Esta web, cuyo responsable es Bubok Publishing, s.l., utiliza cookies (pequeños archivos de información que se guardan en su navegador), tanto propias como de terceros, para el funcionamiento de la web (necesarias), analíticas (análisis anónimo de su navegación en el sitio web) y de redes sociales (para que pueda interactuar con ellas). Puede consultar nuestra política de cookies. Puede aceptar las cookies, rechazarlas, configurarlas o ver más información pulsando en el botón correspondiente.
AceptarRechazarConfiguración y más información
Buscar en Bubok

Moisés Ramírez

Los catastrofistas llevaban razón después de todo; o eso debió de pensar el Dr. Buster, vulcanólogo estadounidense, 40 años, en su segunda expedición al monte Érebo (3794 m), en las estribaciones de la cordillera Transantártica: el permafrost o hielo persistente de la región, con unos 3000 m de espesor medio, se había reducido muy ostensiblemente desde la primera estancia de Buster en la Antártida, allá por 2051. Tal como había supuesto el doctor, sus mediciones de CO2 y metano arrojaron niveles alarmantes, producto de las emisiones del volcán y el imparable derretimiento del permafrost. Lo que no sospechaban Buster ni nadie era que, además de CO2 y metano, este derretimiento hubiera liberado a un hongo desconocido, malo como él solo, que llevaba allí una friolera de millones de años hibernando bajo un glaciar de la isla de Ross.


¿Quieres que te informemos de cómo publicar tu obra? Déjanos tu teléfono y te llamamos sin compromiso.

Introduce el nombre

Introduce el teléfono

Introduce el E-mail

Introduce un email válido

Escoge el estado del manuscrito

La finalidad de la recogida de sus datos es para poder atender su solicitud de información, sin cederlos a terceros, siendo responsable del tratamiento Bubok Publishing, s.l.. La legitimación se basa en su propio consentimiento, teniendo usted derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, tal y como se explica en la Política de privacidad

Debes validar que no eres un robot

Gracias por contactar con Bubok, su mensaje ha sido enviado con éxito. Una persona de nuestro departamento de asesoría al cliente se pondrá en contacto contigo a la mayor brevedad.
Enviar