El 23F en Canarias: El ‘Elefante Blanco’ tenía que venir del archipiélago

Comprar Libro en papel por 9,95€ Comprar eBook en PDF por 3€

El director general de Seguridad, Mariano Nicolás, estaba eufórico. Las trifulcas con los periodistas no eran lo más importante para él porque al fin y al cabo, Roberto Conesa no era un relaciones públicas sino un policía. Su antiguo hombre de confianza en Valencia le había proporcionado el mayor de los éxitos y el reconocimiento del ministro, Rodolfo Martín Villa. Hasta le felicitó el presidente del Gobierno, Adolfo Suárez, al que había sacado de un verdadero aprieto ya que el doble secuestro de Oriol y Villaescusa estuvo a punto de originar un golpe de Estado por los sectores involucionistas del régimen, que se asían a cualquier circunstancias para impedir el referéndum sobre la reforma política (*Los secretos del poder. José Díaz Herrera). No estaba mal para empezar.

Quiero publicar un libro Ver más libros