el secreto de una noche de locura

Comprar Libro en papel por 13,63€ Comprar eBook en PDF por 5€

Una chica soñaba te Una chica soñaba tener un amor, ella escribió un trozo de una canción, que había estado soñando hacía mucho tiempo. Ella era muy apasionada, romántica y demasiado sentimental, le gustaba vivir la vida. Cuando miraba las estrellas y la luna se ponía a llorar porque estaba sola en la vida y a veces, se sentía romántica con la música. Una noche muy estrellada y romántica, la luna estaba radiante y brillante, la brisa de la playa soplaba suave, se fue a pasear sola y se sentó en un banco y allí estaba el chico de sus sueños, como ella siempre imaginó. El chico estaba mirándola fijamente y se acercó para charlar con ella. La chica pensaba que esto no estaba ocurriendo de verdad y se pellizcó. El chico dijo: Hola, ¿Cómo te llamas? Ella respondió: Me llamo Susana, ¿y tú? -Me llamo Alex (hablaba muy apasionadamente),la luna estaba brillante como nunca lo había estado. Se fueron cogidos de la mano a pasear por la playa, ella se sentó encima de una hamaca y él se sentó a su lado y le miró a los ojos diciendo: ¡Que ojos más bonitos tienes!, son azules como el mar, ella pensó que no podía pasar de verdad, pensaba que era un sueño. Acercaron sus cabezas, juntando sus mejillas, luego se besaron, se tumbaron en la arena, se quitaron la ropa muy apasionadamente e hicieron el amor debajo de las estrellas, después de un rato se fueron al mar y se besaron. Ella estaba en la cama dormida y al despertar comprobó que todo había sido un sueño, lo cual la dejó triste y llorosa como la canción que escribió: “Mi soledad y yo”, comprobó que la vida es muy maravillosa y que hay que disfrutarla cada momento. Era por la tarde y ella estaba aburrida, metida en su casa, así que se fue a dar un paseo, se sentó en un banco frente a la playa como en el sueño y él estaba allí, mirándola y sonriéndole, se acercó y... ner un amor, ella escribió un trozo de una canción, que había estado soñando hacía mucho tiempo. Ella era muy apasionada, romántica y demasiado sentimental, le gustaba vivir la vida. Cuando miraba las estrellas y la luna se ponía a llorar porque estaba sola en la vida y a veces, se sentía romántica con la música. Una noche muy estrellada y romántica, la luna estaba radiante y brillante, la brisa de la playa soplaba suave, se fue a pasear sola y se sentó en un banco y allí estaba el chico de sus sueños, como ella siempre imaginó. El chico estaba mirándola fijamente y se acercó para charlar con ella. La chica pensaba que esto no estaba ocurriendo de verdad y se pellizcó. El chico dijo: Hola, ¿Cómo te llamas? Ella respondió: Me llamo Susana, ¿y tú? -Me llamo Alex (hablaba muy apasionadamente),la luna estaba brillante como nunca lo había estado. Se fueron cogidos de la mano a pasear por la playa, ella se sentó encima de una hamaca y él se sentó a su lado y le miró a los ojos diciendo: ¡Que ojos más bonitos tienes!, son azules como el mar, ella pensó que no podía pasar de verdad, pensaba que era un sueño. Acercaron sus cabezas, juntando sus mejillas, luego se besaron, se tumbaron en la arena, se quitaron la ropa muy apasionadamente e hicieron el amor debajo de las estrellas, después de un rato se fueron al mar y se besaron. Ella estaba en la cama dormida y al despertar comprobó que todo había sido un sueño, lo cual la dejó triste y llorosa como la canción que escribió: “Mi soledad y yo”, comprobó que la vida es muy maravillosa y que hay que disfrutarla cada momento. Era por la tarde y ella estaba aburrida, metida en su casa, así que se fue a dar un paseo, se sentó en un banco frente a la playa como en el sueño y él estaba allí, mirándola y sonriéndole, se acercó y...

Quiero publicar un libro Ver más libros