bubok.es utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y a recordar sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Ver política de privacidad. OK
Buscar en Bubok

¡Bienvenid@ a Bubok Relatos!

Los relatos son la forma en que logramos capturar nuestra vida en forma de fragmentos con un objetivo: compartirla. Se trata de pequeños cuentos cortos a través de los que vamos transmitiendo nuestro conocimiento o nuestras experiencias y, al mismo tiempo, adquirimos los de los otros. Estas son nuestras historias personales, esas formas breves que nos contienen.

Los cuentos cortos han estado presentes desde tiempos muy remotos. Civilizaciones antiguas como los griegos y romanos contaban su historia a través de mitos y epopeyas. A través de estos relatos aprendemos quiénes somos, cuál es el origen del país en el que vivimos o incluso el origen de nuestra familia.

En todo relatos queremos ser un sitio para compartir estas historias. Queremos formar un único relato compuesto por todos los fragmentos. Buscamos convertirnos en un espacio de inteligencia común donde compartir historias y trenzar nuestra identidad, para seguir escribiendo juntos.

drucilla
drucilla
6 de Agosto de 2019, 14:40
Románticos
https://www.youtube.com/watch?v=R2LQdh42neg


Te conocí un verano, yo era aún una estudiante y tu una mujer experimentada, me pusiste el ojo encima, supongo que porque a la vez yo lo tenía puesto también en ti. Estaba agobiada por el calor, por la música y por la aglomeración del lugar. Leíste mi malestar y te sonreías y me sonreías de manera burlona. Bajé la mirada avergonzada por tu mirada directa y traté de refugiarme en el baño pero tú me seguiste sin ser yo consciente de ello así que al salir me llevé una gran sorpresa al verte. Me puse roja y no acerté a reaccionar.

Pronto te hiciste cargo de la situación:

"Pareces un pingüino en el desierto."

"Gracias" acerté a responder con una sonrisa entre avergonzada y nerviosa... Leer más...
drucilla
drucilla
6 de Agosto de 2019, 14:30
Clásicos
https://www.youtube.com/watch?v=6mo59IyQbro


Parece que oscurece cuando las cosas no acompañan pero aquel día no solo fue un día oscuro y nublado...

Fue un día con tarde de lluvia.

Y llegó ese día.

Habíamos pasado, ya, muchos días tormentosos pero siempre volvíamos.

Ya todo era un presagio, ese domingo ya me levanté tarde y mal, era oscuro y para mí no había salido el sol.

Pero la tormenta de ira contenida estalló aquella misma tarde: relámpagos de reproches y recriminaciones era el presagio de una semana de emociones contenidas.

Tú el trueno y yo la lluvia.

Entonces nos entremezclamos en una dura batalla y abrimos el paraguas para que nos protegiera del mal tiempo, del nuestro y del meteorológico. Lo... Leer más...
Carmen Graña Barreiro
Carmen Graña Barreiro
17 de Julio de 2019, 22:24
Clásicos
La confitería tenía un ambiente agradable, propicio para las charlas quedas y los pensamientos solitarios. Buen lugar. Había estado allí algunas veces, siempre acompañada. Ahora estaba sola, aunque si todo salía como lo había planeado no sería por mucho tiempo. Faltaban algo más de treinta minutos para las cinco de la tarde, la hora señalada.
Eligió una mesa ubicada al lado de un ventanal desde donde podía ver la acera y la entrada del establecimiento. Perfecto. Se sentó y dejó la pesada maleta a su lado, pero enseguida pareció arrepentirse, así que se levantó y la puso junto a la silla que quedaba vacía. “Ese es tu sitio”, susurró.
Luego dejó el móvil encima de la mesa y lo miró ansiosa. “¿Vendrá? Tiene que venir, no... Leer más...
villam
villam
20 de Mayo de 2019, 18:23
Clásicos
A una ciudad de la Meseta española, reducto de tradiciones, empezaban a llegar las nuevas formas de comercio que invadirían los escaparates y animarían a las jóvenes quinceañeras a comprar y lucir las coloridas camisetas y atractivas minifaldas colocadas estratégicamente por los técnicos tras los cristales.
Acorralada, disminuida y casi en penumbra, sobrevivía una tienda que ofrecía productos de "toda la vida", con mostradores y estanterías de madera y atendida por un señor de aspecto atildado, bigote fino y traje de chaqueta oscuro, clásico y con la raya del pantalón perfectamente marcada. Convencido y firme en su idea, rechazaba con firmeza cualquier sugerencia de cambio en la orientación de su negocio ya que se jactaba de saber muy bien... Leer más...
Alejandro Ruiz Panach
Alejandro Ruiz Panach
17 de Abril de 2019, 17:47
Terror
Cariño yo te quiero, aunque ya no me dediques tiempo. No consigo reprimir mis lágrimas cuando sales por la puerta, siento tristeza y pesadumbre desde aquel día. Prométeme, aunque ya no me hables, que nunca más discutiremos. Fui una estúpida y aun hoy cargo con toda culpa, pero este castigo que me impones me supera.
Cariño quiero que estemos como antes, quiero poder ver una sonrisa en tu cara, quiero sentir tus caricias en mis mejillas, quiero que me beses despacio en los labios y sentir, aunque lo ocultes con tu personalidad fuerte y dura, que me quieres.
¿Sabes aun que te quiero? No soporto que me ignores ni que me conviertas en tu esclava. Al menos mírame a los ojos cuando me arropas. Tengo frio, me siento fea, noto como cada vez te doy más... Leer más...
MarianoDiani
MarianoDiani
16 de Abril de 2019, 3:40
Fantásticos
Markov Záitsev vivió siglos, aún conservaba la apariencia de un hombre joven. Viajó por todo el mundo y contempló los sucesos de la humanidad repetirse en el transcurso del tiempo. La tecnología avanzaba, pero el espíritu de los mortales, movidos por un deseo incesante para obtener riquezas a cualquier costo, se mantenía extraviado, por esto, la miseria se extendía en algunas partes del mundo. El petróleo codiciado trajo la guerra a su país que nunca olvida, a pesar de la distancia. El tiempo pasó y ya no formaba parte de aquel pasado.
Presenció acontecimientos que no lograba entender, o su capacidad para eso había desaparecido, temía estar privado de esa comprensión. En otra época, vio a dos amantes en las márgenes de un río, la mujer... Leer más...
Ayelen
Ayelen
5 de Abril de 2019, 20:09
Clásicos
El guante largo de novia.


Bob era fuerte, trabajaba en la bodega del supermercado transportando la mercadería. Ilse trabajaba en la caja, era una joven tranquila que se aislaba de las actividades sociales de sus compañeros de trabajo, algunos decían que tenía pareja y un niño, por eso para ella la rutina era de su trabajo a la casa.
A la hora de la colación se sentaba a comer su sándwich en el patio trasero, donde llegaban los camiones con la mercadería, y a veces intercambiaba un hola con Bob. Poco a poco él comenzó a acercarse a Ilse. Ella contestaba sus atenciones de buen modo pero sin mayor interés. Un día él la invitó al cine, pero ella dijo que no podía, que tenía mucho trabajo en casa. Bob pensó que debía ser paciente y que... Leer más...
Ayelen
Ayelen
5 de Abril de 2019, 20:09
Clásicos
El guante largo de novia.


Bob era fuerte, trabajaba en la bodega del supermercado transportando la mercadería. Ilse trabajaba en la caja, era una joven tranquila que se aislaba de las actividades sociales de sus compañeros de trabajo, algunos decían que tenía pareja y un niño, por eso para ella la rutina era de su trabajo a la casa.
A la hora de la colación se sentaba a comer su sándwich en el patio trasero, donde llegaban los camiones con la mercadería, y a veces intercambiaba un hola con Bob. Poco a poco él comenzó a acercarse a Ilse. Ella contestaba sus atenciones de buen modo pero sin mayor interés. Un día él la invitó al cine, pero ella dijo que no podía, que tenía mucho trabajo en casa. Bob pensó que debía ser paciente y que... Leer más...
Ayelen
Ayelen
5 de Abril de 2019, 20:07
Clásicos
El guante largo de novia.


Bob era fuerte, trabajaba en la bodega del supermercado transportando la mercadería. Ilse trabajaba en la caja, era una joven tranquila que se aislaba de las actividades sociales de sus compañeros de trabajo, algunos decían que tenía pareja y un niño, por eso para ella la rutina era de su trabajo a la casa.
A la hora de la colación se sentaba a comer su sándwich en el patio trasero, donde llegaban los camiones con la mercadería, y a veces intercambiaba un hola con Bob. Poco a poco él comenzó a acercarse a Ilse. Ella contestaba sus atenciones de buen modo pero sin mayor interés. Un día él la invitó al cine, pero ella dijo que no podía, que tenía mucho trabajo en casa. Bob pensó que debía ser paciente y que... Leer más...
crazypen
crazypen
3 de Abril de 2019, 4:15
Fantásticos
Una vez vi una escena que me produjo una especial impresión.
Por una calle de la periferia de una ciudad de provincia, sin pavimentar, venía un viejo, tirando con un cordel a un caballo viejo y seguido por un perro viejo.
El lento, pesado y arrastrado caminar de los tres personajes indicaba que entre ellos acumulaban una importante cantidad de años, en escala humana, qué sé yo, digamos ¿250?
Imaginé que habían convivido y se habían acompañado por mucho tiempo, tanto, que ya no necesitaban decirse nada, tan bien se entendían. Cada uno conocía y respetaba muy bien su papel dentro del trío.
Ya estarán todos muertos. Y cuando el viejo habrá comparecido ante Dios, El, en su infinita justicia, se habrá dicho: “Qué paraíso puedo ofrecerle... Leer más...

¿Quieres que te informemos de cómo publicar tu obra? Déjanos tu teléfono y te llamamos sin compromiso.

Introduce el nombre

Introduce el teléfono

Introduce el E-mail

Introduce un email válido

Escoge el estado del manuscrito

Gracias por contactar con Bubok, su mensaje ha sido enviado con éxito. Una persona de nuestro departamento de asesoría al cliente se pondrá en contacto contigo a la mayor brevedad.
Enviar
EL LIBRO DE LAS HADAS: REGENERACIÓN CUÁNTICA
EL LIBRO DE LAS HADAS: REGENERACIÓN CUÁNTICA
Las hadas representan el aspecto perdido de ti mismo en este mundo terrenal. Representan ese aspecto que quieres recuperar y alcanzar de [...] Ver libro
1 libro comprado
desde ILLES BALEARS