Cuadernos de viaje: Marruecos

Comprar Libro en papel por 15€ Comprar eBook en PDF por 7,50€

Damián nació el 9 de julio de 1980, en Toledo. Influenciado por el ambiente familiar, su madre es maestra especialista en lenguas modernas y literatura, eligió la docencia como profesión. Trabajó desde muy temprano con niños y jóvenes siendo Monitor de Actividades Juveniles, Técnico Deportivo y posteriormente Maestro Especialista en Educación Física. En su último desempeño tiene delegada la responsabilidad en los campos de Juventud, Educación, Cultura y Deportes en el ayuntamiento de Yuncler; su pueblo de siempre.Si combinamos su gusto por todos los deportes, la docencia, su amor por la Naturaleza y la incesante actividad viajera; encontramos la personalidad del autor de este libro.Aunque tiene algún artículo y estudio publicados en la red, éste es su primer relato literario sobre sus viajes. Con la intención de motivar y despertar la curiosidad a sus lectores, aquellos para los que dedica sus esfuerzos profesionales, promete que el texto que tienen en sus manos será el primero de una serie que recogerá bajo el titulo de “Cuadernos de viaje”, lo experimentado en lugares como Nepal, India… y por supuesto España. Marruecos es el destino que en esta ocasión alberga las peripecias del autor con un amigo de la juventud. Un viaje que no estaba en las prioridades de ninguno, pero que sin embargo no dudaron en realizar cuando surgió la idea entre bromas. Una narración sencilla de lo vivido acompañado de citas de la guía de viajes y fotografías tomadas por los protagonistas, abren una pequeña ventana donde asomarse a la cultura marroquí; sus paisajes y sus gentes. “Cuadernos de viaje: Marruecos” es un texto difícil de catalogar, pues comenzó siendo unas simples anotaciones en el diario de viaje recogiendo anécdotas, vivencias, curiosidades y sentimientos sin orden ni concierto, para ser articulado bajo la idea de un libro que pueda despertar la curiosidad y las ganas de conocer otras culturas, vivir aventuras... “Nosotros quizás no fuimos buenos estudiantes, pero teníamos inquietudes, respeto hacia las cosas y por supuesto a las personas. ?ramos activos, aunque fuera para no hacer aquello que debíamos en cada momento, conscientes de sus consecuencias”

Quiero publicar un libro Ver más libros