bubok.es utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y a recordar sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Ver política de privacidad. OK
Buscar en Bubok

Sendero Viviente 2017

  • Estado: Público
  • N° de páginas: 561
  • Descargas: 1
Ver ficha técnica completa

(Agosto 2017)

Esta obra trata del encuentro con la luz de una forma muy particular, principalmente porque se refiere a la entrada de la Era de Acuario y todas las implicaciones que esto puede tener, para los que conocen el tema.

Es verdad que cada ser humano encuentra la luz en su camino de acuerdo a su naturaleza. Algunos porque son religiosos y responden a los preceptos con los que fueron educados. Otros más porque son ateos y se mueven dentro del sistema materialista, reconociendo como un camino real el crearse una filosofía de vida, su desenvolvimiento profesional o sus logros anímicos y materiales. Ellos desarrollan una espiritualidad basada en el arte, la filosofía y en fin, su modo de aplicarse a la existencia. Todo lo cual es respetable.

Hay otros que incursionan dentro de lo que actualmente se conoce como metafísica y que se refiere a la búsqueda de un despertar de la conciencia. De éstas hay muchas vertientes como lo son el ocultismo, la magia, las artes adivinatorias, el espiritismo, el espiritualismo, el esoterismo, la masonería, etcétera. Todo lo cual lleva a un despertar y un desarrollo de la conciencia.

Y si no, solamente hablamos de la religiones occidentales y empezamos a buscar dentro de las tradiciones de sabiduría como la mesoamericana, el hinduismo, la egiptología, etcétera. Vamos descubriendo que en verdad, no tenemos razón cierta de cuál es el origen de la humanidad, de qué o para qué estamos hechos y hacia dónde vamos. Disputamos incluso de si la reencarnación es real o es falsa.

Y en mi caso personal, además, de la manera en que crecí en estas investigaciones y convencimiento de cómo está hecho el mundo humano y su cultura, Doy dentro de mi obra, cuenta de cómo alcance lo que se llama la Iluminación, a través de la apertura del séptimo chacra, ubicado en la coronilla de la cabeza. Y por eso tengo la inquietud de presentar una obra, a fin de que se conozca el proceso hacia ese encuentro. Pero si todo fuera tan simple, estaría ya bien, creo yo. Pero no es así, hay más. En primera porque ya de por sí el fenómeno llamado Iluminación a través de ese despertar, es poco conocido en occidente. Aunque se sabe que tales personajes místicos y misteriosos, por lo general, si es que existieran, se retiran a las montañas heladas como los Andes, los Himalaya y de otras regiones remotas. Porque es muy raro que alguien se quede y platique a detalle su experiencia. Como si se tratara de un asunto natural y cotidiano.

Por esto es que estoy consciente que, si eso sucediera, y ocurrió realmente conmigo, menos aún podríamos fácilmente, comprenderlo. Debido sobre todo a la naturaleza misma de la historia y forma de vida del humano en general y sobretodo del decadente occidental. Pero sin embargo, estoy convencido que el ser humano es una paradoja, porque, por un lado es muy negativo, pero por otro, es positivamente, impredecible. De modo tal que dentro de la decadencia general del mundo llamado “globalizado”, hay imperativos espirituales a la altura del siglo XXI y más allá. Por lo cual estoy seguro que es muy bueno, el que me decida a transmitir mi autobiografía, para hacerla pública.

Pero además lo hago porque con ello doy cumplimiento a un compromiso sagrado. Es decir, me gustaría transmitir de una forma lo más palpable y sencilla posible, un camino hacia lo que algunos filósofos llaman: El estado del superhombre o la súper mujer. Y al mismo tiempo, tratar el asunto desde el punto de vista místico, en congruencia con las religiones y sus elevadas teologías. Para demostrar que ese estado superior descubierto por la filosofía es congruente a lo que la religión llama estado de Buda, estado de Cristo, estado de Asunción de la Virgen, Chamánico y otros. Todo porque, sea desde el punto de vista religioso o científico, la humanidad se encamina hacia una edad de oro, una edad de paz. Con tal de que primero y siempre, sobreviva a los enormes conflictos políticos, sociales, morales y hasta religiosos altamente globalizados. Y aun lográndolo le quedaría mucho por hacer como para estar seguro que es capaz de, conservar cierta armonía universal como para decir, que estará ya la PAZ asegurada.

Por lo mismo, no pretendo nada en sí con mi obra, aunque en mi corazón espero demasiado de la humanidad como un todo. Así que mi idea es solamente que se conozca que alguien cuenta que es posible pasar de ser persona a convertirse en una energía, sin dejar de tener cuerpo concreto.

Pero la controversia de cómo se percibe a Dios y al hombre, sé que no puede resolverse, incluso aunque se escribiera un libro genial. De eso estoy consciente. Aunque debo de ser honesto en el transcurso de mi autobiografía, cuando, durante mi exposición, he tenido que confesar grandes verdades, porque lo viví en carne propia. Por ejemplo, el ser yo mismo un sucesor directo de Los Mesías de La Era de Acuario, descubriendo que soy parte de una línea apostólica para esta Era naciente llamada de Acuario.

No puedo extenderme mucho sobre este tema por tratarse solamente del Prólogo de mi obra. Pero si tengo que decir, primero que nada que existe La Hueste Ascendida o Hermandad Blanca, que viven en el Interior del planeta. Y que algunos esoteristas y místicos conocen, pero no así lo religiosos sujetos a sus dogmas, demasiado estrictos. Y en segundo lugar que ELLOS, como lo hacen cada principio de Era, envían nuevamente, en pleno siglo veinte, al Avatar o Mesías de la Tierra.

Es algo de lo que no tengo mucha oportunidad de tratar dentro de la, ya de por sí, voluminosa Obra que he escrito. A saber, que cada ERA, tanto desde el punto de vista de la Astronomía como de la Astrología (considerada ciencia sagrada o esotérica), dura aproximadamente 2000 años, más o menos. Y SIEMPRE son preparados unos Enviados especiales. En el caso de esta Era de Acuario los envidados fueron dos Avatares o Mesías:   El maestre Serge Raynaud de la Ferriere y José Manuel Estrada Vázquez. El primero es el Avatar celeste y el segundo, el Avatar terrestre. Y el maestro de ambos es el maestro: El Tibetano. Quien asumió este nombre para evitar tener que dar su nombre más conocido que es Dhuaj Khul. A estos tres MAESTROS se les reconoce como Sat gurús o gurús reales, dentro de las más importantes tradiciones de sabiduría. Ellos tuvieron los permisos adecuados para presentarse en América y particularmente en Venezuela y allí inaugurar el 21 de marzo de 1948 la Nueva Era, de acuerdo al Avatar celeste. Y con esto vienen a cumplirse una serie de profecías propias de la situación.

En mi vida tuve la fortuna de conocer físicamente al Dr. José Manuel Estrada (1900-1982), oriundo de Venezuela y radicado en México. Cosa que menciono dentro de mi Obra así como la íntima relación que tuve con ellos a través de la Telepatía y videncia de la mujer que estuvo conmigo, en un Retiro de 40 meses que, por motivos, realice y que culminó con el estado llamado Iluminación.

Lo interesante es que los Avatares de la Era dieron lugar a la Suprema Orden de Acuario y a la Institución conocida como Gran Fraternidad Universal, llamada Fundación de la Ferriere y luego, Línea Solar. Acercándose al público de diversos países del mundo, con la proliferación de Ashrams (que significa: Lugar donde vive un Maestro espiritual- material o INICIADO REAL, con sus discípulos). Institutos de hatha yoga (asanas). Y también, escuelas de sabiduría llamadas: Pre iniciáticas, Iniciáticas y Cámaras Secretas. Y con todo esto es como se entra en contacto con el público en general y con una reeducación de la humanidad, en particular.

Así se pretende unificar la cultura occidental y la oriental, Trayendo de oriente a la hatha yoga y el vegetarianismo; de los hebreos la kabala; de la nutrición ancestral, el vegetarianismo, etc... Al mismo tiempo que todo eso es congruente con las ciencias llamadas exactas, la filosofía, el arte y en fin, la cultura occidental. Todo lo cual tuvo fuerte influencia en mí para mi formación, tanto intelectual como mística.

En mi autobiografía relato, como he dicho, como Ellos, los Avatares,  me contactaron en el plano interno. Pero también, qué, cómo y por qué, realice varios peregrinajes sagrados dentro de la República mexicana, principalmente con el fin de afianzar mística y energéticamente, la CRUZ DE ACUARIO entre la humanidad. Y como fui iniciado por el Maestro Drunvalo Melchizedek en "La Flor de la Vida y Meditación Merkaba".

Para todo ello tuve y tengo una vida humana de buscador de la verdad, pero además, la suerte de ser influido, acompañado, inspirado y sostenido, no solamente por amigos invaluables, sino sobre todo por ciertas mujeres que tuvieron que ver en mi CAMINO o Sendero Viviente, como yo le llamo. Una de ellas dentro de la Institución Gran Fraternidad Universal (la doctora de acupuntura), otra en mi Retiro (el alma gemela del Tibetano) y finalmente, a la que reconocí como mi alma gemela y con la que me case legal y místicamente.

¿Puede combinarse la vida humana con la mística?. Yo pienso que aunque muchos son los que se pierden en el intento, es posible lograrlo, sobre todo si se viene marcado para ello, o somos lo suficientemente humildes para experimentarlo a niveles, sin ostentaciones ni peligros inútiles. Según yo, el SENDERO VIVIENTE es posible para los pocos y para los muchos al mismo tiempo. Y ese es el motivo principal por el que comparto esta autobiografía.

...[Leer más]
No existen comentarios sobre este libro Regístrate para comentar sobre este libro