Sendas de Arena

Comprar Libro en papel por 12,12€ Comprar eBook en PDF por 3€

creo que mi larga búsqueda ha terminado - dijo el hombre suavemente.Ruth, como en un sueño, vio al otro hombre, que daba la vuelta para mirarla. Parecía másextraño que todos los viejos buscadores de minas que había visto en su vida. Pero éste -teníabondadosos ojos azules que se posaron en ella con singular penetración.-Bien, Adán, creo que tienes razón: es Ruth

Quiero publicar un libro Ver más libros