IDEALES AL CUADRADO

Comprar Libro en papel por 18,40€ Comprar eBook en PDF por 9€

El 27 de diciembre Pablo recibió del Banco la carta de despido incentivado o de jubilación anticipada o como quiera que se llamara “esa mierda pinchada en un palo”, según la definió Luis, camarero de sus confidencias que todas las mañanas le servía un cortado con unas gotas de leche nada más. La estaba esperando y no se sorprendió; sí le parecía, en cambio, una impudencia que hubiera coincidido con el día de su cumpleaños. En realidad, tampoco era exactamente así: su nacimiento, cronometrado por su madre, una profesional de la astrología, se produjo a las 00.00.01 horas de tal día de 1952, por lo que solo a las 24.00.00 horas de todos los 26 de diciembre venideros podía decirse que tenía un año más. Pero aunque ignorado por la entidad bancaria, este hecho no empequeñecía la vileza de echarle a los cincuenta años y un segundo. Salvo que estuvieran hartos de ver las paredes de su despacho cubiertas por su magnifico poto -crecido de las semillas traídas ex profeso de las Islas Salomón- y una especial inquina les provocara la contemplación del enorme cuadro con su carta astral, ¿a santo de qué esa agresión? ¿O es que no podían controlar la correspondencia?

Quiero publicar un libro Ver más libros