El parto: Posiciones en el alumbramiento

Comprar eBook en PDF por 0€

La posición materna en el parto ha ido evolucionado a lo largo de la historia. Antiguamente se usaban las posiciones verticales y las mujeres eran las protagonistas del parto. Sin embargo, hoy en día, la mayoría de los partos suceden en el medio hospitalario y situando a la mujer en posiciones horizontales (litotomía o supina). En este estudio se ha realizado una revisión bibliográfica con el objetivo de conocer las diferentes posiciones que se pueden adoptar en el parto, así como sus ventajas e inconvenientes. Los resultados obtenidos revelan que los partos que se realizan en posiciones verticales frente a los horizontales presentan ventajas tales como: disminución de la duración del período expulsivo, reducción de los partos instrumentados, reducción de episiotomías, menor número de informes de dolor intenso en el parto y menos patrones de frecuencia cardiaca fetal anormal. Presentan, por otro lado, los siguientes inconvenientes: aumento de los desgarros perineales y aumento de la pérdida sanguínea estimada. Se concluye que las posiciones verticales tienen más ventajas frente a las horizontales excepto en el aumento del sangrado y la menor comodidad del profesional y que, por tanto, los profesionales sanitarios deben formarse en la atención al parto en las diferentes posiciones, así como permitir y estimular que las mujeres adopten la posición que instintivamente les resulte más cómoda y que deambulen durante el proceso.

Quiero publicar un libro Ver más libros