bubok.es utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y a recordar sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Ver política de privacidad. OK
Buscar en Bubok

El vuelo de Filadelfia. El Apocalipsis a su alcance

Impuestos y envío no incluidos
Compra online y recoge tu pedido gratis en nuestra tienda
Pídelo ahora y págalo contra reembolso
  • Autor: Pablo de la Mar
  • Estado: Público
  • N° de páginas: 220
  • Tamaño: 150x210
  • Interior: Blanco y negro
  • Maquetación: Pegado
  • Acabado portada: Brillo
Ver ficha técnica completa
Normal 0 21 MicrosoftInternetExplorer4

Hubo en lo antiguo un rey que erigió en honor a su amado y leal hermano, quien le sucedería en el trono, una ciudad que llegó a llamarse Filadelfia, que en griego significa Amor fraternal.

 

En esta urbe, sobre la que se edificó la actual Alasehir de Turquía, existió durante el Cristianismo primitivo del siglo I, una iglesia que llegó a ser prototipo de muchas que han sido y serán, la única a la cual Dios promete rescatarla de la Gran Tribulación: un sufrimiento tan grande como nunca lo ha habido desde el comienzo del mundo ni lo habrá después.

 

Las iglesias cristianas que sean como la de Filadelfia serán arrebatadas por el aire, para que colaboren en la instauración del Reino de Dios. De esto es, en pocas palabras, de lo que trata el Apocalipsis cuya explicación se pretende en esta obra.

 

Aquí están las instrucciones para que usted pueda tomar parte, si así lo desea, en este maravilloso vuelo de la iglesia de Filadelfia.

 

El libro del Génesis explica cómo el hombre pierde su alma, su cuerpo y su herencia que es la Tierra. El libro del Apocalipsis, en cambio, explica la redención, esto es cómo lo perdido es devuelto a su propietario original. El espaciotiempo es eterno y lo heredaremos de Dios.

 

Jesucristo vuelve, pero ya no como aquel niñito que pudo haber nacido en cualquier palacio del Primer Mundo y ser hijo de reyes poderosos, pero que escogió nacer en el establo de una aldea pastoril y tercermundista; que pudo haber nacido rollizo y ojiazulado, pero que escogió un aspecto nada atrayente para su etnia; aquel hombre lleno de dolor y acostumbrado al sufrimiento, que siempre ha estado llamando a nuestra puerta.

 

Ahora viene como Rey de reyes y Señor de señores, victorioso sobre un caballo blanco. Pero a poca distancia le seguimos nosotros, la Iglesia de Filadelfia, montados también sobre caballos blancos.

...[Leer más]
No existen comentarios sobre este libro Regístrate para comentar sobre este libro