bubok.es utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y a recordar sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Ver política de privacidad. OK
Buscar en Bubok

La brujilla Carlota

Impuestos y envío no incluidos
Compra online y recoge tu pedido gratis en nuestra tienda
Pídelo ahora y págalo contra reembolso
  • Autor: Luisa Hurtado González
  • Estado: Público
  • N° de páginas: 53
  • Tamaño: 150x210
  • Interior: Blanco y negro
  • Maquetación: Pegado
  • Acabado portada: Brillo
  • ISBN Libro en papel: 978-84-613-2112-4
  • Descargas: 923
  • Vendidos: 78
Ver ficha técnica completa
Carlota, una brujilla que todavía no sabe hacer magia y que tiene prohibido entrar en el laboratorio de su madre, verá como cambia todo cuando conoce a Glup, un fantasma tan novato como ella.
2 Comentarios sobre este libro Regístrate para comentar sobre este libro
22 de Octubre de 2009 por DanielHR
En el Valle de las Brujas, existen todo tipo de criaturas y seres extraños: desde duendes que se entretienen cambiando las cosas de sitio hasta fantasmas que cambian de forma y tienen que aprender a pasar a través de las paredes, pasando por gatos parlanchines, árboles que se van de vacaciones al mundo de los hombres y brujas que utilizan un casco de motorista cuando sacan sus escobas del garaje. Este es el peculiar y simpático mundo que nos presenta Luisa Hurtado en La Brujilla Carlota y Los amigos de Carlota, dos cuentos infantiles muy recomendables para niños y, como se dice en estos casos, no tan niños.
Como su nombre indica, la protagonista de sendas historias es Carlota, una joven aprendiz de bruja que sueña con ser tan poderosa como su madre Karla, la más carismática y hábil hechicera del Valle. Y es que cuando algo malo ocurre en el país de las Brujas, todos acuden a ella en busca de ayuda.
El día del cumpleaños de Carlota, su madre le hace entrega del que será su mejor amigo: el fantasma Glup, un revoltoso y bonachón espíritu que siempre tiene tiempo para jugar. El problema es que cuando Carlota sigue los consejos de su amigo, los problemas no tardan en aparecer. Aprovechando la ausencia de Karla, Carlota consigue entrar en su laboratorio (algo que le está absolutamente prohibido) y dar vida a unos traviesos duendes que lo pondrán todo patas arriba.
Leyendo a La Brujilla Carlota, uno no puede evitar acordarse de películas como La bruja novata (sí, aquella en la que Angela Lansbury, escoba en ristre, salvaba Inglaterra de una invasión nazi). O de aquella escena de Fantasía en la que Mickey Mouse pasaba serios apuros enfrentándose a todo un ejército de escobas, hasta que la llegada de su patrón ponía las cosas en su sitio. El tono de la narración, entrañable y dulce, recuerda mucho al de los poemas de la genial Gloria Fuertes y al de los cuentos de Concha López Narváez (Memorias de una gallina), y la lectura resulta la mar de amena y entretenida.

2 de Julio de 2009 por diegolibros
me encantan tus obras