bubok.es utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y a recordar sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Ver política de privacidad. OK
Buscar en Bubok

Foro para escritores de Bubok

Para participar en los foros de Bubok es imprescindible aceptar y seguir unas normas de conducta básicas. Puedes consultar estas normas aquí
X
RuizKevin
RuizKevin
Mensajes: 50
Fecha de ingreso: 25 de Julio de 2011

La Apuesta (Kevin Ruiz) Próximamente.

30 de Junio de 2013 a las 21:57
Buenas tardes, he comenzado a escribir lo que será mi próxima novela, se titula "La Apuesta", simplemente quería colgaros el borrador del primer capítulo aquí para que podáis echarle un vistazo y comentar, os lo agradecería mucho, qué os parece y si incita a seguir leyendo, ya que me gusta siempre enseñar el principio porque lo considero muy importante. Sin nada más que añadir, de momento, os dejo con el primer capítulo. ¡Gracias!


Donde acaba la oscuridad, comienza la tempestad.

     Quizá podréis pensar que se trata de una cita célebre famosa, y posiblemente lo sea, mi intención no es quitar mérito a ningún cerebrito de antaño dándomelas de sabiondo. Pero si tengo algo claro, es la frase por la que me rijo desde entonces. Tan sólo es un hecho, algo inescrutable que marca la realidad tal y como yo la conozco, tal y como es.

     La oscuridad no es el fin del camino… Lástima no haberlo sabido antes.

 

     Me llamo Andrés Salem, o eso dice mi DNI, pero siempre se han dirigido a mí por mi nombre original: Andrew.

 

     Tal vez mi apellido os recuerde a algo, y puede que aún más si os cuento que nací en el estado de Massachusetts de los Estados Unidos.

     Cuenta la historia que durante los años 1692 y 1693, en este mismo estado, fueron acusados entre ciento cincuenta y doscientos individuos en los llamados “Jucios de Salem”, en el pueblo que recibía el mismo nombre.

     ¿El motivo? Muy simple… La brujería.

     La teoría más difundida insiste en afirmar que los puritanos, que gobernaban sin control en  la zona desde 1630 hasta la promulgación de la Carta Real de Massachusetts en 1692, atravesaban un período de alucinaciones masivas e histeria provocadas por el fanatismo religioso.

     Cundía el pánico por la práctica de artes demoníacas, donde se realizaban numerosas invocaciones al maligno. Lo que antaño fue Salem, en la actualidad se conoce como Danvers.

     Sí, mi apellido es un nombre de lo que fue un pueblo muy conocido en la historia de América. Y sí, también nací en el mismo estado donde todo ocurrió. Las artes demoníacas era tan sólo una historia, una leyenda, un mito… o eso había pensado siempre, pero fue la base para centrarme en la especialidad donde me he formado.

     De muy pequeño viajé con mis padres a España, donde crecí, estudié y comencé a trabajar en el departamento de asesinatos de la policía nacional. Yo no quería trabajar allí para rastrear y capturar asesinos en serie, mi interés por esta área era la basada en los asesinatos, suicidios y hechos paranormales que sacudían a la ciudad donde vivía.

     Podría deciros la ciudad en concreto donde he vivido, donde todo comenzó: la cuna de los asesinatos paranormales. Así se conoce por los lugareños desde hace mucho tiempo, y por eso viajé hasta aquí, el lugar perfecto para dar rienda suelta a mi incertidumbre y mis deseos de investigar este tipo de casos.

     Pero no quiero ser cruel… aún no.

 

 

     -¡Despierta bribón!

     El camarero me atizó con el trapo de secar los vasos en la cara. Ya estaba otra vez igual, desde que me echaron del trabajo por “mala conducta” estaba siempre en las nubes. ¿Y qué querían? Los procedimientos de la policía son una auténtica mierda, así no van a llegar a ningún sitio, hacía falta algo de creatividad en las investigaciones, esa creatividad que me dejó sin trabajo.

     -¿Ya estás otra vez? ¿Cuántas llevas esta noche?

     Mateo era el camarero del bar, estos seis meses que llevo sin trabajar ha sido como la madre que no tengo, aquella madre que por “amor” viajó de vuelta a los Estados Unidos tras la muerte de mi padre con el típico tío rico que tiene una pata en el otro barrio. Desde entonces, Mateo escuchaba mis penas todas las noches y, realmente, me aguantaba como nadie. Aunque todavía no entiende por qué paso las noches en un maldito club de streap tease sentado frente a la barra, contando mis penas, y observando la tele. Ni yo mismo lo entiendo, quizá busque algo de cariño, el simple cariño de una persona escuchándome, aunque lo haga porque estoy pagando diez euros la copa, o el cariño de cualquiera de las veinte mujeres del club al acercarse para que las invite a una copa.

     -Estaba… estaba en mis cosas Mateo –dije saliendo del paso. Realmente era tarde e intentaba llegar a casa lo más cansado posible para no pensar, tan sólo llegar a la cama a regañadientes y caer rendido.

     -Ya es tarde Andrew, vete a casa. Había pensado en  darte…

     Mateo siguió hablando cuando una imagen en la televisión captó mi atención.

     -Súbele el volumen –dije.

     Mateo interrumpió su discurso y echó un vistazo a la televisión.

     -¿Ya estás otra vez? Deja de torturarte.

     -No seas cazurro ¡Dale volumen! –Le contesté malhumorado.

     Mateo obedeció pasados unos segundos, con rostro designado.

 

Las autoridades afirman que no hay bases fiables de que pudiera tratarse de un  asesinato, no hay marcas determinantes que indiquen que el joven de treinta años fuera arrojado desde la ventana de este rascacielos de cuarenta y siete plantas.

Aunque los motivos son  desconocidos, todo indica que el joven se subió al andamio que se encontraba en la planta veintidós, y resbaló. Las autoridades seguirán investigando durante toda la noche para conocer los verdaderos motivos de su muerte.

 

     -¿Por qué coño siguen investigando? Ha sido sólo un resbalo, lo difícil sería no caerse con el viento que hace estos días. Hay imbéciles en todos lados que sólo saben  hacer locuras –Mateo hablaba mientras yo seguía absorto en el comunicado de la televisión.

 

Igualmente, los agentes nos confirman que, aunque todo apunta a un suicidio claro, hay un patrón que se ha repetido en varias ocasiones durante los últimos meses.

 

     -Otra vez la puta nota… -susurré.

     -¿Qué dices?

 

Tras registrar el cuerpo, entre las pertenencias del joven se ha descubierto una nota en blanco, igual en dimensiones a los anteriores casos. Un hecho extraño sin ningún fundamento, pero ahí está. Los agentes lo califican como coincidencia: “Es normal tener un papel a mano para anotar algo en un momento determinado”, nos confirmaba uno de los agentes entrevistados. Seguiremos informando.

 

     -¡Coño! ¿Cómo lo sabías? –dijo sorprendido Mateo tras darme un golpe en el brazo.

     -Tengo que irme. Toma, quédate el cambio –dije levantándome dejando un billete de cincuenta en la barra. Mateo no articuló nada más tras quedarse absorto en el papelito anaranjado.

 

     Comencé a caminar hasta casa, dándome de bruces contra cada árbol que encontraba en mi camino.

      -¡Dios! ¿¡Cómo no se pueden dar cuenta!? –grité golpeando uno de los pocos árboles con los que no me tropecé.

     -¡Malditos incompetentes! ¡No se enteran de nada! –la rabia podía conmigo, aún no había superado que prescindieran de mis servicios en el cuerpo, y todo por el simple hecho de intentar solucionar casos como éste. Seguí gritando mientras seguía el camino a casa. El día había terminado.

 


RuizKevin
RuizKevin
Mensajes: 50
Fecha de ingreso: 25 de Julio de 2011
  • CITAR
  • 30 de Junio de 2013 a las 21:58
Disculpar por los saltos de línea, etc... se han producido al realizar el "Copia - Pega". ¡Un  saludo!
VIROSFE
Mensajes: 2
Fecha de ingreso: 18 de Junio de 2013
  • CITAR
  • 1 de Julio de 2013 a las 8:37
Animo! Pinta bien
RuizKevin
RuizKevin
Mensajes: 50
Fecha de ingreso: 25 de Julio de 2011
  • CITAR
  • 1 de Julio de 2013 a las 10:33
Muchas gracias Virosfe por tu comentario, es un poco caótico leerlo en el foro, sobretodo por los saltos de línea que se han producido, pero la esencia está ahí. Gracias, espero que os animéis más a leer el comienzo de la obra y me déis vuestra opinión sincera.

Un  cordial saludo,
Kevin Ruiz
RuizKevin
RuizKevin
Mensajes: 50
Fecha de ingreso: 25 de Julio de 2011
  • CITAR
  • 2 de Julio de 2013 a las 9:56
¿Ninguna opinión adicional? Gracias
RuizKevin
RuizKevin
Mensajes: 50
Fecha de ingreso: 25 de Julio de 2011
  • CITAR
  • 12 de Julio de 2013 a las 15:35
He recibido numerosas opiniones por medios privados, animarse por aquí para conocer vuestra opinión. Gracias
RuizKevin
RuizKevin
Mensajes: 50
Fecha de ingreso: 25 de Julio de 2011
  • CITAR
  • 14 de Julio de 2013 a las 15:32
También lo envío por correo en formato .PDF si me pasáis vuestro correo por MP, para que sea más cómodo de leer.

La simplicidad del primer millón

La simplicidad del primer millón
A lo largo de 46 capítulos, Aitor Zárate nos descubre lo alejado o cerca que estamos de conocer como funciona el mundo del dinero. Nos propone ganar nuestro "Primer Millón" y nos muestra tanto las claves para conseguirlo, como soluciones para no caer en las trampas que "El Sistema" pone en nuestro camino. La Simplicidad del Primer [...] Ver libro

Autor: aitorzarate

   

¿Quieres que te informemos de cómo publicar tu obra? Déjanos tu teléfono y te llamamos sin compromiso.

Introduce el nombre

Introduce el teléfono

Introduce el E-mail

Introduce un email válido

Escoge el estado del manuscrito

Gracias por contactar con Bubok, su mensaje ha sido enviado con éxito. Una persona de nuestro departamento de asesoría al cliente se pondrá en contacto contigo a la mayor brevedad.
Enviar
Organizaciones Exponenciales
Organizaciones Exponenciales
Durante los últimos cinco años, el mundo empresarial ha sido testigo del surgimiento de una nueva generación de empresas las [...] Ver libro
1 libro comprado
desde PANAMÁ