bubok.es utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y a recordar sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Ver política de privacidad. OK
Buscar en Bubok

Aspectos destacables de la lactancia materna en prematuros: aspectos de salud, socio-económicos y de promoción en enfermería

Pulsa para comprarlo en:
  • Autor: Andrea Gómez Rocamora
  • Co-Autor: Emilio Hernández Carmona
  • Co-Autor: Emilia Valverde Gil
  • Co-Autor: Marta Maldonado Viso
  • Co-Autor: Cristina León Ros
  • Co-Autor: Raquel Lazo Macho
  • Co-Autor: Mª Carmen González Zon
  • Co-Autor: Inmaculada Sánchez Molina
  • Estado: Público
  • N° de páginas: 29
  • ISBN eBook en PDF: 978-84-685-1419-2
Ver ficha técnica completa

Se debe considerar prematuro un bebé nacido vivo antes de que se hayan cumplido 37 semanas de gestación. La lactancia materna es una de las formas más eficaces de asegurar la salud y la supervivencia de los niños y se recomienda de forma exclusiva durante los primeros seis meses de vida. La inmadurez anatómica y fisiológica del neonato prematuro da lugar a una función intestinal no adecuada y cubrir sus necesidades calóricas (que aumentan a medida que disminuye el peso del niño) es complicado. El aporte calórico dependerá de la tolerancia del bebé, y se ha podido comprobar que la leche materna es el compuesto que mejores niveles de tolerancia tiene en estos niños. En esta revisión bibliográfica se abordan los aspectos más destacables de la lactancia materna en prematuros.

La lactancia materna en prematuros tiene importantes beneficios a nivel físico y psicológico tanto para la madre como para el niño. Durante la alimentación al pecho los prematuros experimentan menores variaciones en la respiración, el latido cardíaco y mantienen mejores saturaciones de oxígeno respecto a los alimentados con biberón y, al mismo tiempo se está favoreciendo la mejor y más rápida recuperación de la madre.

 Este tipo de alimentación en prematuros tiene grandes beneficios como la mejora del sistema inmunológico, el óptimo crecimiento y desarrollo físico y neurológico, la disminución del riesgo de retinopatía del prematuro y  ayuda a la maduración del sistema gastrointestinal.

La enfermería debe ser el catalizador en el proceso de adaptación de la familia a la nueva situación de estrés que supone el nacimiento de un niño prematuro y encargarse de informar, promover, ofrecer apoyo y las facilidades necesarias en función de las características socio-económicas y culturales de cada familia, teniendo esto importantes consecuencias en el control de costes del sistema sanitario.

...[Leer más]
No existen comentarios sobre este libro Regístrate para comentar sobre este libro