No vale la pena hacer promesas

Descargar eBook en PDF

Nadie debería prometer nada pues estamos expuestos a muchas variables que no podemos controlar. La única promesa real es indirecta y nos la hacen nuestros padres, es que moriremos.

Quiero publicar un libro Ver más libros