Crítica creación

Comprar Libro en papel por 15€ Comprar eBook en PDF por 2€

Si la crítica no generara problemas, no sería crítica al fin y al cabo. Por ello, si la crítica tiene alguna función hoy, esa es la del planteamiento de problemas dentro de la estabilidad que imponen la industria del espectáculo y los medios masivos, medios e industria que someten al verdadero arte a la desaparición, en pos de garantizar la insensibilidad, de manera tal de quitarnos la capacidad de pensar y de sentir de otra manera. Que como espectadores logremos sensibilidad debería ser pues un ideal de la crítica, ideal al que habría que sumarle la posibilidad de que la crítica se constituyera en un lugar donde las sociedades modernas, a propósito de una obra de arte, pudieran hablar de todo. La cuestión es cómo. El periodismo al que nos han acostumbrado funciona limitando la inventiva, la expresión. Así, la crítica debería ser una rama de la poesía antes que una rama del periodismo. El arte nos encanta. Dicho esto en la mejor de las acepciones de la palabra “encantar”: la obra de arte provoca maravillas, ejerce sobre nosotros un poder, nos moviliza, nos ilusiona, seduce, conquista, nos hace pensar. No otra cosa tendría que hacer por nosotros la crítica.

Quiero publicar un libro Ver más libros