El método madre canguro y el papel de la enfermería

Comprar Libro en papel por 6,52€ Comprar eBook en PDF por 0€

El método canguro se basa en el contacto piel con piel entre la madre y el recién nacido. El niño es colocado en posición vertical sobre el pecho de la madre, entre sus senos y en decúbito ventral, con contacto directo piel con piel madre e hijo. Es deseable que se acompañe de lactancia materna. Su población de intervención son los recién nacidos prematuros y/o niños a término de bajo peso, tan pronto como sea posible. Es de inicio hospitalario y se propone como complemento en las unidades de cuidados neonatales. Entre los beneficios del método está la estabilización más rápida del recién nacidos en cuanto a nivel de oxígeno, respiración y frecuencia cardíaca; contribuye a la termoregulación y favorece la lactancia materna. Además, los bebés lloran menos, están más tranquilos y se establece rápidamente el vínculo entre madre e hijo. La madre se convierte en la protagonista del equipo que propicia los cuidados al bebé, aumentando su autoconfianza. Según la OMS el método madre canguro es una técnica eficaz que puede ayudar a disminuir la tasa de mortalidad mundial, ya que permite cubrir muchas de las necesidades del bebé y ser una alternativa al uso de incubadoras. El papel de la enfermera en el cuidado del niño que va a prácticar el método madre canguro será el de informar sobre sus ventajas, enseñar cómo se realiza la técnica y tomar y registrar constantes y respuestas conductuales de la madre y del recién nacido. Además deberá explicar la importancia de que la madre alimente con su leche a su hijo.

Quiero publicar un libro Ver más libros