CHERTOGÓN

Comprar Libro en papel por 9,84€ Comprar eBook en PDF por 3€

Yo presencié una vez esta especie de rito, desde el comienzo hasta el final, gracias a una felizcoincidencia, y quiero describirlo para los verdaderos entendidos y amantes de todo lo serio ygrandioso que tiene sabor popular.Aunque por una rama pertenezco a la nobleza, por la otra estoy cerca del «pueblo»: mi madredesciende de una familia de comerciantes. Al casarse abandonaba una casa muy rica, pero no hacíauna boda de conveniencias, sino que se marchaba por amor a mi padre. Mi difunto padre era famosopor sus galanteos y siempre lograba lo que se proponía. Lo mismo le sucedió con mi madre. Sóloque, debido a esta habilidad, mis abuelos no dotaron a mi madre y sólo le dieron, como es natural,sus vestidos, la ropa de cama y las arras, que recibió a la vez que su perdón y su bendición eterna.Mis padres vivían en Oriol, con estrechez, pero también con dignidad, sin pedirles nada a losacaudalados familiares de mi madre ni mantener tampoco trato con ellos. Sin embargo, cuando llegópara mí el momento de marcharme a estudiar a la Universidad, me dijo mi madre

Quiero publicar un libro Ver más libros