bubok.es utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y a recordar sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Ver política de privacidad. OK
Buscar en Bubok

Los senderos de la vida

Impuestos y envío no incluidos
Compra online y recoge tu pedido gratis en nuestra tienda
Pídelo ahora y págalo contra reembolso
  • Autor: Ahmed Muley Ali
  • Estado: Público
  • N° de páginas: 67
  • Tamaño: 150x210
  • Interior: Blanco y negro
  • Maquetación: Pegado
  • Acabado portada: Brillo
  • Ebooks vendidos: 6
  • Vendidos: 12
Ver ficha técnica completa
Los senderos de la vida es una conmovedora historia que te acercará a comprender la importancia de los lazos familiares, la interculturalidad y las formas de la convivencia. Desarrollada en diferentes escenarios, africanos y europeos, Abderabu, un antropólogo consciente de sus límites y su rutinaria vida, experimenta un proceso de análisis y encuentros destacando así, la resistencia en la vida.
1 comentario sobre este libro Regístrate para comentar sobre este libro
13 de Junio de 2011 por Zamporano
Lectura unidimensional del libro "Senderos de vida" de Ahmed Mulay Ali

El interculturalidad es un tema muy interesante en esta temporada, considerando el ambiente del malentender que domina el mundo actual, esto que resultaba y resulta varias formas de conflictos entre las personas y las comunidades. Puedo decir que tu libro se mueve en este contexto antropológico y epistemológico. Esto se mostraba a través tres personajes importantes en la novela:
1-Abrabou; el hombre Bidani que nació en un espacio bidani, arabomusulman, mezclado con un herencia amzik porque los amasikos son los abuelos de los habitantes de Trab Albidan (Los saharauis y los mauritanos) si podemos utilizar conceptos antropológicos. Mas su pasado un poco occidentalizado a causa de sus estudios en el extranjero, sus viajes y sus lecturas que colaboro en la construcción de su conciencia individual.
2-Joliet; la francesa venia del Occidente con su cultura y su modo de vida diferente totalmente de aquel de Abdrabou, pero la antropóloga que sabe la diferencia entre los pueblos lo cual es una cosa normal y aceptable.
3-Zeidan; El puro bidani por natura que en sus actos se muestra la personalidad bidani simple, clara, generosa, amable, solidaria…
Así, el conflicto entre Abdrabou y su mujer significa el conflicto entre dos culturas diferentes, pero y según el lógico de los eventos de la novela me parecía que el origen de este malentender era la falta del dialogo entre los dos maridos por el trabajo, el harto producido de la larga duración del matrimonio entre los dos, la presentación de los niños la cual crea una distancia entre los maridos.
Pero el conflicto conyugal se refleja el conflicto entre las culturas, y a pesar de que los dos son cultos y son antropólogos pero las dinámicas de la inconsciencia intervienen para hacer el ruido en la relación entre las dos aunque son maridos y juntan hace muchos años.
Sin embargo, no podían resolver sus problemas de comunicación o podemos decir no podían saltar el estado del malentender hacia el estado de convivencia, y lo más extraño es que la salvación viene de un hombre simple, originario, nunca ha movido de su tierra natal, ni estudia en las universidades y no es antropólogo tiene referencia científica y teórica se la ayuda a temer conciencia de las diferencias entre las culturas y la necesidad de haber respeto mutuo entre ellas.
No obstante, la sabiduría no es algo de enseñanza y de la ciencia, sino es un conocimiento de natura adquiriéndola a través las experiencias de la vida y es lo que distingue los beduinos.
A través de esta paradoja puedes trasmitir el siguiente mensaje: la tolerancia y el respeto del otro no es un protocolo y no es un valor se aprenda en los instituciones o universidades o hay en los libros, sino es uno de los elementos principales de estructura de la personalidad del individuo, es un valor que se incorpora en la conciencia del ser humano a través del proceso de la socialización. Y por eso Zeidan el bidani simple, el “ignorante” (en el sentido académico) podía dar una lección a su hermano culto aunque sabe que Joliet no es una musulmana y no es árabe pero le acepta como un ser humano.