Esta web, cuyo responsable es Bubok Publishing, s.l., utiliza cookies (pequeños archivos de información que se guardan en su navegador), tanto propias como de terceros, para el funcionamiento de la web (necesarias), analíticas (análisis anónimo de su navegación en el sitio web) y de redes sociales (para que pueda interactuar con ellas). Puede consultar nuestra política de cookies. Puede aceptar las cookies, rechazarlas, configurarlas o ver más información pulsando en el botón correspondiente.
AceptarRechazarConfiguración y más información
Buscar en Bubok

La Nueva Lira

EUR 6,28
Cantidad
+
  • Compra online y recibe tu pedido donde quieras
  • Si lo prefieres puedes pedirlo contra reembolso
  • También puedes recogerlo en nuestra tienda de Madrid
Añadir a la cesta
Iniciar compra
Pago disponible con Amazon Pay, tarjeta, Paypal, Bizum, transferencia o giro postal
También puedes:
Comprarlo en Argentina Comprarlo en México Comprarlo en Colombia
detalles del producto:
  • Autor: Ramiro Padilla Guerrero
  • Estado: Público
  • N° de páginas: 159
  • Tamaño: 150x210
  • Interior: Blanco y negro
  • Maquetación: Rústica (tapa blanda)
  • Acabado portada: Brillo
  • Descargas: 114
  • Ebooks vendidos: 2
  • Libros vendidos: 1
  • Última actualización: 04/05/2022
Esta obra te invita a conocer los cincuenta (50) estilos más recientes de las nuevas estructuras clásicas difundidas por la web y otros medios; los nombres de cada creador de los nuevos estilos presentados, su nacionalidad y fecha en la cual los dieron a conocer; las normas para construir poemas dentro de estos nuevos estilos poéticos; un ejemplo personal del autor de este libro, de cada uno de los nuevos formatos clásicos, y los conceptos y ejemplos de cada creador de las nuevas formas poéticas clásicas, escritos en sus sitios web.                                      

Por lo tanto, tienes en tus manos apreciado lector, una obra sobre la nueva poesía clásica o NUEVA LIRA, que será vanguardia en un futuro no lejano.
56 Comentarios sobre este libro Regístrate para comentar sobre este libro
20 de Julio de 2015 por Anónimo
Deseo compartir con mis futuros lectores el concepto del ilustre poeta y escritor uruguayo, el maestro Nelson Guerra.

Ramiro:
Tu obra es sumamente meritoria, y de alguna manera va a convertirse en fuente de consulta para los futuros investigadores que deseen saber qué fue lo que ocurrió en las primeras décadas del siglo XXI en materia poética. Sin duda refleja una reacción contra el predominio de movimiento iniciado por el simbolismo, fundamentalmente desde Mallarmée (1860) que fundó una estética que notoriamente separó al lector mayoritario de la poesía, y que constituyó la nueva "Academia" que dominó la escena durante un siglo y medio. Era hora de levantarse contra ella, y de liberar a los rechazados. De toda esta actitud reformista, lo único que yo lamento es el exceso en el discurso de corte renacentista y barroco, volcado hacia lo amoroso y galante, lo que limita el discurso poético de muchos, y conduce a la estéril reiteración. No creo que debamos retornar a la idealización de las "Mi Señora", eso sería un terrible paso atrás, y anularía la mejor virtud que se puede hallar en la "Nueva Lira": la recuperación de la eufonía, contra el discurso, generalmente oscuro, hermético, y muchas veces falso de los amontonadores de palabras, que para peor es malsonante, sucio, y sin sentido. Para peor, el retorno al servilismo hacia la figura lírica de la amada, sería hoy, antifeminista, y por lo tanto, antihistórico.
Ahí se va ubicar el principal argumento de los reaccionarios.
Personalmente creo que toda la poesía es necesaria. No deseo ni busco la desaparición de ningún tipo de discurso poético. Pero estoy convencido que la recuperación del lenguaje como instrumento eufónico, es un gran paso adelante. Toda una revolución.
Un gran abrazo. y el mayor de los éxitos.
Nelson Guerra
20 de Julio de 2015 por Anónimo
Deseo compartir con mis futuros lectores el concepto del ilustre poeta y escritor uruguayo, el maestro Nelson Guerra.

Ramiro:
Tu obra es sumamente meritoria, y de alguna manera va a convertirse en fuente de consulta para los futuros investigadores que deseen saber qué fue lo que ocurrió en las primeras décadas del siglo XXI en materia poética. Sin duda refleja una reacción contra el predominio de movimiento iniciado por el simbolismo, fundamentalmente desde Mallarmée (1860) que fundó una estética que notoriamente separó al lector mayoritario de la poesía, y que constituyó la nueva "Academia" que dominó la escena durante un siglo y medio. Era hora de levantarse contra ella, y de liberar a los rechazados. De toda esta actitud reformista, lo único que yo lamento es el exceso en el discurso de corte renacentista y barroco, volcado hacia lo amoroso y galante, lo que limita el discurso poético de muchos, y conduce a la estéril reiteración. No creo que debamos retornar a la idealización de las "Mi Señora", eso sería un terrible paso atrás, y anularía la mejor virtud que se puede hallar en la "Nueva Lira": la recuperación de la eufonía, contra el discurso, generalmente oscuro, hermético, y muchas veces falso de los amontonadores de palabras, que para peor es malsonante, sucio, y sin sentido. Para peor, el retorno al servilismo hacia la figura lírica de la amada, sería hoy, antifeminista, y por lo tanto, antihistórico.
Ahí se va ubicar el principal argumento de los reaccionarios.
Personalmente creo que toda la poesía es necesaria. No deseo ni busco la desaparición de ningún tipo de discurso poético. Pero estoy convencido que la recuperación del lenguaje como instrumento eufónico, es un gran paso adelante. Toda una revolución.
Un gran abrazo. y el mayor de los éxitos.
Nelson Guerra
20 de Julio de 2015 por Anónimo
Deseo compartir con mis futuros lectores el concepto del ilustre poeta y escritor uruguayo, el maestro Nelson Guerra.

Ramiro:
Tu obra es sumamente meritoria, y de alguna manera va a convertirse en fuente de consulta para los futuros investigadores que deseen saber qué fue lo que ocurrió en las primeras décadas del siglo XXI en materia poética. Sin duda refleja una reacción contra el predominio de movimiento iniciado por el simbolismo, fundamentalmente desde Mallarmée (1860) que fundó una estética que notoriamente separó al lector mayoritario de la poesía, y que constituyó la nueva "Academia" que dominó la escena durante un siglo y medio. Era hora de levantarse contra ella, y de liberar a los rechazados. De toda esta actitud reformista, lo único que yo lamento es el exceso en el discurso de corte renacentista y barroco, volcado hacia lo amoroso y galante, lo que limita el discurso poético de muchos, y conduce a la estéril reiteración. No creo que debamos retornar a la idealización de las "Mi Señora", eso sería un terrible paso atrás, y anularía la mejor virtud que se puede hallar en la "Nueva Lira": la recuperación de la eufonía, contra el discurso, generalmente oscuro, hermético, y muchas veces falso de los amontonadores de palabras, que para peor es malsonante, sucio, y sin sentido. Para peor, el retorno al servilismo hacia la figura lírica de la amada, sería hoy, antifeminista, y por lo tanto, antihistórico.
Ahí se va ubicar el principal argumento de los reaccionarios.
Personalmente creo que toda la poesía es necesaria. No deseo ni busco la desaparición de ningún tipo de discurso poético. Pero estoy convencido que la recuperación del lenguaje como instrumento eufónico, es un gran paso adelante. Toda una revolución.
Un gran abrazo. y el mayor de los éxitos.
Nelson Guerra
20 de Julio de 2015 por Anónimo
Deseo compartir con mis futuros lectores el concepto del ilustre poeta y escritor uruguayo, el maestro Nelson Guerra.

Ramiro:
Tu obra es sumamente meritoria, y de alguna manera va a convertirse en fuente de consulta para los futuros investigadores que deseen saber qué fue lo que ocurrió en las primeras décadas del siglo XXI en materia poética. Sin duda refleja una reacción contra el predominio de movimiento iniciado por el simbolismo, fundamentalmente desde Mallarmée (1860) que fundó una estética que notoriamente separó al lector mayoritario de la poesía, y que constituyó la nueva "Academia" que dominó la escena durante un siglo y medio. Era hora de levantarse contra ella, y de liberar a los rechazados. De toda esta actitud reformista, lo único que yo lamento es el exceso en el discurso de corte renacentista y barroco, volcado hacia lo amoroso y galante, lo que limita el discurso poético de muchos, y conduce a la estéril reiteración. No creo que debamos retornar a la idealización de las "Mi Señora", eso sería un terrible paso atrás, y anularía la mejor virtud que se puede hallar en la "Nueva Lira": la recuperación de la eufonía, contra el discurso, generalmente oscuro, hermético, y muchas veces falso de los amontonadores de palabras, que para peor es malsonante, sucio, y sin sentido. Para peor, el retorno al servilismo hacia la figura lírica de la amada, sería hoy, antifeminista, y por lo tanto, antihistórico.
Ahí se va ubicar el principal argumento de los reaccionarios.
Personalmente creo que toda la poesía es necesaria. No deseo ni busco la desaparición de ningún tipo de discurso poético. Pero estoy convencido que la recuperación del lenguaje como instrumento eufónico, es un gran paso adelante. Toda una revolución.
Un gran abrazo. y el mayor de los éxitos.
Nelson Guerra
20 de Julio de 2015 por Anónimo
Deseo compartir con mis futuros lectores el concepto del ilustre poeta y escritor uruguayo, el maestro Nelson Guerra.

Ramiro:
Tu obra es sumamente meritoria, y de alguna manera va a convertirse en fuente de consulta para los futuros investigadores que deseen saber qué fue lo que ocurrió en las primeras décadas del siglo XXI en materia poética. Sin duda refleja una reacción contra el predominio de movimiento iniciado por el simbolismo, fundamentalmente desde Mallarmée (1860) que fundó una estética que notoriamente separó al lector mayoritario de la poesía, y que constituyó la nueva "Academia" que dominó la escena durante un siglo y medio. Era hora de levantarse contra ella, y de liberar a los rechazados. De toda esta actitud reformista, lo único que yo lamento es el exceso en el discurso de corte renacentista y barroco, volcado hacia lo amoroso y galante, lo que limita el discurso poético de muchos, y conduce a la estéril reiteración. No creo que debamos retornar a la idealización de las "Mi Señora", eso sería un terrible paso atrás, y anularía la mejor virtud que se puede hallar en la "Nueva Lira": la recuperación de la eufonía, contra el discurso, generalmente oscuro, hermético, y muchas veces falso de los amontonadores de palabras, que para peor es malsonante, sucio, y sin sentido. Para peor, el retorno al servilismo hacia la figura lírica de la amada, sería hoy, antifeminista, y por lo tanto, antihistórico.
Ahí se va ubicar el principal argumento de los reaccionarios.
Personalmente creo que toda la poesía es necesaria. No deseo ni busco la desaparición de ningún tipo de discurso poético. Pero estoy convencido que la recuperación del lenguaje como instrumento eufónico, es un gran paso adelante. Toda una revolución.
Un gran abrazo. y el mayor de los éxitos.
Nelson Guerra
20 de Julio de 2015 por Anónimo
Deseo compartir con mis futuros lectores el concepto del ilustre poeta y escritor uruguayo, el maestro Nelson Guerra.

Ramiro:
Tu obra es sumamente meritoria, y de alguna manera va a convertirse en fuente de consulta para los futuros investigadores que deseen saber qué fue lo que ocurrió en las primeras décadas del siglo XXI en materia poética. Sin duda refleja una reacción contra el predominio de movimiento iniciado por el simbolismo, fundamentalmente desde Mallarmée (1860) que fundó una estética que notoriamente separó al lector mayoritario de la poesía, y que constituyó la nueva "Academia" que dominó la escena durante un siglo y medio. Era hora de levantarse contra ella, y de liberar a los rechazados. De toda esta actitud reformista, lo único que yo lamento es el exceso en el discurso de corte renacentista y barroco, volcado hacia lo amoroso y galante, lo que limita el discurso poético de muchos, y conduce a la estéril reiteración. No creo que debamos retornar a la idealización de las "Mi Señora", eso sería un terrible paso atrás, y anularía la mejor virtud que se puede hallar en la "Nueva Lira": la recuperación de la eufonía, contra el discurso, generalmente oscuro, hermético, y muchas veces falso de los amontonadores de palabras, que para peor es malsonante, sucio, y sin sentido. Para peor, el retorno al servilismo hacia la figura lírica de la amada, sería hoy, antifeminista, y por lo tanto, antihistórico.
Ahí se va ubicar el principal argumento de los reaccionarios.
Personalmente creo que toda la poesía es necesaria. No deseo ni busco la desaparición de ningún tipo de discurso poético. Pero estoy convencido que la recuperación del lenguaje como instrumento eufónico, es un gran paso adelante. Toda una revolución.
Un gran abrazo. y el mayor de los éxitos.
Nelson Guerra
20 de Julio de 2015 por Anónimo
Deseo compartir con mis futuros lectores el concepto del ilustre poeta y escritor uruguayo, el maestro Nelson Guerra.

Ramiro:
Tu obra es sumamente meritoria, y de alguna manera va a convertirse en fuente de consulta para los futuros investigadores que deseen saber qué fue lo que ocurrió en las primeras décadas del siglo XXI en materia poética. Sin duda refleja una reacción contra el predominio de movimiento iniciado por el simbolismo, fundamentalmente desde Mallarmée (1860) que fundó una estética que notoriamente separó al lector mayoritario de la poesía, y que constituyó la nueva "Academia" que dominó la escena durante un siglo y medio. Era hora de levantarse contra ella, y de liberar a los rechazados. De toda esta actitud reformista, lo único que yo lamento es el exceso en el discurso de corte renacentista y barroco, volcado hacia lo amoroso y galante, lo que limita el discurso poético de muchos, y conduce a la estéril reiteración. No creo que debamos retornar a la idealización de las "Mi Señora", eso sería un terrible paso atrás, y anularía la mejor virtud que se puede hallar en la "Nueva Lira": la recuperación de la eufonía, contra el discurso, generalmente oscuro, hermético, y muchas veces falso de los amontonadores de palabras, que para peor es malsonante, sucio, y sin sentido. Para peor, el retorno al servilismo hacia la figura lírica de la amada, sería hoy, antifeminista, y por lo tanto, antihistórico.
Ahí se va ubicar el principal argumento de los reaccionarios.
Personalmente creo que toda la poesía es necesaria. No deseo ni busco la desaparición de ningún tipo de discurso poético. Pero estoy convencido que la recuperación del lenguaje como instrumento eufónico, es un gran paso adelante. Toda una revolución.
Un gran abrazo. y el mayor de los éxitos.
Nelson Guerra
20 de Julio de 2015 por Anónimo
Deseo compartir con mis futuros lectores el concepto del ilustre poeta y escritor uruguayo, el maestro Nelson Guerra.

Ramiro:
Tu obra es sumamente meritoria, y de alguna manera va a convertirse en fuente de consulta para los futuros investigadores que deseen saber qué fue lo que ocurrió en las primeras décadas del siglo XXI en materia poética. Sin duda refleja una reacción contra el predominio de movimiento iniciado por el simbolismo, fundamentalmente desde Mallarmée (1860) que fundó una estética que notoriamente separó al lector mayoritario de la poesía, y que constituyó la nueva "Academia" que dominó la escena durante un siglo y medio. Era hora de levantarse contra ella, y de liberar a los rechazados. De toda esta actitud reformista, lo único que yo lamento es el exceso en el discurso de corte renacentista y barroco, volcado hacia lo amoroso y galante, lo que limita el discurso poético de muchos, y conduce a la estéril reiteración. No creo que debamos retornar a la idealización de las "Mi Señora", eso sería un terrible paso atrás, y anularía la mejor virtud que se puede hallar en la "Nueva Lira": la recuperación de la eufonía, contra el discurso, generalmente oscuro, hermético, y muchas veces falso de los amontonadores de palabras, que para peor es malsonante, sucio, y sin sentido. Para peor, el retorno al servilismo hacia la figura lírica de la amada, sería hoy, antifeminista, y por lo tanto, antihistórico.
Ahí se va ubicar el principal argumento de los reaccionarios.
Personalmente creo que toda la poesía es necesaria. No deseo ni busco la desaparición de ningún tipo de discurso poético. Pero estoy convencido que la recuperación del lenguaje como instrumento eufónico, es un gran paso adelante. Toda una revolución.
Un gran abrazo. y el mayor de los éxitos.
Nelson Guerra
20 de Julio de 2015 por Anónimo
Deseo compartir con mis futuros lectores el concepto del ilustre poeta y escritor uruguayo, el maestro Nelson Guerra.

Ramiro:
Tu obra es sumamente meritoria, y de alguna manera va a convertirse en fuente de consulta para los futuros investigadores que deseen saber qué fue lo que ocurrió en las primeras décadas del siglo XXI en materia poética. Sin duda refleja una reacción contra el predominio de movimiento iniciado por el simbolismo, fundamentalmente desde Mallarmée (1860) que fundó una estética que notoriamente separó al lector mayoritario de la poesía, y que constituyó la nueva "Academia" que dominó la escena durante un siglo y medio. Era hora de levantarse contra ella, y de liberar a los rechazados. De toda esta actitud reformista, lo único que yo lamento es el exceso en el discurso de corte renacentista y barroco, volcado hacia lo amoroso y galante, lo que limita el discurso poético de muchos, y conduce a la estéril reiteración. No creo que debamos retornar a la idealización de las "Mi Señora", eso sería un terrible paso atrás, y anularía la mejor virtud que se puede hallar en la "Nueva Lira": la recuperación de la eufonía, contra el discurso, generalmente oscuro, hermético, y muchas veces falso de los amontonadores de palabras, que para peor es malsonante, sucio, y sin sentido. Para peor, el retorno al servilismo hacia la figura lírica de la amada, sería hoy, antifeminista, y por lo tanto, antihistórico.
Ahí se va ubicar el principal argumento de los reaccionarios.
Personalmente creo que toda la poesía es necesaria. No deseo ni busco la desaparición de ningún tipo de discurso poético. Pero estoy convencido que la recuperación del lenguaje como instrumento eufónico, es un gran paso adelante. Toda una revolución.
Un gran abrazo. y el mayor de los éxitos.
Nelson Guerra
20 de Julio de 2015 por Anónimo
Deseo compartir con mis futuros lectores el concepto del ilustre poeta y escritor uruguayo, el maestro Nelson Guerra.

Ramiro:
Tu obra es sumamente meritoria, y de alguna manera va a convertirse en fuente de consulta para los futuros investigadores que deseen saber qué fue lo que ocurrió en las primeras décadas del siglo XXI en materia poética. Sin duda refleja una reacción contra el predominio de movimiento iniciado por el simbolismo, fundamentalmente desde Mallarmée (1860) que fundó una estética que notoriamente separó al lector mayoritario de la poesía, y que constituyó la nueva "Academia" que dominó la escena durante un siglo y medio. Era hora de levantarse contra ella, y de liberar a los rechazados. De toda esta actitud reformista, lo único que yo lamento es el exceso en el discurso de corte renacentista y barroco, volcado hacia lo amoroso y galante, lo que limita el discurso poético de muchos, y conduce a la estéril reiteración. No creo que debamos retornar a la idealización de las "Mi Señora", eso sería un terrible paso atrás, y anularía la mejor virtud que se puede hallar en la "Nueva Lira": la recuperación de la eufonía, contra el discurso, generalmente oscuro, hermético, y muchas veces falso de los amontonadores de palabras, que para peor es malsonante, sucio, y sin sentido. Para peor, el retorno al servilismo hacia la figura lírica de la amada, sería hoy, antifeminista, y por lo tanto, antihistórico.
Ahí se va ubicar el principal argumento de los reaccionarios.
Personalmente creo que toda la poesía es necesaria. No deseo ni busco la desaparición de ningún tipo de discurso poético. Pero estoy convencido que la recuperación del lenguaje como instrumento eufónico, es un gran paso adelante. Toda una revolución.
Un gran abrazo. y el mayor de los éxitos.
Nelson Guerra
20 de Julio de 2015 por Anónimo
Deseo compartir con mis futuros lectores el concepto del ilustre poeta y escritor uruguayo, el maestro Nelson Guerra.

Ramiro:
Tu obra es sumamente meritoria, y de alguna manera va a convertirse en fuente de consulta para los futuros investigadores que deseen saber qué fue lo que ocurrió en las primeras décadas del siglo XXI en materia poética. Sin duda refleja una reacción contra el predominio de movimiento iniciado por el simbolismo, fundamentalmente desde Mallarmée (1860) que fundó una estética que notoriamente separó al lector mayoritario de la poesía, y que constituyó la nueva "Academia" que dominó la escena durante un siglo y medio. Era hora de levantarse contra ella, y de liberar a los rechazados. De toda esta actitud reformista, lo único que yo lamento es el exceso en el discurso de corte renacentista y barroco, volcado hacia lo amoroso y galante, lo que limita el discurso poético de muchos, y conduce a la estéril reiteración. No creo que debamos retornar a la idealización de las "Mi Señora", eso sería un terrible paso atrás, y anularía la mejor virtud que se puede hallar en la "Nueva Lira": la recuperación de la eufonía, contra el discurso, generalmente oscuro, hermético, y muchas veces falso de los amontonadores de palabras, que para peor es malsonante, sucio, y sin sentido. Para peor, el retorno al servilismo hacia la figura lírica de la amada, sería hoy, antifeminista, y por lo tanto, antihistórico.
Ahí se va ubicar el principal argumento de los reaccionarios.
Personalmente creo que toda la poesía es necesaria. No deseo ni busco la desaparición de ningún tipo de discurso poético. Pero estoy convencido que la recuperación del lenguaje como instrumento eufónico, es un gran paso adelante. Toda una revolución.
Un gran abrazo. y el mayor de los éxitos.
Nelson Guerra
20 de Julio de 2015 por Anónimo
Deseo compartir con mis futuros lectores el concepto del ilustre poeta y escritor uruguayo, el maestro Nelson Guerra.

Ramiro:
Tu obra es sumamente meritoria, y de alguna manera va a convertirse en fuente de consulta para los futuros investigadores que deseen saber qué fue lo que ocurrió en las primeras décadas del siglo XXI en materia poética. Sin duda refleja una reacción contra el predominio de movimiento iniciado por el simbolismo, fundamentalmente desde Mallarmée (1860) que fundó una estética que notoriamente separó al lector mayoritario de la poesía, y que constituyó la nueva "Academia" que dominó la escena durante un siglo y medio. Era hora de levantarse contra ella, y de liberar a los rechazados. De toda esta actitud reformista, lo único que yo lamento es el exceso en el discurso de corte renacentista y barroco, volcado hacia lo amoroso y galante, lo que limita el discurso poético de muchos, y conduce a la estéril reiteración. No creo que debamos retornar a la idealización de las "Mi Señora", eso sería un terrible paso atrás, y anularía la mejor virtud que se puede hallar en la "Nueva Lira": la recuperación de la eufonía, contra el discurso, generalmente oscuro, hermético, y muchas veces falso de los amontonadores de palabras, que para peor es malsonante, sucio, y sin sentido. Para peor, el retorno al servilismo hacia la figura lírica de la amada, sería hoy, antifeminista, y por lo tanto, antihistórico.
Ahí se va ubicar el principal argumento de los reaccionarios.
Personalmente creo que toda la poesía es necesaria. No deseo ni busco la desaparición de ningún tipo de discurso poético. Pero estoy convencido que la recuperación del lenguaje como instrumento eufónico, es un gran paso adelante. Toda una revolución.
Un gran abrazo. y el mayor de los éxitos.
Nelson Guerra
20 de Julio de 2015 por Anónimo
Deseo compartir con mis futuros lectores el concepto del ilustre poeta y escritor uruguayo, el maestro Nelson Guerra.

Ramiro:
Tu obra es sumamente meritoria, y de alguna manera va a convertirse en fuente de consulta para los futuros investigadores que deseen saber qué fue lo que ocurrió en las primeras décadas del siglo XXI en materia poética. Sin duda refleja una reacción contra el predominio de movimiento iniciado por el simbolismo, fundamentalmente desde Mallarmée (1860) que fundó una estética que notoriamente separó al lector mayoritario de la poesía, y que constituyó la nueva "Academia" que dominó la escena durante un siglo y medio. Era hora de levantarse contra ella, y de liberar a los rechazados. De toda esta actitud reformista, lo único que yo lamento es el exceso en el discurso de corte renacentista y barroco, volcado hacia lo amoroso y galante, lo que limita el discurso poético de muchos, y conduce a la estéril reiteración. No creo que debamos retornar a la idealización de las "Mi Señora", eso sería un terrible paso atrás, y anularía la mejor virtud que se puede hallar en la "Nueva Lira": la recuperación de la eufonía, contra el discurso, generalmente oscuro, hermético, y muchas veces falso de los amontonadores de palabras, que para peor es malsonante, sucio, y sin sentido. Para peor, el retorno al servilismo hacia la figura lírica de la amada, sería hoy, antifeminista, y por lo tanto, antihistórico.
Ahí se va ubicar el principal argumento de los reaccionarios.
Personalmente creo que toda la poesía es necesaria. No deseo ni busco la desaparición de ningún tipo de discurso poético. Pero estoy convencido que la recuperación del lenguaje como instrumento eufónico, es un gran paso adelante. Toda una revolución.
Un gran abrazo. y el mayor de los éxitos.
Nelson Guerra
20 de Julio de 2015 por Anónimo
Deseo compartir con mis futuros lectores el concepto del ilustre poeta y escritor uruguayo, el maestro Nelson Guerra.

Ramiro:
Tu obra es sumamente meritoria, y de alguna manera va a convertirse en fuente de consulta para los futuros investigadores que deseen saber qué fue lo que ocurrió en las primeras décadas del siglo XXI en materia poética. Sin duda refleja una reacción contra el predominio de movimiento iniciado por el simbolismo, fundamentalmente desde Mallarmée (1860) que fundó una estética que notoriamente separó al lector mayoritario de la poesía, y que constituyó la nueva "Academia" que dominó la escena durante un siglo y medio. Era hora de levantarse contra ella, y de liberar a los rechazados. De toda esta actitud reformista, lo único que yo lamento es el exceso en el discurso de corte renacentista y barroco, volcado hacia lo amoroso y galante, lo que limita el discurso poético de muchos, y conduce a la estéril reiteración. No creo que debamos retornar a la idealización de las "Mi Señora", eso sería un terrible paso atrás, y anularía la mejor virtud que se puede hallar en la "Nueva Lira": la recuperación de la eufonía, contra el discurso, generalmente oscuro, hermético, y muchas veces falso de los amontonadores de palabras, que para peor es malsonante, sucio, y sin sentido. Para peor, el retorno al servilismo hacia la figura lírica de la amada, sería hoy, antifeminista, y por lo tanto, antihistórico.
Ahí se va ubicar el principal argumento de los reaccionarios.
Personalmente creo que toda la poesía es necesaria. No deseo ni busco la desaparición de ningún tipo de discurso poético. Pero estoy convencido que la recuperación del lenguaje como instrumento eufónico, es un gran paso adelante. Toda una revolución.
Un gran abrazo. y el mayor de los éxitos.
Nelson Guerra
20 de Julio de 2015 por Anónimo
Deseo compartir con mis futuros lectores el concepto del ilustre poeta y escritor uruguayo, el maestro Nelson Guerra.

Ramiro:
Tu obra es sumamente meritoria, y de alguna manera va a convertirse en fuente de consulta para los futuros investigadores que deseen saber qué fue lo que ocurrió en las primeras décadas del siglo XXI en materia poética. Sin duda refleja una reacción contra el predominio de movimiento iniciado por el simbolismo, fundamentalmente desde Mallarmée (1860) que fundó una estética que notoriamente separó al lector mayoritario de la poesía, y que constituyó la nueva "Academia" que dominó la escena durante un siglo y medio. Era hora de levantarse contra ella, y de liberar a los rechazados. De toda esta actitud reformista, lo único que yo lamento es el exceso en el discurso de corte renacentista y barroco, volcado hacia lo amoroso y galante, lo que limita el discurso poético de muchos, y conduce a la estéril reiteración. No creo que debamos retornar a la idealización de las "Mi Señora", eso sería un terrible paso atrás, y anularía la mejor virtud que se puede hallar en la "Nueva Lira": la recuperación de la eufonía, contra el discurso, generalmente oscuro, hermético, y muchas veces falso de los amontonadores de palabras, que para peor es malsonante, sucio, y sin sentido. Para peor, el retorno al servilismo hacia la figura lírica de la amada, sería hoy, antifeminista, y por lo tanto, antihistórico.
Ahí se va ubicar el principal argumento de los reaccionarios.
Personalmente creo que toda la poesía es necesaria. No deseo ni busco la desaparición de ningún tipo de discurso poético. Pero estoy convencido que la recuperación del lenguaje como instrumento eufónico, es un gran paso adelante. Toda una revolución.
Un gran abrazo. y el mayor de los éxitos.
Nelson Guerra
20 de Julio de 2015 por Anónimo
Deseo compartir con mis futuros lectores el concepto del ilustre poeta y escritor uruguayo, el maestro Nelson Guerra.

Ramiro:
Tu obra es sumamente meritoria, y de alguna manera va a convertirse en fuente de consulta para los futuros investigadores que deseen saber qué fue lo que ocurrió en las primeras décadas del siglo XXI en materia poética. Sin duda refleja una reacción contra el predominio de movimiento iniciado por el simbolismo, fundamentalmente desde Mallarmée (1860) que fundó una estética que notoriamente separó al lector mayoritario de la poesía, y que constituyó la nueva "Academia" que dominó la escena durante un siglo y medio. Era hora de levantarse contra ella, y de liberar a los rechazados. De toda esta actitud reformista, lo único que yo lamento es el exceso en el discurso de corte renacentista y barroco, volcado hacia lo amoroso y galante, lo que limita el discurso poético de muchos, y conduce a la estéril reiteración. No creo que debamos retornar a la idealización de las "Mi Señora", eso sería un terrible paso atrás, y anularía la mejor virtud que se puede hallar en la "Nueva Lira": la recuperación de la eufonía, contra el discurso, generalmente oscuro, hermético, y muchas veces falso de los amontonadores de palabras, que para peor es malsonante, sucio, y sin sentido. Para peor, el retorno al servilismo hacia la figura lírica de la amada, sería hoy, antifeminista, y por lo tanto, antihistórico.
Ahí se va ubicar el principal argumento de los reaccionarios.
Personalmente creo que toda la poesía es necesaria. No deseo ni busco la desaparición de ningún tipo de discurso poético. Pero estoy convencido que la recuperación del lenguaje como instrumento eufónico, es un gran paso adelante. Toda una revolución.
Un gran abrazo. y el mayor de los éxitos.
Nelson Guerra
20 de Julio de 2015 por Anónimo
Deseo compartir con mis futuros lectores el concepto del ilustre poeta y escritor uruguayo, el maestro Nelson Guerra.

Ramiro:
Tu obra es sumamente meritoria, y de alguna manera va a convertirse en fuente de consulta para los futuros investigadores que deseen saber qué fue lo que ocurrió en las primeras décadas del siglo XXI en materia poética. Sin duda refleja una reacción contra el predominio de movimiento iniciado por el simbolismo, fundamentalmente desde Mallarmée (1860) que fundó una estética que notoriamente separó al lector mayoritario de la poesía, y que constituyó la nueva "Academia" que dominó la escena durante un siglo y medio. Era hora de levantarse contra ella, y de liberar a los rechazados. De toda esta actitud reformista, lo único que yo lamento es el exceso en el discurso de corte renacentista y barroco, volcado hacia lo amoroso y galante, lo que limita el discurso poético de muchos, y conduce a la estéril reiteración. No creo que debamos retornar a la idealización de las "Mi Señora", eso sería un terrible paso atrás, y anularía la mejor virtud que se puede hallar en la "Nueva Lira": la recuperación de la eufonía, contra el discurso, generalmente oscuro, hermético, y muchas veces falso de los amontonadores de palabras, que para peor es malsonante, sucio, y sin sentido. Para peor, el retorno al servilismo hacia la figura lírica de la amada, sería hoy, antifeminista, y por lo tanto, antihistórico.
Ahí se va ubicar el principal argumento de los reaccionarios.
Personalmente creo que toda la poesía es necesaria. No deseo ni busco la desaparición de ningún tipo de discurso poético. Pero estoy convencido que la recuperación del lenguaje como instrumento eufónico, es un gran paso adelante. Toda una revolución.
Un gran abrazo. y el mayor de los éxitos.
Nelson Guerra
20 de Julio de 2015 por Anónimo
Deseo compartir con mis futuros lectores el concepto del ilustre poeta y escritor uruguayo, el maestro Nelson Guerra.

Ramiro:
Tu obra es sumamente meritoria, y de alguna manera va a convertirse en fuente de consulta para los futuros investigadores que deseen saber qué fue lo que ocurrió en las primeras décadas del siglo XXI en materia poética. Sin duda refleja una reacción contra el predominio de movimiento iniciado por el simbolismo, fundamentalmente desde Mallarmée (1860) que fundó una estética que notoriamente separó al lector mayoritario de la poesía, y que constituyó la nueva "Academia" que dominó la escena durante un siglo y medio. Era hora de levantarse contra ella, y de liberar a los rechazados. De toda esta actitud reformista, lo único que yo lamento es el exceso en el discurso de corte renacentista y barroco, volcado hacia lo amoroso y galante, lo que limita el discurso poético de muchos, y conduce a la estéril reiteración. No creo que debamos retornar a la idealización de las "Mi Señora", eso sería un terrible paso atrás, y anularía la mejor virtud que se puede hallar en la "Nueva Lira": la recuperación de la eufonía, contra el discurso, generalmente oscuro, hermético, y muchas veces falso de los amontonadores de palabras, que para peor es malsonante, sucio, y sin sentido. Para peor, el retorno al servilismo hacia la figura lírica de la amada, sería hoy, antifeminista, y por lo tanto, antihistórico.
Ahí se va ubicar el principal argumento de los reaccionarios.
Personalmente creo que toda la poesía es necesaria. No deseo ni busco la desaparición de ningún tipo de discurso poético. Pero estoy convencido que la recuperación del lenguaje como instrumento eufónico, es un gran paso adelante. Toda una revolución.
Un gran abrazo. y el mayor de los éxitos.
Nelson Guerra
20 de Julio de 2015 por Anónimo
Deseo compartir con mis futuros lectores el concepto del ilustre poeta y escritor uruguayo, el maestro Nelson Guerra.

Ramiro:
Tu obra es sumamente meritoria, y de alguna manera va a convertirse en fuente de consulta para los futuros investigadores que deseen saber qué fue lo que ocurrió en las primeras décadas del siglo XXI en materia poética. Sin duda refleja una reacción contra el predominio de movimiento iniciado por el simbolismo, fundamentalmente desde Mallarmée (1860) que fundó una estética que notoriamente separó al lector mayoritario de la poesía, y que constituyó la nueva "Academia" que dominó la escena durante un siglo y medio. Era hora de levantarse contra ella, y de liberar a los rechazados. De toda esta actitud reformista, lo único que yo lamento es el exceso en el discurso de corte renacentista y barroco, volcado hacia lo amoroso y galante, lo que limita el discurso poético de muchos, y conduce a la estéril reiteración. No creo que debamos retornar a la idealización de las "Mi Señora", eso sería un terrible paso atrás, y anularía la mejor virtud que se puede hallar en la "Nueva Lira": la recuperación de la eufonía, contra el discurso, generalmente oscuro, hermético, y muchas veces falso de los amontonadores de palabras, que para peor es malsonante, sucio, y sin sentido. Para peor, el retorno al servilismo hacia la figura lírica de la amada, sería hoy, antifeminista, y por lo tanto, antihistórico.
Ahí se va ubicar el principal argumento de los reaccionarios.
Personalmente creo que toda la poesía es necesaria. No deseo ni busco la desaparición de ningún tipo de discurso poético. Pero estoy convencido que la recuperación del lenguaje como instrumento eufónico, es un gran paso adelante. Toda una revolución.
Un gran abrazo. y el mayor de los éxitos.
Nelson Guerra
20 de Julio de 2015 por Anónimo
Deseo compartir con mis futuros lectores el concepto del ilustre poeta y escritor uruguayo, el maestro Nelson Guerra.

Ramiro:
Tu obra es sumamente meritoria, y de alguna manera va a convertirse en fuente de consulta para los futuros investigadores que deseen saber qué fue lo que ocurrió en las primeras décadas del siglo XXI en materia poética. Sin duda refleja una reacción contra el predominio de movimiento iniciado por el simbolismo, fundamentalmente desde Mallarmée (1860) que fundó una estética que notoriamente separó al lector mayoritario de la poesía, y que constituyó la nueva "Academia" que dominó la escena durante un siglo y medio. Era hora de levantarse contra ella, y de liberar a los rechazados. De toda esta actitud reformista, lo único que yo lamento es el exceso en el discurso de corte renacentista y barroco, volcado hacia lo amoroso y galante, lo que limita el discurso poético de muchos, y conduce a la estéril reiteración. No creo que debamos retornar a la idealización de las "Mi Señora", eso sería un terrible paso atrás, y anularía la mejor virtud que se puede hallar en la "Nueva Lira": la recuperación de la eufonía, contra el discurso, generalmente oscuro, hermético, y muchas veces falso de los amontonadores de palabras, que para peor es malsonante, sucio, y sin sentido. Para peor, el retorno al servilismo hacia la figura lírica de la amada, sería hoy, antifeminista, y por lo tanto, antihistórico.
Ahí se va ubicar el principal argumento de los reaccionarios.
Personalmente creo que toda la poesía es necesaria. No deseo ni busco la desaparición de ningún tipo de discurso poético. Pero estoy convencido que la recuperación del lenguaje como instrumento eufónico, es un gran paso adelante. Toda una revolución.
Un gran abrazo. y el mayor de los éxitos.
Nelson Guerra
20 de Julio de 2015 por Anónimo
Deseo compartir con mis futuros lectores el concepto del ilustre poeta y escritor uruguayo, el maestro Nelson Guerra.

Ramiro:
Tu obra es sumamente meritoria, y de alguna manera va a convertirse en fuente de consulta para los futuros investigadores que deseen saber qué fue lo que ocurrió en las primeras décadas del siglo XXI en materia poética. Sin duda refleja una reacción contra el predominio de movimiento iniciado por el simbolismo, fundamentalmente desde Mallarmée (1860) que fundó una estética que notoriamente separó al lector mayoritario de la poesía, y que constituyó la nueva "Academia" que dominó la escena durante un siglo y medio. Era hora de levantarse contra ella, y de liberar a los rechazados. De toda esta actitud reformista, lo único que yo lamento es el exceso en el discurso de corte renacentista y barroco, volcado hacia lo amoroso y galante, lo que limita el discurso poético de muchos, y conduce a la estéril reiteración. No creo que debamos retornar a la idealización de las "Mi Señora", eso sería un terrible paso atrás, y anularía la mejor virtud que se puede hallar en la "Nueva Lira": la recuperación de la eufonía, contra el discurso, generalmente oscuro, hermético, y muchas veces falso de los amontonadores de palabras, que para peor es malsonante, sucio, y sin sentido. Para peor, el retorno al servilismo hacia la figura lírica de la amada, sería hoy, antifeminista, y por lo tanto, antihistórico.
Ahí se va ubicar el principal argumento de los reaccionarios.
Personalmente creo que toda la poesía es necesaria. No deseo ni busco la desaparición de ningún tipo de discurso poético. Pero estoy convencido que la recuperación del lenguaje como instrumento eufónico, es un gran paso adelante. Toda una revolución.
Un gran abrazo. y el mayor de los éxitos.
Nelson Guerra
20 de Julio de 2015 por Anónimo
Deseo compartir con mis futuros lectores el concepto del ilustre poeta y escritor uruguayo, el maestro Nelson Guerra.

Ramiro:
Tu obra es sumamente meritoria, y de alguna manera va a convertirse en fuente de consulta para los futuros investigadores que deseen saber qué fue lo que ocurrió en las primeras décadas del siglo XXI en materia poética. Sin duda refleja una reacción contra el predominio de movimiento iniciado por el simbolismo, fundamentalmente desde Mallarmée (1860) que fundó una estética que notoriamente separó al lector mayoritario de la poesía, y que constituyó la nueva "Academia" que dominó la escena durante un siglo y medio. Era hora de levantarse contra ella, y de liberar a los rechazados. De toda esta actitud reformista, lo único que yo lamento es el exceso en el discurso de corte renacentista y barroco, volcado hacia lo amoroso y galante, lo que limita el discurso poético de muchos, y conduce a la estéril reiteración. No creo que debamos retornar a la idealización de las "Mi Señora", eso sería un terrible paso atrás, y anularía la mejor virtud que se puede hallar en la "Nueva Lira": la recuperación de la eufonía, contra el discurso, generalmente oscuro, hermético, y muchas veces falso de los amontonadores de palabras, que para peor es malsonante, sucio, y sin sentido. Para peor, el retorno al servilismo hacia la figura lírica de la amada, sería hoy, antifeminista, y por lo tanto, antihistórico.
Ahí se va ubicar el principal argumento de los reaccionarios.
Personalmente creo que toda la poesía es necesaria. No deseo ni busco la desaparición de ningún tipo de discurso poético. Pero estoy convencido que la recuperación del lenguaje como instrumento eufónico, es un gran paso adelante. Toda una revolución.
Un gran abrazo. y el mayor de los éxitos.
Nelson Guerra
20 de Julio de 2015 por Anónimo
Deseo compartir con mis futuros lectores el concepto del ilustre poeta y escritor uruguayo, el maestro Nelson Guerra.

Ramiro:
Tu obra es sumamente meritoria, y de alguna manera va a convertirse en fuente de consulta para los futuros investigadores que deseen saber qué fue lo que ocurrió en las primeras décadas del siglo XXI en materia poética. Sin duda refleja una reacción contra el predominio de movimiento iniciado por el simbolismo, fundamentalmente desde Mallarmée (1860) que fundó una estética que notoriamente separó al lector mayoritario de la poesía, y que constituyó la nueva "Academia" que dominó la escena durante un siglo y medio. Era hora de levantarse contra ella, y de liberar a los rechazados. De toda esta actitud reformista, lo único que yo lamento es el exceso en el discurso de corte renacentista y barroco, volcado hacia lo amoroso y galante, lo que limita el discurso poético de muchos, y conduce a la estéril reiteración. No creo que debamos retornar a la idealización de las "Mi Señora", eso sería un terrible paso atrás, y anularía la mejor virtud que se puede hallar en la "Nueva Lira": la recuperación de la eufonía, contra el discurso, generalmente oscuro, hermético, y muchas veces falso de los amontonadores de palabras, que para peor es malsonante, sucio, y sin sentido. Para peor, el retorno al servilismo hacia la figura lírica de la amada, sería hoy, antifeminista, y por lo tanto, antihistórico.
Ahí se va ubicar el principal argumento de los reaccionarios.
Personalmente creo que toda la poesía es necesaria. No deseo ni busco la desaparición de ningún tipo de discurso poético. Pero estoy convencido que la recuperación del lenguaje como instrumento eufónico, es un gran paso adelante. Toda una revolución.
Un gran abrazo. y el mayor de los éxitos.
Nelson Guerra
20 de Julio de 2015 por Anónimo
Deseo compartir con mis futuros lectores el concepto del ilustre poeta y escritor uruguayo, el maestro Nelson Guerra.

Ramiro:
Tu obra es sumamente meritoria, y de alguna manera va a convertirse en fuente de consulta para los futuros investigadores que deseen saber qué fue lo que ocurrió en las primeras décadas del siglo XXI en materia poética. Sin duda refleja una reacción contra el predominio de movimiento iniciado por el simbolismo, fundamentalmente desde Mallarmée (1860) que fundó una estética que notoriamente separó al lector mayoritario de la poesía, y que constituyó la nueva "Academia" que dominó la escena durante un siglo y medio. Era hora de levantarse contra ella, y de liberar a los rechazados. De toda esta actitud reformista, lo único que yo lamento es el exceso en el discurso de corte renacentista y barroco, volcado hacia lo amoroso y galante, lo que limita el discurso poético de muchos, y conduce a la estéril reiteración. No creo que debamos retornar a la idealización de las "Mi Señora", eso sería un terrible paso atrás, y anularía la mejor virtud que se puede hallar en la "Nueva Lira": la recuperación de la eufonía, contra el discurso, generalmente oscuro, hermético, y muchas veces falso de los amontonadores de palabras, que para peor es malsonante, sucio, y sin sentido. Para peor, el retorno al servilismo hacia la figura lírica de la amada, sería hoy, antifeminista, y por lo tanto, antihistórico.
Ahí se va ubicar el principal argumento de los reaccionarios.
Personalmente creo que toda la poesía es necesaria. No deseo ni busco la desaparición de ningún tipo de discurso poético. Pero estoy convencido que la recuperación del lenguaje como instrumento eufónico, es un gran paso adelante. Toda una revolución.
Un gran abrazo. y el mayor de los éxitos.
Nelson Guerra
20 de Julio de 2015 por Anónimo
Deseo compartir con mis futuros lectores el concepto del ilustre poeta y escritor uruguayo, el maestro Nelson Guerra.

Ramiro:
Tu obra es sumamente meritoria, y de alguna manera va a convertirse en fuente de consulta para los futuros investigadores que deseen saber qué fue lo que ocurrió en las primeras décadas del siglo XXI en materia poética. Sin duda refleja una reacción contra el predominio de movimiento iniciado por el simbolismo, fundamentalmente desde Mallarmée (1860) que fundó una estética que notoriamente separó al lector mayoritario de la poesía, y que constituyó la nueva "Academia" que dominó la escena durante un siglo y medio. Era hora de levantarse contra ella, y de liberar a los rechazados. De toda esta actitud reformista, lo único que yo lamento es el exceso en el discurso de corte renacentista y barroco, volcado hacia lo amoroso y galante, lo que limita el discurso poético de muchos, y conduce a la estéril reiteración. No creo que debamos retornar a la idealización de las "Mi Señora", eso sería un terrible paso atrás, y anularía la mejor virtud que se puede hallar en la "Nueva Lira": la recuperación de la eufonía, contra el discurso, generalmente oscuro, hermético, y muchas veces falso de los amontonadores de palabras, que para peor es malsonante, sucio, y sin sentido. Para peor, el retorno al servilismo hacia la figura lírica de la amada, sería hoy, antifeminista, y por lo tanto, antihistórico.
Ahí se va ubicar el principal argumento de los reaccionarios.
Personalmente creo que toda la poesía es necesaria. No deseo ni busco la desaparición de ningún tipo de discurso poético. Pero estoy convencido que la recuperación del lenguaje como instrumento eufónico, es un gran paso adelante. Toda una revolución.
Un gran abrazo. y el mayor de los éxitos.
Nelson Guerra
20 de Julio de 2015 por Anónimo
Deseo compartir con mis futuros lectores el concepto del ilustre poeta y escritor uruguayo, el maestro Nelson Guerra.

Ramiro:
Tu obra es sumamente meritoria, y de alguna manera va a convertirse en fuente de consulta para los futuros investigadores que deseen saber qué fue lo que ocurrió en las primeras décadas del siglo XXI en materia poética. Sin duda refleja una reacción contra el predominio de movimiento iniciado por el simbolismo, fundamentalmente desde Mallarmée (1860) que fundó una estética que notoriamente separó al lector mayoritario de la poesía, y que constituyó la nueva "Academia" que dominó la escena durante un siglo y medio. Era hora de levantarse contra ella, y de liberar a los rechazados. De toda esta actitud reformista, lo único que yo lamento es el exceso en el discurso de corte renacentista y barroco, volcado hacia lo amoroso y galante, lo que limita el discurso poético de muchos, y conduce a la estéril reiteración. No creo que debamos retornar a la idealización de las "Mi Señora", eso sería un terrible paso atrás, y anularía la mejor virtud que se puede hallar en la "Nueva Lira": la recuperación de la eufonía, contra el discurso, generalmente oscuro, hermético, y muchas veces falso de los amontonadores de palabras, que para peor es malsonante, sucio, y sin sentido. Para peor, el retorno al servilismo hacia la figura lírica de la amada, sería hoy, antifeminista, y por lo tanto, antihistórico.
Ahí se va ubicar el principal argumento de los reaccionarios.
Personalmente creo que toda la poesía es necesaria. No deseo ni busco la desaparición de ningún tipo de discurso poético. Pero estoy convencido que la recuperación del lenguaje como instrumento eufónico, es un gran paso adelante. Toda una revolución.
Un gran abrazo. y el mayor de los éxitos.
Nelson Guerra
20 de Julio de 2015 por Anónimo
Deseo compartir con mis futuros lectores el concepto del ilustre poeta y escritor uruguayo, el maestro Nelson Guerra.

Ramiro:
Tu obra es sumamente meritoria, y de alguna manera va a convertirse en fuente de consulta para los futuros investigadores que deseen saber qué fue lo que ocurrió en las primeras décadas del siglo XXI en materia poética. Sin duda refleja una reacción contra el predominio de movimiento iniciado por el simbolismo, fundamentalmente desde Mallarmée (1860) que fundó una estética que notoriamente separó al lector mayoritario de la poesía, y que constituyó la nueva "Academia" que dominó la escena durante un siglo y medio. Era hora de levantarse contra ella, y de liberar a los rechazados. De toda esta actitud reformista, lo único que yo lamento es el exceso en el discurso de corte renacentista y barroco, volcado hacia lo amoroso y galante, lo que limita el discurso poético de muchos, y conduce a la estéril reiteración. No creo que debamos retornar a la idealización de las "Mi Señora", eso sería un terrible paso atrás, y anularía la mejor virtud que se puede hallar en la "Nueva Lira": la recuperación de la eufonía, contra el discurso, generalmente oscuro, hermético, y muchas veces falso de los amontonadores de palabras, que para peor es malsonante, sucio, y sin sentido. Para peor, el retorno al servilismo hacia la figura lírica de la amada, sería hoy, antifeminista, y por lo tanto, antihistórico.
Ahí se va ubicar el principal argumento de los reaccionarios.
Personalmente creo que toda la poesía es necesaria. No deseo ni busco la desaparición de ningún tipo de discurso poético. Pero estoy convencido que la recuperación del lenguaje como instrumento eufónico, es un gran paso adelante. Toda una revolución.
Un gran abrazo. y el mayor de los éxitos.
Nelson Guerra
20 de Julio de 2015 por Anónimo
Deseo compartir con mis futuros lectores el concepto del ilustre poeta y escritor uruguayo, el maestro Nelson Guerra.

Ramiro:
Tu obra es sumamente meritoria, y de alguna manera va a convertirse en fuente de consulta para los futuros investigadores que deseen saber qué fue lo que ocurrió en las primeras décadas del siglo XXI en materia poética. Sin duda refleja una reacción contra el predominio de movimiento iniciado por el simbolismo, fundamentalmente desde Mallarmée (1860) que fundó una estética que notoriamente separó al lector mayoritario de la poesía, y que constituyó la nueva "Academia" que dominó la escena durante un siglo y medio. Era hora de levantarse contra ella, y de liberar a los rechazados. De toda esta actitud reformista, lo único que yo lamento es el exceso en el discurso de corte renacentista y barroco, volcado hacia lo amoroso y galante, lo que limita el discurso poético de muchos, y conduce a la estéril reiteración. No creo que debamos retornar a la idealización de las "Mi Señora", eso sería un terrible paso atrás, y anularía la mejor virtud que se puede hallar en la "Nueva Lira": la recuperación de la eufonía, contra el discurso, generalmente oscuro, hermético, y muchas veces falso de los amontonadores de palabras, que para peor es malsonante, sucio, y sin sentido. Para peor, el retorno al servilismo hacia la figura lírica de la amada, sería hoy, antifeminista, y por lo tanto, antihistórico.
Ahí se va ubicar el principal argumento de los reaccionarios.
Personalmente creo que toda la poesía es necesaria. No deseo ni busco la desaparición de ningún tipo de discurso poético. Pero estoy convencido que la recuperación del lenguaje como instrumento eufónico, es un gran paso adelante. Toda una revolución.
Un gran abrazo. y el mayor de los éxitos.
Nelson Guerra
20 de Julio de 2015 por Anónimo
Deseo compartir con mis futuros lectores el concepto del ilustre poeta y escritor uruguayo, el maestro Nelson Guerra.

Ramiro:
Tu obra es sumamente meritoria, y de alguna manera va a convertirse en fuente de consulta para los futuros investigadores que deseen saber qué fue lo que ocurrió en las primeras décadas del siglo XXI en materia poética. Sin duda refleja una reacción contra el predominio de movimiento iniciado por el simbolismo, fundamentalmente desde Mallarmée (1860) que fundó una estética que notoriamente separó al lector mayoritario de la poesía, y que constituyó la nueva "Academia" que dominó la escena durante un siglo y medio. Era hora de levantarse contra ella, y de liberar a los rechazados. De toda esta actitud reformista, lo único que yo lamento es el exceso en el discurso de corte renacentista y barroco, volcado hacia lo amoroso y galante, lo que limita el discurso poético de muchos, y conduce a la estéril reiteración. No creo que debamos retornar a la idealización de las "Mi Señora", eso sería un terrible paso atrás, y anularía la mejor virtud que se puede hallar en la "Nueva Lira": la recuperación de la eufonía, contra el discurso, generalmente oscuro, hermético, y muchas veces falso de los amontonadores de palabras, que para peor es malsonante, sucio, y sin sentido. Para peor, el retorno al servilismo hacia la figura lírica de la amada, sería hoy, antifeminista, y por lo tanto, antihistórico.
Ahí se va ubicar el principal argumento de los reaccionarios.
Personalmente creo que toda la poesía es necesaria. No deseo ni busco la desaparición de ningún tipo de discurso poético. Pero estoy convencido que la recuperación del lenguaje como instrumento eufónico, es un gran paso adelante. Toda una revolución.
Un gran abrazo. y el mayor de los éxitos.
Nelson Guerra
20 de Julio de 2015 por Anónimo
Deseo compartir con mis futuros lectores el concepto del ilustre poeta y escritor uruguayo, el maestro Nelson Guerra.

Ramiro:
Tu obra es sumamente meritoria, y de alguna manera va a convertirse en fuente de consulta para los futuros investigadores que deseen saber qué fue lo que ocurrió en las primeras décadas del siglo XXI en materia poética. Sin duda refleja una reacción contra el predominio de movimiento iniciado por el simbolismo, fundamentalmente desde Mallarmée (1860) que fundó una estética que notoriamente separó al lector mayoritario de la poesía, y que constituyó la nueva "Academia" que dominó la escena durante un siglo y medio. Era hora de levantarse contra ella, y de liberar a los rechazados. De toda esta actitud reformista, lo único que yo lamento es el exceso en el discurso de corte renacentista y barroco, volcado hacia lo amoroso y galante, lo que limita el discurso poético de muchos, y conduce a la estéril reiteración. No creo que debamos retornar a la idealización de las "Mi Señora", eso sería un terrible paso atrás, y anularía la mejor virtud que se puede hallar en la "Nueva Lira": la recuperación de la eufonía, contra el discurso, generalmente oscuro, hermético, y muchas veces falso de los amontonadores de palabras, que para peor es malsonante, sucio, y sin sentido. Para peor, el retorno al servilismo hacia la figura lírica de la amada, sería hoy, antifeminista, y por lo tanto, antihistórico.
Ahí se va ubicar el principal argumento de los reaccionarios.
Personalmente creo que toda la poesía es necesaria. No deseo ni busco la desaparición de ningún tipo de discurso poético. Pero estoy convencido que la recuperación del lenguaje como instrumento eufónico, es un gran paso adelante. Toda una revolución.
Un gran abrazo. y el mayor de los éxitos.
Nelson Guerra
20 de Julio de 2015 por Anónimo
Deseo compartir con mis futuros lectores el concepto del ilustre poeta y escritor uruguayo, el maestro Nelson Guerra.

Ramiro:
Tu obra es sumamente meritoria, y de alguna manera va a convertirse en fuente de consulta para los futuros investigadores que deseen saber qué fue lo que ocurrió en las primeras décadas del siglo XXI en materia poética. Sin duda refleja una reacción contra el predominio de movimiento iniciado por el simbolismo, fundamentalmente desde Mallarmée (1860) que fundó una estética que notoriamente separó al lector mayoritario de la poesía, y que constituyó la nueva "Academia" que dominó la escena durante un siglo y medio. Era hora de levantarse contra ella, y de liberar a los rechazados. De toda esta actitud reformista, lo único que yo lamento es el exceso en el discurso de corte renacentista y barroco, volcado hacia lo amoroso y galante, lo que limita el discurso poético de muchos, y conduce a la estéril reiteración. No creo que debamos retornar a la idealización de las "Mi Señora", eso sería un terrible paso atrás, y anularía la mejor virtud que se puede hallar en la "Nueva Lira": la recuperación de la eufonía, contra el discurso, generalmente oscuro, hermético, y muchas veces falso de los amontonadores de palabras, que para peor es malsonante, sucio, y sin sentido. Para peor, el retorno al servilismo hacia la figura lírica de la amada, sería hoy, antifeminista, y por lo tanto, antihistórico.
Ahí se va ubicar el principal argumento de los reaccionarios.
Personalmente creo que toda la poesía es necesaria. No deseo ni busco la desaparición de ningún tipo de discurso poético. Pero estoy convencido que la recuperación del lenguaje como instrumento eufónico, es un gran paso adelante. Toda una revolución.
Un gran abrazo. y el mayor de los éxitos.
Nelson Guerra
20 de Julio de 2015 por Anónimo
Deseo compartir con mis futuros lectores el concepto del ilustre poeta y escritor uruguayo, el maestro Nelson Guerra.

Ramiro:
Tu obra es sumamente meritoria, y de alguna manera va a convertirse en fuente de consulta para los futuros investigadores que deseen saber qué fue lo que ocurrió en las primeras décadas del siglo XXI en materia poética. Sin duda refleja una reacción contra el predominio de movimiento iniciado por el simbolismo, fundamentalmente desde Mallarmée (1860) que fundó una estética que notoriamente separó al lector mayoritario de la poesía, y que constituyó la nueva "Academia" que dominó la escena durante un siglo y medio. Era hora de levantarse contra ella, y de liberar a los rechazados. De toda esta actitud reformista, lo único que yo lamento es el exceso en el discurso de corte renacentista y barroco, volcado hacia lo amoroso y galante, lo que limita el discurso poético de muchos, y conduce a la estéril reiteración. No creo que debamos retornar a la idealización de las "Mi Señora", eso sería un terrible paso atrás, y anularía la mejor virtud que se puede hallar en la "Nueva Lira": la recuperación de la eufonía, contra el discurso, generalmente oscuro, hermético, y muchas veces falso de los amontonadores de palabras, que para peor es malsonante, sucio, y sin sentido. Para peor, el retorno al servilismo hacia la figura lírica de la amada, sería hoy, antifeminista, y por lo tanto, antihistórico.
Ahí se va ubicar el principal argumento de los reaccionarios.
Personalmente creo que toda la poesía es necesaria. No deseo ni busco la desaparición de ningún tipo de discurso poético. Pero estoy convencido que la recuperación del lenguaje como instrumento eufónico, es un gran paso adelante. Toda una revolución.
Un gran abrazo. y el mayor de los éxitos.
Nelson Guerra
20 de Julio de 2015 por Anónimo
Deseo compartir con mis futuros lectores el concepto del ilustre poeta y escritor uruguayo, el maestro Nelson Guerra.

Ramiro:
Tu obra es sumamente meritoria, y de alguna manera va a convertirse en fuente de consulta para los futuros investigadores que deseen saber qué fue lo que ocurrió en las primeras décadas del siglo XXI en materia poética. Sin duda refleja una reacción contra el predominio de movimiento iniciado por el simbolismo, fundamentalmente desde Mallarmée (1860) que fundó una estética que notoriamente separó al lector mayoritario de la poesía, y que constituyó la nueva "Academia" que dominó la escena durante un siglo y medio. Era hora de levantarse contra ella, y de liberar a los rechazados. De toda esta actitud reformista, lo único que yo lamento es el exceso en el discurso de corte renacentista y barroco, volcado hacia lo amoroso y galante, lo que limita el discurso poético de muchos, y conduce a la estéril reiteración. No creo que debamos retornar a la idealización de las "Mi Señora", eso sería un terrible paso atrás, y anularía la mejor virtud que se puede hallar en la "Nueva Lira": la recuperación de la eufonía, contra el discurso, generalmente oscuro, hermético, y muchas veces falso de los amontonadores de palabras, que para peor es malsonante, sucio, y sin sentido. Para peor, el retorno al servilismo hacia la figura lírica de la amada, sería hoy, antifeminista, y por lo tanto, antihistórico.
Ahí se va ubicar el principal argumento de los reaccionarios.
Personalmente creo que toda la poesía es necesaria. No deseo ni busco la desaparición de ningún tipo de discurso poético. Pero estoy convencido que la recuperación del lenguaje como instrumento eufónico, es un gran paso adelante. Toda una revolución.
Un gran abrazo. y el mayor de los éxitos.
Nelson Guerra
20 de Julio de 2015 por Anónimo
Deseo compartir con mis futuros lectores el concepto del ilustre poeta y escritor uruguayo, el maestro Nelson Guerra.

Ramiro:
Tu obra es sumamente meritoria, y de alguna manera va a convertirse en fuente de consulta para los futuros investigadores que deseen saber qué fue lo que ocurrió en las primeras décadas del siglo XXI en materia poética. Sin duda refleja una reacción contra el predominio de movimiento iniciado por el simbolismo, fundamentalmente desde Mallarmée (1860) que fundó una estética que notoriamente separó al lector mayoritario de la poesía, y que constituyó la nueva "Academia" que dominó la escena durante un siglo y medio. Era hora de levantarse contra ella, y de liberar a los rechazados. De toda esta actitud reformista, lo único que yo lamento es el exceso en el discurso de corte renacentista y barroco, volcado hacia lo amoroso y galante, lo que limita el discurso poético de muchos, y conduce a la estéril reiteración. No creo que debamos retornar a la idealización de las "Mi Señora", eso sería un terrible paso atrás, y anularía la mejor virtud que se puede hallar en la "Nueva Lira": la recuperación de la eufonía, contra el discurso, generalmente oscuro, hermético, y muchas veces falso de los amontonadores de palabras, que para peor es malsonante, sucio, y sin sentido. Para peor, el retorno al servilismo hacia la figura lírica de la amada, sería hoy, antifeminista, y por lo tanto, antihistórico.
Ahí se va ubicar el principal argumento de los reaccionarios.
Personalmente creo que toda la poesía es necesaria. No deseo ni busco la desaparición de ningún tipo de discurso poético. Pero estoy convencido que la recuperación del lenguaje como instrumento eufónico, es un gran paso adelante. Toda una revolución.
Un gran abrazo. y el mayor de los éxitos.
Nelson Guerra
20 de Julio de 2015 por Anónimo
Deseo compartir con mis futuros lectores el concepto del ilustre poeta y escritor uruguayo, el maestro Nelson Guerra.

Ramiro:
Tu obra es sumamente meritoria, y de alguna manera va a convertirse en fuente de consulta para los futuros investigadores que deseen saber qué fue lo que ocurrió en las primeras décadas del siglo XXI en materia poética. Sin duda refleja una reacción contra el predominio de movimiento iniciado por el simbolismo, fundamentalmente desde Mallarmée (1860) que fundó una estética que notoriamente separó al lector mayoritario de la poesía, y que constituyó la nueva "Academia" que dominó la escena durante un siglo y medio. Era hora de levantarse contra ella, y de liberar a los rechazados. De toda esta actitud reformista, lo único que yo lamento es el exceso en el discurso de corte renacentista y barroco, volcado hacia lo amoroso y galante, lo que limita el discurso poético de muchos, y conduce a la estéril reiteración. No creo que debamos retornar a la idealización de las "Mi Señora", eso sería un terrible paso atrás, y anularía la mejor virtud que se puede hallar en la "Nueva Lira": la recuperación de la eufonía, contra el discurso, generalmente oscuro, hermético, y muchas veces falso de los amontonadores de palabras, que para peor es malsonante, sucio, y sin sentido. Para peor, el retorno al servilismo hacia la figura lírica de la amada, sería hoy, antifeminista, y por lo tanto, antihistórico.
Ahí se va ubicar el principal argumento de los reaccionarios.
Personalmente creo que toda la poesía es necesaria. No deseo ni busco la desaparición de ningún tipo de discurso poético. Pero estoy convencido que la recuperación del lenguaje como instrumento eufónico, es un gran paso adelante. Toda una revolución.
Un gran abrazo. y el mayor de los éxitos.
Nelson Guerra
20 de Julio de 2015 por Anónimo
Deseo compartir con mis futuros lectores el concepto del ilustre poeta y escritor uruguayo, el maestro Nelson Guerra.

Ramiro:
Tu obra es sumamente meritoria, y de alguna manera va a convertirse en fuente de consulta para los futuros investigadores que deseen saber qué fue lo que ocurrió en las primeras décadas del siglo XXI en materia poética. Sin duda refleja una reacción contra el predominio de movimiento iniciado por el simbolismo, fundamentalmente desde Mallarmée (1860) que fundó una estética que notoriamente separó al lector mayoritario de la poesía, y que constituyó la nueva "Academia" que dominó la escena durante un siglo y medio. Era hora de levantarse contra ella, y de liberar a los rechazados. De toda esta actitud reformista, lo único que yo lamento es el exceso en el discurso de corte renacentista y barroco, volcado hacia lo amoroso y galante, lo que limita el discurso poético de muchos, y conduce a la estéril reiteración. No creo que debamos retornar a la idealización de las "Mi Señora", eso sería un terrible paso atrás, y anularía la mejor virtud que se puede hallar en la "Nueva Lira": la recuperación de la eufonía, contra el discurso, generalmente oscuro, hermético, y muchas veces falso de los amontonadores de palabras, que para peor es malsonante, sucio, y sin sentido. Para peor, el retorno al servilismo hacia la figura lírica de la amada, sería hoy, antifeminista, y por lo tanto, antihistórico.
Ahí se va ubicar el principal argumento de los reaccionarios.
Personalmente creo que toda la poesía es necesaria. No deseo ni busco la desaparición de ningún tipo de discurso poético. Pero estoy convencido que la recuperación del lenguaje como instrumento eufónico, es un gran paso adelante. Toda una revolución.
Un gran abrazo. y el mayor de los éxitos.
Nelson Guerra
20 de Julio de 2015 por Anónimo
Deseo compartir con mis futuros lectores el concepto del ilustre poeta y escritor uruguayo, el maestro Nelson Guerra.

Ramiro:
Tu obra es sumamente meritoria, y de alguna manera va a convertirse en fuente de consulta para los futuros investigadores que deseen saber qué fue lo que ocurrió en las primeras décadas del siglo XXI en materia poética. Sin duda refleja una reacción contra el predominio de movimiento iniciado por el simbolismo, fundamentalmente desde Mallarmée (1860) que fundó una estética que notoriamente separó al lector mayoritario de la poesía, y que constituyó la nueva "Academia" que dominó la escena durante un siglo y medio. Era hora de levantarse contra ella, y de liberar a los rechazados. De toda esta actitud reformista, lo único que yo lamento es el exceso en el discurso de corte renacentista y barroco, volcado hacia lo amoroso y galante, lo que limita el discurso poético de muchos, y conduce a la estéril reiteración. No creo que debamos retornar a la idealización de las "Mi Señora", eso sería un terrible paso atrás, y anularía la mejor virtud que se puede hallar en la "Nueva Lira": la recuperación de la eufonía, contra el discurso, generalmente oscuro, hermético, y muchas veces falso de los amontonadores de palabras, que para peor es malsonante, sucio, y sin sentido. Para peor, el retorno al servilismo hacia la figura lírica de la amada, sería hoy, antifeminista, y por lo tanto, antihistórico.
Ahí se va ubicar el principal argumento de los reaccionarios.
Personalmente creo que toda la poesía es necesaria. No deseo ni busco la desaparición de ningún tipo de discurso poético. Pero estoy convencido que la recuperación del lenguaje como instrumento eufónico, es un gran paso adelante. Toda una revolución.
Un gran abrazo. y el mayor de los éxitos.
Nelson Guerra
20 de Julio de 2015 por Anónimo
Deseo compartir con mis futuros lectores el concepto del ilustre poeta y escritor uruguayo, el maestro Nelson Guerra.

Ramiro:
Tu obra es sumamente meritoria, y de alguna manera va a convertirse en fuente de consulta para los futuros investigadores que deseen saber qué fue lo que ocurrió en las primeras décadas del siglo XXI en materia poética. Sin duda refleja una reacción contra el predominio de movimiento iniciado por el simbolismo, fundamentalmente desde Mallarmée (1860) que fundó una estética que notoriamente separó al lector mayoritario de la poesía, y que constituyó la nueva "Academia" que dominó la escena durante un siglo y medio. Era hora de levantarse contra ella, y de liberar a los rechazados. De toda esta actitud reformista, lo único que yo lamento es el exceso en el discurso de corte renacentista y barroco, volcado hacia lo amoroso y galante, lo que limita el discurso poético de muchos, y conduce a la estéril reiteración. No creo que debamos retornar a la idealización de las "Mi Señora", eso sería un terrible paso atrás, y anularía la mejor virtud que se puede hallar en la "Nueva Lira": la recuperación de la eufonía, contra el discurso, generalmente oscuro, hermético, y muchas veces falso de los amontonadores de palabras, que para peor es malsonante, sucio, y sin sentido. Para peor, el retorno al servilismo hacia la figura lírica de la amada, sería hoy, antifeminista, y por lo tanto, antihistórico.
Ahí se va ubicar el principal argumento de los reaccionarios.
Personalmente creo que toda la poesía es necesaria. No deseo ni busco la desaparición de ningún tipo de discurso poético. Pero estoy convencido que la recuperación del lenguaje como instrumento eufónico, es un gran paso adelante. Toda una revolución.
Un gran abrazo. y el mayor de los éxitos.
Nelson Guerra
20 de Julio de 2015 por Anónimo
Deseo compartir con mis futuros lectores el concepto del ilustre poeta y escritor uruguayo, el maestro Nelson Guerra.

Ramiro:
Tu obra es sumamente meritoria, y de alguna manera va a convertirse en fuente de consulta para los futuros investigadores que deseen saber qué fue lo que ocurrió en las primeras décadas del siglo XXI en materia poética. Sin duda refleja una reacción contra el predominio de movimiento iniciado por el simbolismo, fundamentalmente desde Mallarmée (1860) que fundó una estética que notoriamente separó al lector mayoritario de la poesía, y que constituyó la nueva "Academia" que dominó la escena durante un siglo y medio. Era hora de levantarse contra ella, y de liberar a los rechazados. De toda esta actitud reformista, lo único que yo lamento es el exceso en el discurso de corte renacentista y barroco, volcado hacia lo amoroso y galante, lo que limita el discurso poético de muchos, y conduce a la estéril reiteración. No creo que debamos retornar a la idealización de las "Mi Señora", eso sería un terrible paso atrás, y anularía la mejor virtud que se puede hallar en la "Nueva Lira": la recuperación de la eufonía, contra el discurso, generalmente oscuro, hermético, y muchas veces falso de los amontonadores de palabras, que para peor es malsonante, sucio, y sin sentido. Para peor, el retorno al servilismo hacia la figura lírica de la amada, sería hoy, antifeminista, y por lo tanto, antihistórico.
Ahí se va ubicar el principal argumento de los reaccionarios.
Personalmente creo que toda la poesía es necesaria. No deseo ni busco la desaparición de ningún tipo de discurso poético. Pero estoy convencido que la recuperación del lenguaje como instrumento eufónico, es un gran paso adelante. Toda una revolución.
Un gran abrazo. y el mayor de los éxitos.
Nelson Guerra
20 de Julio de 2015 por Anónimo
Deseo compartir con mis futuros lectores el concepto del ilustre poeta y escritor uruguayo, el maestro Nelson Guerra.

Ramiro:
Tu obra es sumamente meritoria, y de alguna manera va a convertirse en fuente de consulta para los futuros investigadores que deseen saber qué fue lo que ocurrió en las primeras décadas del siglo XXI en materia poética. Sin duda refleja una reacción contra el predominio de movimiento iniciado por el simbolismo, fundamentalmente desde Mallarmée (1860) que fundó una estética que notoriamente separó al lector mayoritario de la poesía, y que constituyó la nueva "Academia" que dominó la escena durante un siglo y medio. Era hora de levantarse contra ella, y de liberar a los rechazados. De toda esta actitud reformista, lo único que yo lamento es el exceso en el discurso de corte renacentista y barroco, volcado hacia lo amoroso y galante, lo que limita el discurso poético de muchos, y conduce a la estéril reiteración. No creo que debamos retornar a la idealización de las "Mi Señora", eso sería un terrible paso atrás, y anularía la mejor virtud que se puede hallar en la "Nueva Lira": la recuperación de la eufonía, contra el discurso, generalmente oscuro, hermético, y muchas veces falso de los amontonadores de palabras, que para peor es malsonante, sucio, y sin sentido. Para peor, el retorno al servilismo hacia la figura lírica de la amada, sería hoy, antifeminista, y por lo tanto, antihistórico.
Ahí se va ubicar el principal argumento de los reaccionarios.
Personalmente creo que toda la poesía es necesaria. No deseo ni busco la desaparición de ningún tipo de discurso poético. Pero estoy convencido que la recuperación del lenguaje como instrumento eufónico, es un gran paso adelante. Toda una revolución.
Un gran abrazo. y el mayor de los éxitos.
Nelson Guerra
20 de Julio de 2015 por Anónimo
Deseo compartir con mis futuros lectores el concepto del ilustre poeta y escritor uruguayo, el maestro Nelson Guerra.

Ramiro:
Tu obra es sumamente meritoria, y de alguna manera va a convertirse en fuente de consulta para los futuros investigadores que deseen saber qué fue lo que ocurrió en las primeras décadas del siglo XXI en materia poética. Sin duda refleja una reacción contra el predominio de movimiento iniciado por el simbolismo, fundamentalmente desde Mallarmée (1860) que fundó una estética que notoriamente separó al lector mayoritario de la poesía, y que constituyó la nueva "Academia" que dominó la escena durante un siglo y medio. Era hora de levantarse contra ella, y de liberar a los rechazados. De toda esta actitud reformista, lo único que yo lamento es el exceso en el discurso de corte renacentista y barroco, volcado hacia lo amoroso y galante, lo que limita el discurso poético de muchos, y conduce a la estéril reiteración. No creo que debamos retornar a la idealización de las "Mi Señora", eso sería un terrible paso atrás, y anularía la mejor virtud que se puede hallar en la "Nueva Lira": la recuperación de la eufonía, contra el discurso, generalmente oscuro, hermético, y muchas veces falso de los amontonadores de palabras, que para peor es malsonante, sucio, y sin sentido. Para peor, el retorno al servilismo hacia la figura lírica de la amada, sería hoy, antifeminista, y por lo tanto, antihistórico.
Ahí se va ubicar el principal argumento de los reaccionarios.
Personalmente creo que toda la poesía es necesaria. No deseo ni busco la desaparición de ningún tipo de discurso poético. Pero estoy convencido que la recuperación del lenguaje como instrumento eufónico, es un gran paso adelante. Toda una revolución.
Un gran abrazo. y el mayor de los éxitos.
Nelson Guerra
20 de Julio de 2015 por Anónimo
Deseo compartir con mis futuros lectores el concepto del ilustre poeta y escritor uruguayo, el maestro Nelson Guerra.

Ramiro:
Tu obra es sumamente meritoria, y de alguna manera va a convertirse en fuente de consulta para los futuros investigadores que deseen saber qué fue lo que ocurrió en las primeras décadas del siglo XXI en materia poética. Sin duda refleja una reacción contra el predominio de movimiento iniciado por el simbolismo, fundamentalmente desde Mallarmée (1860) que fundó una estética que notoriamente separó al lector mayoritario de la poesía, y que constituyó la nueva "Academia" que dominó la escena durante un siglo y medio. Era hora de levantarse contra ella, y de liberar a los rechazados. De toda esta actitud reformista, lo único que yo lamento es el exceso en el discurso de corte renacentista y barroco, volcado hacia lo amoroso y galante, lo que limita el discurso poético de muchos, y conduce a la estéril reiteración. No creo que debamos retornar a la idealización de las "Mi Señora", eso sería un terrible paso atrás, y anularía la mejor virtud que se puede hallar en la "Nueva Lira": la recuperación de la eufonía, contra el discurso, generalmente oscuro, hermético, y muchas veces falso de los amontonadores de palabras, que para peor es malsonante, sucio, y sin sentido. Para peor, el retorno al servilismo hacia la figura lírica de la amada, sería hoy, antifeminista, y por lo tanto, antihistórico.
Ahí se va ubicar el principal argumento de los reaccionarios.
Personalmente creo que toda la poesía es necesaria. No deseo ni busco la desaparición de ningún tipo de discurso poético. Pero estoy convencido que la recuperación del lenguaje como instrumento eufónico, es un gran paso adelante. Toda una revolución.
Un gran abrazo. y el mayor de los éxitos.
Nelson Guerra
20 de Julio de 2015 por Anónimo
Deseo compartir con mis futuros lectores el concepto del ilustre poeta y escritor uruguayo, el maestro Nelson Guerra.

Ramiro:
Tu obra es sumamente meritoria, y de alguna manera va a convertirse en fuente de consulta para los futuros investigadores que deseen saber qué fue lo que ocurrió en las primeras décadas del siglo XXI en materia poética. Sin duda refleja una reacción contra el predominio de movimiento iniciado por el simbolismo, fundamentalmente desde Mallarmée (1860) que fundó una estética que notoriamente separó al lector mayoritario de la poesía, y que constituyó la nueva "Academia" que dominó la escena durante un siglo y medio. Era hora de levantarse contra ella, y de liberar a los rechazados. De toda esta actitud reformista, lo único que yo lamento es el exceso en el discurso de corte renacentista y barroco, volcado hacia lo amoroso y galante, lo que limita el discurso poético de muchos, y conduce a la estéril reiteración. No creo que debamos retornar a la idealización de las "Mi Señora", eso sería un terrible paso atrás, y anularía la mejor virtud que se puede hallar en la "Nueva Lira": la recuperación de la eufonía, contra el discurso, generalmente oscuro, hermético, y muchas veces falso de los amontonadores de palabras, que para peor es malsonante, sucio, y sin sentido. Para peor, el retorno al servilismo hacia la figura lírica de la amada, sería hoy, antifeminista, y por lo tanto, antihistórico.
Ahí se va ubicar el principal argumento de los reaccionarios.
Personalmente creo que toda la poesía es necesaria. No deseo ni busco la desaparición de ningún tipo de discurso poético. Pero estoy convencido que la recuperación del lenguaje como instrumento eufónico, es un gran paso adelante. Toda una revolución.
Un gran abrazo. y el mayor de los éxitos.
Nelson Guerra
20 de Julio de 2015 por Anónimo
Deseo compartir con mis futuros lectores el concepto del ilustre poeta y escritor uruguayo, el maestro Nelson Guerra.

Ramiro:
Tu obra es sumamente meritoria, y de alguna manera va a convertirse en fuente de consulta para los futuros investigadores que deseen saber qué fue lo que ocurrió en las primeras décadas del siglo XXI en materia poética. Sin duda refleja una reacción contra el predominio de movimiento iniciado por el simbolismo, fundamentalmente desde Mallarmée (1860) que fundó una estética que notoriamente separó al lector mayoritario de la poesía, y que constituyó la nueva "Academia" que dominó la escena durante un siglo y medio. Era hora de levantarse contra ella, y de liberar a los rechazados. De toda esta actitud reformista, lo único que yo lamento es el exceso en el discurso de corte renacentista y barroco, volcado hacia lo amoroso y galante, lo que limita el discurso poético de muchos, y conduce a la estéril reiteración. No creo que debamos retornar a la idealización de las "Mi Señora", eso sería un terrible paso atrás, y anularía la mejor virtud que se puede hallar en la "Nueva Lira": la recuperación de la eufonía, contra el discurso, generalmente oscuro, hermético, y muchas veces falso de los amontonadores de palabras, que para peor es malsonante, sucio, y sin sentido. Para peor, el retorno al servilismo hacia la figura lírica de la amada, sería hoy, antifeminista, y por lo tanto, antihistórico.
Ahí se va ubicar el principal argumento de los reaccionarios.
Personalmente creo que toda la poesía es necesaria. No deseo ni busco la desaparición de ningún tipo de discurso poético. Pero estoy convencido que la recuperación del lenguaje como instrumento eufónico, es un gran paso adelante. Toda una revolución.
Un gran abrazo. y el mayor de los éxitos.
Nelson Guerra
20 de Julio de 2015 por Anónimo
Deseo compartir con mis futuros lectores el concepto del ilustre poeta y escritor uruguayo, el maestro Nelson Guerra.

Ramiro:
Tu obra es sumamente meritoria, y de alguna manera va a convertirse en fuente de consulta para los futuros investigadores que deseen saber qué fue lo que ocurrió en las primeras décadas del siglo XXI en materia poética. Sin duda refleja una reacción contra el predominio de movimiento iniciado por el simbolismo, fundamentalmente desde Mallarmée (1860) que fundó una estética que notoriamente separó al lector mayoritario de la poesía, y que constituyó la nueva "Academia" que dominó la escena durante un siglo y medio. Era hora de levantarse contra ella, y de liberar a los rechazados. De toda esta actitud reformista, lo único que yo lamento es el exceso en el discurso de corte renacentista y barroco, volcado hacia lo amoroso y galante, lo que limita el discurso poético de muchos, y conduce a la estéril reiteración. No creo que debamos retornar a la idealización de las "Mi Señora", eso sería un terrible paso atrás, y anularía la mejor virtud que se puede hallar en la "Nueva Lira": la recuperación de la eufonía, contra el discurso, generalmente oscuro, hermético, y muchas veces falso de los amontonadores de palabras, que para peor es malsonante, sucio, y sin sentido. Para peor, el retorno al servilismo hacia la figura lírica de la amada, sería hoy, antifeminista, y por lo tanto, antihistórico.
Ahí se va ubicar el principal argumento de los reaccionarios.
Personalmente creo que toda la poesía es necesaria. No deseo ni busco la desaparición de ningún tipo de discurso poético. Pero estoy convencido que la recuperación del lenguaje como instrumento eufónico, es un gran paso adelante. Toda una revolución.
Un gran abrazo. y el mayor de los éxitos.
Nelson Guerra
20 de Julio de 2015 por Anónimo
Deseo compartir con mis futuros lectores el concepto del ilustre poeta y escritor uruguayo, el maestro Nelson Guerra.

Ramiro:
Tu obra es sumamente meritoria, y de alguna manera va a convertirse en fuente de consulta para los futuros investigadores que deseen saber qué fue lo que ocurrió en las primeras décadas del siglo XXI en materia poética. Sin duda refleja una reacción contra el predominio de movimiento iniciado por el simbolismo, fundamentalmente desde Mallarmée (1860) que fundó una estética que notoriamente separó al lector mayoritario de la poesía, y que constituyó la nueva "Academia" que dominó la escena durante un siglo y medio. Era hora de levantarse contra ella, y de liberar a los rechazados. De toda esta actitud reformista, lo único que yo lamento es el exceso en el discurso de corte renacentista y barroco, volcado hacia lo amoroso y galante, lo que limita el discurso poético de muchos, y conduce a la estéril reiteración. No creo que debamos retornar a la idealización de las "Mi Señora", eso sería un terrible paso atrás, y anularía la mejor virtud que se puede hallar en la "Nueva Lira": la recuperación de la eufonía, contra el discurso, generalmente oscuro, hermético, y muchas veces falso de los amontonadores de palabras, que para peor es malsonante, sucio, y sin sentido. Para peor, el retorno al servilismo hacia la figura lírica de la amada, sería hoy, antifeminista, y por lo tanto, antihistórico.
Ahí se va ubicar el principal argumento de los reaccionarios.
Personalmente creo que toda la poesía es necesaria. No deseo ni busco la desaparición de ningún tipo de discurso poético. Pero estoy convencido que la recuperación del lenguaje como instrumento eufónico, es un gran paso adelante. Toda una revolución.
Un gran abrazo. y el mayor de los éxitos.
Nelson Guerra
20 de Julio de 2015 por Anónimo
Deseo compartir con mis futuros lectores el concepto del ilustre poeta y escritor uruguayo, el maestro Nelson Guerra.

Ramiro:
Tu obra es sumamente meritoria, y de alguna manera va a convertirse en fuente de consulta para los futuros investigadores que deseen saber qué fue lo que ocurrió en las primeras décadas del siglo XXI en materia poética. Sin duda refleja una reacción contra el predominio de movimiento iniciado por el simbolismo, fundamentalmente desde Mallarmée (1860) que fundó una estética que notoriamente separó al lector mayoritario de la poesía, y que constituyó la nueva "Academia" que dominó la escena durante un siglo y medio. Era hora de levantarse contra ella, y de liberar a los rechazados. De toda esta actitud reformista, lo único que yo lamento es el exceso en el discurso de corte renacentista y barroco, volcado hacia lo amoroso y galante, lo que limita el discurso poético de muchos, y conduce a la estéril reiteración. No creo que debamos retornar a la idealización de las "Mi Señora", eso sería un terrible paso atrás, y anularía la mejor virtud que se puede hallar en la "Nueva Lira": la recuperación de la eufonía, contra el discurso, generalmente oscuro, hermético, y muchas veces falso de los amontonadores de palabras, que para peor es malsonante, sucio, y sin sentido. Para peor, el retorno al servilismo hacia la figura lírica de la amada, sería hoy, antifeminista, y por lo tanto, antihistórico.
Ahí se va ubicar el principal argumento de los reaccionarios.
Personalmente creo que toda la poesía es necesaria. No deseo ni busco la desaparición de ningún tipo de discurso poético. Pero estoy convencido que la recuperación del lenguaje como instrumento eufónico, es un gran paso adelante. Toda una revolución.
Un gran abrazo. y el mayor de los éxitos.
Nelson Guerra
20 de Julio de 2015 por Anónimo
Deseo compartir con mis futuros lectores el concepto del ilustre poeta y escritor uruguayo, el maestro Nelson Guerra.

Ramiro:
Tu obra es sumamente meritoria, y de alguna manera va a convertirse en fuente de consulta para los futuros investigadores que deseen saber qué fue lo que ocurrió en las primeras décadas del siglo XXI en materia poética. Sin duda refleja una reacción contra el predominio de movimiento iniciado por el simbolismo, fundamentalmente desde Mallarmée (1860) que fundó una estética que notoriamente separó al lector mayoritario de la poesía, y que constituyó la nueva "Academia" que dominó la escena durante un siglo y medio. Era hora de levantarse contra ella, y de liberar a los rechazados. De toda esta actitud reformista, lo único que yo lamento es el exceso en el discurso de corte renacentista y barroco, volcado hacia lo amoroso y galante, lo que limita el discurso poético de muchos, y conduce a la estéril reiteración. No creo que debamos retornar a la idealización de las "Mi Señora", eso sería un terrible paso atrás, y anularía la mejor virtud que se puede hallar en la "Nueva Lira": la recuperación de la eufonía, contra el discurso, generalmente oscuro, hermético, y muchas veces falso de los amontonadores de palabras, que para peor es malsonante, sucio, y sin sentido. Para peor, el retorno al servilismo hacia la figura lírica de la amada, sería hoy, antifeminista, y por lo tanto, antihistórico.
Ahí se va ubicar el principal argumento de los reaccionarios.
Personalmente creo que toda la poesía es necesaria. No deseo ni busco la desaparición de ningún tipo de discurso poético. Pero estoy convencido que la recuperación del lenguaje como instrumento eufónico, es un gran paso adelante. Toda una revolución.
Un gran abrazo. y el mayor de los éxitos.
Nelson Guerra
20 de Julio de 2015 por Anónimo
Deseo compartir con mis futuros lectores el concepto del ilustre poeta y escritor uruguayo, el maestro Nelson Guerra.

Ramiro:
Tu obra es sumamente meritoria, y de alguna manera va a convertirse en fuente de consulta para los futuros investigadores que deseen saber qué fue lo que ocurrió en las primeras décadas del siglo XXI en materia poética. Sin duda refleja una reacción contra el predominio de movimiento iniciado por el simbolismo, fundamentalmente desde Mallarmée (1860) que fundó una estética que notoriamente separó al lector mayoritario de la poesía, y que constituyó la nueva "Academia" que dominó la escena durante un siglo y medio. Era hora de levantarse contra ella, y de liberar a los rechazados. De toda esta actitud reformista, lo único que yo lamento es el exceso en el discurso de corte renacentista y barroco, volcado hacia lo amoroso y galante, lo que limita el discurso poético de muchos, y conduce a la estéril reiteración. No creo que debamos retornar a la idealización de las "Mi Señora", eso sería un terrible paso atrás, y anularía la mejor virtud que se puede hallar en la "Nueva Lira": la recuperación de la eufonía, contra el discurso, generalmente oscuro, hermético, y muchas veces falso de los amontonadores de palabras, que para peor es malsonante, sucio, y sin sentido. Para peor, el retorno al servilismo hacia la figura lírica de la amada, sería hoy, antifeminista, y por lo tanto, antihistórico.
Ahí se va ubicar el principal argumento de los reaccionarios.
Personalmente creo que toda la poesía es necesaria. No deseo ni busco la desaparición de ningún tipo de discurso poético. Pero estoy convencido que la recuperación del lenguaje como instrumento eufónico, es un gran paso adelante. Toda una revolución.
Un gran abrazo. y el mayor de los éxitos.
Nelson Guerra
20 de Julio de 2015 por Anónimo
Deseo compartir con mis futuros lectores el concepto del ilustre poeta y escritor uruguayo, el maestro Nelson Guerra.

Ramiro:
Tu obra es sumamente meritoria, y de alguna manera va a convertirse en fuente de consulta para los futuros investigadores que deseen saber qué fue lo que ocurrió en las primeras décadas del siglo XXI en materia poética. Sin duda refleja una reacción contra el predominio de movimiento iniciado por el simbolismo, fundamentalmente desde Mallarmée (1860) que fundó una estética que notoriamente separó al lector mayoritario de la poesía, y que constituyó la nueva "Academia" que dominó la escena durante un siglo y medio. Era hora de levantarse contra ella, y de liberar a los rechazados. De toda esta actitud reformista, lo único que yo lamento es el exceso en el discurso de corte renacentista y barroco, volcado hacia lo amoroso y galante, lo que limita el discurso poético de muchos, y conduce a la estéril reiteración. No creo que debamos retornar a la idealización de las "Mi Señora", eso sería un terrible paso atrás, y anularía la mejor virtud que se puede hallar en la "Nueva Lira": la recuperación de la eufonía, contra el discurso, generalmente oscuro, hermético, y muchas veces falso de los amontonadores de palabras, que para peor es malsonante, sucio, y sin sentido. Para peor, el retorno al servilismo hacia la figura lírica de la amada, sería hoy, antifeminista, y por lo tanto, antihistórico.
Ahí se va ubicar el principal argumento de los reaccionarios.
Personalmente creo que toda la poesía es necesaria. No deseo ni busco la desaparición de ningún tipo de discurso poético. Pero estoy convencido que la recuperación del lenguaje como instrumento eufónico, es un gran paso adelante. Toda una revolución.
Un gran abrazo. y el mayor de los éxitos.
Nelson Guerra
20 de Julio de 2015 por Anónimo
Deseo compartir con mis futuros lectores el concepto del ilustre poeta y escritor uruguayo, el maestro Nelson Guerra.

Ramiro:
Tu obra es sumamente meritoria, y de alguna manera va a convertirse en fuente de consulta para los futuros investigadores que deseen saber qué fue lo que ocurrió en las primeras décadas del siglo XXI en materia poética. Sin duda refleja una reacción contra el predominio de movimiento iniciado por el simbolismo, fundamentalmente desde Mallarmée (1860) que fundó una estética que notoriamente separó al lector mayoritario de la poesía, y que constituyó la nueva "Academia" que dominó la escena durante un siglo y medio. Era hora de levantarse contra ella, y de liberar a los rechazados. De toda esta actitud reformista, lo único que yo lamento es el exceso en el discurso de corte renacentista y barroco, volcado hacia lo amoroso y galante, lo que limita el discurso poético de muchos, y conduce a la estéril reiteración. No creo que debamos retornar a la idealización de las "Mi Señora", eso sería un terrible paso atrás, y anularía la mejor virtud que se puede hallar en la "Nueva Lira": la recuperación de la eufonía, contra el discurso, generalmente oscuro, hermético, y muchas veces falso de los amontonadores de palabras, que para peor es malsonante, sucio, y sin sentido. Para peor, el retorno al servilismo hacia la figura lírica de la amada, sería hoy, antifeminista, y por lo tanto, antihistórico.
Ahí se va ubicar el principal argumento de los reaccionarios.
Personalmente creo que toda la poesía es necesaria. No deseo ni busco la desaparición de ningún tipo de discurso poético. Pero estoy convencido que la recuperación del lenguaje como instrumento eufónico, es un gran paso adelante. Toda una revolución.
Un gran abrazo. y el mayor de los éxitos.
Nelson Guerra
20 de Julio de 2015 por Anónimo
Deseo compartir con mis futuros lectores el concepto del ilustre poeta y escritor uruguayo, el maestro Nelson Guerra.

Ramiro:
Tu obra es sumamente meritoria, y de alguna manera va a convertirse en fuente de consulta para los futuros investigadores que deseen saber qué fue lo que ocurrió en las primeras décadas del siglo XXI en materia poética. Sin duda refleja una reacción contra el predominio de movimiento iniciado por el simbolismo, fundamentalmente desde Mallarmée (1860) que fundó una estética que notoriamente separó al lector mayoritario de la poesía, y que constituyó la nueva "Academia" que dominó la escena durante un siglo y medio. Era hora de levantarse contra ella, y de liberar a los rechazados. De toda esta actitud reformista, lo único que yo lamento es el exceso en el discurso de corte renacentista y barroco, volcado hacia lo amoroso y galante, lo que limita el discurso poético de muchos, y conduce a la estéril reiteración. No creo que debamos retornar a la idealización de las "Mi Señora", eso sería un terrible paso atrás, y anularía la mejor virtud que se puede hallar en la "Nueva Lira": la recuperación de la eufonía, contra el discurso, generalmente oscuro, hermético, y muchas veces falso de los amontonadores de palabras, que para peor es malsonante, sucio, y sin sentido. Para peor, el retorno al servilismo hacia la figura lírica de la amada, sería hoy, antifeminista, y por lo tanto, antihistórico.
Ahí se va ubicar el principal argumento de los reaccionarios.
Personalmente creo que toda la poesía es necesaria. No deseo ni busco la desaparición de ningún tipo de discurso poético. Pero estoy convencido que la recuperación del lenguaje como instrumento eufónico, es un gran paso adelante. Toda una revolución.
Un gran abrazo. y el mayor de los éxitos.
Nelson Guerra
20 de Julio de 2015 por Anónimo
Deseo compartir con mis futuros lectores el concepto del ilustre poeta y escritor uruguayo, el maestro Nelson Guerra.

Ramiro:
Tu obra es sumamente meritoria, y de alguna manera va a convertirse en fuente de consulta para los futuros investigadores que deseen saber qué fue lo que ocurrió en las primeras décadas del siglo XXI en materia poética. Sin duda refleja una reacción contra el predominio de movimiento iniciado por el simbolismo, fundamentalmente desde Mallarmée (1860) que fundó una estética que notoriamente separó al lector mayoritario de la poesía, y que constituyó la nueva "Academia" que dominó la escena durante un siglo y medio. Era hora de levantarse contra ella, y de liberar a los rechazados. De toda esta actitud reformista, lo único que yo lamento es el exceso en el discurso de corte renacentista y barroco, volcado hacia lo amoroso y galante, lo que limita el discurso poético de muchos, y conduce a la estéril reiteración. No creo que debamos retornar a la idealización de las "Mi Señora", eso sería un terrible paso atrás, y anularía la mejor virtud que se puede hallar en la "Nueva Lira": la recuperación de la eufonía, contra el discurso, generalmente oscuro, hermético, y muchas veces falso de los amontonadores de palabras, que para peor es malsonante, sucio, y sin sentido. Para peor, el retorno al servilismo hacia la figura lírica de la amada, sería hoy, antifeminista, y por lo tanto, antihistórico.
Ahí se va ubicar el principal argumento de los reaccionarios.
Personalmente creo que toda la poesía es necesaria. No deseo ni busco la desaparición de ningún tipo de discurso poético. Pero estoy convencido que la recuperación del lenguaje como instrumento eufónico, es un gran paso adelante. Toda una revolución.
Un gran abrazo. y el mayor de los éxitos.
Nelson Guerra
20 de Julio de 2015 por Anónimo
Deseo compartir con mis futuros lectores el concepto del ilustre poeta y escritor uruguayo, el maestro Nelson Guerra.

Ramiro:
Tu obra es sumamente meritoria, y de alguna manera va a convertirse en fuente de consulta para los futuros investigadores que deseen saber qué fue lo que ocurrió en las primeras décadas del siglo XXI en materia poética. Sin duda refleja una reacción contra el predominio de movimiento iniciado por el simbolismo, fundamentalmente desde Mallarmée (1860) que fundó una estética que notoriamente separó al lector mayoritario de la poesía, y que constituyó la nueva "Academia" que dominó la escena durante un siglo y medio. Era hora de levantarse contra ella, y de liberar a los rechazados. De toda esta actitud reformista, lo único que yo lamento es el exceso en el discurso de corte renacentista y barroco, volcado hacia lo amoroso y galante, lo que limita el discurso poético de muchos, y conduce a la estéril reiteración. No creo que debamos retornar a la idealización de las "Mi Señora", eso sería un terrible paso atrás, y anularía la mejor virtud que se puede hallar en la "Nueva Lira": la recuperación de la eufonía, contra el discurso, generalmente oscuro, hermético, y muchas veces falso de los amontonadores de palabras, que para peor es malsonante, sucio, y sin sentido. Para peor, el retorno al servilismo hacia la figura lírica de la amada, sería hoy, antifeminista, y por lo tanto, antihistórico.
Ahí se va ubicar el principal argumento de los reaccionarios.
Personalmente creo que toda la poesía es necesaria. No deseo ni busco la desaparición de ningún tipo de discurso poético. Pero estoy convencido que la recuperación del lenguaje como instrumento eufónico, es un gran paso adelante. Toda una revolución.
Un gran abrazo. y el mayor de los éxitos.
Nelson Guerra
20 de Julio de 2015 por Anónimo
Deseo compartir con mis futuros lectores el concepto del ilustre poeta y escritor uruguayo, el maestro Nelson Guerra.

Ramiro:
Tu obra es sumamente meritoria, y de alguna manera va a convertirse en fuente de consulta para los futuros investigadores que deseen saber qué fue lo que ocurrió en las primeras décadas del siglo XXI en materia poética. Sin duda refleja una reacción contra el predominio de movimiento iniciado por el simbolismo, fundamentalmente desde Mallarmée (1860) que fundó una estética que notoriamente separó al lector mayoritario de la poesía, y que constituyó la nueva "Academia" que dominó la escena durante un siglo y medio. Era hora de levantarse contra ella, y de liberar a los rechazados. De toda esta actitud reformista, lo único que yo lamento es el exceso en el discurso de corte renacentista y barroco, volcado hacia lo amoroso y galante, lo que limita el discurso poético de muchos, y conduce a la estéril reiteración. No creo que debamos retornar a la idealización de las "Mi Señora", eso sería un terrible paso atrás, y anularía la mejor virtud que se puede hallar en la "Nueva Lira": la recuperación de la eufonía, contra el discurso, generalmente oscuro, hermético, y muchas veces falso de los amontonadores de palabras, que para peor es malsonante, sucio, y sin sentido. Para peor, el retorno al servilismo hacia la figura lírica de la amada, sería hoy, antifeminista, y por lo tanto, antihistórico.
Ahí se va ubicar el principal argumento de los reaccionarios.
Personalmente creo que toda la poesía es necesaria. No deseo ni busco la desaparición de ningún tipo de discurso poético. Pero estoy convencido que la recuperación del lenguaje como instrumento eufónico, es un gran paso adelante. Toda una revolución.
Un gran abrazo. y el mayor de los éxitos.
Nelson Guerra
20 de Julio de 2015 por Anónimo
Deseo compartir con mis futuros lectores el concepto del ilustre poeta y escritor uruguayo, el maestro Nelson Guerra.

Ramiro:
Tu obra es sumamente meritoria, y de alguna manera va a convertirse en fuente de consulta para los futuros investigadores que deseen saber qué fue lo que ocurrió en las primeras décadas del siglo XXI en materia poética. Sin duda refleja una reacción contra el predominio de movimiento iniciado por el simbolismo, fundamentalmente desde Mallarmée (1860) que fundó una estética que notoriamente separó al lector mayoritario de la poesía, y que constituyó la nueva "Academia" que dominó la escena durante un siglo y medio. Era hora de levantarse contra ella, y de liberar a los rechazados. De toda esta actitud reformista, lo único que yo lamento es el exceso en el discurso de corte renacentista y barroco, volcado hacia lo amoroso y galante, lo que limita el discurso poético de muchos, y conduce a la estéril reiteración. No creo que debamos retornar a la idealización de las "Mi Señora", eso sería un terrible paso atrás, y anularía la mejor virtud que se puede hallar en la "Nueva Lira": la recuperación de la eufonía, contra el discurso, generalmente oscuro, hermético, y muchas veces falso de los amontonadores de palabras, que para peor es malsonante, sucio, y sin sentido. Para peor, el retorno al servilismo hacia la figura lírica de la amada, sería hoy, antifeminista, y por lo tanto, antihistórico.
Ahí se va ubicar el principal argumento de los reaccionarios.
Personalmente creo que toda la poesía es necesaria. No deseo ni busco la desaparición de ningún tipo de discurso poético. Pero estoy convencido que la recuperación del lenguaje como instrumento eufónico, es un gran paso adelante. Toda una revolución.
Un gran abrazo. y el mayor de los éxitos.
Nelson Guerra
Otros libros del autor
Los clientes que compraron este libro también compraron

La librería Bubok cuenta con más de 70.000 títulos publicados. ¿Todavía no encuentras el tuyo? Aquí te presentamos algunas lecturas recomendadas basándonos en las valoraciones de lectores que compraron este mismo libro.
¿No es lo que buscabas? Descubre toda nuestra selección en la librería: ebooks, publicaciones en papel, de descarga gratuita, de temáticas especializadas... ¡Feliz lectura!

Bubok es una editorial que brinda a cualquier autor las herramientas y servicios necesarios para editar sus obras, publicarlas y venderlas en más de siete países, tanto en formato digital como en papel, con tiradas a partir de un solo ejemplar. Los acuerdos de Bubok permiten vender este catálogo en cientos de plataformas digitales y librerías físicas.
Si quieres descubrir las posibilidades de edición y publicación para tu libro, ponte en contacto con nosotros a través de este formulario y comenzaremos a dar forma a tu proyecto.

Si necesitas ayuda, contáctame, te atenderé al instante.
ABRE UN CHAT INSTANTÁNEO SI NECESITAS AYUDA


¿Quieres que te informemos de cómo publicar tu obra? Déjanos tu teléfono y te llamamos sin compromiso.

Introduce el nombre

Introduce el teléfono

Introduce el E-mail

Introduce un email válido

Escoge el estado del manuscrito

La finalidad de la recogida de sus datos es para poder atender su solicitud de información, sin cederlos a terceros, siendo responsable del tratamiento Bubok Publishing, s.l.. La legitimación se basa en su propio consentimiento, teniendo usted derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, tal y como se explica en la Política de privacidad

Debes validar que no eres un robot

Gracias por contactar con Bubok, su mensaje ha sido enviado con éxito. Una persona de nuestro departamento de asesoría al cliente se pondrá en contacto contigo a la mayor brevedad.
Enviar