bubok.es utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y a recordar sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Ver política de privacidad. OK
Buscar en Bubok

Foro para escritores de Bubok

Para participar en los foros de Bubok es imprescindible aceptar y seguir unas normas de conducta básicas. Puedes consultar estas normas aquí
X
joresgump
joresgump
Mensajes: 10
Fecha de ingreso: 10 de Febrero de 2009

El cielo verdadero (fragmentos)

12 de Marzo de 2009 a las 8:28
"Observó desde lejos el pueblo. Los botes, los muelles, las redes. Los distintos matices del mar, tan brillante, tan lleno de luz propia. Algunos matices en la luz del mar indicaban extensiones de plantas viviendo en su superficie, plantas brillantes como el agua que las sustentaba. En contraste, la tierra parecía estéril, roca y arena que apenas sustentaban nada. Solamente las luces caminantes de forma humana destacaban sobre ese desierto oscuro. El mar era la vida, y hacia el cual todas las casas se orientaban. Nadie se había atrevido a construir tan lejos de la costa, y todas las ventanas apuntaban hacia ella."

"Poco a poco fue aprendiendo que el terror que sentía cada vez que se encontraba junto a Reese tenía una réplica en cada uno de los habitantes de Moby. Pues Korbis conversaba y aprendía libremente, mientras él estaba atado a los pasos del extranjero, extendiendo sobre sí parte de ese terror, pero por sobre todo, perplejidad. La vida en Moby seguía ritmos definidos, y los cambios rara vez eran bien vistos. Las vidas, las familias, las parejas, los intereses, todo era conocido por todos. Y aunque en un principio la peculiaridad de ausencia de brillo les había llamado la atención, lo que los descolocaba más era su secretismo. De alguna manera, el extranjero había violado esa regla implícita de que no existía vida que no fuera dedicada a la comunidad. Y aquellos que lo seguían no hacían más que marginarse."

"Otras veces, pero casi nunca, hablaban de lo que sentían el uno por el otro. Rara vez ese lenguaje alcanzaba las palabras, sino que se mezclaba con las conversaciones comunes en gestos, sonrisas, miradas. Sin ser completamente conciente de ello, Ka se sentía feliz cada vez que estaba junto a él, compartía diálogos, opiniones, risas, comentarios, chismes de sus conocidas, anécdotas de la juventud de Dorae, legendario por su comportamiento no del todo sacro antes de convertirse en el representante de Poseidón. Reese reía de buena gana, honestamente, como ni nada lo preocupara. De cuando en cuando, sombras pasaban por su rostro, pero eran tan esporádicas y breves que Ka dudaba que en realidad las hubiese visto. "

Para descargar el libro completo pueden hacer click bubok.es/libro/detalles/7154/El-cielo-verdadero">aquí.