El Alcohol no es una bebida refrescante

Comprar eBook en PDF por 0€

Un Caluroso verano,la una de la tarde con el Sol de justica, pegando a una pared de ladrillo, deun patio mediterráneo, con un Impresiónate Parral que con sus frondosas hojas yfrutos deleitan, alrededor de, el, un extraordinario hábitat de animalillos e incestos,que son los protagonista de este relato. Estaba durmiendo un animalito Nocturno,sobado o atontado, entre los ladrillos, como si la noche anterior. Hubiese sido una noche loca,recorriendo litros de Alcohol por susvenas, anunciadas años atrás por un tal Ramocín de la Movida de los ochentas,el animalito aguanto como un campeón hasta las tres de la tarde, hora infernal,desplomándose al vacío, ¿un golpe de calor, bajada de tensión, o la mismaresaca? Levantando como pudo el pequeño vuelo, e introduciendo por un orificiode la chimenea del vecino. Dejando paso a otros animalitos, que te puedesencontrar en un patio campero en un verano

Quiero publicar un libro Ver más libros