una autoconfesión (una carta que se escribe a sí mismo, una nota en un diario, una reflexión en voz alta sin interlocutor) que otra cosa. Puesto que estamos hablando de un tabú, mantengamos el secreto.

lasacra1
lasacra1
Mensajes: 1.821
Fecha de ingreso: 24 de Febrero de 2010
  • CITAR
  • 19 de Noviembre de 2012 a las 12:44
MIÉRCOLES. Historia de un incesto. Buen tabú. El incesto se intenta evitar de forma natural en casi todas las especies, es una forma de impedir problemas endogámicos, pero desde que se inventó la píldora está claro que se trata más de una prohibición cultural que de cualquier otro tipo.
La trama es buena y el enfoque que se le ha querido dar también me gusta. No tanto el resultado final, me explico: el relato está en primera persona y pretende ser una confidencia, como si delante de la protagonista estuviera su “más mejor amiga”, pero… creo que se ha hecho una mezcla rara entre lenguaje relajado y expresiones “artificializadas” de más. Un ejemplo de artificialidad: “aún siento su eco en mis entrañas.”, nadie dice eso en una conversación normal, en un relato o una novela nos lo creemos porque todo el lenguaje se eleva para elevar las sensaciones del lector, pero si estamos de confidencias con una amiga (o con uno mismo) el tono tiene que ser cercano, de andar por casa y, si en algún momento se eleva, tiene que ser de una forma muy sutil, sin que el lector piense que algo le está fallando. Para verlo más claro, contrapongo dos frases que aparecen en el relato: “Eso le contestó Enrique y aquí paz y después gloria/Seguramente porque me supo envolver con sus te quiero del mismo modo…”. Cierto que la diferencia no es desordenada, que mantiene una regularidad que responde a: pienso en mi hermano haciéndome o a punto de hacerme->tono elevado/ pienso en el día a día fuera de la cama fraternal-> tono cotidiano. Pero no me termina de encajar, me hubiera gustado algo más de uniformidad con cambios más tenues.
Me ha gustado la postura que adopta la protagonista, dio un paso sin pararse a pensar, siguiendo un instinto, y no se arrepiente, se apunta alguna ligera duda (“¿No nos pasará nada malo, verdad?”) que rápidamente es desechada, tanto, que en la escena final nos encontramos con una completa liberación al mostrarse incapaz de entender cualquier prohibición. Sin embargo, este desenlace tan bonito no cuela, ya que si realmente estuviera liberada, no mantendría el engaño y mostraría la relación con su hermano de forma abierta.
Un relato que necesita un buen repaso para dejar al descubierto la joya que encierra.

lasacra1
lasacra1
Mensajes: 1.821
Fecha de ingreso: 24 de Febrero de 2010
  • CITAR
  • 19 de Noviembre de 2012 a las 12:46
…Y PERNDONA MIS PECADOS. El relato tiene una escritura bastante cuidada y se adivina “saber hacer”. La historia está bien presentada, el devenir de los acontecimientos es natural, sin discordancias y siguiendo un orden lógico.
Se me queda un poco justa la definición de los personajes, los tíos parecen convidados de piedra (a pesar de la locuacidad de la tía), cierto que no son más que la excusa para que Gracián conozca a su primas, pero… podían haberse marchado de viaje antes de la llegada del sobrino dejando a las hijas al cargo de la visita o, si están, haber tenido algo más de personalidad propia. En cuanto a las primas, igual, son el instrumento para cometer el pecado, pero no se nos muestra qué las mueve. Además, me ha llamado la atención que fueran dos, ¿hacía falta que fueran dos? Y… ya que eran dos, ¿por qué no aprovechar y hacer el pecado más “sabroso”? Dos hermanas y un cura (primo hermano además) juntos en la cama… eso da juego. En lo que al protagonista se refiere, tampoco me ha satisfecho del todo, lo encuentro anacrónico; el texto nos sitúa en un “hoy” que no se dice pero sí se respira, si el relato se hubiera situado un par de siglos atrás me resultaría más real y creíble su ingenuidad y desconocimiento de la vida fuera del seminario.
No es un gran tabú el que se nos cuenta en este relato, históricamente ha sido sabido que lo del voto de castidad y el celibato, en ocasiones, se queda más en un buen propósito que en una realidad. Lo tremendo de esta historia es el desenlace que, de nuevo, se me hace fuera de tiempo.
Pero como he dicho, a pesar de plantear una trama que no me termina de encajar, creo que el autor/a del relato tiene oficio, que  sabe coger una historia y plasmarla en un papel. Pena que en esta edición no ha dado con la buena.

lasacra1
lasacra1
Mensajes: 1.821
Fecha de ingreso: 24 de Febrero de 2010
  • CITAR
  • 19 de Noviembre de 2012 a las 12:47
¿DÓNDE EL AMOR? Buen relato, está bien escrito y me gusta el tono que predomina. También me gusta el recorrido que se hace a través de los diferentes tipos de “amor”: la pasión, el pragmatismo y el amor incondicional de una madre (reforzado éste último con el enfrentamiento de la madre de la protagonista con el padre).
Inconvenientes que veo: al comienzo del relato tenemos la sensación de que la protagonista regresa a su punto de origen desde un tiempo y una distancia enormes, sin embargo al final descubrimos que no se había ido tan lejos, que se había casado en el pueblo. Por otro lado, aunque para la trama está muy bien la vuelta de tuerca de la violación de la niña, la verdad es que en el relato parece un poco forzada, que da la sensación de que el autor/a ha dicho “vamos a darle más caña a esto que me parece que se me queda flojo”. Tal vez si  hubiera habido algún apunte que nos diera alguna pista sobre la condición pederasta de Kasakir todo resultaría más natural; no sé, que por ejemplo, en lugar de decirnos que este hombre “entró en el camino del amor”, que suena a buena persona, que se nos dijera algo que hiciera alusión también a la pequeña, sin descubrir las futuras intenciones, por supuesto, pero que nos preparara el camino para después encontrarnos con la realidad, algo así como “Creyó encontrar en Aneley y su pequeña sus sueños pasados, presentes y futuros, hechos realidad” . Y para terminar, la primera reacción de Aneley al descubrir la violación de su hija me parece floja (ya, luego le mata, pero me refiero a la primera reacción), esa pregunta sin exclamaciones, serena, haciendo referencia a la edad… cuando a una madre le violan a una hija yo creo que muerde aunque la hija tenga setenta años, ahí falta fuerza, enfado, desgarro, ira, instinto asesino. También echo de menos a la hija en la escena final, ¿Aneley se ha ido sola a casa de sus padres? No creo, seguro que llevaba a su niña con ella, pero ni se la menciona, da la sensación de que la ha dejado junto al cadáver. Me lo he releído por si se me hubiera escapado que la niña había resultado muerta en la violación, pero si es así ese punto no ha quedado claro pues lo único que se dice es: “Y no se había conformado con eso sino que la había destrozado cuando ella se había resistido.” Y ahí no hay muerte. Además cuando a continuación se dice que “nadie lo sabría” resulta evidente que la niña está viva, pues ocultar su muerte iba a resultar del todo imposible y, si la encuentran muerta,  de una forma u otra determinarían la causa.
A pesar de todo esto que he dicho, repito que el relato me parece bueno, mejorable, pero con buena simiente y con un tratamiento del tema muy conseguido: “de esas cosas no se habla y punto”.

lasacra1
lasacra1
Mensajes: 1.821
Fecha de ingreso: 24 de Febrero de 2010
  • CITAR
  • 19 de Noviembre de 2012 a las 12:47
TIEMPO. Qué ejercicio de imaginación.
He buscado el tabú, pero no lo he encontrado, al menos no un tabú real. Entiendo que el tabú tratado en este relato es la manipulación del tiempo. Como imaginativo… no tiene precio.
El texto necesita, no uno, sino varios repasos para corregir erratas y también para darle al relato una claridad que consiga que lo que se cuenta llegue a todo el que lo lea. Me da la sensación de que el autor/a tiene muy claro en su cabeza el puzle temporal que nos plantea, pero a la hora plasmarlo, para el lector resulta complicado seguirlo y conseguir encajar cada pieza en su sitio.
Me ha resultado curioso que este lío temporal ha conseguido, incluso, confundir al propio tiempo, pues según parece indicarse en el desenlace, el tiempo se “suicida” en el momento menos adecuado para conseguir su objetivo de aniquilar al Hegemón.
También hay algo que me ha chocado, es la referencia a la contaminación terrestre. Como puya eco-reivindicativa puede ser interesante, pero abre una puerta argumental que no sólo no se traspasa sino que ni siquiera deja ver qué hay detrás y, en mi opinión, cuando en un relato algo no conduce a ninguna parte es mejor prescindir de ello.

1 2 3

La simplicidad del primer millón

La simplicidad del primer millón
A lo largo de 46 capítulos, Aitor Zárate nos descubre lo alejado o cerca que estamos de conocer como funciona el mundo del dinero. Nos propone ganar nuestro "Primer Millón" y nos muestra tanto las claves para conseguirlo, como soluciones para no caer en las trampas que "El Sistema" pone en nuestro camino. La Simplicidad del Primer [...] Ver libro

Autor: aitorzarate

   

¿Quieres que te informemos de cómo publicar tu obra? Déjanos tu teléfono y te llamamos sin compromiso.

Introduce el nombre

Introduce el teléfono

Introduce el E-mail

Introduce un email válido

Escoge el estado del manuscrito

Gracias por contactar con Bubok, su mensaje ha sido enviado con éxito. Una persona de nuestro departamento de asesoría al cliente se pondrá en contacto contigo a la mayor brevedad.
Enviar
¡Música para mí! 2
¡Música para mí! 2
1 libro comprado
desde MADRID