bubok.es utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y a recordar sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Ver política de privacidad. OK
Buscar en Bubok

Memorias de un médico bilbaino en La Mancha

Impuestos y envío no incluidos
Compra online y recoge tu pedido gratis en nuestra tienda
Pídelo ahora y págalo contra reembolso
  • Autor: Iñaki Larrea Villa
  • Estado: Público
  • N° de páginas: 257
  • Tamaño: 150x210
  • Interior: Blanco y negro
  • Maquetación: Pegado
  • Acabado portada: Brillo
  • ISBN eBook en PDF: 978-84-9009-661-1
    ISBN Libro en papel: 978-84-9981-504-6
  • Descargas: 1.851
  • Ebooks vendidos: 7
  • Vendidos: 457
  • Nº de ejemplares vendidos en librerías: 18
Ver ficha técnica completa
Colección de vivencias y anécdotas ocurridas a lo largo de mi vida, tanto en mi tierra natal, Bilbao, como en la que ahora vivo, Ciudad Real. Muchas de ellas relacionadas con mi profesión de médico de uvi-móvil.
1 comentario sobre este libro Regístrate para comentar sobre este libro
26 de Julio de 2012 por Inmacu
Ayer, por casualidad, leí en la revista de PSN que un mutualista había escrito un libro y que lo podía descargar. Lo hice en el momento, sin pensarlo mucho. Pues se me pasó el día y parte de la noche que ni me enteré. Porque no pude dejar de leerlo hasta que lo terminé. Me encontré con un maravilloso libro de memorias, vivencias del autor, con el que me identifico plenamente. Soy vasca, soy médico, estudié en Leioa los preclínicos y en Basurto de 4º a 6º, estoy viviendo fuera de mi Bocho, pero lo sigo visitando. Gran parte de mi vida ha transcurrido por los mismos lugares que el autor describe de Bilbao y Guecho y casi en las mismas fechas. Me ha encantado su narración intercalada y sus "puyitas" a todo lo que le parece, o pareció en su momento, mal o menos bueno. Nos da una visión muy agradable de la misión del médico de pueblo y luego de su "especialidad" de UVI-Móvil. Los retratos de su familia y entorno nos hacen quererlos con sus defectos, señalados en pocas ocasiones y con sus virtudes siempre resaltadas. Nos demuestra su cultura, influída por su padre sobre todo, con sus lecturas y su música, sus inquietudes artísticas y las cualidades pictóricas y la semblanza que hace de Toñi, su esposa, demuestra un hombre enamorado y agradecido. Ahora no lo está pasando muy bien con su enfermedad pero le envío todo el ánimo del que soy capaz y mis deseos de una pronta recuperación. Te lo mereces Iñaki, Ina, D. Ignacio o como quiera que te conozcan. Por tí, por tu esposa, por tus hijas, por todos. Muchos Musus.